Un pastor cubano

Ivett de las Mercedes

El pastro Yosbany y su familia.
El pastro Yosbany y su familia.

HAVANA TIMES — Se escucha la alabanza: …te seguiré a donde quiera que vayas, Jesús, yo te seguiré, porque eres tú mi camino, verdad y vida, en ti la paz encontré… El pastor Yosbany del Campo Ortega (46) y su esposa Sol Danela Paz Ortega (37)  son líderes en la iglesia cristiana llamada Ministerio Apostólico Profético Nacidos en Sión, están comisionados hace cuatro años por el apóstol Mario Álvarez Venegas de la iglesia de San José de las Lajas, allá radica el Centro Internacional del Ministerio Apostólico Nacional.

HT: ¿Cuándo decides visitar una iglesia?

Yosbany del Campo: Llevo quince años conociendo el  evangelio. Vengo de una familia disfuncional.  Mi papá me abandonó a los tres meses de nacido; mi mamá, con sacrificio intentó formarme.Viví en un lugar muy difícil: hechos de sangre, violencia, hurtos. Pasé de una escuela a otra. Estudié una carrera militar y me expulsaron. Abusaba de mi madre. Estuve preso en varias ocasiones. Era conocido en este pueblo por mis abusos, borracheras, discusiones. Me enamoré de una muchacha campesina, pero me abandonó por provocador y mujeriego, con ella tengo una hija.  Hasta que en el año 2001 fui a visitar una iglesia cristiana y comencé a dar mis primeros pasos con Dios.  Dejé de reunirme con personas viciosas y agresivas. Dios logró en mí un cambio.

HT: ¿Cuándo te hiciste pastor?

YC: Para ser pastor hay que tener conocimiento de la sagrada escritura y recibir la investidura que te da el apóstol aprobada por el espíritu santo. Nadie te da una iglesia, esta la levanté en mi casa basada en mi testimonio y lo que hemos demostrado. Estamos en esta casa hace tres años. Primero fui misionero pastor y cuando tuve la cantidad de personas y el tiempo me comisionaron pastor.  Dios nos da lo espiritual, un líder no se puede parar frente a un púlpito a administrar una multitud si no está preparado en oración. Pedimos a Dios todos los días para que nos guíe en todos los servicios. Cuando las personas vienen a nuestro templo primero lo evangelizamos, afirmamos,  bautizamos y enseñamos. Mi esposa y yo estamos cursando el tercer año en una universidad que pertenece al apóstol Guillermo Maldonado, ellos nos imparten las clases en la iglesia de San José de las Lajas, vienen desde Miami.

HT: ¿La iglesia es cristiana?

YC: Es la única iglesia de este tipo aquí en Candelaria, provincia de Artemisa; somos los pioneros. Nosotros creemos en el bautismo en agua, en las profecías, la imposición de manos para sanar, curar, creemos en los dones espirituales, en la sanidad del cuerpo, los milagros, en el poder del espíritu santo, en lo sobre natural, en nuestro Dios todo poderoso y en el fundamento de la palabra.

Nuestro objetivo es traer el reino de los cielos a la tierra, no es cambiar un presidente y poner nuestro gobierno, sino traer nuestro gobierno espiritual. No tenemos mezcla,  no creemos en santos ni en vírgenes, veneramos lo celestial, Jesús me usa para sanar, no lo quiero para mí solo, sino que lo comparto, oramos por los enfermos, por el amor, por problemas judiciales. Dios nos apoya en cada palabra, ninguna oración ni promesa sale hueca.

Bancos donados por el pastor.
Bancos donados por el pastor.

HT: ¿Cuántos miembros tiene la iglesia?

YC: Tenemos más de cien miembros, aunque no todos vienen con frecuencia, el promedio de edad es de sesenta años. En la sala de mi casa es donde hacemos el culto, no caben tantas personas. La casa anterior se nos hizo pequeña, por eso tuvimos necesidad de comprar esta. No me ayudó nadie, todo lo que hay aquí es logrado gracias a nuestro esfuerzo.

HT: ¿Te dedicas a algo más?

YC: Sé hacer muchas más cosas, pero solo me dedico a la obra de Dios. No nos mantiene nadie, la iglesia se sustenta ella sola  con los diezmos y la ofrenda que se recoge. Yo abrí mi corazón y lo bendije con los fondos de mis ahorros comprando ventiladores, sillas, bancos de madera para el templo.

Las donaciones que nos hacen de corazón las utilizamos para ayudar a algún enfermo, comprar medicinas, comida, algo necesario para la iglesia, arreglar el baño, comprar pintura para las paredes. Ninguna iglesia cristiana recibe salario.

Tenemos un templo humilde, la biblia dice: traer el diezmo y la ofrenda como te propongas en tu corazón y hemos enseñado que la iglesia da, pero también hay que darle. Hacemos nuestro trabajo de corazón. Ayudamos a nuestros hermanos, le divulgamos la palabra del Señor con mucha fe, muchos de ellos han superado enfermedades, separaciones, se han integrado a la sociedad, son mejores seres humanos.

HT: ¿Cuándo se reúnen y cómo alaban a Dios?

YC: Nos reunimos los lunes y miércoles en la noche, y los domingos hasta el mediodía. Ese es el horario que nos tiene permitido el gobierno.  Alabamos a Dios con palmas, instrumentos musicales, panderetas, como dice el salmo 150: “Alabar a Dios con todo”, con la voz, saltamos, cantamos, con mímica, expresiones corporales, utilizamos teclados, guitara; no estamos obligados a hacer lo que hacen los demás, somos libres.

Hay varios niños y jóvenes que se están preparando con una instructora de oficio para tocar piano, queremos comprar algunos instrumentos, a pesar de que el gobierno no nos autoriza a hacer mucha algarabía, porque es casa y no templo, tampoco nos autoriza a construir una iglesia, porque la ley del culto no se ha autorizado, ni se ha permitido que te vendan un terreno para esos fines, estamos orándole a Dios para que toque el corazón de las autoridades que tienen que ver con asuntos religiosos para que aprueben una ley y no solo en mi caso, sino en todo el país.

Iglesia en la casa.
Iglesia en la casa.

Algunas iglesias cristianas tienen templo, excepto las de 1959 para acá, las demás se reúnen en casas particulares que es lo que estipula el Estado y hay que pedir legalidad.Todos esos trámites los estamos haciendo por el Departamento de Justicia. Tenemos limitaciones con las biblias, como no somos miembros de la sociedad bíblica hay que comprarlas muy caras.

HT: Si le autorizaran un terreno ¿fuera beneficio para ustedes?

YC: Sería muy bueno, nos enfocaríamos en la construcción de la obra. Nuestro apóstol Mario Álvarez está haciendo gestiones, ellos sufren condiciones parecidas, tienen un terreno en la misma casa, son más de 3000 miembros. Ya nuestro espacio nos queda pequeño, estamos predestinados a crecer, porque muchos están aceptando el evangelio. Confiamos en que Dios ya está en Cuba, ya se predica en las calles de manera un poco más abierta, a pesar de que nos critican estamos confiando en que  Dios va a seguir haciendo la obra en nuestro país.

HV: ¿Te sientes realizado como pastor?

YC: Si, estamos haciendo lo que queremos y nos gusta; amamos y servimos a Dios con todo nuestro corazón.  Él nos ha enseñado a amar, nos identificamos  con la nación de Israel, aunque seamos cubanos. No hago nada forzado, soy libre porque Cristo me hizo libre, no le temo a nada. Él me ayudó a ser mejor persona, me separó de la violencia, la muerte, la prostitución. Estoy muy agradecido de nuestro señorJesús Cristo, tengo un matrimonio de éxito hace catorce años, amo a mis hijos, a la iglesia, a sus miembros. Dios nos mira, se alegra y sonríe.



Un comentario sobre “Un pastor cubano

  • Me parece muy bueno que se toque este tema, primero porque se habla bastante poco de este tipo de iglesia cristiana. Estuve leyendo la entrevista con detalles y se puede tener información precisa de lo que hacen en su templo. Lo que me llama la atención es como esos pastores pueden llevar una casa, incluyendo las necesidades, si no tienen un salario básico, pienso que con la ofrenda y el diezmo es dificil mantenerse y más si los visitantes son jubilados y ancianos. Es muy humano conocer como este pastor realiza su labor con amor, cosa que se ha ido perdiendo literalmente.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Cementerio de Veteranos, Tennessee, EUA. Por Phillip Greg (EUA). Cámera: Nikon D810

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com