Socialismo o muerte (1era Parte)

Yusimi Rodríguez

Abraham con su esposa Camelia.

HAVANA TIMES — Conocí a Abraham Ortiz a fines del 2003, en un curso de técnicas narrativas. Durante siete años tuvimos en común el sueño de ser escritores, y las frustraciones de vivir en Cuba. Su vida cambió en el 2010, al casarse con una española y abandonar el país. Tras un año y siete meses, regresa… de visita.

HT: Ahora vives en el primer mundo y puedes comparar, ¿qué puedes decirles a los cubanos que desean abandonar el país, y a quienes consideran este el sistema más perfecto y democrático del mundo?

Abraham: Un sistema puede ser el más perfecto y democrático, y no ser funcional. Puedes encontrar una dictadura férrea en la que todos vivan bien. Podrías tener mucha libertad de expresión y comer mal. Aunque la libertad de expresión no existe. En España no puedes decir lo que quieras. Lo que necesitan las personas es satisfacer sus necesidades de forma individual. Según los presupuestos de aquí, somos el país más democrático, pero hubo una época en que todos tenían la misma camisa.

Tu televisor es como el mío u obtenido por el mismo mecanismo: el Estado me prepara, estudio, empiezo a trabajar, pero no tengo poder adquisitivo. Debo esperar que un dirigente descubra que es más barato que la gente tenga estos televisores en vez de los Caribe, y los sustituya a nivel nacional. Lo normal sería satisfacer mis necesidades con mi trabajo, pero eso en el socialismo no es posible. Tienes que esperar que quien dirige el estado se acuerde de ti.

Sucede con todo: cuando en el mundo empezaron las grabadoras, aquí estaban prohibidas. Las legalizaron, pero hubo problemas con los videos; después había problemas para comprar DVD. Luego no se podía tener computadora. Después no se podía tener celular. Este sistema teme que la gente pueda gestionar su individualidad. En teoría, hay democracia, pero no funciona.

Los cuatro sinónimos del Apocalipsis

HT: ¿Qué piensas de España, donde supuestamente hay democracia pero las protestas se reprimen y se han criminalizado? Nuestra situación nos hace idealizar la de otros países. La gente está loca por irse a cualquier lugar.

Abraham: En Siria están cayendo bombas, pero ahora vi la embajada llena de gente que quiere irse allá.

HT: ¿Quieres decir que cualquier lugar es mejor que Cuba para vivir?

Abraham: Cualquier país es mejor para gestionar tu individualidad. Antes de irme, Bernardo me decía algo fundamental: No te vas de Cuba para resolver tus problemas, sino para cambiar de problemas. En España y Francia, el control del Estado es mucho mayor que aquí. Pero aquí el Estado es una sola persona, allí son muchas.

En Cuba hay cuatro sinónimos del Apocalipsis. Pueblo, Revolución, Estado y Fidel son sinónimos. Si hablas mal de la Revolución, hablas mal del pueblo; si hablas mal del pueblo casi se puede hacer cualquier cosa contigo. Lo mismo si dañas al Estado o hablas mal de Fidel. Cuando esas cuatro palabras son sinónimos, se justifican una serie de desmanes y de leyes que limitan el desarrollo individual de las personas.

Abraham Ortiz

Durante una reunión de quinto año para organizar el escalafón, en la universidad, un estudiante le echó en cara a otro que había hecho un chiste sobre Fidel en segundo año y eso costó que lo bajaran en el escalafón. Esos son los lujos que se da el socialismo: limitar la libertad de la gente sin medir las consecuencias, porque todos deben responder a una ideología.

HT: Pero aquí, aunque no terminaste tu tesis, podías trabajar como un profesional, fuiste profesor. En España eres camarero.

Abraham: Soy partidario de la frase de Martí: “Ser culto es el único modo de ser libre”. Uno debe estudiar porque el saber te libera. Debe independizarte, aunque no siempre lo hace.

HT: ¿La aspiración de alguien que estudió Física es trabajar como camarero?

Abraham: El ser social determina la conducta social. Aquí, quizás seguiría siendo profesor por un mal sueldo. Allí, no me molesta ser camarero, aunque preferiría trabajar en algo relacionado con lo que estudié. Posibilidades existen, pero dependen de mi esfuerzo. Debo seguir estudiando para demostrar que estoy apto para ocupar una plaza. No basta el título, como aquí. Allí hay algo que aquí no existe: eficiencia. Donde se requieren cuatro personas, aquí trabajan veinte. Allí, los dieciséis que están afuera compiten para reemplazar a esos cuatro.

HT: ¿Te has sentido discriminado por ser emigrante, latino y negro?

Abraham: Sí, pero no me afecta. Aquí lo siento menos, pero me afecta. La discriminación es problema cuando es económica. Si decides que no me puedo sentar en la guagua, pero tengo el mismo poder adquisitivo que tú, fabrico mi propia guagua. En Estados Unidos, los blancos no permitieron que los negros ocuparan los asientos en las guaguas porque se volvieron menos racistas, sino porque los negros, ante la discriminación en el transporte público, decidieron caminar. Los blancos se percataron de que si los negros no montaban los ómnibus, no pagaban, y por tanto estos dejaban de ser rentables.

Socialismo o muerte, y valga la redundancia

HT: ¿Qué planteamientos hiciste en la Asamblea de Rendición de Cuentas antes de irte?

Abraham: Nos dirige un club de abuelos. Creo que tienen miedo de no tener donde meterse si abandonan el poder. Raúl es licenciado en contabilidad, debe saber que un país con dos monedas no se desarrolla. Aunque aquí hay más de dos monedas. Las jabitas de aseo y los bonos para comprar en tiendas en divisas, también se han convertido en monedas. Es algo que le gusta a la burocracia del socialismo: darle a la gente juguetes para que se entretenga, como la jabita y los bonos.

HT: ¿Hubo alguna represalia por tus planteamientos?

Abraham: No. Allá afuera se dice que en Cuba se reprime, pero excepto unos cuantos países, eso ocurre en todo el mundo. No estoy de acuerdo con eso, pero no es el motivo para cambiar el sistema. ¿Qué van a hacer los españoles ahora que la policía está dando golpes, cambiar el sistema?

En Cuba, la represión no es ni parecida a la de otros sitios, en cuanto a violencia. La razón para cambiar las cosas en Cuba no es la represión, sino la falta de acceso económico de las personas para gestionar sus vidas. La censura económica condiciona todas las demás. Si ganas 13 CUC al mes, ¿a dónde vas a viajar? ¿Qué partido vas a fundar? El socialismo no eleva a la gente, baja a todo el mundo. Cuando miras a tu alrededor y ves que todos están igual, crees que estás bien. Cuando careces de libertad económica, no necesitas otras libertades.

HT: Recuerdo una frase tuya que me divertía mucho: “Socialismo o muerte, y valga la redundancia”. Pero días atrás me sorprendiste al decir que el socialismo es básicamente superior al capitalismo. ¿No incurriste en una contradicción?

Abraham: No. Al decir “… y valga la redundancia” intento darle a la frase insigne de la Revolución cubana, “Socialismo o muerte”, el doble sentido que realmente tiene, porque el socialismo es una muerte del individuo como creador y gestionador de su vida. Aquí la gente no vive su vida, sino la ideología de otro, que ha creado todo un andamiaje que moviliza, o inmoviliza al pueblo cubano.

Ni los que tenían rusos, ni lo que tenemos nosotros, es socialismo. Cuando ves el andamiaje teórico en el que se apoya el socialismo, ves que países como Suecia y Holanda son más socialistas que Cuba. Los socialistas para mantenerse en el poder, satanizaron la propiedad privada. Pero lo satánico realmente es la distribución.  Si hay propiedad privada, pero se garantiza que la redistribución sea más o menos equitativa, no hay problema. Considero el socialismo superior como sistema, porque no tiene la voracidad del instinto de apropiación.

Abraham con Camelia, Mariela, administradora del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, y Erick Mota, escritor, están en el Centro de Formación.

El capitalismo es más automático, y más fácil de construir que el socialismo, porque cada cual tira para su lado. El capitalismo estimula el egoísmo; si el estado funciona, lo modula y garantiza que la gente produzca para sí, pero al final debe dar algo para quien no puede producir. ¿No te recuerda el socialismo, quitarle a este para darle al otro?

HT: Lo que recuerdo es que nuestro gobierno nos ha quitado para beneficiar a países más pobres. Eso no me demuestra la superioridad del socialismo.

Abraham: Cierto. Construimos un aeropuerto en Barbados y pudimos haber hecho otro barrio en La Habana. Pero hablo de quitarles, de manera eficiente, a los que más tienen para darles un poco a los que menos tienen. O quitarles a los que tienen, para el momento en que no haya nada. Ahora en España, mucha gente no tiene trabajo, pero reciben la ayuda del Estado.

Hace poco el Papa decía que el socialismo no está de moda. Pero no se puede olvidar que muchos de los logros sociales del capitalismo son socialistas. Hubo un momento en que el capitalismo debió competir con el socialismo y tuvo que adoptar medidas socialistas. Por eso en la mayoría de estos países europeos, la gente vive bien.

HT: ¿Entonces por qué hay tantas protestas en España, que conducen a la represión?

Abraham: Recuerda que estás viendo la televisión cubana.

HT: ¿Están inventando las imágenes?

Abraham: No, pero pueden editar la noticia. Cuando el Katrina, estuvimos seis meses hablando de los muertos que provocó en Estados Unidos. Ese mismo año hubo tres muertos por un aguacero y una negligencia en Marianao.  No se mencionaron.

En España, algunas protestas son justificadas, otras no. Cuando la economía estaba bien en España, el sector público recibió prebendas, por medidas de corte socialista que hicieron ineficiente la economía, y por eso esas prebendas tuvieron que desaparecer.

HT: Entonces el socialismo no es superior, pues según tú, esas medidas de corte socialista hicieron ineficiente la economía española.

Abraham: Puedes crear mecanismos para que esas medidas no se excedan. Los socialistas a veces pierden la perspectiva.

Continuará…


14 thoughts on “Socialismo o muerte (1era Parte)

  • el 17 diciembre, 2012 a las 9:17 am
    Permalink

    Yoyo, el control del Estado no es malo, siempre y cuando no le impida al individuo gestionar su individualidad. Parece que no entendiste lo que escribí. En Cuba, no hay control del estado, hay control de una sola persona. Es algo muy diferente, y a la hora de escribirlo, y criticarlo, lo mencionamos mal. En Cuba, existen lo que yo llamo, Cinco Sinónimos del Apocalipsys, Fidel, Pueblo, Estado, Revolución, Patria, son sinónimos, y desde este juego linguístico y virtual, manipulan todo. Si haces un chiste de Fidel, ofendiste al pueblo, a la patria, al Estado, a la revolución. Si robas en un círculo infantil, le robas al pueblo, al estado, a la patria, a fidel, a la revolución. ETC. Y eso justifica (entre comillas) las condenas desorbitadas que le imponen a la gente, en un país, donde llamar por teléfono al extranjero a tu hijo cuesta, 10 minutos, un sueldo entero. Y quieren que la señora que trabaja en el círculo infantil, no robe para poder llamar a su hijo al extranjero.
    Yo veo más control del Estado aquí en España que en Cuba, aquello es un reguero, que sólo lo entienden, Timón y Pumba, con el Jacuna Matata que tienen armado allá. Lo que aquí, el control es eficiente y dinámico, y responde a muchos intereses, no sólo a los de una persona, o ideología parásita.
    Allá, Fidel no decía cuántas cervezas tenía que tomarme en mi boda, (lo recuerdo), lo que pasa, que estaba tan entretenido haciendo SU LUCHA (a costa de los cubanos), que se le olvidaba producir cervezas suficientes como tantas otras cosas, y tenía que racionarlas después. Es como el que se queda dormido, y de pronto despierta y se da cuenta que parte del pastel se le quemó, entonces tiene que repartir pedacitos más pequeños, para que alcancen. Y así es con todo allá. Fidel se entretenía, y entrenenía a los demás con sus causas por alcanzar la grandeza, mientras convertía la economía cubana, en la más ineficiente del mundo, y si alguien tenía una idea diferente, pues lo crucificaban, lo abandonaban.

  • el 17 diciembre, 2012 a las 9:00 am
    Permalink

    El Yoyo, no, no me mandaron a callara quí en España. Quizá no entendiste. Me refería al hecho, de que en los medios, no puedes decir lo que te dé la gana. Cosa que sí quieren que pase en Cuba, y, por lo general, en latinoamerica. Hay una censura bien establecida, que dicta ciertos presupuestos. Es muy extenso este tema. Por ejemplo, en España, jamás podría decir que el Rey robó sin ser verdad, cosa que sí puede publicarse, por ejemplo, en Venezuela, que Chávez robó, sin ser verdad.
    Mira, es sólo un ejemplo, no estoy defendiendo a Chávez ni nada por el estilo. En Francia, no podría acusar a Sarkosi, de pederasta, sin ser verdad. En Nicaragua sí podría hacerse de Ortega. Aclaro, no estoy defendiendo a Ortega. Me refiero a la forma infantil conque se intenta manipular, muchas veces, el asunto de la libertad de expresión. Cuando, todos sabemos, que la clase en el poder, ejerce sus mecanismos de censura como le conviene, donde quiera que estés, independientemente de la latitud, y el desarrollo del país en cuestión.
    Por otro lado, las HISTÓRICAS luchas obreras de las que hablas, en sus inicios, (ahora por lo general la gente no tienen ninguna ideología -cosa fatal-), se aferraron a la ideología del renacentismo, pero luego a las del socialismo -AL MARXISMO LENINISMO-, casi en todos los países que mencionas. No se te olvide eso. No se te olvide, que en todos esos países hay Partidos Socialistas (el partido de Cuba, no es ni socialista ni comunista, le ponen ese nombre para seguir aglutinando al pueblo, y engañándolo).
    El socialismo, (podría leerse a groso modo, marxismo-leninismo) en sus inicios, era portador de un humanismo que arrancó con los vítores de la revolución francesa, y que se fue sistematizando a través del pensamiento de muchos individuos, Kant, Hegel, Ortega y Gasset, José Ingenieros, Marx, Lenin, etc. Ese humanismo, fue tergiversado, y suplantado, por la mentalidad apolítica que caracteriza hoy las marchas de las que me hablas aquí en España (por cierto, que las reacciones violentas ya no son aisladas ni remotamente -la clase en el poder, siempre trata a toda costa de conservar su estatus. Eso en cualquier parte del mundo, ya sea Cuba, España, China, Brasil, o como en el golpe de estado en Honduras-). Pero ese humanismo, hablando históricamente, tuvo una mentalidad y una ideología que lo lidereó por mucho tiempo, y esa ideología, fue la base el socialismo.
    No olvides que muchos de los cambios, de los logros que obtuvo la humanidad, fue porque los países capitalistas, debieron competir con los modelos de seguridad social que porponían los extintos sistemas de Europa del Este. El capital no hizo concesiones porque fuera bueno, ni humano. Las concesiones se hicieron a tiro limpio, a palazos, a bastonazos, chorros de agua, y aldabonazos. El capital, por sí solo, no es humano, sino despiadado, por eso necesita de la conciencia humana, para ser regulado, distribuido, selecccionado. No se te olvide, que unos tipos como Franco, y Hittler, fueron apoyados por el capital, para frenara la ola de cambios del socialismo. Y fíjate, no para frenar las masacres de STALIN, sino los cambios sociales de STALIN, y de la ideología que HUMANISTA que Stalin, diseminaba por el mundo y que promulgaba, toda forma de pocesión. El temor no era a los desmanes de Stalin (estos se conocieron después), sino a que hubiera una distribución equitativa, escuela gratuita, salud gratuita, etc.
    Con respecto al tema del racismo, Primero ¿de qué color eres? Segundo ¿Crees realmente, que a pesar de que tengo trabajo, no he sentido el racismo? Tan simple ves el fenómeno. Me parece que estás reduciendo el tema a, por supuesto, la percepción de la realidad que llevas tatuada en el cerebro, donde quiera que lo hayan hecho.
    Y claro que tengo influencia de lo que recibí en Cuba, al igual que tú tienes influencia de lo que has recibido. Esa influencia, contrario a lo que piensas, depende de mí que sea positiva o negativa. No vine de Cuba, con poca formación. Por qué te digo esto, porque la formación que tengo, y la percepción que tengo de las cosas, me facilita comprender otros ambientes ajenos al mío, con cierta rapidez.
    Que tenga trabajo, no depende de mi color, sino de mis habilidades, SUPONGO YO. No sé quizá seas experto en estos temas y yo ande equivocado. Recuerda que el trabajo es de camarero. Debiéras verme impartiendo una clase de Física, o de Matemáticas.
    Por ejemplo, en el trabajo, casi todos los españoles que lo frecuentan, en algún momento, intentaron llamarme por un mote que hacía referencia a mi color, eso, con absoluta unanimidad ¿Te ha pasado a ti? Que no recuerden tu nombre y te digan negro, o black, o lo que sea. Muchas veces por ingenuidad, no por maldad, pero si arraigado en un sustrato netamente racista.
    En el pueblo que vivo, en cada esquina, hay un paso peatonal, al cruzarlo, en muchas ocasiones, se nota la diferencia, entre cuando cruza un negro o un blanco. No te quepan dudas.
    Pero como decía, ese racismo, no me preocupa, si mi poder adquisitivo, es semejante al de los demás. Al final, todas las formas de discriminación, responden al instinto de supervivencia (el otro teme que le arrebates algo que cree le pertenece).
    Yoyo, una última pregunta, ¿Realmente crees que el racismo que me parece haber visto, sea un fantasma motivado por el tipo de educación que me tatuaron en Cuba, y que no sea real? Que Europa ya se curó con el humanismo que engendra el capitalismo, de esa secuela.

  • el 17 diciembre, 2012 a las 8:17 am
    Permalink

    Pedro, tienes mucha razón en lo que dices, son diferentes las violencias en la comparación entre España y Cuba. Pero recuerda que, esa violencia, excepto en unos pocos países, se ejerce en la mayoría de los países del mundo, recordemos que el mundo no es sólo Europa, EU y Canadá, son 208 países. Sólo pretendía puntualizar el hecho, de que en Cuba, la principal violencia, es la VIOLENCIA ECONÓMICA, al individuo lo envaguecen, y le pagan muy por debajo de lo que podría rendir. Un amigo me decía, que Cuba es como una orquidea, una carcaza en apariencia bonita, pero en realidad, una planta parásita. Y por eso, al que viaja (al cubano), al que tiene un celular (al cubano), al que tiene cualquier tipo de contacto extranjero (al cubano), lo expolian, para seguir sustentando la ineficiencia que genera la ideología burocrática conque alimentan a los cubanos (el cubano no hace su vida, sino la avalancha de ideas que engendra el Comandante cuando defeca -disculpen aquí-). A mí me hicieron desenvolsar el 16 de octubre de 2012, los de la aduana 490 C.U.C, el oficial Frank Iván Gutiérrez González, en una enrevesada ley que han dispuesto SÓLO, para los que residen en el extranjero, que seguimos siendo, para la vieja mentalidad que gobierna Cuba, una escoria, unos traidores, una excreción del sistema. Aunque a la hora de ponernos nombre en la ONU, nos llaman cariñosamente, REMESA. Esto con el fin de sustentarse y sustentar, como ya dije, la ineficiencia que han ido amamantando por 53 años.
    Es la violencia económica, la censura económica, la que justifica todas las demás arbitrariedades en Cuba. Y muchas veces (en su mayoría), los que deseamos un cambio, desenfocamos el objetivo, y se nos hace más larga la trayectoria para conseguir resultados. He visto, arengas solicitando la internet en Cuba (cosa que no es viable), y como esta, otras libertades, que el simple hecho de que el individuo no tenga libertad económica, justifica (este justifica entre comillas) las leyes que Timón Y Pumba han erigido en nuestro país, armando el JACUNA MATATA, ese que han armado allí, y sólo ellos entienden.

  • el 17 diciembre, 2012 a las 7:48 am
    Permalink

    Encuentro las declaraciones de Abraham algo contradictorias por momentos.

    No lo niego, es posible que así sea. La realidad es contradictoria, y cualquier criterio que emane de ella, lo resulta. Pero son esas mismas contradicciones, las que la enfundan, engendran y regeneran (a la realidad)

  • el 17 diciembre, 2012 a las 7:46 am
    Permalink

    No es sólo una experiencia individual. Lo que está exenta de la tendencia que tenemos los cubanos, de convertir en propias las experiencias de otros, y universalizar el chisme, (como aquel de que a Eusebio Leal un policía de Oriente le pidió carnet -nadie sabe si es verdad o mentira, pero la damos por cierta a la hora de narrarla). Contar las experiencias personales es lo que le falta a aquel país, donde todo análisis se hace desde la masificación, y la institucionalidad. Porque lo que está sufriendo en Cuba, es precisamente, las experiencias personales, que han sido condenadas, a vivir, la ideología, y la vida de una sóla persona, Fidel Castro. Ahora regreso de allá, y todo el mundo se ha vuelto monotema´tico, por la situación, y de alguna forma, lo que él quiere, es eso. El problema de los gobiernos como el de Cuba, es cuando el individuo se pasa días sin hablar de ellos, cuando, por ejemplo, conversas días enteros sobre elefantes, o muñequitas de trapo. Cuando los ignoras, y le das prioridad a tu experiencia personal. Lo que ha sido vejado, mutilado, y extorsionado hasta la preterición espiritual en Cuba, es precisamente, las EXPERIENCIAS INDIVIDUALES. La capacidad de crearlas y recrearlas.

  • el 24 noviembre, 2012 a las 6:00 am
    Permalink

    Cualquier país es mejor para gestionar tu individualidad. Antes de irme, UN AMIGO me decía algo fundamental: No te vas de Cuba para resolver tus problemas, sino para cambiar de problemas. En España y Francia, el control del Estado es mucho mayor que aquí. Pero aquí el Estado es una sola persona, allí son muchas.

  • el 22 noviembre, 2012 a las 3:36 am
    Permalink

    A mi entender la entrevista tiene numerosos puntos débiles. Abraham dice:

    …en España no puedes decir lo que quieras… ¿Te pasó a tí (te mandarin a callar)? ¿Puedes poner ejemplos de esto?
    … ¿Qué van a hacer los españoles ahora que la policía está dando golpes, cambiar el sistema?…. Esto es sensacionalismo barato (tendencioso dirían en Cuba). Citas un hecho puntual, durante las manifestaciones en las que dos fuerzas se han enfrentado de manera violenta. A propósito no es la policía sino los antidisturbios.
    … En Estados Unidos, los blancos no permitieron que los negros ocuparan los asientos en las guaguas porque se volvieron menos racistas, sino porque… los negros no montaban los omnibus… y por tanto estos dejaban de ser rentables… ¡Una simplificación horrenda de la historia del movimiento negro de Estados Unidos. Ignora olímpicamente las luchas negras, las luchas de Martín Luther King, los enfrentamientos en los estados de sur de la union. Más de dicientos años de luchas por los derechos negros. ¿Has visitado Estados Unidos para afirmar que los blancos no han dejado de ser racistas? Yo lo he visitado y podría jurar que mejor no me han tratado en ningún lugar siendo negro como tú.
    … en España y Francia el control de estado (sobre el individuo) es mayor que aquí… ¿Eh? ¿Recuerdas cuando Fidel decidía cuantas cervezas tenias derecho a tomarte en tu propia boda? Quizás eras muy joven…
    …Suecia y Holanda son mas socialistas que Cuba… Cliché: ¡Si una medida beneficia al pueblo es de corte socialista! No Abraham: Si una medida beneficia al más necesitado es una medida humana. Fuera de Cuba también hay seres humanos, medidas humanas se han aplicado desde el inicio de los tiempos y no las inventó el socialismo. Los países que mencionas tienen una tradición humana superior a la de Cuba pero no son ni por asomo socialistas. Esos países el estado no arremete contra el capitalista, por el contrario, les estimula para que produzacan más, para que sean cada vez más capitalistas y así ayuden a los mas pobres pagando más impuestos.
    …Suecia y Holanda son mas socialistas que Cuba… Otra reducción de la historia. Las medidas humanas que se establecen en los PAISES CAPITALISTAS DESARROLLADOS de Europa no son producto de decisiones del estado para mantenerse en el poder. Esas medidas son posibles porque sus movimientos obreros y sociales tienen tradición de siglos y una fuerza que obliga a los gobiernos a tomarlos en cuenta. De hecho en esos países los gobiernantes son servidores del pueblo y no al revés. Cuando en Alemania se decide por ejemplo la bilingualidad obligatoria de todos los jardines de la infancia (círculos infantiles) no lo hace porque la Merkel se levantó de buenas esa mañana, sino por la presión de 18 millones de inmigrantes durante años que la han obligado a estampar su firma en una nueva ley o los estranjeros con su voto la mandan a su casa en las próximas elecciones. (A propósito, en Alemania estamos supercontentos con la señora Merkel).

    A propósito , ¿Has estado en Francia, en Suecia, en Holanda para describir esas sociedades “caóticas”; has visitado USA para describirles como racistas? Para ser camarero, negro y discriminado te lo pasas muy bien!

    Un año es muy poco tiempo para poder entender tu nueva realidad. Todavía ves el mundo a través del lastre que traes de Cuba. Es lógico porque no tienes otra referencia, tu código de valores e informaciones es cubano, te lo tatuaron en el cerebro y debe pasar mucho, pero mucho tiempo para que veas el mundo con ojos propios.

    Finalmente: Camarero es un trabajo decente y no hay por qué avergonzarse de ello. Aterriza, España atraviesa una crisis donde uno de cada cuatro de los nacidos allí está en el paro y tú que llegaste de fuera tienes trabajo… Yo no diría que eso es discriminación.

  • el 21 noviembre, 2012 a las 6:16 pm
    Permalink

    Efectivamente Pedro:

    En las manifestaciones violentas suelen haber policías heridos.

    Supongo que eso de que un manifestante hiera a un policía en Cuba es tan raro que ha nadie se le pasa por la cabeza … aunque parece que están pensando en acusar a Antonio Rodiles de “atentado contra la autoridad.” Vamos que cuando se le acercaron los veinte gorilas, Antonio empezó a golpes con ellos y los dejó tan mal que hubo que reducirlo dándole una buena paliza.

  • el 21 noviembre, 2012 a las 12:16 pm
    Permalink

    Estoy de acuerdo con Gabriel en lo que respecta a las contradicciones de Abrahan en esta entrevista pero buen,o en cierta medida dice muchas verdades. Lo que sí hay que analizar es respecto a la violencia policial de Cuba y la de España. Es verdad que existe como en cualquier país pero, con sus excepciones, la mayoría de las veces la violencia policial en España responde a la violencia con que son tratados y se puede apreciar cuando se dice: tantos manifestantes heridos y tantos policías heridos. Hay manifestantes que por su proceder en Cuba pueden ser hasta fusilados y en España en menos de 24 horas estan en la calle.

  • el 20 noviembre, 2012 a las 8:48 pm
    Permalink

    Me parecen sinceras las apreciaciones de Abraham, aunque lleva poco tiempo en Europa ha podido captar bastante bien como se mueve esa sociedad desde los individual a lo colectivo y los resortes que la sustentan. Coincido con el cuando dice que el capitalismo es mas facil de realizarlo que el socialismo, pues funciona con unas cuantas reglas generales que son claras para toda la sociedad y tiene sus llaves de autorregulacion para mantener el sistema en equilibrio. Hay una margen de libertad individual lo suficientemente grande como para poder realizar muchos de las iniciativas personales de los individuos, especialmente en los economico, pues los estados necesitas de la prosperidad de los individuos para poder cobrarles impuestos y funcionar.

    En cambio el No socialismo real que hemos conocido en Cuba y el mundo, es una amalgama de voluntarismos de un pequeño grupo que se ha hecho con el poder, supuestamente para devolverle la libertad plena y el poder al pueblo, pero que en la practica han implantado sus proyectos personales a como de lugar, sin reparar los impactos negativos en los individuos y las familias y sobre todo sin rendir cuenta a la sociedad por los resultados de su gestion. Un sistema con muchas reglas que terminan por ahogar las libertades individuales y con ellas las iniciativas para el desarrollo de la sociedad. Un gobierno que desconfia de toda propuesta diferente a la oficial y que las reprime brutalmente si los individuos insisten en hacerlas realidad.

    En general un sistema que se propuso ser alternativa del capitalismo y que el tiempo ha demostrado su inviabilidad economica, politica y social. Y sobre todo por la sumatoria de infelicidades que ha generado en los individuos.

  • el 20 noviembre, 2012 a las 5:38 pm
    Permalink

    Encuentro las declaraciones de Abraham algo contradictorias por momentos.

  • el 20 noviembre, 2012 a las 10:34 am
    Permalink

    Lo que pasa en Cuba no es socialismo. Es completamente inútil hablar sobre Cuba y socialismo en el mismo discurso. Aqui lo que hay es una negligencia y incompetencia completa del sistema.
    Para comparar el socialismo con outras ideologias hay que ver el socialismo de Canada, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Holanda y los otros países del mundo que pasaron por esa fase. No solo los fracasos.

  • el 20 noviembre, 2012 a las 8:28 am
    Permalink

    como relato de una experiencia individual, vale, pero le falta vuelo para ser un analisis serio. demasiado personalizado, limitado contexto.

  • el 20 noviembre, 2012 a las 8:08 am
    Permalink

    Muy interesante los puntos de vista planteados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *