Pedro Juan Gutiérrez: “En Cuba empieza a haber apertura literaria”

Entrevista por Itzel Zúñiga

Pedro Juan Gutierrez en una azotea.
Pedro Juan Gutierrez en una azotea. Foto: pedrojuangutierrez.com

HAVANA TIMES (dpa) — Como en su natal Cuba no quisieron publicar su primer libro, “Trilogía sucia de La Habana” (1998), Pedro Juan Gutiérrez tuvo que hacerlo a través de Francia. En cambio hoy, afirma el autor, hay más “apertura literaria” y ya se han publicado cinco de sus obras.

“Han sido cuatro o cinco años de transiciones que nos parecen pausadas pero que no son tan lentas. Son cambios en leyes, leyes nuevas, leyes que van abriendo al país a la modernidad”, dijo en entrevista con la agencia dpa Gutiérrez, que participa en la Feria Internacional del Libro de Oaxaca, en el sur de México.

“Me atrevería a decir que (Cuba) se está abriendo al mundo e insertando tras años de estar aislada”, agregó el ganador del Premio Alfonso García-Ramos de novela en España por “Animal tropical” (2000).

Antes de ser escritor, Gutiérrez, de 63 años, se hizo periodista, oficio que le permitió viajar y descubrir nuevos mundos, pero que no estuvo exento de la censura durante el régimen de Fidel Castro.

Sentado en un café de Oaxaca, Gutiérrez relató que el periodismo “fue un preparativo para ser escritor”, profesión que lo convirtió en una de las plumas más representativas de la literatura cubana actual.

Su obra, escrita a mano o a máquina, aborda la realidad de Cuba o de su capital describiendo a sus protagonistas: música, prostitutas, miseria, ron, pero también esperanza o compasión.

Entre libro y libro, después de aquella primera publicación, el también poeta y pintor atestiguó una serie de cambios políticos en Cuba, resultado del traslado de poder de Fidel Castro a Raúl, su hermano menor.

“El cambio también ha beneficiado la literatura y la libertad de expresión. De mis libros ya se han publicado cinco de un total de 17 títulos. Hay otros libros que ya se empiezan a publicar y que antes no”.

Entre esas cinco obras están “Melancolía de los leones”, “El rey de La Habana” y “Carne de perro”, reconocida con el Gran Premio del Ron en Francia por promover esa bebida en sus páginas, además del Premio Narrativa Sur del Mundo en 2003.

Gutiérrez nació en 1950 en Matanzas, a 100 kilómetros de La Habana, en una familia de clase media. Su padre fue un productor de helados al que la revolución cubana le arrebató el patrimonio. Su madre, una mujer dedicada a cuidar el hogar y a sus dos hijos.

De niño leía emocionado las tiras cómicas de Superman, El Pato Donald o la Pequeña Lulú. A ellos adjudica su introducción a la lectura. Luego, “Las memorias de Mr. Pickwick”, de Charles Dickens, lograrían su rendición total ante la literatura.

“Me leí ‘Desayuno en Tiffany’s’ (de Truman Capote) a los 16 años y me quedé maravillado. Dije: esto es lo que yo quiero hacer. Sin ficción, como si estuviera contándote algo al oído y lograr esa comunicación personal con el lector”, relató.

Dos años después se hizo periodista y “a cojón limpio”, dijo, consiguió burlar algunas veces la censura porque “hay que estar edulcorando siempre la realidad”.

“Llegó un momento en que me agoté y pensé en escribir lo que me salía de los cojones literalmente y que pase lo que tenga que pasar. Con ese espíritu empecé a escribir ‘La Trilogía de La Habana’, con un poco de rebeldía, de reto”.

Para abrirse camino en un país donde ser escritor “es muy, muy difícil”, el polifacético autor de una novela policíaca, de decenas de versos y padre de tres hijos tuvo que pasar hambre y enfrentar sus demonios internos.

Una constante en su obra es su gente, a la que ama y compadece, al igual que su patria, a la cual se resiste a abandonar, pese a tener pasaporte español. Se lo impide “el corazón”.

Otro aliciente, señala, es que en la isla empieza a reinar la esperanza de un futuro mejor, pues “hay gente que empieza a tener más dinero, lo que es bueno porque el dinero tranquiliza los nervios y se empieza a crear una clase media que es la que mueve a cualquier país”.

“Soy un cubano atípico porque muchos cubanos cuando viajan se quedan, no regresan. Yo siempre regreso: tengo mi familia, mi casa, mis amigos, mi materia prima para escribir. Lo tengo todo en Cuba”.


4 thoughts on “Pedro Juan Gutiérrez: “En Cuba empieza a haber apertura literaria”

  • el 5 noviembre, 2013 a las 12:47 pm
    Permalink

    SI VIENES AL DF AVISANOS: COCTEL BAR CUBANOMEXICANO CALLE PUEBLA ESQUINA FRONTERA COL ROMA EL JUEVES O VIERNES: AGA 55 73 2907 y parquedelajedrez.blogspot.com

  • el 5 noviembre, 2013 a las 8:20 am
    Permalink

    Seguimos con la filosofia del callo. Ya no me pisas o lo haces con chancletas, entonces estamos mejorando. Antes lo hacias con el tacon de la bota.

  • el 5 noviembre, 2013 a las 1:34 am
    Permalink

    No se puede confundir apertura con libertad. En Cuba existe un control gubernamental sobre lo que se publica, un control que está dejando pasar más literatura. Pero eso no es libertad, porque un esclavo no es libre solo con que el dueño le deje más espacio para pasear.

    La libertad se alcanza cuando desaparece el dueño. Es decir, la libertad literaria en Cuba existirá cuando en Cuba sea posible publicar libros sin el permiso del gobierno; cuando existan editoriales independientes del gobierno y completamente autónomas en sus decisiones.

  • el 4 noviembre, 2013 a las 11:01 am
    Permalink

    De las cinco obras que el regimen le ha publicado esta Trilogia Sucia de La Habana?, o las que el regimen ha ‘escogido’?, eso de “mas apertura literaria” por publicar las menos comprometedoras, no significa mucho, es lo que han estado haciendo estas ultimas 5 decadas, un poquito para que crean, tambien han publicado alguna de las de Reinaldo Arenas y de Cabrera Infante. Cuando permitan que se publiquen TODAS y las de TODOS, entonces podremos decir que estan habiendo cambios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *