Oxfam tenía proyectos que beneficiaban a 129.000 nicaragüenses

Simon Ticehurst calificó de “injusta” cancelación de Oxfam en Nicaragua.

Simon Ticehurst, director de Oxfam para América Latina y el Caribe, afirma que Ministerio de Gobernación no quiso recibir “todos los papeles que piden”

Por Confidencial

HAVANA TIMES – El director regional de Oxfam para América Latina y el Caribe, Simon Ticehurst, lamentó la decisión del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo de suspender a la organización que beneficiaba a 129 705 nicaragüenses en los diferentes proyectos de ayuda humanitaria, derechos humanos, producción agroecológica y protección del medio ambiente que desarrollaban junto a 56 ONG locales.

“Procedimos a cerrar las oficinas y entregar los libros contables como establece la resolución. Llevamos 40 años trabajando en Nicaragua y debo decir que siempre hemos respetado las leyes nacionales”, afirmó Ticehurst desde México en entrevista telefónica con CONFIDENCIAL.

Manifestó que lamentan “mucho” la decisión del Gobierno “porque nosotros hemos querido seguir operando, a pesar de que la situación del país es difícil”. Indicó que el año pasado transfirieron 4.5 millones de euros a Nicaragua.

“No es la primera vez que hemos tenido diferencias con el Gobierno, pero (antes) lo hemos podido resolver. De hecho, estamos en la posibilidad de presentar todo lo que nos pide el Gobierno. No sentimos que hay razón (para cancelar el registro), no estuvimos operando en la ilegalidad por lo que sentimos es una injusticia esta medida hacia Oxfam, pero sobre todo hacia las organizaciones que apoyamos en Nicaragua”, expresó.

La cancelación del registro de seis oenegés, originarias de Estados Unidos y Europa, por parte del Gobierno afectará a cientos de familias nicaragüenses que se beneficiaban de los proyectos de desarrollo social, prevención de desastres y derechos democráticos que impulsaban en todo el país, especialmente en el Caribe.

El National Democratic Institute for International Affairs (NDI), el International Republican Institute (IRI), Oxfam Intermón, Oxfam Ibis, Diakonia y Helping Hands The Warren William Pagel, M.D. Foundation fueron canceladas por una orden del Ministerio de Gobernación (Migob), alegando que en su actuar obstaculizaron “el control y vigilancia”, al no reportar sus estados financieros e incumplir otros requisitos legales para la recepción de donaciones.

Migob no recibió información

A las seis organizaciones que trabajan en temas de derechos democráticos y desarrollo social, el Departamento de Registro y Control de Asociaciones resolvió cancelar su registro y número perpetuo asignado, según una resolución publicada el 16 de agosto en La Gaceta Diario Oficial.

“El actuar de las seis oenegés obstaculizó el control y vigilancia del Departamento de Registro y Control de Asociaciones del Migob, al no poder identificar el ente regulador a los representantes legales, directivos, domicilio y administración de fondos del organismo, desconociéndose la ejecución de los mismos y si son acordes a sus objetivos y fines por los cuales se les autorizó el Registro en Nicaragua”, menciona el documento.

Sin embargo, Ticehurst insistió que “toda la información que solicitan la tenemos” y que en varias ocasiones intentaron entregarla al Migob pero nunca se las recibieron.

Desde las protestas sociales de 2018 el Gobierno preparó el terreno para cerrar paulatinamente las oenegés. Cuando las organizaciones de la sociedad civil llevaron la documentación requerida al Migob, siempre fueron rechazadas, según denunciaron varios representantes de organizaciones.

El director regional de Oxfam aseguró que todos los informes y documentación están disponibles porque “no son secretos” y la organización está dispuesta a compartirlos.

Ticehurst dijo que se dieron cuenta de la cancelación por la publicación en La Gaceta, porque nunca hubo una comunicación formal del Gobierno de Nicaragua. Sobre los bienes de Oxfam en Nicaragua declaró que “en el poco tiempo que nos dieron (72 horas) para abandonar el país” decidieron donar sus equipos y todo el material que pudieron como lo establecían sus propios estatutos.

Esperan poder seguir colaborando

Además manifestó que esperan en el futuro “exista algún diálogo que permita en un futuro, bajo otras condiciones, poder trabajar en Nicaragua”. Mientras intentarán valorar escenarios para ver la posiblidad de seguir apoyando a la población nicaragüense tanto dentro como fuera del territorio nacional.

“Imaginamos que puede haber situaciones difíciles como la sequía, o las tormentas tropicales que afectan al Caribe, en las que por año reaccionamos y hemos apoyado junto al Gobierno (…) así como hay miles de personas necesitando apoyo en Costa Rica que tuvieron que salir en condición de refugiados. Así que todo eso esperamos ver cómo podemos ayudar”, detalló.

Esta organización promovió en Nicaragua “iniciativas de pequeñas y pequeños productores vinculadas a producción agroecológica que les permita mejorar su seguridad alimentaria y nutricional principalmente en territorios afectados por el cambio climático y la pobreza”.

Asimismo capacitó a mujeres y hombres jóvenes, principalmente rurales, “que buscan desarrollar iniciativas innovadoras para salir de la pobreza, incluyendo el uso sostenible de los recursos naturales”.

Además contribuyeron “a la prevención de desastres por medio del entrenamiento a brigadas desde el nivel comunitario, municipal y nacional, por medio de coordinaciones con el Sistema Nacional de Prevención de Desastres (Sinapred) en los territorios más vulnerables”.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *