Nicaragua: “No puede haber elecciones con la oposición secuestrada”

Berta Valle y Victoria Cárdenas realizaron gira por Washington para demandar más presión para liberar a los presos políticos. Foto: Tomada de Twitter

“Nuestra posición, como oposición, debería realmente de ser plantearle al régimen que no estamos dispuestos a jugar su juego”, dijo Berta Valle, esposa de Maradiaga

Por Confidencial

HAVANA TIMES – Victoria Cárdenas y Berta Valle, esposas de los precandidatos presidenciales Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga, respectivamente, continúan denunciando que a casi 50 días del arresto de sus esposos no han podido verlos, ni saber de su condición de salud.

Aunque ambos creían en las elecciones como una salida a la crisis que vive Nicaragua, hoy la situación “ha cambiado” porque la “oposición está secuestrada”, admiten estas dos mujeres que han realizado una gira por Estados Unidos demandando solidaridad por la liberación de los presos políticos.

“Félix y Juan creían que las elecciones eran el medio adecuado para una transición pacífica y permanente de Nicaragua, para no estar  en el ciclo de dictadura, de violencia, de sangre.  En este momento, yo te puedo decir que… ¿Cuáles elecciones? ¿Cómo pueden haber elecciones con toda la oposición secuestrada?”, expresó Cardenas.

En entrevista con el programa Esta Semana, insistió que “las circunstancias han cambiado mucho” desde el inicio de la nueva ola de arrestos que ya suma 28 opositores secuestrados y que “no se ve ninguna condición para que haya elecciones el 7 de noviembre”.

El fin de semana la Policía impuso casa por cárcel a Noel Vidaurre, el séptimo precandidato presidencial arrestado por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Además, la aspirante presidencial, María Asunción Moreno anunció que se fue al exilio tras denunciar amenaza de encarcelamiento, luego que la Fiscalía solicitara su “conducción forzoza” a un citatorio y que la noche del sábado, la Policía Nacional allanara la vivienda donde ella vivía.

“No hay que esperar al 7 de noviembre, nos daremos cuenta, el registro para los candidatos es del 28 (de julio) al 2 de agosto, entonces esa es la oportunidad para que los candidatos se registren (…) esa es la esperanza que tenemos, que un candidato de la oposición llegue a registrarse para que se pueda hablar de elecciones en Nicaragua”, manifestó Cárdenas.

Para Valle, el pueblo nicaragüense “había manifestado ya cuál era su preferencia ante una posible elección cuando se les preguntó, por ejemplo, en las encuestas, por quién votaría, o qué candidato considera usted puede asumir el liderazgo del país”.

“El pueblo ha sido bien claro, y los candidatos que el pueblo quisiera están, o casa por cárcel o desaparecidos. Entonces, insistir en que haya una selección sin ningún tipo de proceso donde se considere esta voluntad popular, o se le dé realmente al pueblo la posibilidad de elegir, me parece a mí que no es algo que nosotros quisiéramos”, argumentó.

Valle dijo que entiende que CxL “tiene sus procesos, tiene su propia estrategia” pero considera “que bajo estas circunstancias no podemos estar pensando de avanzar en un proceso electoral bajo condiciones que el régimen está imponiendo y, casi que nosotros apoyamos, al aceptar ir a ese proceso, es como que validamos lo que ellos están haciendo”.

“Considero que nuestra posición, como oposición, debería realmente de ser plantearle al régimen que no estamos dispuestos a jugar su juego, y de una vez por todas denunciar y exponer ante el mundo lo que Daniel Ortega está haciendo”, insistió.

Tuvieron 30 reuniones

Ambas mujeres demandaron la semana pasada al Gobierno de Estados Unidos y a la comunidad internacional que utilice “todos los mecanismos disponibles de presión” para lograr la liberación de los más de 146 presos políticos del régimen, entre ellos sus esposos.

Cárdenas y Valle estuvieron en Washington para participar en 30 reuniones con alrededor de 100 funcionarios del Gobierno de Estados Unidos, senadores, una audiencia de una comisión bipartidista del Congreso y otros tres eventos públicos.

“Les pedimos a los senadores, a los congresistas, a las personas que nos reunimos en la Casa Blanca, a los tomadores de decisiones que nos ayuden en liberar a nuestros esposos, que nos ayuden en levantar la voz por todos los presos políticos de Nicaragua, para exigir su liberación inmediata, ya que en Nicaragua no podemos hablar, las familias no pueden hablar”, contó Cárdenas.

Valle detalló que los funcionarios, tanto europoeos como estadounidenses, les han expresado que han solicitado varias veces, al Estado de Nicaragua, permitir la observación electoral “para poder venir al país, y la respuesta que siento yo, es también una frustración de parte de la comunidad internacional, al ver esta actitud tan autoritaria y arbitraria, del régimen”.

“Ellos están realmente sorprendidos, y nos lo han manifestado, dicen que nunca antes habían visto  a alguien que quiera robarse una elección poniendo presos a todos los precandidatos, y a toda la oposición, y que realmente pareciera ser que esa ventana que había, de poder dialogar con el régimen, cada vez se está cerrando al punto de que va a ser muy difícil poder contar con esa apertura de observación internacional”, lamentó la esposa de Maradiaga.

Régimen intenta “sembrar miedo”

Para la esposa de Chamorro “lo que el régimen quiere hacer es sembrar miedo en la población” y en Nicaragua “se siente un silencio profundo” y por eso tomaron la decisión de realizar esa gira por Estados Unidos para alzar la voz por las constantes violaciones de derechos humanos.

“Sentimos que en Nicaragua hay un miedo generalizado después de esta represión tan brutal que ha pasado en estos últimos días”, explicó Cárdenas.

Al respecto, Valle señaló que por eso se ha visto un incremento, nuevamente, de la inmigración, hacia países como Estados Unidos y Costa Rica.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *