Miguel Mora: “La bandera de la libertad de prensa”

Director de 100% Noticias: “Me encarcelaron por hacer periodismo, no por hacer política”

El periodista y excarcelado político, Miguel Mora. Foto: Elmer Reyes / Confidencial

Los presos políticos son líderes que van con la determinación de luchar por cargos públicos en una elección libre

Por Carlos F. Chamorro  (Confidencial)

HAVANA TIMES – El periodista Miguel Mora, director del canal de cable 100% Noticias, fue encarcelado durante 172 días en una celda de máxima seguridad en el sistema penitenciario de Tipitapa. “Eso es lo más espantoso que puede pasarle a un ser humano. Te entierran en vida para desbaratarte moralmente, para que te quebrés, que tu pensamiento y principios cambien a favor de ellos”, dice Mora, con aplomo.

Y recuerda su hora más oscura en la prisión: “Quería estrellarme contra las paredes porque quería salir y pegar gritos, porque ahí nadie te hace caso. Lo que hice fue arrodillarme y comenzar a orar y pedirle al espíritu santo que me ayudara porque de lo contrario no iba a soportar. No es normal que una persona esté así. Si no fuera por Dios no estaría en mis cabales.”

 

 

Junto a Lucía Pineda Ubau, jefa de prensa del canal, fue sometido a un juicio político acusado por los presuntos delitos de “incitación al odio”, “conspiración”, y “terrorismo”. “Me encarcelaron por hacer periodismo, no por hacer política”, riposta Mora, y aunque no ha recuperado plenamente su libertad y su medio de comunicación sigue ilegalmente confiscado y ocupado por la Policía, ya está transmitiendo en redes sociales, preparando el relanzamiento de 100% Noticias. “Es una cuestión de decisión, nosotros no aceptamos la censura”, insiste.

En esta entrevista con el programa televisivo Esta Semana, Miguel Mora habla también del liderazgo de los presos políticos excarcelados en la organización de la lucha cívica y en unas eventuales elecciones libres, en las que competirían por cargos públicos. Y a pesar del asedio permanente en que se vive bajo un régimen de estado de sitio de facto, habla con optimismo del cambio político que se está construyendo en Nicaragua: “Todos tenemos miedo, pero hay que controlarlo porque ellos apuestan a que nos paralicemos por el miedo”.

El pueblo sabe la verdad

Mucha gente pregunta ¿por qué el encono, la saña, la persecución contra Miguel Mora, Lucía Pineda, Verónica Chávez y 100 % Noticias?

Sin esperarlo nos convertimos en la bandera de la libertad de prensa en Nicaragua. El formato 100% Noticias, la valentía y decisión de informar lo que estaba pasando. Decidimos decir la verdad y transmitirla en vivo y directo. El canal estaba equipado para transmisión en vivo desde cualquier parte de la calle. Con un master que podía recopilar toda la información que la población a través de sus teléfonos estaba percibiendo de la masacre y la represión. Nos convertimos en el centro de noticias que recopilábamos todo eso y lo sacábamos a través de una cadena de cable a nivel nacional y satelital y de la plataforma digital. Todo eso 24 horas por ocho meses creó una conciencia ciudadana, y el bloqueo y la censura que pensaban imponer, antes, durante y después, terminó en fracaso porque ellos perdieron la batalla por la opinión pública. El pueblo sabe la verdad.

Antes de la Rebelión de Abril ellos consideraban a 100% Noticias un medio aliado, un medio amigo. Incluso hay declaraciones de Ortega elogiando la labor que jugaba. ¿Qué cambió?

No cambió nada. Ellos cambiaron. Cuando ellos estaban en la oposición y el liberalismo declaraba al sandinismo como una ideología peligrosa y a los sandinistas como ciudadanos de tercera categoría, 100% Noticias daba cobertura al FSLN en oposición. Cuando sale Alemán y hay persecución de parte del Gobierno de Enrique Bolaños, y el liberalismo del PLC pasa por lo mismo, con razón o no, nosotros le dábamos la oportunidad al liberalismo en nuestro medio. Y cuando regresa el FSLN al poder, mantenemos una línea editorial balanceada.

Pero a medida que se van cerrando los espacios de libertad, cuando no nos dejan entrar a conferencias de prensa, cuando nos chantajean, cuando nos llaman a reuniones, nosotros comenzamos a diversificar las voces dentro del canal, porque las voces en los otros canales se van cerrando, entonces el canal se convierte en la voz de la oposición y de un periodismo independiente, pero inclusivo con el Gobierno. Cuando ellos rompen con la moralidad y comienzan a matar a la gente, cuando deciden dispara a matar y miramos a jóvenes muertos con disparos en la cabeza, cuello y tórax, decimos que eso no tiene razón de ser, asumimos una posición beligerante y era una decisión editorial, de estar al lado de las víctimas y el pueblo.

¿El régimen esperaba un alineamiento incondicional? ¿Alguna vez te han acusado de traición política?

No he pertenecido nunca al FSLN, he sido un periodista y lo más que pueden decir es que soy de centro-izquierda. Pero en definitiva periodista y ciudadano demócrata de Nicaragua. Nuestra línea editorial ha sido muy balanceada desde la fundación del canal. Ese ha sido su principal patrimonio para el periodismo, ser balanceado, escuchar a todas las partes. Ellos por agradecimiento a esa cobertura cuando estaban en oposición y tenían muy pocos medios, trataban de que fuéramos un medio aliado, pero les dejé en claro que somos un medio profesional e independiente. Nunca me han acusado de traición porque nunca he militado en las filas del FSLN, nunca he sido funcionario público. Si mi esposa, o Lucia, o yo, como la cabeza de 100% Noticias, hubiésemos decidido callar y rendirnos antes las amenazas, sí hubiéramos traicionado, pero al pueblo de Nicaragua y eso nunca lo vamos a hacer.

No aceptamos la censura

Mientras estuvieron en la cárcel, vos y Lucía, representaron un símbolo de libertad no solo para nosotros los periodistas nicas, sino para los periodistas de todo el mundo. ¿Qué te dejó esa experiencia, esa privación de libertad en aislamiento?

Eso es lo más espantoso que puede pasarle a un ser humano. Te entierran en vida, es un sistema para desbaratarte espiritualmente, moralmente, para que te quebrés, que tu pensamiento y principios cambien a favor de ellos. Fue un proceso muy doloroso. Nunca había estado preso en mi vida, y que te pasen a un régimen de alta seguridad donde te entierran en vida con criminales, violadores y asesinos múltiples y otros presos políticos. Muy pocos estuvimos en ese nivel, es para volverse loco.

Una vez yo no aguantaba ese encierro porque es una cajita de fosforo, es una tumba, no solo te encierran con una puerta de metal gruesa, sino que la atornillan con tres tipos de tuercas, y te dejan sellado. Quería estrellarme contra las paredes porque quería salir y pegar gritos, porque ahí nadie te hace caso. Lo que hice fue arrodillarme y comenzar a orar y pedirle al espíritu santo que me ayudara porque de lo contrario no iba a soportar. No es normal que una persona esté así. Si no fuera por Dios no estaría en mis cabales.

Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, el 11 de junio de 2018, tras su excarcelación después de casi seis meses de prisión ilegal. Foto: Carlos Herrera

¿Estas libre en este momento?. ¿Cuál es la situación del proceso judicial que te impusieron y el proceso contra 100% Noticias?

Estoy en libertad física. La acusación arbitraria e ilegal no la ha archivado el juez, está en un limbo que inventan ilegal e inconstitucionalmente. No tengo retención migratoria, (pero) mis cuentas y mi canal están confiscados. Si uno va allá y quiere entrar, te ponen una valla de paramilitares y antimotines. No tienen sustento legal para mantener confiscado mi medio de comunicación. Ellos habían asumido la acusación de terroristas de la información, por eso ordenaron que nos sacaran de todo el sistema de cable, nos quitaron nuestra frecuencia aire y tomaron nuestro medio de comunicación. Es una decisión dictatorial que viola las leyes nacionales, derechos constitucionales y derechos humanos a nivel mundial.

Desde que saliste de la cárcel retomaste la conducción del programa Cuarto Poder. Lucía está en San José produciendo 100% Noticias a través de redes sociales. ¿Puede el medio volver al aire, transmitir en otras plataformas a pesar de la confiscación?

Nosotros no aceptamos la censura, nunca nos vamos a someter a la censura, y si vamos a tener, como decía tu papá (Pedro Joaquín Chamorro), una plaza pública, una calle, un micrófono, ahí vamos a decir lo que queramos decir y en libertad de expresión, porque la libertad reside en nosotros, por mucha ilegalidad que quieran hacer.

Por tanto, nosotros tenemos una plataforma digital fuerte con millones de seguidores, y por eso hemos decidido no esperar a que ellos cambien de opinión o que sean obligados por la presión nacional e internacional, cuando a sus canales de TV los comiencen a sancionar. Nosotros lo que hacemos es, si tenemos nuestra plataforma, ahí vamos a dar la batalla y (seguir) creciendo. Si tenemos que hacer un nuevo canal lo vamos a hacer, porque lo más importante de un medio de comunicación no es su infraestructura ni sus medios tecnológicos, es la credibilidad sobre todo si es un medio de 24 horas.

El liderazgo de los presos políticos

Vos sos periodista, pero también sos un preso político excarcelado, lo cual tiene una nueva connotación política en este momento de la lucha. ¿Se puede separar al periodista del político y el político del periodista?

Soy periodista y me encarcelaron por hacer periodismo, no por hacer política. Nos echaron presos porque informamos, porque nos negamos a la censura, no fue por organizar nada. Nosotros le dimos cobertura a las expresiones políticas y a la decisión del pueblo de rebelarse por las injusticias y la represión sistemática de la masacre. Yo sigo siendo un periodista.

Pero la consecuencia de ese encarcelamiento por hacer periodismo te convierte en un preso político excarcelado. Y los presos políticos son una fuerza que tienen una incidencia en la vida nacional.

Yo creo que soy un preso de conciencia al que se le cataloga político, y a mucha honra. Aunque no fue por eso (que me apresaron), fue por hacer mi profesión y defender las libertades de mi pueblo, soy un preso de conciencia. Que después de eso el pueblo nos haya puesto en un lugar de simpatía porque considera que nosotros asumimos las consecuencias de nuestras acciones, que fuimos coherentes, que fuimos integrales, esto creo que lo queremos utilizar para defender la libertad de prensa, porque sin esa libertad de prensa no podemos defender ninguna otra libertad. Aunque nos desaparezcan, nos confisquen, la decisión de seguir informando, aunque sea a gritos, en una calle, o plaza pública, ya la hemos tomado. Esto no lo va a cambiar la censura ni la dictadura.

Más allá de tu determinación de seguir haciendo periodismo y defender la libertad de prensa, los presos encarcelados tienen una incidencia política, algunos están en la Alianza Cívica, otros en la UNAB, otros en ninguna de las dos, pero la gente los identifica por una identidad política particular.

Somos líderes, en mi caso líder de opinión. Hay líderes campesinos que son presos políticos, y líderes universitarios que fueron presos políticos. Todos están y estamos en los que nos toca hacer. En mi caso en los medios de comunicación, y en la batalla por recuperar 100% Noticias. Medardo en el sector campesino anda organizando, es un líder del sector campesino. Los universitarios se han volcado a organizarse, y a generar resistencia pacífica. Y así estamos en diversos sectores, pero no es una connotación ideológica o partidaria, es una decisión ser líderes y hacer el trabajo que tenemos que hacer para restaurar la democracia y el estado de derecho en Nicaragua lo más pronto posible, desde el lugar donde nosotros pertenecemos.

Miguel Mora, director de 100% Noticias, presentado en los Juzgados de Managua, doce horas después de su secuestro. Foto: Archivo/Cortesía

Hay una propuesta de un programa mínimo de gobierno, de reformas electorales, de creación de una coalición nacional opositora para ir a una elección libre. En ese contexto ¿tu persona, los presos políticos, visualizan un rol particular en el que puedan ejercer una competencia política?

Sí, es un consenso, si de nosotros depende postular a cargos públicos, y estoy hablando de alcaldías, concejales, y sobre todo en la Asamblea Nacional, tenemos que ser esa punta de lanza porque son más de ocho mil cargos de elección popular y tenemos que presentar candidatos. Y los presos o expresos políticos, gente decente, íntegra que no mira la política como un medio para enriquecerse, si no como un servicio a la población, tenemos que integrarnos a la política, porque es tan importante la política como para dejársela a criminales, asesinos y corruptos que tienen el control de las armas, de los diferentes poderes del estado.

Entonces ¿vamos a ir a unas elecciones para que sigan repartiéndose los cargos y nos vuelvan a hacer en unos años lo mismo? Creo que tenemos que tomar la política en serio. Debemos borrar esa cultura de corrupción, ilegalidad y servir al pueblo, por un periodo determinado, no hacerlo carrera, dejar después a las próximas generaciones, y educarlas para que sigamos en un proceso democrático en unos cincuenta, cien años y nos olvidemos de este tipo de dictaduras.

Controlar el miedo

Cómo ves esa expectativa de cambio ahora que la dictadura ha declarado el cierre total con la Alianza Cívica. ¿Hay condiciones en el país para generar suficiente presión política nacional e internacional bajo el estado de sitio que vivimos?

Si hay. Un ejemplo son tu servidor y los presos políticos que están haciendo su trabajo de forma cívica, pacífica y transparente en medio del acoso. Todos tenemos miedo, pero hay que controlarlo porque ellos apuestan a que nos paralicemos por el miedo. Y creo que el liderazgo nacional tiene que regresar al país aprovechando este impase porque la dictadura no puede seguir asesinando como lo hizo en abril pasado, tiene los ojos del mundo puestos en ellos.

Aunque se inventen mentiras, no convencen a nadie y saben que viene el tiempo de sanciones a las empresas y gabinetes y diputados y jueces corruptos y fiscales y oficiales de la Policía que tienen que enfrentarse a sus consecuencias. Si no recapacitan y buscamos una salida negociada entre las dos partes que tienen que ser las elecciones libres, transparentes, adelantadas para que el pueblo elija a sus nuevos gobernantes, no va a haber solución para la hecatombe económica.

¿Podría el régimen de Ortega quedarse más tiempo, indefinidamente, como ha ocurrido con el régimen de Maduro, en Venzuela o en Siria, y con otros regímenes autoritarios que logran aplastar esas demandas de cambio?

O puede que no. Desde el 18 de abril yo quedé sorprendido. Nunca esperé esto. Fuimos sorprendidos, el pueblo reaccionó, la juventud se levantó y el pueblo hoy está más informado, tiene más conciencia ciudadana y no quiere seguir en ese ámbito, cualquier cosa puede suceder en el país y no es que alguien lo organice, simplemente el pueblo de Nicaragua tiene aspiraciones libertarias. Puede pasar cualquier cosa.

Vos también conoces a Ortega. ¿Crees que después de todo lo que ha ocurrido, tiene alguna capacidad de tocar la realidad y entender que su salida es lo único que podría facilitar un cambio sin mayor sufrimiento y sin el quiebre económico del país?

Él tiene miedo, si pierde el poder lo pierde todo, el dinero, lo que su familia tiene y sus principales allegados tienen. La estrategia de él es ganar el mayor tiempo posible. Ya ellos saben que en unas elecciones libres y transparentes saldrán del poder para siempre, ellos quieren alargar ese periodo, y han decidido hacerlo matando sistemáticamente, reprimiendo nuestras libertades y exhibiéndose hacia el mundo por lo que son, asesinos, dictadores y de una forma cobarde, porque lo hacen ante un pueblo desarmado. Él está con miedo y los sandinistas que lo siguen, deberían también estarlo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Un hombre y su perro, La Habana. Por Charlie Lockwood (Reino Unido). Cámera: Canon:6D Mark II

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com