Maggie Carles y su amor por Cuba

By Helson Hernández

Maggie Carles

HAVANA TIMES, 28 marzo — Entrevista a la cantante Maggie Carles, una de las más completas y grandes voces que ha dado Cuba, quien a pesar de llevar años fuera de la isla, aun la recuerdan en su país con el respeto y la admiración que solo dejan los grandes artistas.  Como la propia Maggie ha dicho: “Amo a mi pueblo, y mi cariño por Cuba es superior a lo que pueda yo pensar.”

HT: Que ha sido para Maggie Carles expresarse a través de su voz, en pocas palabras: “Cantar.”

Maggie Carles: Entregar el don que Dios me dio, a todo aquel que quiera escucharlo.  Por este medio he podido expresar mis emociones y mis deseos de vivir y hacer felices a los que escuchan mi canto.

HT: Siempre se ha dicho que recordar es volver a vivir, por tanto en las siguientes preguntas, vivamos algunos de aquellos imborrables recuerdos de su reconocida y aun apreciada trayectoria desarrollada en su país.  Qué circunstancias propician renunciar, en aquel entonces, al popular dúo: “Maggie y Luis” junto a su esposo Luis Nodal, para centrarse usted como solista en una carrera más independiente.

MC: No fue mi decisión, el dúo se formó por una necesidad para Luís y yo estar juntos, éramos muy jóvenes y nos habíamos casado, Marzo 15, 1973, pero él era un cantante de una orquesta llamada Sublime.  Yo era ya una artista reconocida y las programaciones de Cultura, eran diferentes, siempre estábamos alejados, por eso fue que decidimos hacer un dúo diferente pero con canciones de amor y que reflejaran la felicidad de la pareja.

Maggie y Luís nació en 1977 y logramos una popularidad sin precedentes, aunque nuestra música era polémica, pues eran temas norteamericanos con letra en español, pero versiones no traducciones, fue entonces que después de 10 años en la cima de la popularidad, Luís decide que yo debía pasar a ser solista, dejando al dúo en un segundo plano, aunque siempre lo haríamos como un recordatorio de nuestra felicidad.

Así nació el sueño de Luís, “Maggie en Vivo 1”, en Septiembre del 1987, con un repertorio atrevido y arriesgado donde interprete desde la salida de Cecilia Valdés (a mi estilo), el Ave María, entre otras obra.

Los que fueron a esos 12 conciertos que hice se recordaran del mismo, te repito, fue una decisión de Luís, quien pasa en ese entonces a ser mi productor y manager, además de mi director artístico, aunque fue de mutuo acuerdo, la mayor parte cae en la responsabilidad de Luís, que prefirió sacrificar su carrera como cantante para dar paso a esta nueva etapa en mi vida del arte.

Mi segundo concierto fue en 1989 en el mismo teatro de La Habana Karl Marx, Maggie en Vivo 2, ese fue mi último concierto en Cuba y tuve la suerte de llevarlo por todo el país, hasta la ultima presentación en el teatro Oriente de Santiago de Cuba, lo recuerdo como si fuera hoy, también cumplí la promesa de dedicarle el Ave Maria a la Virgen de la Caridad, mi patrona, en su santuario en el Cobre situado en la referida ciudad, cumplí así una promesa que le hice antes de comenzar el concierto de 1987.  Era un concierto muy arriesgado, pero ella y Dios me acompañaron y acompañan siempre en esta vida.

HT: Aquel grandioso concierto que usted ofreció en el Teatro Kart Marx rompió con muchos convencionalismos que existían en la Cuba de entonces, un repertorio atrevido y una nueva imagen.  Tuvo que pasar por muchos sacrificios para llegar a este, el mas recordado espectáculo de Maggie Carles en la isla, no solo por exponerse a posibles censuras, sino  también desde el aspecto de su salud física.

MC: Me prepare mucho para ese salto en mi carrera, baje 105 libras, gracias al equipo del Hospital Amejeiras de la Habana, recuerdo a Rivero, al doctor Bartolomé, al Dr.  Barruecos, si alguno se me olvida, es que han pasado años, fue una dieta brutal, mi vida estuvo en riesgo, pero fue una batalla mas a vencer.  Ese concierto, fue el comienzo de mi carrera realmente, yo había hecho temas siempre juveniles y fáciles, pero ahora en diferentes idiomas, géneros, era más peligroso.

La crítica fue conmigo benévola, solo una crítica recuerdo, la cual no escuche, pero sí llego a mis oídos aquella anécdota cuando el intelectual cubano Sr.  Barnet, quien se encontraba en el público, pudo verme interpretando la salida de la Zarzuela Cecilia Valdés, dijo que yo no debía haber hecho ese tema y otro espectador que se encontraba detrás de él pregunto si estaba mal hecho, a lo cual él respondió: “No, está bien hecho, pero ella no debe incursionar en ese género.” y la persona le dijo: “bueno, yo por primera vez logro descifrar lo que dice la letra de la canción, porque con los intérpretes líricos es difícil de entender lo que cantan.”

Yo tome esto muy tranquila, porque respeto mucho a los cantantes líricos, esa es una escuela especial, pero yo lo hice como una prueba a mí misma de que podía cantar ese tema que tanto me gustaba.  A mí me gusta la ópera, la zarzuela, aunque sé que no es mi fuerte y nunca quise incursionar en ello.

Eso sí, la experiencia mayor para mí, o sea la más agradable, fue ver a los cinco mil espectadores en el teatro Karl Marx, ponerse de pie, durante 7 minutos de aplausos, incluso muchos llorando, cuando termine el Ave María de Schubert.  Fue impresionante, al extremo que ese día no logre dormir de la emoción.  Fue el momento más impactante de mi carrera, ver a mis cubanos complacidos y agradecidos de que yo les cantara ese tema, al que en aquella época del país todos tenían temor, infundado, pero temían.

HT: Fue un fenómeno interesante el hecho de que muchos quedaron sorprendidos, cuando usted aparece ya como solista, por la dimensión que empieza a tener su voz, y mas aun por el repertorio que aborda a partir de ese momento.  Qué repercusión para su futuro artístico pudo tener este cambio en su proyección?

MC: Para mí fue un gran cambio, siempre aunque las personas no lo crean he sido muy tímida, entonces después de estar 10 años acompañada en la escena de pronto me veo sola y con grandes responsabilidades, pero la mayor seguridad la tenía en Luís, que cuidaba cada detalle de mi trabajo desde el sonido, hasta donde yo tenía que pisar el escenario.

La repercusión fue grande, hasta yo misma empecé a conocerme, a conocer más mi voz y la capacidad de la misma, así como otros matices de mis interpretaciones.  Me sentía feliz, porque renacía nuevamente nuestro trabajo, mis temas eran más profundos en letra y más arriesgados en interpretación y trabajo vocal.

HT: Y Francia, que importancia tuvo este país para su carrera?

MC: Francia fue una escuela, a esta nación yo iba preparada con temas en Francés, pensando que llamaría la atención una cubana cantando en su lengua, pero no fue así, me di cuenta que ellos querían música cubana, canciones cubanas o internacionales, pero no Francesa.  Era increíble como aplaudían obras reconocidas del cancionero cubano como Siboney, La Candela, Tu vas a amarme, aunque hice otros temas en diferentes idiomas, nueve idiomas en total.

En fin, Francia fue una escuela que no olvidare jamás, aparte de que actué en un lugar pequeño, el público estaba ahí a tu lado y tuve que arriesgarme a interpretar latín jazz, pero ya tenía alguna habilidad porque había hecho varias actuaciones con Arturo Sandoval, el trompetista cubano,  y él me había enseñado alguna técnica en cuanto a  este género.  Pude visitar muchas ciudades de Francia que es un bello país, allí estuve durante 3 años.

HT: Usted ha tenido una posición siempre admirable, pues ha dejado claro que Ama a su país, y nunca se ha permitido a si misma dejarse arrastrar por temas vinculados a la política.  Alejarse de su tierra imagino ha sido otros de esos grandes sacrificios que usted ha hecho, por darle cierta prioridad a su carrera como cantante.

MC: Amo a mi país y a mi gente, a mi pueblo, soy de un barrio famoso porque dicen que tenía la llave, El Cerro, crecí en una familia que no hablaba de política.  Mi padre solo me enseño los valores de la vida y que había que querer al prójimo, respetarlo y nunca menospreciar a las personas que venían con buenas intenciones a tu lado.  Mi padre decía, “nunca mires a las personas desde arriba, miralas siempre con la mirada a tu lado, tu puedes ser especial, pero ellos son los que te harán mas especial aun.”

Maggie Carles en concierto.

Nunca hice temas políticos o comprometidos, canté a la juventud, visité sus escuelas en el campo, conozco cada pedazo de mi hermoso país, del cual me siento orgullosa.  Fui a la Sierra Maestra, (San Juan de las Yaguas, en  Santiago de Cuba) lugar donde ningún artista había ido, me gustaba ver la felicidad en sus rostros cuando les entregábamos canciones hermosas de felicidad, de lo hermoso de la vida y la unión de la pareja.  Nadie imagina hasta que lo vive, lo que significa apartarse de su familia, sin saber si algún día podrás volver a verlo.  Nuestro caso, los cubanos, es diferente, pues conozco colombianos, ecuatorianos, de muchos lugares que trabajan y viven en Estados Unidos  y visitan su país sin problemas, sin tener que pedir permisos ni visas, nosotros no tenemos derecho a eso.

Yo tuve que renunciar a esa libertad por decisiones erróneas, pero eso duele, no pude ver más a mi padre.  Siempre he dicho en cada entrevista, que nosotros decidimos vivir fuera de nuestra tierra, porque queríamos probarnos internacionalmente, sin dirección de nadie, ser libres, hacer lo que fuéramos capaces de hacer, si triunfábamos eran triunfos por nuestros valores, por nuestro esfuerzo.  Siempre he pedido en mis presentaciones que digan de Cuba Maggie Carles, porque soy cubana, aunque tenga una ciudadanía actualmente diferente.  Lo que he podido lograr fuera lo debo a la carrera que tuve en mi país, a mi pueblo que me entregaba sus aplausos, así fui creciendo y amando a esta gente mía, los cubanos.

Mira, hoy en día, con las nuevas disposiciones, no hubiese tenido que abandonar a mi tierra a mi familia, porque ya existe en Cuba lo que llaman, artista que vive en el extranjero, ya ves cómo cambia la vida, pero ya tengo familia también aquí, hijos, nietos, a los cuales no puedo renunciar, no me arrepiento de lo que hice, he puesto mi nombre, al lado de figuras Internacionales como Placido Domingo, Celia Cruz, Álvaro Torres, Gloria Gaynor, Armando Manzanero, entre otros.  Ahí en ese momento estaba Maggie, haciendo historia, pero era Cuba, mi sangre y mi corazón para que los que me aman y conocen bien, sientan estos triunfos como de ellos.

HT: Maggie, sinceramente, en su corazón y sus pensamientos, se ha visualizado otra vez cantando para su pueblo cubano, esa isla donde muchos esperan con ansias volver a darse el gusto de disfrutar artistas que supieron con su talento ganar un lugar imborrable como usted?

MC: Soy honesta cuando hablo que ese sueño es constante, pero ya las generaciones han cambiado, mi voz, mi presencia, fue borrada desde 1993, sin razón, yo no maté a nadie, no robe a nadie, pero fui y soy en la actualidad vetada en mi propio país.  Cuando llegué a los EU, recibí el apoyo de todos los cubanos que viven aquí, ellos me apoyaron y entregaron un amor a mi trabajo que muchos no conocían y me ayudaron para ser lo que hoy en día soy Internacionalmente.  Nunca he atacado ni atacare a ningún gobierno, no se dé política, pero si soy racional y veo lo malo y lo bueno.  Para mí, sería un privilegio poder realizar el sueño de presentarme nuevamente en mi tierra, pero ahora no es el momento, Dios sabrá cuando, también  tendrían que pasar muchas cosas que no quiero nombrar, para que eso pueda ser realidad.

HT: Y cuál sería el lugar de la Habana donde primero iría, donde mejor le afloran sus recuerdos.  Algún sitio especial?

MC: En el hospital de los enfermos del Sida y después en el Rincón de San Lázaro, caminaría por el Cerro, por la calle donde nací, después entonces un concierto masivo donde no haya público dirigido, sino todo aquel que quiera compartir este sueño.  El tiempo ha pasado, ya tengo 60 años, mi voz esta igual que cuando comencé, a Dios gracias.  No fumo, no bebo, me cuido, pero el tiempo pasa y las generaciones cambian.

HT: La canción mas especial de Maggie Carles, y por qué?

MC: La canción primera, de Armando De Sequeira, “Un final inesperado”, después el “Ave Maria”, son los temas que más han marcado mi carrera para siempre.

HT: En Estados Unidos, recuérdenos algunos de los trabajos que considera los más importantes desde que llegó a este país, y déjenos saber que ocupa su tiempo profesional actualmente.

MC: Mi primer concierto aquí en USA, fue en el teatro Jackie Gleason de Miami Beach, un primero de Mayo 1993, fue un lleno total y quedó otro teatro sin poder entrar público, así me abrieron sus corazones los cubanos que al igual que yo viven aquí.  Después vinieron muchos más, aquí en Miami, New York, Los Angeles, Las Vegas, Puerto Rico, New Orleans, viaje a Costa Rica, Ecuador, Argentina y Perú.  Mi primer disco en USA, fue el tema “Amor siempre tu”, que estuvo en el segundo lugar de la Billboard por más de 5 semanas.

“The Bodyguard”, ha sido la única versión en español de este tema, autorizado por su compositora Dolly Parton, a la cual conocí personalmente y tengo su carta aceptado esta versión como la única autorizada, después vinieron otros discos, temas como “Mi doble tú”, de las hermanas Diego, compositoras cubanas excelentes, estuvo en la Billboard más de 4 semanas en el 3 lugar.  “Paloma o Pantera, de un cubano compositor muy conocido Tony Medina, más tarde tuve el privilegio de ser producida por el mejor de los productores latinos de música, ya fallecido, el maestro Bebu Silvetti, en ese disco que para mí es el mejor de mi carrera.  Fueron éxitos 3 temas, “Yo soy una mujer”, “Amor espérame” y “Para que no me olvides.”

Silvetti fue como un hermano para mí, él supo sacar de mi voz el máximo, cuando el muere estábamos terminando otro disco con grandes temas de él, de compositores cubanos y mexicanos.  Seguido hice el disco Smile todo en Ingles, Broadway Latino con temas de Broadway y Cubanerias que es un disco con el acompañamiento de mi gran amigo Jorge Hernandez, con grandes canciones de la trova Tradicional Cubana.

También hice el monólogo del dramaturgo cubano Abilio Estevez, Habana en el Fondo del mar, esta fue mi primera incursión en el género dramático, a Dios gracias fueron 43 funciones llenas total, era un trabajo agotador, pues yo sola hice 5 personajes diferentes, pero me sentía bien por la reacción del público y la prensa latina y americana.

Otro momento hermoso fue cuando grabé junto al reconocido tenor español Plácido Domingo, dos canciones para su disco “Alma Latina” .  Placido es un gran ser humano y con la modestia que caracteriza a los grandes, esto ha sido lo máximo en mi carrera, aparte he compartido escenarios con Gloria Gaynor, Álvaro Torres, Armando Manzanero y otros.  Conciertos he hecho muchos, los más grandes en Miami han sido en el Jackie Gleason, Miami Dade County Auditorium y el Carnival Center, todos a Dios gracias con un lleno total de los cubanos que me han apoyado totalmente aquí y de público que no me conocía y cuando iban por curiosidad a los conciertos, quedaban después como asiduos a mis espectáculos.

Actualmente estoy casi retirada de los escenarios, han sido 43 años de trabajo constante, quiero descansar y disfrutar mis nietos y mi vida junto a mi compañero Luís, sin ataduras ni presiones.  Ahora estoy grabando temas para el nuevo canal de TV y radio de Disney, no son presentaciones como tal, son  canciones para niños  algunas y otras para mayores también, en películas y documentales, eso solo  me lleva al estudio de grabación, también estoy terminando lo que creo será mi último CD, con canciones que siempre quise cantar y no pude hacer, pero esto lleva tiempo y lo estoy haciendo en mi propio estudio en Atlanta donde vivo ahora.  No he decidido hacer mi último concierto, porque no sé dónde lo haré, quiero esperar este 2011 y descansar tranquila.  Creo que merezco estas largas vacaciones de las cuales estoy disfrutando día a día junto a Luís, ya llevamos 38 años de matrimonio y muy felices.

HT: Maggie Carles, finalmente que mensaje dejaría a quienes aun escuchan y esperan su música en Cuba.

MC: A los que escuchan clandestinamente mi música, les agradezco su atrevimiento y cariño, ojalá algún día puedan escucharla en la radio  libremente y las generaciones que no me conocen, sepan que existo, no solamente por sus padres.  Los que esperan mi música, no depende de mí.

Yo enviaría todo mi material a la radio, aunque confieso que no he perdido comunicación con miles de mis cubanos que han recibido mi música por otros cubanos que viven en Estados Unidos y que al igual que yo, aman a su tierra, la tierra más hermosa que ojos humanos han visto.

Soy una mujer feliz, realizada con una vida sentimental casi perfecta, junto a un hombre que me ha brindado su vida para entregarme la felicidad que siempre soñé .Un beso a mis cubanos  y espero que Dios les otorgue salud y felicidad a cada uno de mis hermanos cubanos y muy importante: “Amo a mi pueblo, y mi cariño por Cuba es superior a lo que pueda yo pensar.”

12 thoughts on “Maggie Carles y su amor por Cuba

  • Hola, Maggy, que alegría poder saber de tí, ahora puedo conectarme porque tengo internet, y buscar a todos los cantantes que en mi juventud me hicieron feliz con sus canciones, y una de esas cantantes eres tu, porque jamás me he olvidado de tí en solitario y junto a tú esposo Luis.
    Me alegro mucho que disfrutes de buena salud, al igual que los tuyos.
    Ojalá que muy pronto te podamos ver por Cuba.
    Que Dios te bendiga a tí y a todos los tuyos.

  • Mira Maggie increíblemente hoy en la mañana hoy una canción tuya aquí en la radio, y me acordé de tu cara que ya la había perdido en la memoria, de tu presentación en el Carlos Marx y de tu Ave María que tanto me marcó, salí a comprar una tarjeta para conectarme a Internet y decirte que aquí todos te recuerdan con cariño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *