Juventud nicaragüense: “No tenemos opciones políticas”

Cuatro jóvenes expresan a CONFIDENCIAL que no se identifican con los partidos políticos y rechazan la práctica de caudillos y pactos

Por Confidencial

HAVANA TIMES – “No, ningún partido político me representa. Ninguno representa mis intereses”, expresa Adela Espinoza de 25 años. “No representan ningún interés nacional”, comenta Ricardo Zeas, de 24 años. “No nos ofrecen algo diferente, sino lo mismo”, afirma “Pedro”, de 23 años. “No abordan las principales demandas de los jóvenes”, opina Wisthon Noguera, de 21 años.

CONFIDENCIAL conversó con cuatro jóvenes sobre la política nacional, las próximas elecciones presidenciales y el rumbo que lleva el país. Adela, Ricardo, Wisthon y “Pedro”, son cuatro jóvenes que nunca han ejercido el derecho al voto en democracia. En 2016, cuando tuvieron la primera oportunidad, en las elecciones generales de ese año, no vieron ninguna alternativa política.

“Solo había una figura por quien votar, que todo mundo decía ‘va a ganar’: es el partido actual de Gobierno”, comenta Espinoza, quien entonces tenía 19 años.

Noguera añade que, en 2016, “no existían muchas opciones y alternativas políticas por quién votar”. 

Zeas no participó en los comicios de ese año. “En nuestra Facultad de Derecho en la Universidad Politécnica de Nicaragua decidimos todos los estudiantes no participar en el fraude electoral”.

Cansados de pactos y caudillos

La cultura política caudillista, los pactos y fraudes electorales, son las principales razones del rechazo de los jóvenes a los políticos y las elecciones en Nicaragua. 

“Todos los políticos son corruptos”, responde Espinoza al consultarle sobre por qué no participa en política. “Los políticos han hecho de este país un despojo”, continúa. 

Para Noguera, “los pactos, formas de diálogo y consenso entre el gran capital y el régimen de (Daniel) Ortega y (Rosario) Murillo”, son los principales factores que influyen en que la juventud no participe en política. 

El desinterés por los problemas de la ciudadanía, por parte de los partidos y el Gobierno, es otra razón del rechazo de los jóvenes. “Tenemos en el país problemas de corrupción, problemas de derechos humanos. Sin embargo, también hay problemas del cambio climático, de empleo, económicos, y todos estos temas no están siendo abordados”, afirma “Pedro”.

Los jóvenes aspiran a un cambio profundo en la vida política del país, que pasa por la inclusión y la democracia. 

“El partido político que necesitamos todos los nicaragüenses, es la inclusión”, afirma Zeas, al consultarle sobre los cambios que le gustaría ver en la política nacional. 

“Primero que las personas que ya tienen años de estar en la política, se retiren y den espacio a las nuevas generaciones”, opina “Pedro”.

Noguera coincide con ambos y, además, aspira a que “se promueva la participación activa de la juventud” y “que los planes de Gobierno sean consultados con los jóvenes”.

Sin opciones

Pese a la demanda de los jóvenes de un cambio político en el país, “este parece lejano”, ya que aseguran que el proceso electoral, que culmina este domingo con las votaciones, tampoco será “democrático”.

“Este 7 de noviembre, que se deberían de celebrar unas elecciones democráticas, se celebran solo unas votaciones, porque estas no cuentan con las condiciones necesarias para que tenga legitimidad”, comenta Noguera.

“Ni siquiera conozco a los candidatos, no conozco su propuesta, no me siento involucrado en lo que ellos hacen y dicen que van a hacer”, expresa “Pedro”. 

Agrega sentirse “preocupada” por lo que pasará en Nicaragua en los próximos meses, y asegura que la juventud “tiene los caminos cerrados”.

“Solo tenemos dos opciones: Nos quedamos aquí (Nicaragua) por un trabajo precario o nos vamos del país”, lamenta “Pedro”.

“Lo que más siento es frustración, porque no podemos hacer nada”, subraya Zeas.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *