“Jorgito” del proyecto cubano Kamankola

Interview by Osmel Almaguer

"Jorgito" Foto: Yandi Fragela

HAVANA TIMES, 29 junio —Técnico Medio en Comercio.  Desde 7mo grado Jorge Lian García Díaz, 25, del municipio habanero, Cerro, fundó un grupo musical entre los socios del barrio.  Su nombre: Sentencia.  Con este grupo se presentó en el Primer Festival del Cerro, en la Piscina Gigante de Alamar.  Luego audicionó para una orquesta que se llamaba “K-fe Habano,” y fue aceptado como rapero.

– Vea articulo sobre el proyecto Kamankola.

Posteriormente trabajó como utilero en el grupo “Aceituna sin Hueso.” y logró que su rap fuera aceptado, haciéndose de un espacio en cada presentación del grupo.  Gracias a su cantante y directora Miriela Moreno cantó en prestigiosos escenarios del país, como el teatro García Lorca, el palacio de Bellas Artes, entre otros.  Luego, con Yibran Rivero y Vicente Alejandro, guitarristas ambos de Aceituna sin Hueso, grabó su primer demo en solitario, con el nombre de Musas Desechables.  De este demo salió el proyecto “Kamankola.”

HT: ¿En qué consiste el proyecto Kamankola?

Jorge Lian Garcia Diaz: En primer lugar decir que Kamankola es una palabra de la jerga cubana que significa intriga, trama.  Kamankola consiste en toda mi locura de creación.  Todo parte de un texto, y luego se me empieza a llenar la cabeza de toda la música que yo le quiero poner a ese texto y puede ser desde un blues hasta un rumbón, o sea, no tengo barreras musicales en ese sentido.  El objetivo principal de Kamankola es invadir el subconsciente del que escucha con la meta de lograr la reflexión, pero por otra parte es también gozar mi música, sentir cada golpe de tumbadora, cada clave, cada gota de sudor.

HT: ¿Cuándo y cómo surge el grupo?

JLGD: Surge, como ya te conté, con la creación de un demo.  Cuando tuve el disco en mis manos con sus 10 canciones y comprendí que reunía todo lo que yo quería defender, que me tocaba el corazón, que alimentaba mi espíritu, entonces comprendí que realmente necesitaba sacarlo pa´ la calle.

 

Comenzamos a base de préstamos de músicos, con el bajista de “Doble Filo.” los guitarristas de “Aceituna sin Hueso.” un baterista que en realidad era timbalero y un tumbador “mostrísimo” que venía conmigo desde “K-fe Habano.” Yo, como compositor, director y cantante del grupo, fajáo al duro con todo esto que no me imaginaba que fuera tan duro emprender y sacar adelante.

 

HT: ¿Quiénes han colaborado además con Kamankola?

JLGD: Pertenezco a la Asociación Hermanos Saiz, gracias a ella hice mi primer concierto en la Madriguera.  La verdad es que he tenido suerte en el sentido de la colaboración, gracias a Dios he hecho una amistad sincera con algunos músicos que todavía hoy no dejan de salvarme el pellejo, como es el caso de Yamil-flow, cantante y director del proyecto “Deja-vú.”  que cada vez que se me antoja algo está ahí sin ningún tipo de interés.  El caso de Vicente y Yibran (ahora dúo “DcoraSon”) que igual sacan el tiempo para dedicármelo, el caso de Darío, director del proyecto audiovisual “Bajo Costo Visión.” y así, unos cuantos.

"Jorgito" Foto: Yandi Fragela

HT: ¿Cuáles obstáculos ha encontrado Kamankola en su corta vida de existencia?

JLGD: Dificultades muchísimas.  Creo que aquí si no haces magia te quedas en el camino.  Aquí no hay forma de resolver nada.  Todo te lo tienes que inventar como puedas, y si no puedes jódete.  Yo, como tantos artistas, estoy metido hasta el cuello en mi sueños, hay momentos en los cuales siento que es imposible, pero hay que ponerse fuerte, sacar bomba y decir que esto no lo para nadie.  Si no se piensa de esta forma y nos dejamos vencer por la primera traba que nos ponen, nunca vamos a hacer ni a terminar nada.  La lucha es larga y el triunfo un enigma, cada vez los obstáculos son mayores, lo único que no se puede quedar chiquito es el corazón.

HT: ¿Y en cuanto a los temas que prefieres abordar en tus canciones?

JLGD: Tengo 2 tipos de canciones, las que dicta el corazón y las del alma.  En las primeras toco  temáticas completamente reales, denuncio todo lo que me molesta, todo lo que me atrapa y me asfixia, todo lo que condena.  En las otras dejo que la musa me haga el amor.  De ahí puede salir cualquier cosa, es dejarte llevar por el viento a donde se le antoje, es disfrutar el arte de componer, de saber que tienes cosas que decir.

HT: ¿Has recibido algún tipo de reconocimiento que te dé fuerzas para seguir?

JLGD: Gracias a mi único demo salí nominado en el festival Cuerda Viva en la categoría de Música Fusión, con él también he tenido varias presentaciones, fui nominado y premiado en el festival “Puños Arriba.” en la categoría de mejor tema Spoken Word.  En estos momentos me encuentro grabando un segundo demo y con este pretendo lo mismo que con el otro, llegar al corazón de la gente.

Desgraciadamente el dinero lo es todo en este mundo materializado, y por supuesto a mi me ha tocado tener que ser un subordinado más.  Sin dinero no se pude hacer nada.  Yo tengo que mantener una banda y eso implica tener instrumentos y ese tipo de cosas.  Para presentarnos en algún lugar hay que mover todos esos instrumentos y para eso hace falta transporte.  Para ensayar se necesitan equipos de audio, y para alquilar esos equipos de audio hace falta dinero.  Para grabar un tema (que no es mi caso, por suerte) hace falta un estudio y para ir a un estudio hace falta dinero.  Todo, por muchas vueltas que se le den, va a para al jodido dinero.

HT: ¿Cuáles son las fuentes nutricias de las que bebe Kamankola?

JLGD: En preferencias musicales voy, como dice el dicho, de lo sublime a lo ridículo.  Me considero un Van Vanero más, pero también sigo la música de Interactivo, las locuras de Francis del Rio, la canción del sentimiento de Polito Ibáñez, la de Pancho Céspedes, las metáforas de Joaquín Sabina, la poesía de Alejandro Sanz, etc.  Estas son mis fuentes de consumo, de aquí parten todas mis canciones, de todos estos grandes de la música y la canción.

HT: ¿Cuánta presencia tienen los jóvenes músicos en el panorama social de la cuba actual?

JLGD: Los jóvenes vienen duro, con mucha madurez, con mucha convicción de lo que  quieren.  Creo que hay que dar espacio, espacio real, no ese que dicen que hay y que en realidad no existe.

HT: Has confesado sentirte orgulloso de ser cubano.  ¿Qué significa Cuba para ti?

JLGD: Cuba lo es todo, la base, el sentimiento, el orgullo.  Ser cubano es ser historia, es mirar atrás y decir ¿qué fue Cuba?, ¿qué es?, ¿qué será? Está el que lucha por lo que fue, el que lucha por lo que es, yo lucho por lo que será y quiero que sea como muchos lo quisieron, LIBRE!!!.


One thought on ““Jorgito” del proyecto cubano Kamankola

  • el 14 julio, 2011 a las 1:00 pm
    Permalink

    Osmel, hermano, me ha encantado la entrevista, pero, sobre todas las cosas, me da tremendo orgullo que te guste mi proyecto y mi cancion KARABANA.
    un abrazo fuerte y que nunca se te apague la luz de lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *