FAO: La voluntad política de los gobiernos es clave para lograr la seguridad alimentaria

ENTREVISTA

Ricardo Marapi Salas

Luis Lobo (FAO)
Luis Lobo (FAO)

HAVANA TIMES – La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, aseveró que se necesita una adecuada voluntad política de los gobiernos latinoamericanos para garantizar la seguridad alimentaria y enfrentar la desnutrición crónica infantil.

En una entrevista con la Agencia Pulsar, el coordinador de la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre de la FAO, Luis Lobo, manifestó que se necesita que el tema de la seguridad alimentaria esté posicionado en la agenda de los diversos actores de la sociedad.

Explicó que en la actualidad el problema de la desnutrición crónica y de la seguridad alimentaria no es un problema técnico sino político. Señaló que sí existe la suficiente capacidad técnica para resolver el problema del hambre y la suficiente capacidad de alimentos para resolver la desnutrición crónica infantil. Sin embargo el problema sigue siendo eminentemente político porque se necesita que esté en la agenda de los gobernantes y de la Sociedad.

La Iniciativa América Latina y Caribe sin Hambre es un compromiso de los países y organizaciones de la región. Desde su inicio contó con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

La importancia de la pequeña agricultura

Luis Lobo también manifestó que en la FAO están convencidos de que la pequeña agricultura es un elemento importante dentro del conjunto de políticas sectoriales que se deben implementar para enfrentar la desnutrición crónica infantil.

Dijo que uno de los grandes retos de América Latina es reconocer el papel importante de la pequeña agricultura en el logro de la seguridad alimentaria. Aseguró que la producción local de la agricultura familiar tiene un papel determinante en la dieta diaria de los pobladores rurales.

“En la región, el 60 o 70 por ciento de alimentos es producido por la pequeña agricultura y no reconocer su papel en la alimentación de una sociedad es perder una oportunidad como país”, manifestó el coordinador de la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre de la FAO.

FAO_Perú_VisibilizarlosLa lucha contra la desnutrición infantil también enfrenta una serie de amenazas. Luis Lobo manifestó que una de las primeras amenazas es no desarrollar políticas públicas que fomenten la seguridad alimentaria y nutricional de los países.

La segunda amenaza es el alza y volatilidad de los precios de los alimentos. “El año pasado hubo una baja en el índice de los precios de los alimentos pero eso no asegura que este año vaya a seguir bajando. La volatilidad de los precios es una variable que hay seguir manejando”, señaló el funcionario de FAO. La tercera amenaza es el cambio climático y sus efectos en la producción de alimentos.

La necesidad de fortalecer la producción local

Por esa razón, uno de las principales propuestas de la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre de la FAO es fortalecer la producción local. Por ejemplo, Luis Lobo lamentó que el cultivo andino y tradicional de la quinua se esté dejando de producir en algunas zonas de Perú, precisamente en este 2013, que nombrado por la FAO como el “Año internacional de la Quinua”.

“La quinua se ha dejado de producir porque algunas políticas sociales han fomentado otro tipo de consumos como el arroz. Eso ha ido degradando la producción local provocando que en algunas zonas ya no se produzca quinua. En FAO creemos que la producción local, la compra de alimentos locales para el desarrollo de programas sociales, y otras políticas, son elementos que pueden ayudar a la seguridad alimentaria”, manifestó Luis Lobo. (PULSAR)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *