Entrevista con Reinaldo Escobar: ‘Soy un ciudadano independiente’

Por Yusimí Rodríguez

Reinaldo Escobar

HAVANA TIMES — Durante meses he querido entrevistar a Reinaldo Escobar, autor del blog desdeaquí y moderador del audiovisual Razones Ciudadanas. Es también el esposo de la bloguera Yoani Sanchez, quien actualmente se encuentra en una gira internacional. Nos encontramos en una cafetería de Miramar y antes de que lance la primera pregunta me hace una síntesis de su vida.

Reinaldo Escobar: Nací en Camagüey, en 1947, me gradué de periodismo y he pasado cinco postgrados en Marxismo.

HT: ¿Marxista?

RE: Marxólogo.

Al final de la carrera querían expulsarme de la universidad por autosuficiente, híper crítico, inmaduro y tener tendencias a la literatura. El castigo fue enviarme a la Columna Juvenil del Centenario, en Camagüey, no como cortador de caña, sino como periodista. Permanecí año y medio.

Luego trabajé en la revista Cuba Internacional, y posteriormente, en el diario Juventud Rebelde. Tras año y medio, el 18 de diciembre de 1988, me comunicaron en una reunión que no podía continuar allí ni ejercer más el periodismo. Fui trasladado a la Biblioteca Nacional, donde, con otros compañeros, solicité una reunión para discutir los acuerdos del Cuarto Congreso del Partido. Recibimos un mitin de repudio y decidí irme.

Luego fui mecánico de elevadores y bibliotecario en un tecnológico hasta 1994, ese fue mi último empleo estatal. Después, impartí español para extranjeros. En el 2004, fundé, con otros amigos, la revista digital Consenso, que evolucionó hasta el portal digital Desdecuba. Ahí, aprendí periodismo digital con Yoani, y abrí mi blog.

Este hombre, que de niño recitaba fragmentos completos de discursos de Fidel Castro, en sueños, y aún puede citar varios de memoria, se enorgullece de textos cómo “¿Qué fue el fidelismo?”, “Es muy fácil prohibir” y “El argumento secreto”, y de ideas cómo la necesidad de despenalizar la discrepancia política.

HT: ¿Usted y su esposa aparecen en el registro de elecciones?

RE: Sí, nuestro hijo Teo también. En la votación por los delegados a nivel de circunscripción, asistimos al colegio electoral para apoyar una campaña de Pedro Campos, que consistía un escribir una D, de Democracia, en la boleta. No asistimos a la elección de diputados al parlamento.

Creo que este gobierno debería asumir el bloqueo con dignidad, pues se lo ganó con su actitud revolucionaria. ¿Pensaban que los norteamericanos aplaudirían la confiscación de sus bienes? El gobierno cubano apostó al caballo perdedor que fue el Campo Socialista, y la historia demostró que eso fue un error. No les reprocho por no ser adivinos, pero sí el no ser consecuentes con sus actitudes.

Creo en las instituciones y que Cuba debería tener un parlamento, en el cual las personas representen una diversidad. En el cubano hay una diversidad racial, etaria, ocupacional y de género, pero no política. Por tanto es una diversidad falsa.

La prueba es que las votaciones, en su inmensa mayoría, son unánimes. En más de treinta años, no han echado atrás una ley propuesta. El parlamento es formado por una comisión de candidatura integrada por las organizaciones de masa, que son poleas de transmisión del poder.

La mayor parte de los máximos dirigentes de estas organizaciones son miembros del Comité Central del Partido. Puedes apostar que entre los estatutos de estas organizaciones se incluye ser fieles al Partido, a la Revolución y a Fidel.

Lo peor es que los electores no saben cómo piensan ni los candidatos a la circunscripción ni al Parlamento, porque la Ley Electoral prohíbe hacer campaña. No saben cómo votará esa persona en el Parlamento sobre cuestiones como el matrimonio homosexual, la ampliación del trabajo por cuenta propia, etc. No estoy hablando de socialismo o capitalismo.

El elector no sabe cómo piensa quién lo representa en el Parlamento. Por eso no voté. Teo decidió no ir.

HT: ¿Ser hijo suyo y de Yoani Sánchez ha traído alguna consecuencia negativa para la vida de Teo?

RE: En lo absoluto. Es un buen estudiante y yo asisto a todas las reuniones de padres. Una vez, se enviaron unos mensajes anónimos en el aula por el Día de los Enamorados. La profesora fue la receptora de los papelitos y los leyó en voz alta. Había uno para Teo que ella no quiso leer, porque era esta pregunta: ¿por qué tu mamá es Dama de blanco? El lamentó que no se hubiese leído en voz alta, para aclarar que su madre no era Dama de Blanco, pero de serlo, él estaría orgulloso.

Una buena amiga, miembro del Partido, me preguntó una vez si no temía que le sucediera algo a mi hijo. Le respondí que ella debía opinar peor que yo de las autoridades de este país.

HT: En su blog, describe su expulsión de Juventud Rebelde como el suceso que lo hizo un hombre libre. ¿Qué sucedió?

RE: Trabajé muchos años en la revista Cuba Internacional, que se dedicaba a edulcorar la realidad cubana, pero me aburrí de eso. Además, el proceso de la Perestroika y la Glaska en la Unión Soviética me entusiasmaron con la idea de que en Cuba podía ocurrir algo parecido. Dejé aquella revista y entré a Juventud Rebelde para hacer un periodismo crítico y libre.

Reinaldo Escobar

Logré publicar textos muy críticos, de los que estoy orgulloso, especialmente de “Es muy fácil prohibir”, sobre la prohibición a los varones de llevar el pelo largo en las escuelas. Me habían encomendado un artículo sobre el inicio del curso escolar y fui al parqueo de la Ciudad Deportiva, donde se reunían los ómnibus que llevaban a los alumnos a los preuniversitarios en el campo.

Vi que el director no dejaba montar a algunos por el largo del pelo. Me identifiqué como periodista de Juventud… y cuestioné al director por su actitud. Dijo que esa prohibición aparecía en el reglamento escolar. Esa misma tarde lo consulté en la biblioteca del Ministerio de Educación. Descubrí horrorizado que no aparece la palabra pelo por ninguna parte. Escribí un artículo que desenmascaraba esto, y fue un escándalo.

En un preuniversitario de Ciudad Libertad, los estudiantes colocaron el artículo en el mural; la directora lo quitó y prohibió colocarlo ahí otra vez. Entonces los estudiantes escribieron fragmentos de mi artículo en la calle, con tiza. Es lo más lindo que me ha pasado en mi carrera de periodista. El Ministerio de Educación envió una carta al periódico diciendo que periodistas como yo conspiraban, etc.

El director me encargó un artículo sobre el aniversario 30 del triunfo de la Revolución, para que me “limpiara”. Sé que quería ayudarme y lo agradezco. Escribí un artículo titulado “Treinta años después, ¿de qué se quejan los jóvenes en Cuba?”. No se publicó, claro. Días después fui citado a la reunión que mencioné antes. Me acusaron de escribir textos con doble lectura y de instigar a los jóvenes. Escribí una apelación que no funcionó.

Durante mucho tiempo estuve deprimido. Muchas personas me daban apoyo moral, aunque todos habían levantado la mano en la reunión para que me expulsaran, excepto José Antonio Évora, que perdió su carné de la UJC por apoyarme. Ahora está en Miami.

Con el tiempo comprendí que me liberaron. De haber continuado allí, sería como muchos ex colegas que me encuentro en la calle y creen estar haciendo algo muy grande por escribir que la cosecha de papas es insuficiente, o mencionar a Fidel Castro sin decir Comandante en Jefe. Me sentiría ridículo si estuviera haciendo eso.

HT: Una estudiante universitaria, que ha podido leer algo del periodismo independiente, me decía que a ustedes no se les podría acusar de mentirosos, pero sí de mostrar solo la peor parte de la realidad cubana. ¿Cree que el periodismo independiente está tan ideologizado como el oficial?

RE: De ser cierto que el periodismo oficial está ideologizado, estaría plenamente justificado que existiera una contraparte. Si tratáramos de ser equilibrados, de reflejar lo malo y lo bueno, no estaríamos cumpliendo nuestro deber de equilibrar el periodismo nacional. En una división del trabajo que nadie ha ordenado, al periodismo oficial le toca edulcorar la realidad, y al alternativo desenmascarar eso.

HT: Hace meses conversaba con una amiga impedida física, que no logra recibir un medicamento imprescindible por el bloqueo. El gobierno de Cuba usa el bloqueo como pretexto para todo, pero siento que el periodismo independiente lo obvia o resta importancia a su efecto en la situación del país.

RE: El periodismo independiente no es un grupo homogéneo ni un partido político. Cada cual escribe lo que quiere. No hay política editorial. Yo he escrito sobre el bloqueo, al igual que Yoani Sánchez y otros.

Creo en las instituciones y que Cuba debería tener un parlamento, en el cual las personas representen una diversidad. En el cubano hay una diversidad racial, etaria, ocupacional y de género, pero no política. Por tanto es una diversidad falsa.

El verdadero peso del problema es otra cuestión. He discutido con funcionarios norteamericanos y he dicho que el bloqueo es una aberración que debe desaparecer. No solo porque tu amiga carece de esa medicina, sino porque le da el gran pretexto al gobierno de que somos una plaza sitiada donde la disidencia es traición.

Cuando era adolescente, Fidel Castro dijo que alcanzaríamos el futuro luminoso a pesar del bloqueo. Este se promulgó porque al Gobierno Revolucionario le pareció correcto confiscar las propiedades de los norteamericanos. Tengo entendido que no era para perjudicarlos a ellos, sino para beneficiar al pueblo. El resultado no fue ese, sino el bloqueo. Y las consecuencias son las que conocemos.

Se dice que con no sé cuántas horas de bloqueo se podrían comprar no sé cuántas cuerdas de violín. Han sacado esas cuentas que no entiendo, pero que de alguna forma son ciertas. El único país que produce cuerdas de violín es Estados Unidos. Ni China ni Rusia las producen. Supongo que el medicamento que necesita tu amiga tampoco lo produce otro país.

Creo que este gobierno debería asumir el bloqueo con dignidad, pues se lo ganó con su actitud revolucionaria. ¿Pensaban que los norteamericanos aplaudirían la confiscación de sus bienes? El gobierno cubano apostó al caballo perdedor que fue el Campo Socialista, y la historia demostró que eso fue un error. No les reprocho por no ser adivinos, pero sí el no ser consecuentes con sus actitudes.

Estuve en esa plaza donde Fidel Castro se quedó afónico leyendo la lista de propiedades norteamericanas, y la gente gritaba “se llamaba”. También quedé afónico. Estuve dispuesto a asumir las consecuencias. Alfabeticé y entré voluntariamente a las fuerzas armadas antes de que existiera el servicio militar obligatorio, porque el Comandante hizo un llamado para las tropas coheteriles antiaéreas. Me dijeron que el futuro luminoso venía y lo creí. Lo que vino fue el fracaso, porque todo era fruto del voluntarismo y la ambición de poder.

No me gusta el bloqueo, aunque entiendo por qué se promulgó.

HT: Tengo dudas al definirlo: ¿disidente, opositor?

Reinaldo: Soy un ciudadano independiente. 

Continuará…..

 


36 thoughts on “Entrevista con Reinaldo Escobar: ‘Soy un ciudadano independiente’

  • el 2 abril, 2013 a las 4:13 pm
    Permalink

    El bloqueo, entiendo yo es también producto de la política de EEUU de defender los derechos humanos en todo el mundo, presionando a esos gobiernos. No quiero decir con esto que esté bien o mal. Sólo digo lo que he leído sobre eso. Estos gobiernos totalitarios muchas veces usan los recursos para aventuras foráneas, para incrementar su arsenal de guerra y para apuntalar su dictadura mientras el pueblo se queda sin ningún beneficio. Esa es también una de las razones del bloqueo.

  • el 2 abril, 2013 a las 4:02 pm
    Permalink

    Muy buena entrevista. No tuve el gusto de conocerlo personalmente pero viví algunas de sus experiencias. Yo también asistí a innumerables manifestaciones y concentraciones en la Plaza de la Revolución. A pesar de ser extranjero me sentí como un cubano más en esa especie de embriaguez revolucionaria de los primeros años. Todo era para el pueblo y hasta se trató de que todo fuera gratis, cosa que con el tiempo fue impactando a la economía. Los hoteles y playas que al principio fueron puestos a disposición de las masas poco a poco fueron nuevamente prohibidos. La condición del cubano fue en un corto período de tiempo puesta en una segunda o tercera clase, muy por debajo de los turistas y técnicos. Y las razones fueron siempre las mismas : El bloqueo. ¿Pero cuál bloqueo si muchas veces cuando Cuba era miembro del CAME y recibía una remesa de miles de millones de dólares por parte de la antigua Unión Soviética, muchos dirigentes incluyendo Fidel se burlaban de eso? Además ¿cuál problema con las medicinas si existe desde hace décadas el llamado “turismo de salud”? Lo que de verdad sucede es que muchos millones se utilizaron para las aventuras de Cuba en diferentes países del área y áreas mas alejadas aún. Se despilfarraron muchos millones en malas decisiones que hubieran obligado a renunciar a cualquier gobierno en cualquier otro país democrático. Si, el bloqueo es algo que afecta a la Isla, pero no tanto como afecta la tozudez de sus dirigentes, que pareciera que pasaran todo el tiempo titubeando en si darle derecho o no al pueblo a determinadas cosas que son fundamentales para su propio desarrollo.

  • el 2 abril, 2013 a las 3:36 pm
    Permalink

    Alemanes a tomar cursos de Español en Cuba? y yo pensaba que ivan a por las mulatisimas…es que ir a España le sale mucho mas varato y en Castilla se habla mejor que en Cuba, en general los estudiantes en lenguas extranjeras van al País donde mejor se pronuncia, pero a lo mejor es en Cuba, en Centro Habana donde mejor se pronuncia la lengua de Cervantes…enfin el mar.

  • el 2 abril, 2013 a las 1:57 pm
    Permalink

    Siempre supe, por lo que he leído en su blog, y por sus declaraciones que muchas de las ideas que Yoani Sánchez defiende en realidad son ideas de Escobar. No digo que Yoani no tenga sus propias ideas; pero es obvio que Escobar ha tenido un influjo decisivo en la formación intelectual de Yoani. O sea, que él es Platón de nuestra Aristóteles, así de simple. Ahora bien, me preocupa enormemente que él subestime el daño que el gobierno puede causarle a su familia —a Teo—, el caso Payá podría (debería) ayudar a poner los pies sobre la tierra a este periodista que, en este sentido, peca de optimista.

    Hace unos días un forero publicó este link http://es.scribd.com/doc/130644989/Consuelo-o-El-asesinato-de-Yoani-Sanchez en la página 54 y 55 de esta novela se narra cómo el gobierno asesina primero a Yoani y luego a él.

    La impresión de que la vida de Yoani Sánchez peligra se hace más grande cada día. Sé que ella, ni él, va a amedrentarse; pero deben ser cautelosos y crear círculos de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *