Entrevista al Bailarin Cubano Lienz Chang

Por Helson Hernández

Lienz Chang

HAVANA TIMES, 15 marzo — Lienz Chang es uno de los grandes que dio el Ballet Cubano. Hoy es Maitre del Teatro alla Scala de Miláno, Italia.  Recientemente Chang fue entrevistado por Helson Hernández para Radio Metropolitano.  Por el interés de nuestros lectores hemos pedido al entrevistador autorización para republicar la entrevista.

¿Cuántos años ya en la danza?

Lienz Chang: Bueno en realidad llevo casi toda una vida en mi carrera como bailarín profesional, inicié mis estudio a los 10 años en la Escuela de Arte de la Provincia de Matanzas,  con 15 años pasé a la Escuela Nacional de Arte en La Ciudad de la Habana y a los 18 años entré en la filas del cuerpo de baile del Ballet Nacional de Cuba.  Como verás comienzo mi carrera profesional en el Ballet Nacional de Cuba en 1986, hasta la actualidad 2010, son 24 años en la danza.

Ud es oriundo de Matanzas, ¿quíen le facilita iniciarse en el Arte del gesto en movimiento, o quíen descubre sus posibilidades para esta profesión?

LC: Si, soy Matancero, pues  fueron mis padres, Caridad Oliva Valdés y Víctor Luis Chang Valladares.  Al principio inicié con gimnasia artística masculina, eso me dio un tono muscular y unas condiciones físicas que me ayudó mucho al empezar ballet.

¿No eres el único bailarín en la familia?

LC: Bueno si, hay más bailarines en la familia.  Yat-Sen Chang quien es Principal  del English National Ballet en Londres Inglaterra, Lumei Chang Maestra y bailarina de danza española en el Centro Pro-Danza de Cuba bajo la Dirección de Laura Alonso y tiene su propia compañía, y las nuevas generaciones mi hijo Oliver Chang  que todavía está estudiando Ballet en La Habana, y Olivia Chang hija de Yat-Sen Chang que vive en Londres.  También tengo algunos primos que están estudiando en Matanzas….

Lienz Chang en Giselle

En el Ballet Nacional de Cuba usted logra desarrollar una carrera que le sitúa entre los bailarines masculinos que sin dudas, permanecerán en la historia de la compañía cubana.  ¿Qué reflexiones le traen este comentario?

LC: Mi generación tuvo una gran oportunidad, la cual supimos aprovechar, tuvimos grandes maestros, y grandes primeros bailarines de los cuales aprendimos lo que hoy en la actualidad somos.  Como ud.  ha dicho, Primeros Bailarines que nos sitúan en la historia del Ballet Nacional de Cuba.

En los últimos años de su carrera como bailarín, usted fue uno de los partner de Alicia Alonso.  Sinceramente, ¿qué fue para Lienz Chang bailar con Alicia? y ¿de qué manera enriqueció esta oportunidad el nivel artístico suyo?

LC: Durante 7 años de carrera he sido partenaire de la Prima Bailarina Assoluta Alicia Alonso, personalmente es una experiencia única, una gran responsabilidad.  He aprendido a su lado el desarrollo artístico y técnico de este arte.  Es un gran honor y privilegio haber compartido escenario junto Alicia Alonso, y estar entre los partenaire que han hecho historia en el Ballet Nacional de Cuba, como Igor Yuskevich, Azary Plisesky, Jorge Esquivel, Cyril Atanasov y Vladimir Vasilev.

¿Las obras más importantes para usted junto al Ballet Nacional de Cuba, entre las tantas que pudo interpretar?

LC: Entre las obras más importantes que bailé con trascendencia están los clásicos Giselle, Lago de los Cisnes, Coppelia, Don Quijote, III Acto de la Bella Durmiente y de la creación más contemporánea  Electra Garrido y Dionaea de Gustavo Herrera, La Peri, Azor, Poema del Fuego y Prometeo de Alberto Méndez, Hamlet de Iván Tenorio…….

De todas estas obras si tuviera que volver a bailar junto al Ballet Nacional de Cuba, cuál seleccionaría para regalarse a usted y al público de la Isla una vez más.  ¿Y por qué?

Lienz Chang con Alicia Alonso

LC: Sinceramente me gustaría poder enseñar algunos de los personajes que he bailado a la nueva generación.  Bailar en la actualidad sería algo especial que seleccionaría con mucho cuidado para poder pararme otra vez frente al público cubano.  Es mejor que te recuerden como lo has hecho y no que digan: ya no es el mismo de antes.

Hace años se encuentra en Europa desarrollando una carrera internacional que le ha permitido nutrirse de otras influencias en la danza.  ¿Podría enumerarme algunas de las experiencias que considere más relevantes, desde que salió de Cuba hasta el momento?

LC: Si, después que terminé como partenaire de Alicia Alonso, tuve la gran oportunidad, gracias a un gran amigo, Michel Martín, de trabajar con el gran coreógrafo Roland Petit en el Ballet Nacional de Marseille, en la actualidad soy Etoile (Estrella) y Asistente coreográfico de Roland Petit.

¿Y actualmente Lienz Chang sigue haciendo sus clases de ballet, continúa bailando…  ¿Exactamente qué ocupa su tiempo profesional en estos momentos?

Lienz Chang en Prometeo

LC: Actualmente soy Maître de Ballet en el Teatro alla Scala de Milan, donde el tiempo libre no existe.  Estoy cada día aprendiendo más, sobre todo algunos ballets que nunca había bailado y que ahora debo enseñarlos y asistente de los responsables que vienen a hacer los montajes de dichas coreografías, como, El hijo Pródigo de Balanchine, Romeo y Julieta y Manón de MacMillan, Oneguin de Cranko, Hermán Schmerman de Forsythe, la versión del Lago de los Cisnes de Nureyev, Pink Floyd Ballet de Roland Petit…

Si tuviera que agradecer a un grupo de personas por lo que ha podido lograr hasta hoy, y por la formación que ha alcanzado en su trayectoria, ¿a quienes tuviera en cuenta?

LC: Primero que todo a mis padres y a toda mi familia por el apoyo que siempre he tenido de ellos.  Por otra parte a mis maestros en Matanzas, María Elena Fernández, Yolanda, que me han dado la base para el desarrollo de esta profesión.  Y personalmente a Loipa Araujo, Laura Alonso, Pablo Moret, Jorge Esquivel, Lázaro Carreño, Orlando Salgado y Alicia Alonso, que me han enseñado la formación profesional que tengo hasta el momento y que transmito a la generación nueva.

¿Se vería Lienz Chang una vez más, en escenarios cubanos?

LC: ¿Porqué no?, tengo un hijo en Cuba: Oliver Chang, quien ya está bailando en el escenario del Gran Teatro García Lorca, así que esperemos que la generación continué…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *