El escritor cubano Nicolás Dor

By Helson Hernández

Nicolás Dor

HAVANA TIMES, 13 junio — Entrevista al reconocido escritor cubano Nicolás Dor, cuya obra dramaturgia ha trascendido en el Teatro cubano.  Recientemente Premiado en Nueva York, como mejor autor del año, por la Asociación de Cronistas de espectáculos (ACE).

HT:  También posee trabajos narrativos como escritor, aunque su obra como dramaturgo le ha definido mas.

NICOLAS DOR:  Por supuesto, hasta ahora sí porque son mas de 30 piezas teatrales las estrenadas, y novelas solo dos.  La novela mas reciente fue “El legado del caos.” se vendió con este título.  Por cierto yo espero que se haga un a reedición, pues no quedo ningún ejemplar en librerías.

HT: Como surge la necesidad suya de desviar la atención del género por el que mas le conocemos, y adentrarse en la narrativa.

NICOLAS DOR: Bueno le confesaré que lo primero que escribí fue una novelita a los 8 años, fue una noveleta en verso con su historia y todo.  Yo estudiaba actuación en la Academia de Artes Dramáticas a los 10 años empezando ya a escribir poemas, después estrené en el año 61 mi primera obra dramática:  “Las Pericas.” y a partir de ahí escribí mucho teatro.

Pero la cosa de la narrativa estaba, y afloró muchos años después, en el año mil novecientos ochenta y algo comienzo a escribir “El legado del Caos.” no me salía bien aquello por lo que decido parar, y lo retomo en el año 2002, con mas seriedad, y finalmente salió publicada en el 2008.

Como se dan cuenta la novela exige mucho tiempo, y sobre todo este caso que es una novela que aborda determinadas etapas de la historia de Cuba con una documentación muy específica.  Por lo general los narradores dicen que el género mas difícil es el drama y yo como dramaturgo básicamente digo que es mas complejo escribir la novela, y ahora mismo estoy en proceso de otra.

HT:  Usted también tiene la dualidad de escritor – director, pues muchas de sus obras las ha podido concebir y llevar a escena a la vez.

NICOLAS DOR: Pues si, mi obra para Teatro mas reciente estrenada este año es “La profana familia.” y yo dirigí el elenco que trabajó y trabaja aun para la puesta.  Realmente no me gusta para mi el termino de director, ese se lo dejo a mi hermano Nelson Dor, yo digo que soy un escritor quinquenal, pues cada 5 años, estreno alguna pieza dirigida por mi.  Claro que me encanta que otras personas la dirijan, pero sucede que no siempre se encuentra el director apropiado, y uno quiere que lo que ha escrito salga lo mas fiel posible a la idea propia, entonces es cuando asumo la dirección, pero como un pasatiempo no como profesión, me complace mas que me llamen así:  escritor.

HT: Usted es un escritor enemigo de las transformaciones a los textos concebidos ya de una manera original, o sea, las llamadas morcillas, algo muy de moda en el Teatro actual.

NICOLAS DOR: Yo detesto eso, es algo de muy mal gusto, lo considero algo muy vulgar, en mi teatro nunca lo he permitido.  La morcilla es un agregado que por lo general tiene el sentido de provocar una reacción fácil hacia el público, y por lo tanto es algo que abarata el texto.  Los dramaturgos de oficio sabemos bien crear un dialogo con mucha precisión.  Le dedicamos mucho tiempo a elaborar un dialogo para que las palabras sean las exactas, las precisas, y entonces un actor no puede venir a romper ese trabajo, por eso siempre soy muy selectivo con mis elencos, yo elijo actores muy cultos.

HT: ¿Coincide en que el público cubano es seguidor incondicional del teatro?

NICOLAS DOR: Si, es impresionante como la gente acude al teatro, y sabe quien tú eres.  En las calles te preguntan por las obras que estas haciendo, si has obtenido algún premio se interesan por ello.  O sea, la gente esta informada, creo que somos uno de los pueblos mas informados culturalmente.

HT:  Usted es una personalidad de nuestra cultura que particularmente ha sido testigo del desarrollo del teatro en Cuba a través de varias generaciones que ha podido ver, como valora esa evolución hasta hoy de la escena, en la isla.

NICOLAS DOR: Bueno, yo tuve la suerte de iniciarme en la década festiva del teatro en Cuba con quienes fueron mis colegas, Estorino, Quintero recientemente fallecido, Bréne, Triana ese gran autor, en fin, eso fue muy importante pues en muy poco tiempo surgimos autores que le dimos un vuelco al género en la isla, por lo menos así lo dijeron los grandes críticos del teatro en Cuba, y esto desgraciadamente no se ha repetido.

Ahora aparecen esporádicamente autores que van poco a poco situando algunas obras, pero últimamente yo veo un poco de sordidez en las temáticas, en las atmósferas, en los asuntos que tratan algunas piezas que a mi francamente no me complacen.

Nicolás Dor. Foto: Helena de Braganza

Yo me quedo con dos autores muy buenos de la década del 80, Alberto Pedro que hizo una obra estupenda, “Manteca.” o Abraham Rodríguez que escribió “Andoba.” Después de esos autores no sé lo que ha pasado, sé que hay otros muy jóvenes, pero estos que te mencioné fueron como un renacer de aquella generación anterior de los 60 en la cuál me inicié como ya les expliqué, y ellos en los 80 lo supieron iluminar perfectamente.

HT:  Recientemente usted estuvo en Nueva York para recibir importantes reconocimientos, pudiera darnos los detalles?

NICOLAS DOR:  Bueno mi presencia en el Teatro Latino de Nueva York comenzó en la década del 60, increíblemente a muy pocos años de estrenar en La Habana mi obra “Las Pericas.” el Teatro Repertorio Español de Nueva York la estrenó y ganó el Premio de la Asociación de Cronistas de Espectáculos como la mejor producción del año en 1970, pasaron tantos años y ahora ha ganado mi obra “Confesiones del Barrio Chino” el mismo premio que se conoce por las siglas ACE.

Lo gané primero con una obra de la infancia y después con otra que considero de más madurez.  En esta ocasión fueron muy generosos con mi obra, que fue estrenada esta vez por el Teatro Rodante Puertorriqueño, sin yo saber nada, pues ellos adquirieron mi libro acá en La Habana no sé ni como, y después me llamaron para proponerme representarla allá en Nueva York.   Ojala pudiéramos ponerla otra vez acá en la isla, pues la actuación de Rosa Fornés en aquel entonces fue un hito en la historia del teatro en Cuba.

Finalmente ellos la estrenaron en mayo pasado con mucho éxito, y se llevaron 5 premios por su puesta en escena, el premio a mejor escenografía, el de mejor actriz, ganó también al mejor actor de reparto en el personaje del camarero, y el de producción que es uno de los mas importantes que ese lo gana este grupo teatral puertorriqueño que dirige la actriz Miriam Colón.

Por primera vez el premio de mejor autor del año lo gana un cubano, que fue para mi persona felizmente y pude estar en esa gala de premiación que fue en un teatro muy lindo que pertenece a Broadway, aunque no pude presenciar la obra pues eso me pasa muy a menudo cuando viajo, los tramites y todas esas cosas demoran un poco y generalmente me pierdo ver la representación, pero si estuve como dije en la premiación.

HT: Tengo entendido que esta obra tuvo antecedentes muy interesantes relacionados con la posibilidad de llevarla a Estados Unidos, antes de que obtuviera el mencionado premio este año.

NICOLAS DOR: Curiosamente “Confesiones del Barrio Chino.” la había seleccionado Joseph Pap cuando se estrenó aquí en la habana en el año 83 para llevarla a Broadway, fíjate que coincidencia pues en ese momento no pudo ser porque cuando este señor recibió la traducción en inglés ya había muerto.  Pero parece que tenía que ser presentada en Nueva York de alguna manera porque varios años después logró su estreno sin que yo hiciera nada por ello, y esa es la mayor satisfacción, que uno no imponga nada sino que otros países escojan y se interesen por tus textos, y gracias a las publicaciones, los libros.  Por eso digo que publicar a los autores del teatro es importante y trascendente, pues lleva los pensamientos a otras latitudes.


2 thoughts on “El escritor cubano Nicolás Dor

  • el 14 junio, 2011 a las 6:54 am
    Permalink

    Gracias por encontrar el error. Ya debe estar corregida. Saludos, Circles

  • el 13 junio, 2011 a las 12:14 pm
    Permalink

    ojo, con madurez (aparece como madures)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *