El derecho a pensar y expresarse sin hipocresía

Lourdes Rojas

Por Verónica Vega (Amrit)

HAVANA TIMES — Los lectores que ya me conocen estarán saturados de mis historias sobre los problemas de la educación en Cuba. Lamento esta reiteración, pero sobre todo lamento esta inercia que, de algún modo, todos hemos ayudado a construir con nuestra indolencia.

Una inercia que produce generaciones amoldadas a un rígido canon donde muchos se sienten asfixiados. Rebelarse, ya lo sabemos, tiene un precio muy alto. Pero vale la pena.

Para los lectores que no me hayan seguido el rastro, debo decir que esta entrevista es la continuación de la victoria parcial obtenida en el Ministerio de Educación, en una reunión a la que aludo en mi artículo “¿Quieren militarizar las escuelas de Cuba?.

En ese post menciono a Lourdes Rojas, una amiga que conocí cuando mi hijo coincidió en la secundaria con su hijo y se aliaron en una causa inusual que les ha traído largas batallas: su derecho a tener el pelo largo.

Sebastian, el hijo de Lourdes, a pesar de la “exención” de poder entrar a la escuela con su melena, obtiene la nota “1” (Insuficiente) en las evaluaciones de las asambleas de la FEEM porque los docentes consideran que el largo de su cabello afecta el uso correcto del uniforme. Arbitrariamente, a mi hijo no le han hecho mas ese señalamiento.

Yo me había cruzado con Lourdes casualmente en la calle y me dijo que había habido una segunda reunión, esta vez no sólo con representantes del Ministerio de Educación, sino de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

¿La causa? Una carta que ella había dirigido a Educación y al no obtener respuesta en el término legal establecido (60 días), la había enviado a la propia Asamblea.

Según sus propias palabras, en esa carta ya ella no estaba defendiendo el derecho de su hijo a tener el pelo largo sino se estaba cuestionando la obligatoriedad del uniforme.

HT: ¿Cual fue el resultado de esta segunda reunión?

Lourdes:  Ellos nos dijeron a Alberto (padre de Sebastian) y a mí que iba a haber un dialogo, por qué no, y que luego ellos nos iban a dar “la respuesta.” No “una” respuesta sino “la” respuesta.

HT: ¿Una respuesta que no iba a ser afectada por el dialogo?

Lourdes: Sí, una respuesta que ya tenían preparada. Y me sacaron esa resolución según la cual la ministra esta facultada a dictar reglamentos, resoluciones, un derecho que todo ministro tiene. Entonces yo les pregunté si el ministro de educación tiene el derecho de poner una salvedad en la Constitución, algo que ni siquiera la Asamblea del Poder Popular puede hacer.

Porque se pueden hacer reformas constitucionales, y eso esta en el último capítulo de la misma constitución, siempre que no se toquen los tres primeros artículos que se refieren a los derechos y deberes fundamentales de los ciudadanos. Para cambiar uno de esos artículos es preciso llamar a plesbicito.

HT: ¿Y ellos qué respondieron?

Lourdes: (Lourdes sonríe) Que tenían otra vez que elevar el asunto para darnos una respuesta… Luego Alberto y yo fuimos a fiscalía a aclarar ese punto en particular. El fiscal que nos atendió nos dijo que era muy interesante esta lucha que estabamos llevando y que ademas era algo necesario.

Él nos confirmó que en términos jurídicos, teníamos razón. La ministra no tiene atribuciones para establecer que el derecho a la educación se subordine al uso del uniforme.

Lourdes, Sebastian y Alberto

HT: Tú me dijiste que también habían ido a la FEEM (Federación Estudiantil de la Enseñanza Media)

Lourdes: Sí, porque se nos había dicho que la FEEM había aprobado el reglamento escolar. Nos costó trabajo encontrar la sede, ya que no tienen ningún señalamiento. Yo se los dije: “Ustedes no están ni en la guía telefónica, yo pensaba que la FEEM había dejado de existir.”

HT: ¿Eran adultos los que los atendieron?

Lourdes: Yo pensaba que serían adultos, pero increíblemente nos atendieron primero un muchachito de unos 18 años, y luego una muchachita, ambos miembros del Secretariado Nacional de la FEEM. Esta misma muchachita me había dicho por teléfono que ellos aprobaban el reglamento escolar porque era algo institucional, no porque estuvieran de acuerdo con él.

HT: ¿La FEEM tiene el derecho de cuestionar el reglamento escolar?

Lourdes: Sí, y yo se lo hice saber, que la FEEM, por la misma constitución, tiene independencia para iniciativas legales. Los estudiantes pueden, desde su organización, presentar una moción para que se quite el uniforme escolar.

Yo fui dirigente de la FEEM en Los Camilitos, una escuela militar, y las reuniones, si nosotros queríamos, eran a puerta cerrada, y ahí no entraba un profesor. Y en una asamblea general de la FEEM nosotros como estudiantes poníamos de vuelta y media, no sólo a un profesor, ¡a un oficial!, porque ahí los grados no valían. Ellos tenían que escuchar al estudiantado.

HT: ¿Y estos muchachos, cómo reaccionaron?

Lourdes: Estaban muy desconcertados. Yo entonces les dije: “Mira, ya ustedes aprobaron el reglamento, ahora quiero que me digan: ¿por qué las hembras pueden tener el pelo largo y los varones no? Y el muchachito me respondió: “Porque el pelo largo siempre ha sido atributo de las féminas.”

No puedo evitar una carcajada.  Lourdes continúa muy serena con su narración:

Lourdes: Y yo le pregunté: “¿Tú estas diciendo que mi marido y mi hijo no son los suficientemente viriles?  ¿Tú estas dudando de la virilidad de los rebeldes que bajaron de la Sierra Maestra? ¿Te parece amanerado nuestro ministro de cultura?” Y ella decía: “No, yo no quiero decir eso, pero es la costumbre…” “Pero la costumbre no puede legislar” –le dije.

Nosotros somos un país civilizado donde rigen leyes, y lo que la ley establece es el derecho irrestricto a la educación. No reduce este derecho a los que usan el pelo de determinada manera.

Porque, que yo sepa, eso entra en el terreno de la estética, que es una expresión de la conciencia social, e incluso en la constitución se establece que la expresión artística es libre.

¿Quién le pone patrones al criterio estético? ¿Quién puede establecer que tu gusto, por ejemplo, es superior al mío?”

Sebastian y su padre Alberto.

HT: Yo creo que ellos no estan preparados para cuestionamientos como esos.

Lourdes: No, y sólo me decía: “El reglamento escolar siempre fue así y así siempre sera.” Yo le respondí: “Bueno, ahí, al lado de la puerta, hay un afiche, damelo que me lo voy a llevar. Ella no entendía: “¿Por qué?”

Y le dije: “Porque ahí esta el concepto de Revolución de Fidel, que comienza diciendo: Cambiar todo lo que tiene que ser cambiado, y eso es la antítesis de Siempre fue así y así siempre sera. Son dos conceptos contradictorios.

“Dame el concepto, es mío, tú no te lo mereces, yo estoy luchando por él, tú no. Tú estas luchando por el proyecto del nuevo siglo americano, de los conservadores, de los neocons, de los Ronald Reagan y los Bush. Claro se los dije sonriendo, no era mi intención agredirlos sino hacerlos pensar, creo que lo logré…”

HT: Generalmente los jóvenes que ocupan esos cargos no tienen conciencia de su responsabilidad, sólo esperan ascender en una escala invisible…

Lourdes: Eso también se los dije: “Si ustedes no se preguntan, si no se cuestionan, se estan comportando como arribistas y oportunistas. Cuando ustedes asuman el liderazgo de esta lucha en defensa de los derechos de los estudiantes, sólo entonces podran recuperar el crédito de la masa estudiantil. Porque la masa estudiantil no cree en ustedes. ¿Ustedes estan conscientes de la responsabilidad que tienen? Ustedes son el futuro de esta nación, son los gobernantes de mañana. No es mi generación la que va a heredar el poder, es la generación de ustedes.”

HT: ¿Y cuál fue la conclusión?

Lourdes: Me pidieron que yo les diera esos criterios por escrito para poder debatirlos con la gente del ministerio. Mira, para mí este es un asunto muy grave, no se circunscribe al asunto del pelo largo, se refiere a cómo cedemos nuestros derechos.

Porque lo que se esta pisoteando aquí es la constitución de la República de Cuba, nuestra Carta Magna. Esta constitución no costó sudor, costó sangre. Muchos jóvenes antes de haber amado, antes de haber vivido, murieron por esa constitución.

No tiene ningún sentido pararse en una Tribuna Abierta, hablar de los héroes, recitar poesía, si cuando se trata de defender su legado nos quedamos callados.

El legado de los muertos es este: el derecho del ser humano a desarrollarse como individuo, como dijo Martí, a ser libre. A pensar y expresarse sin hipocresía. Esa es la deuda que tenemos con la historia.

8 thoughts on “El derecho a pensar y expresarse sin hipocresía

  • Vaya, hace siglos que no veía a Sebastián. Está hecho un mango… Cómo ha crecido… Y pensar que yo lo tuve en mis brazos recien nacido… jejejeje
    No me parece que esa lucha fructifique para todos, pero estoy seguro que Lourdes, Alberto y Sebastián se saldrán con la suya… Siempre lo han hecho… por suerte
    Suerte y besos a todos.

  • Con todo lo que aún queda por hacer, creo que se va avanzando en el respeto a los derechos y la adquisición de cierta capacidad de diálogo y tolerancia, al menos si comparamos estos tiempos con épocas anteriores. El que no lo crea que le pregunte al artista Arturo Cuenca cómo fue expulsado de la Escuela San Alejandro en 1973, por intentar lo mismo que Lourdes Rojas. Ah, y también los “factores” tomaron medidas con quienes le apoyaron….Cosas veredes…

  • a raíz de esta entrevista, recuerdo algunos ejemplos de estas pequeñas batallas que llevan a cabo ciudadanos comunes por sus derechos. Me parece muy interesante, siento, que a través de la entrevista de Amrit se hagan públicas, pues de esta manera se genera un debate en torno a ellas y se hace conciencia. Por eso es vital este espacio. Un abrazo Amrit.
    Mis hijos asisten a un colegio donde no llevan uniforme, y en realidad, siendo que más o menos todos tienen el mismo nivel socioeconómico, no hay mayor problema en ello. Pero el uniforme sirve también para que aquellos que tengan menos no vean le desfile de los que tienen más. Përo sin duda, nadie puede negarte el derecho a la educación por el largo del pelo, o por no usar el uniforme o por lo que sea. Tu derecho a la educación es lo básico. En la secundaria donde estudie, había una profesora que con métodos muy cuestionables, te decía que las medias y las faldas eran cortas, y añadía que si tus canillas y un montón de críticas hacia tu cuerpo en plena adolescencia, bastante ofensivas. Aún sigue ahí. Ojala haya aprendido un poco de respeto.

  • genial! la reconstruccion de la civilidad cubana puede y debe reafirmarse en el mas -aparentemente- minimo detalle. no obstante la existencia de numerosos puntos en la constitucion que deben ser enriquecidos, o sencillamente cambiados, es muy cierto que el derecho a la educacion es basico en ese documento y nada, como bien se expresa en este articulo, debe irse por encima de ese supuesto. decididamente otras visiones y prcaticas del universo educativo cubano deberian ser constitucionalmente enfrentadas, no solo la de la cuestion estetica…

  • Verónica, Excelente articulo !

    Muy importante hacer ver como la constitución. Su propia constitución es pisoteada a su antojo por personas que ni siquiera fueron elegidas por el pueblo. Quien les dio el derecho a hacerlo?

  • Muy interesante tu articulo, me gusto mucho tu articulo aun cuando creo que en las escuelas debe existir una uniformidad, creo que los niños son influenciables hasta un punto muy alto y esto podria conllevar a comportamientos extremos en la forma de vestir y lucir el aspecto personal en una escuela; esto a la vez podria influir en otros muchachos, esto es solo una percepcion mia, no obstante al mismo tiempo si creo que deben ser ellos(los muchahitos de la FEEM) quienes decidan entre todos lo que quieren hacer y lograr que estas normas generales cumplan, ademas, me gusta el hecho de que tu como madre luches y no te dejes abusar de aquellos que por sus cargos quieren controlar a todos con mentiras.. lucha por tu derecho ..

  • Buena pelea, y si se gana no tendrá nada de pírrica esa victoria, porque en algun momento Cuba tiene que ser un estado de derecho, donde por encima de todo estén los derechos ciudadanos y la
    constitución. La que vendrá por supeusto, porque esta necesita de enmiendas urgentes…

  • Amiga!..saludos,voy por parte lo de el “pelo largo”,era tambien con los profesores,incluso era “prohibido” usar hasta bigotes,trabaje en la Vocacional de Santiago de Cuba,a veces te “prohibian” usar “zapatillas”(popis),habia que ir con zapatos de piel(era mal ejemplo para los estudiantes),segun la direccion,la UJC,el Partido,y demas organizaciones,yo me preguntaba lo del Ejemplo,y si miramos segun muchos de los “lideres” incluyendo “el maximo” era para todos un “ejemplo” pero llevaba o lleva..”barba”,es una estupido,”prohibir” algo como tener bigotes,o barba,o calzar “zapatillas”…en mi concepto….solo es “valido” la “preparacion y “calidad” de las clases que se impartian..
    Con relacion al “uniforme”!!!en Alemania a veces se “debate” si en las escuelas ,se “implementa” el uso del “uniforme”debido ,a que hay estudiantes” de “distintos” niveles,es decir ..los padres muchos “gana” bastante ,otros viven ,de la ayuda “social” ,la “diferencia es “abismal”,ves estudiantes con pullover “adidas” “nike” etc,lo mismo con las zapatillas ,las mochilas,,tambien ves a estudiantes ,con lo mismo,pero “nada de marca” ..zapatillas compradas de “segunda mano”,ha habido “peleas” porque se “los que tienen se “burlan” de los que no tienen” y que los padres no “pueden”darse el “lujo”..de comprar,
    Los libros hay que comprarlos,materiales,pagar el almuerzo escolar,creo,que es mas “importante”que estar “mirando” si lleva ,el pelo largo o no?..como he comentado en este mismo foro,tengo un hijo aca,tiene el pelo largo,le llega hasta el hombro,no usa uniforme,pro es un chico,que saca “buenas notas”,juega futbol,y siempre habla del futuro,lo que quiere estudiar,…por lo otro,el “ejercito Rebelde” usaba uniformes,”tenian el pelo largo y barbas,”alcanzaron” lo que se “proponian”…no habia “incongruencia”,en esa “cadena”…lograron “triunfar”..saludos..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *