El actor cubano Jazz Vilá

Helson Hernandez

Jazz Vilá

HAVANA TIMES, 9 dic. — Jazz Vilá es un joven actor cubano, cuya trayectoria ha sido junto al grupo Teatro El Público y actualmente desarrollando su labor profesional en España.  Ahora se encuentra en la Isla con motivo del rodaje de la primera película de terror que se hará en el cine cubano, siendo escogido para asumir uno de los roles protagónicos de la producción “Juan de los muertos.”

HT: ¿Cuéntanos un poco que será Juan de los muertos?

Jazz Vilá: Juan de los muertos es una comedia de terror ambientada en una Habana plagada de zombies que luchan por comer.  En medio de la desinformación y el caos, un grupo de colegas del barrio encabezados por Juan deciden sacar provecho organizando un negocio a domicilio bajo el eslogan “Juan de los muertos, matamos a sus seres queridos.” Todas las situaciones que se desprenden de esta frase harán que los espectadores disfruten en las salas de cine como niños.

HT: ¿Y quién es “La China”?

JV: La China es otro miembro del equipo de héroes que protagonizan esta historia.  Es un personaje extravagante, con un estilismo muy provocador y una proyección inconfundible.  Siempre está acompañado por su amigo de la infancia, El Primo, con el que forma un binomio que dará mucho que hablar.  No puedo adelantar mucho más del personaje, solo que del grupo es el único que posee un arma de largo alcance.  (risas)

HT: ¿Como es que el director A.B.  te selecciona para este papel

JV: En 2008 Alejandro Brugués y yo coincidimos en el Festival Internacional de Cine de Málaga, con motivo del estreno europeo de Personal Belongings.  Recuerdo que un día, hablando, le comenté mi pretensión de volver a trabajar con él.  Un par de días después me paso un guión de Juan… , terminándolo de leer, le llamé y le dije: “tengo que estar en está película, porque va a ser histórica para el cine cubano.”

Jazz Vilá en el papel de la China.

Meses después Alejandro me envío una nueva versión del guión que incluía a La China, un personaje escrito exclusivamente para mí, de lo cual me siento más que orgulloso porque actualmente muy pocos actores tienen la suerte de que les escriban papeles y mucho menos para el cine; así que aprovecho esta entrevista para agradecer una vez más a Alejandro por este papel y por confiar en mi talento.

HT: Tus antecedentes apuntan al teatro.  Pero Juan de los muertos no es tu primera experiencia en el cine.

JV: Mi primera experiencia en cine fue “Blues por la muerte del capitán”, un cortometraje del director mexicano Fernando Zamora.  A continuación llegó el turno del largometraje con Personal Belongings, una película que recuerdo con muchísimo cariño porque me abrió las puertas a varios festivales internacionales; además los comentarios de la critica y del público fueron excelentes.

HT: Tu entrada al mundo profesional comienza en uno de los grupos teatrales más importantes de nuestro país.

JV: Tras culminar mis estudios de interpretación en la Escuela Nacional de Artes (ENA) tuve la inmensa suerte de realizar mi tesis de graduación y pasar a formar parte del gran elenco de Teatro El Público.  Compañía a la que sigo perteneciendo y a la que me atan fuertes lazos, a pesar de mi ausencia en los últimos años debido a compromisos fuera de Cuba.

HT: Hablemos de personajes en El Público y otros fuera de esta agrupación.

JV: Mi debut con El Público fue Icaros.  Una obra escrita por Norge Espinosa, donde interpreté al Ícaro de la Lámpara, una suerte de Aladino moderno lleno de rabia, agotado de tanto viajar en su alfombra mágica y finalmente destructor del laberinto.  No puedo ocultar que hasta la fecha, Ícaros sigue siendo la pieza que recuerdo con mayor satisfacción, como actor y por integrar un proyecto tan acertado y perspicaz.

Cartel de la película.

Tras el mito llegó La loca de Chaillot, otra genialidad de Carlos Díaz que por desgracia tuvo muy pocas representaciones, lo cual me impidió hacer todos los personajes que había ensayado, salvo la gran dama de negro y el simpático recadero de peluca naranja.

Fuera de El Público y del teatro, tengo que hacer un hueco para mis inicios en la televisión con Andresito el panadero, en la telenovela Las Huérfanas de la Obraría.

HT: Regresas a Cuba para hacer cine justo cuando El Público celebra su vigésimo aniversario.  ¿Podemos hablar de regreso?

JV: Rodar nuevamente en Cuba y coincidir con los estrenos más recientes de la compañía (Tango y Ana y Marta) ha sido para mí algo infinitamente placentero y revelador.  Ver y sentir como Carlos Díaz sigue llenando el teatro de inteligencia, de talento, de verdad, de espejos donde el público es desnudado ante El Público… es algo demasiado bello para dejarlo escapar.  Han pasado cinco años desde mi último trabajo con la compañía así que he decidido correr tras el conejo blanco y estoy seguro que muy pronto estaré viajando por ese país de las maravillas que será el próximo estreno de El Público.

HT: En España has enfocado tu trabajo en el mundo de la danza.  Cuéntanos más sobre esto.

JV: Ciertamente mi labor en España está enfocada en la danza, aunque no como bailarín sino como asesor, manager, en áreas de producción, y algunas colaboraciones como diseñador de vestuario y escenografía.  El flamenco ha sido el género donde he desarrollado la mayoría de mis trabajos y donde he podido compartir con figuras como María Juncal, Andrés Marín o Carmen Linares, quien fue nominada a los granmy varias veces.

Ensayo de Juan de los muertos.

Debo decir que 2010 ha sido un año muy especial, he tenido el placer de trabajar con Blanca Lí y su compañía en la reposición de Poeta en Nueva York, y el honor de acompañar a Les Ballets de Montecarlo en su gira española, con un programa compuesto por La consagración de la primavera y Seherezade, en homenaje al centenario de los ballets rusos.

HT: Que expectativas ves en Juan de los muertos, al ser la primera gran súper producción de su tipo en Cuba.

JV: Estoy convencido que Juan de los muertos dejará un acento, no solo por ser la primera gran producción de su tipo en la filmografía cubana, sino por que abrirá las puertas a que los realizadores se arriesguen con otros géneros.  Por el momento todo el equipo esta trabajando muy duro y creo que el resultado final hará historia.

HT: Como ves el teatro cubano en comparación con lo que has podido ver fuera.

JV: En reglas generales el teatro cubano siempre ha destacado por su nivel artístico.  Actualmente por lo que he podido apreciar y ha diferencia de la televisión, el teatro ha evolucionado y se ha enriquecido a pesar de las carencias materiales, que inevitablemente merman las producciones pero no la creatividad.  Me parece muy valiente que los musicales vuelvan a los escenarios, aunque aún falta mucho para que estas propuestas alcancen la calidad y la preparación que requieren los intérpretes de este género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *