Editor de HT entrevistado sobre Cuba

Estudiantes cubanos de primaria. Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 23 enero — El periódico “Weekly Worker”, publicación impresa y digital del Partido Comunista de Gran Bretaña, publicó recientemente una entrevista realizada por el periodista Maciej Zurowski a Circles Robinson, editor de Havana Times (HT). La entrevista brinda una retrospectiva de los comienzos del sitio, así como de algunos puntos de vista del editor sobre los actuales problemas que enfrenta Cuba.

Con la autorización de Maciej Zurowski le mostramos a continuación una traducción de HT del texto completo de dicha entrevista.

MAS GLASNOT, MENOS PERESTROIKA

Weekly Worker

Maciej Zurowski entrevista a Circles Robinson de ‘Havana Times’, una revista digital que resalta artículos críticos desde Cuba.

¿Alguna vez imaginó un escenario pos revolucionario donde la publicación Socialist Worker se convierte en la única fuente de información disponible? Bueno, esa imagen es una realidad en Cuba, donde Granma, el órgano del Partico Comunista desde 1965, machaca sin cesar la línea del Comité Central con muy poca posibilidad de promover la discusión, la controversia y el pensamiento. Los editoriales de Fidel Castro, que cada vez son más surrealistas, pueden dejar una brecha que pone a Granma por encima de la monotonía que plaga a sus primos Trabajadores y Juventud Rebelde, pero muchos dirían que la relación entre el periódico y la verdad es cuando más, ambivalente.

Las publicaciones que satisfacen las necesidades culturales de los intelectuales del país sí contienen algunos pensamientos críticos. Por ejemplo, Cine Cubano es una brillante revista de cine que se toma la libertad de castigar la “camisa de fuerza artística del realismo socialista”,[1]  mientras enriquece sus trabajos críticos y piezas de discusión con anotaciones eclécticas que van desde Jean-Paul Sartre hasta Slavoj Zizek.

Pero fuera de los tres diarios nacionales aprobados oficialmente, ha existido una peculiar falta de crítica en los reportes diarios y los análisis de la esfera política, económica y social de este país a lo largo de más de 50 años de historia revolucionaria.

En el 2008 un grupo de residentes en Cuba fundaron Havana Times,[2] una revista digital que se enorgullece de tener “escritura libre de prejuicios desde Cuba”. Muchos se sorprenderán de que sea un sitio de opiniones y noticias no adulador ni de las apologéticas de Castro ni de la imagen anticomunista y rabiosa difundida por los exiliados cubanos radicados en La Florida. Ampliamente socialista en su esencia y de apoyo crítico a la Revolución, le da voz a aquellos que no están de acuerdo en que sean solo los líderes intocables los que piensen.

Mientras entrevistamos al editor de Havana Times, un aire de cambio sopla en toda la Isla, aunque apenas se percibe el viento de progreso. Raúl Castro ha anunciado despidos masivos, usando retórica que sorprendentemente repite las palabras de David Cameron sobre una “gran sociedad”, y critica el socialismo paternalista del pasado. Mientras tanto, los inversionistas extranjeros han tratado de captar a Cuba como un mercado emergente, potencial para algún momento. Contra la formación de división de clase y un Partido Comunista burocrático (redefinido como el “Partido de la nación cubana, en lugar del “Partido de la clase trabajadora” desde 1991), ya es hora de que los trabajadores cubanos comiencen a luchar por una organización política independiente que defienda y lleve adelante sus intereses.

En nuestra entrevista hablamos más ampliamente sobre el proyecto de Havana Times, los inminentes cambios en la sociedad cubana, y la Revolución cubana.

Por favor, díganos, de forma breve, la historia de Havana Times. Según conozco usted publicaba desde tierra cubana, pero tuvo que inmigrar hacia Nicaragua más recientemente. ¿Cuáles fueron las razones por la que se mudó?

Havana Times comenzó en Cuba cuando yo, un ciudadano estadounidense, todavía trabajaba en el ESTI, la agencia oficial de traducción e interpretación del gobierno cubano. Mi trabajo era traducir y revisar artículos en inglés para los medios oficiales de prensa en internet. Como miembro de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) participé en numerosos encuentros y talleres para discutir el estatus del periodismo cubano y formas de mejorar su credibilidad dentro y fuera del país, así como su visibilidad.

Después de participar como delegado en el VIII congreso de la UPEC, que tuvo lugar en julio de 2008, y de analizar mis notas de lo que se había discutido, además de ciertas recomendaciones del Partido Comunista, que un tiempo atrás orientó a los medios, decidí comenzar, entonces, con Havana Times (HT). Aunque la idea ya tenía tres años, parecía que había llegado el momento oportuno para lanzar el sitio. Durante nueve meses realicé la edición del mismo desde La Habana. Era una situación ideal a pesar de las lentas conexiones de Cuba.

Después tuve problemas en mi centro de trabajo debido a que algunos de mis compañeros y yo cuestionamos públicamente la falta de ética de nuestro jefe inmediato. Tratando de obtener mi apoyo en su proceder, me amenazó diciendo que yo había iniciado Havana Times “sin autorización”, aunque trabajaba en el sitio en mi tiempo libre. Al final, ellos simplemente se negaron a renovarme el contrato anual de trabajo, y aunque no me dieron razón alguna, nunca sentí que HT era el principal asunto en todo esto.

Como mi residencia en Cuba dependía de mi trabajo, me dieron un mes de preaviso para que abandonara el país. Mi familia es de Nicaragua y viví allí durante muchos años antes de venir para acá, así que decidimos regresar a este país. Mi compromiso con el sitio se mantiene firme, y tener una conexión de internet adecuada ayuda a que pueda mantener el sitio actualizado según lo previsto. Desde que salí de Cuba en junio de 2009, he visitado la Isla en tres ocasiones, siempre durante varias semanas. En cada ocasión he podido actualizar el sitio y reunirme con los escritores de HT sin ningún problema.

¿Es un riesgo, para los que viven en Cuba, escribir para el sitio?

Después de la presión inicial que se ejerció sobre dos escritores, los colaboradores, hasta ahora, han podido continuar su labor sin otros problemas. La Seguridad del Estado ha cuestionado a algunos de ellos por asuntos relacionados con su activismo medioambiental y comunitario, aunque el tema de HT ha estado presente.

La información sobre Cuba cae en dos categorías principales. Están las fuentes burguesas anticomunistas, por un lado, y sitios a favor de Castro con falta de sentido crítico, por el otro. Como Havana Times no es ninguno de los dos, imagino que tanto amigos como enemigos del régimen de Castro desconfían de el.

Su suposición es correcta. A los extremistas de ambos lados no les gusta el sitio. He sido acusado de ser un alto agente del gobierno cubano, en un extremo, y atacado por dejar de apoyar la Revolución, por el otro. Como una publicación online trato de promover una combinación entre el periodismo tradicional y los nuevos estilos, también comentarios que reflejen apoyo crítico a la Revolución cubana, que no es necesariamente un sinónimo con sus líderes.

Esto involucra escritores experimentados y personas de varias esferas de la vida que quieran compartir sus opiniones. Tratamos de mantener un balance y dejar que los lectores piensen y tomen sus propias conclusiones sobre diversos temas. Intentamos, también, presentar diferentes aspectos de la situación nacional, lejos tanto del monólogo oficialista como del mal intencionado discurso imperialista.

Aunque los extremistas nos critican, creo que la mayoría de los que visiten a Cuba se percatarán de que sus percepciones y observaciones están mejor reflejadas en HT que en cualquier otra publicación online, en este momento.

Cuando fui a Cuba, la mayoría de los jóvenes con quienes conversé tenían una baja opinión de Fidel Castro, mientras que tienen una gran estima por la figura de Ernesto ‘Che’ Guevara. ¿Cree que hay una continuidad entre la política del Che y de Fidel, o que ellos tienen puntos de vista radicalmente diferentes.

El Che vivió en Cuba en un momento de grandes acontecimientos: el derrocamiento de Batista, el cambio total de las instituciones del país y un nuevo comienzo, y los más serios intentos de Estados Unidos de destruir la nueva Revolución. Fue un momento en que la mayoría de los jóvenes estaban inspirados y mucho más que deseosos de dar lo mejor de ellos para forjar un país completamente diferente del que tuvieron en el pasado. Che era, y es visto todavía, como un símbolo de ese período, un héroe desinteresado y visionario. Sin embargo, al estudio de su complejo pensamiento político y visión no se da mucha prioridad. Creo que continúa siendo visto con una luz favorable.

Por otro lado, Fidel ha estado al mando durante más de 50 años. Los jóvenes cubanos son bombardeados con sus discursos y escritos del pasado y del presente, que se citan de la misma forma que otros citarían la Biblia. El lleva a cuesta el peso de las buenas y las malas decisiones tomadas durante ese largo período, y muchos jóvenes hacen mayor énfasis en los errores, pues no vivieron las buenas. Un gran por ciento de jóvenes en la Cuba de hoy no ven nada bueno en el presente y mucho menos en el futuro. Esto es muy diferente de lo que pensaron sus similares en los años 60. Yo diría que aunque Fidel recibe apoyo masivo públicamente, en lo privado en estos tiempos no es tan popular, especialmente entre la juventud.

La clase trabajadora cubana ha estado subsidiando la burocracia del país durante décadas. Sus esfuerzos han recibido muy poca recompensa, y desde los años 90 el salario no ha sido suficiente para satisfacer siquiera las necesidades básicas. El propio Raúl Castro ha dicho esto con palabras diferentes, y se supone que los cambios económicos que tienen lugar en el país, en estos momentos, deben ayudar a revertir esta situación.

Algunos reclaman que la Revolución cubana no era genuinamente socialista porque una minoría de la guerrilla sustituyó a la clase trabajadora. ¿Cuál es tu opinión? ¿Se puede transponer el socialismo a la clase trabajadora desde arriba?

El socialismo es el poder en manos de la población. Yo, personalmente, no creo que se pueda alcanzar el socialismo a través de intermediarios. Y el tiempo lo ha demostrado, no solo en Cuba,  que los intermediarios a corto plazo no se ven  a sí mismos así, y se consolidan a expensas de la clase trabajadora.

Aparentemente un millón de trabajadores del sector estatal serán despedidos en los dos próximos años. ¿Qué opina sobre la liberación económica, es solo una medida temporal, comparable con la Nueva Política Económica de Lenin, o es el final del proyecto socialista cubano?

Los despidos masivos son los tipos de movimientos que realizan las corporaciones cuyas acciones se disparan repentinamente en alza en el mercado de valores. El presidente Castro y sus tenientes dicen a la gente que, a diferencia de las medidas que se tomaron a principio y a mediados de los 90, pregonadas como temporales, esta vez están diseñadas para quedarse.

El Gobierno y el Partido han convocado a la única organización de los trabajadores, la CTC, para que sea quien más apoye los despidos y la primera en tratar de convencer a la clase trabajadora de que tal movimiento es bueno para la Revolución y para una Cuba socialista. ¿Qué pueden hacer los trabajadores cubanos para defenderse?

Con el liderazgo de la única organización de trabajadores del país apoyando los despidos y las reformas, yo diría que los trabajadores se han quedado huérfanos y sin defensa. El liderazgo de la CTC ha apoyado, por largo tiempo, las políticas del gobierno como la única forma de defender el derecho de los trabajadores. La idea de que una determinada política del Partido o del Gobierno pueda estar errada es casi nunca tomada en consideración.

Un buen ejemplo es que hace solo dos años se le dio la tarea a la CTC de convencer a los trabajadores de que era una buena idea aumentar cinco años más a la edad de jubilación (los hombres a 65 y la mujeres a 60). La justificación era el envejecimiento de la población cubana y la necesidad de que la gente se quedara en sus puestos de trabajo por mayor tiempo debido a falta de fuerza laboral. Ahora, dos años más tarde, el mismo gobierno y sus principales defensores dicen que hay plantillas infladas con gran número de trabajadores excedentes que necesitan ser despedidos cuanto antes posible.

Esto no significa que no surgirán nuevas formas de defensa para los trabajadores, pero en este momento es difícil de predecir.

Por otro lado, permitir mayores oportunidades para el autoempleo y un número limitado de pequeños negocios que pueden emplear a no familiares, tiene sentido, mientras el Gobierno se concentra en las mayores industrias donde hay muchos problemas que resolver.

Sin embargo, para que este cambio funcione, las personas que comenzarán en un sustento fuera de los trabajos estatales, necesitarán ayuda para sus inversiones iniciales, así como mercados al por mayor donde puedan comprar los productos que necesitan a un precio razonable. El gobierno plantea que se permitirán negocios cooperativos, pero la ley que regula tal actividad todavía está por llegar.

Hay quienes culpan a Raúl Castro y lo consideran un traidor del socialismo. Otros alegan que todos los países socialistas y nacionalistas acaban de esta forma. Nuestro escritor James Turley dijo en un artículo reciente que “al final del día, socialismo en un país es socialismo en un país, sin embargo, cualquiera sea el tiempo que dure, solo finalizará con lágrimas”. ¿Con cuál de estas opiniones coincides, es posible que Cuba pueda ser socialista en un mundo capitalista?

Un socialismo altamente centralizado ha probado ser un fracaso a largo plazo, mientras el capitalismo, a pesar de su antigüedad, ha traído desigualdad y explotación y la destrucción del planeta. Creo que Cuba necesita trabajar hacia una forma de socialismo “desde abajo”, una en la que la población decida y participe. Donde veo más esperanzas es en el intento de incorporar aspectos de otros países y ser creativos tanto en las nuevas políticas como en aplicar las “viejas” verdaderamente socialistas que no se han probado.

Dígame su opinión del movimiento bolivariano de Hugo Chávez. ¿Cree que la conexión con el petróleo de Chávez pueda salvar la economía cubana?

Venezuela y el movimiento bolivariano de Hugo Chávez son un escenario bien diferente. Solo estuve allí durante dos semanas en el 2006, así que no tengo la experiencia práctica del día a día que he tenido en Nicaragua y en Cuba. Yo apoyo el esfuerzo por extender algunos de los bienes nacionales para beneficiar programas sociales y económicos para la mayoría de la población. Sin embargo, tengo algunas reservas sobre demasiado autoritarismo. Existe una tendencia a hablar en un monólogo de verdades absolutas, demostradas falsas en ocasiones, o hablar en medias verdades.

"Bodega" tienda en cubana. Foto: Caridad

Sobre la relación entre el petróleo venezolano y Cuba, el mayor peligro para Cuba llegaría si Chávez pierde las próximas elecciones presidenciales o si algo le sucede a su persona. Recuerdo que durante el intento de golpe de Estado de 2002, la primera declaración del presidente de facto, Pedro Carmona, fue que ni una gota más del líquido venezolano sería enviada a Cuba.

Tal hecho sería una gran sacudida económica para Cuba, igual o incluso peor que cuando se derrumbó la antigua Unión Soviética. Debemos recordar que Cuba paga la mayoría de este combustible con el esfuerzo de profesionales que trabajan en Venezuela. Si tuviera que comprar ese mismo producto en cualquier otro lugar, sería con dinero en efectivo y el país ya se enfrenta a una tremenda deuda y una crisis de liquidez.

Cuando visité a Cuba noté la presencia de algunos cubanos acaudalados, especialmente en algunas partes de La Habana, mientras vi pobreza extrema en otras partes. Aunque la tasa oficial de desempleo en Cuba es solo de un 4%, tal parece que la mitad de los habaneros están desempleados. Las calles estaban llenas de jineteros tratando de colarse en la industria turística vendiendo tabacos, ron o drogas, en el mercado negro. La prostitución estaba ampliamente difundida en los hoteles y restaurantes frecuentados por turistas. Lo que vi se parecía a una sociedad con gran diferencia de riqueza. ¿Este desarrollo comenzó únicamente con la llegada del turismo? ¿Cree que la entrada del peso convertible (la economía del CUC) fue un error?

Creo que las desventajas de la industria turística, así como la autorización de las remesas familiares provenientes del exterior han jugado un gran papel en las desigualdades que usted vio.

Años antes de que fuera a vivir a Cuba, siempre me impresionaba con la habilidad que tenía la Revolución para sobrevivir los tiempos excesivamente difíciles de principio y mediados de los noventa, mucho más difíciles, por ejemplo, que los comienzos de los años 30 en Estados Unidos.

Una de la posibles razones que permitieron la supervivencia fue implementar la economía del dólar (solo más reciente se basó en el CUC), permitiendo empresas conjuntas para obtener inversión de capital extranjero, así como voltearse al turismo internacional para generar ingresos. Por lo que yo no lo llamaría un error. La economía cubana se levantó de las cenizas, aunque los efectos a mediano plazo de lo que supuestamente era una estrategia de supervivencia a corto plazo, ha demostrado ser bastante desmoralizador para la mayoría de los cubanos. Muchos de los colaboradores de HT escriben sobre la creciente desigualdad en el país.

¿Acumulan los altos funcionarios del Partido Comunista bienes personales de forma que se pueda comparar con los políticos de países capitalistas?

Eso es una pregunta difícil de contestar, ya que en la Isla no se permite un verdadero periodismo investigativo. Lo que se puede decir es que numerosos altos oficiales han sido destituidos en los últimos años por razones que no se han explicado, aunque muchos creen que estaban relacionados con la corrupción, conflicto de intereses y otros tipos de faltas. Nunca se han publicado los detalles y a la prensa cubana no se le permite investigar sobre estos asuntos.

Uno de tus escritores invitados, la estudiante universitaria Daisy Valera, escribió un artículo sobre León Trotsky.[3]¿Las ideas de Trotsky pueden ofrecer una salida a la crisis económica y política de Cuba?

Yo diría que la escritora piensa que las ideas de Trotsky deberían ser estudiadas por los estudiantes cubanos, especialmente su crítica al burocratismo, el socialismo no participativo. Ella cree que ellos pueden encontrar alguna solución o formas de implementar un socialismo que se diferencie del curso tomado hasta ahora por la dirección cubana.

Me gustaría citar las palabras de una entrevista realizada a la fallecida Celia Hart, en la cual contesta esta pregunta: ¿Por qué la contribución teórica de Trotsky parece tan importante para usted?

“En Cuba siempre ha existido el sentimiento antistalinista, porque la gente creía que el comunismo era el estalinismo del Partido Comunista. Y el Partido Comunista fue uno de los últimos en unirse a la Revolución…. Pero cuando Fidel anunció en 1961 el carácter socialista de la Revolución cubana, la gente dijo: “Si Fidel es comunista, me pueden inscribir también”.

“Siempre sentí que faltaba algo en mis pensamientos relacionados con la Revolución, y eso fue lo que encontré cuando leí a Trotsky: Descubrí que la justicia social y la libertad individual no eran contradictorias y que no estábamos condenados a escoger entre ellas, que el socialismo solo se podría construir si caminábamos en ambos pies”.

Los trotskistas sostienen que los países como Cuba son estados de trabajadores degenerados o deformados. Ellos defienden una revolución política para derrotar la burocracia, pero mantienen intacta la economía planificada. Pero no hay camino en los países socialistas burocráticos a través de los cuales los trabajadores puedan organizar tal revolución política. Según tu criterio ¿qué se debe hacer para establecer el poder de los trabajadores en Cuba?

La Revolución cubana ha logrado mucho en cuanto a justicia social y algunos derechos. Para que los trabajadores tomen las riendas de sus centros de trabajo y de su país, hace falta un largo camino de sostenido empuje para obtener una verdadera participación en la toma de decisiones en los puestos laborales y la comunidad, la aceptación e incentivación para desarrollar pensamientos críticos, medios para la libertad de expresión y espacios para nuevas formas de organización.

Como los líderes históricos están ya entre la segunda mitad el los 70 y los 80 años y un mecanismo burocrático administrativo encaminado a excluir la participación democrática de los trabajadores, mi mayor preocupación es que podamos ver una repetición de lo que ocurrió en Europa oriental, que veamos la misma historia otra vez.

¿Puede decirnos si existe algún tipo de democracia en los centros laborales? ¿Acaso los trabajadores cubanos participan en la planificación y la toma de decisiones. Y qué derechos tienen los trabajadores cuando discuten con las gerencias de las entidades?

Raramente los trabajadores cubanos están envueltos en la toma de decisiones. Se les informa las disposiciones y las planificaciones hechas desde arriba, pero raras veces se toman en cuenta sus voces. Por lo que pude ver en los trabajos donde laboré y en los que trabajan amigos y colegas, los trabajadores cubanos están bastante indefensos en discusiones con la dirección.

Generalmente, la organización de los trabajadores apoya a la administración contra el trabajador. Existe canales engorrosos de apelación, pero el índice de éxito es muy bajo y los familiares y amigos le dicen con frecuencia al trabajador que no vale la pena protestar. Sin el apoyo del sindicato, los trabajadores están muy indefensos para defender lo que él o ella cree que fue una injusticia.

¿Los trabajadores pueden expresar sus opiniones acerca de los problemas de la institución sin el miedo a ser castigados?

Turismo en Cuba. Foto: Caridad

A mí mismo me sorprendió que mi jefe se sentara en nuestras reuniones sindicales de forma rutinaria. En la mayoría de los centros los trabajadores son extremadamente cautelosos de expresar sus opiniones si están en desacuerdo con el Partido, o la línea de la administración/sindicato. El tiempo les ha demostrado que podrían ser víctimas de represalias o se les podrían acabar todas las posibilidades de progresar.

¿Resulta fácil sacar a los trabajadores?

Antes era más difícil despedir a un trabajador, y si esto ocurría el gobierno tenía el deber de encontrarle otro trabajo. Ahora con los futuros despidos, esto ya no ocurrirá. El miedo a ser despedidos es ahora una nueva realidad para los trabajadores cubanos.

Los apologistas de Castro fuera de la isla se muestran entusiastas acerca del sistema de elección democrática, donde son los trabajadores cubanos que escogen a sus propios candidatos. Que nos puede contar sobre eso?

El sistema electoral cubano se ve mucho mejor en papel que en la práctica. Virtualmente no se permite ninguna campaña: lo único que se hace es colocar las síntesis biográficas de los candidatos en lugares públicos. Sin embargo los candidatos tienen que pasar por un proceso de mampara del partido que muy pocas veces es discutido.

¿Qué influencia tienen los candidatos elegidos sobre la política del gobierno?

Los que finalmente resultan elegidos tienen muy poca influencia en las políticas, y en el caso del parlamento nacional los más de 600 legisladores se reúnen solamente en dos breves sesiones anuales, y en estas ocasiones escuchan las explicaciones y las cifras que presentan los diferentes ministros y los más importantes dirigentes. Muchos parecen simplemente estar de acuerdo con lo que se le pone delante confiando en el gobierno revolucionario.

Existe una creencia muy difundida de que la burocracia cubana es mucho menos represiva que en el caso de otros países como la antigua Unión Soviética, Polonia, Alemania oriental y China. ¿Qué dice usted sobre los niveles de represión política?

Nunca tuve la oportunidad de visitar la Unión Soviética, China o los países de Europa oriental antes o después de su cambio de sistema. Recientemente sí tuve una conversación con una conocida rumana que ha visitado la Isla muchas veces. Según ella la represión que existió en su país fue mucho mayor que la que ella ve en Cuba. Los dos pensamos que esta puede ser una de las razones por las que la Revolución y sus líderes han sobrevivido tantos momentos difíciles.

El resto es de conocimiento común… Cuba es un país monopartidista, con una sola prensa oficial (excepto por los que irrumpen en el mundo de los blogs) y un aparato altamente vertical de toma de decisiones dominado de forma creciente por militares, viejos y blancos. Aquellos que no apoyan al Partido o que cuestionan las decisiones tomadas por los lideres no tienen mucho espacio en la sociedad. El nivel de represión depende en cuán bocón sea una persona. Expresarse en el trabajo, la escuela, o en reuniones del barrio o intentar organizar un grupo que difiera de la línea oficial puede traer consigo represalias en el trabajo e incluso afectar las familias de las personas relacionadas con el asunto.

¿Opina que los marxistas cubanos deben trabajar dentro del Partido Comunista de Cuba u organizarse fuera del Partido

Creo que los marxistas cubanos deben hacer ambas cosas. Para algunos, en dependencia de sus posiciones y esferas de influencia, lo mejor que pueden hacer es trabajar desde adentro; otros, a los que se les ha limitado el espacio, es mejor que se expresen y se organicen fuera del Partido.

¿Hasta qué punto hay libertad de expresión dentro del Partido Comunista?

Nunca fui miembro del Partido, así que no soy un experto en la libertad de expresión dentro de él. Lo que sí me han dicho algunos amigos y colegas es que cuestionar las ideas o políticas de los altos dirigentes no es bien recibido.

Me percaté de que las librerías cubanas están repletas de antologías de Fidel y del Che, así como biografías de Napoleón Bonaparte y José Martí, pero las obras de Marx, Engels y Lenin no se ven en ningún lugar. Me pregunto si los jóvenes estudian la teoría marxista en las escuelas, o la conciencia socialista cubana se limita al nacionalismo y seguir a líderes infalibles.

Si, los estudiantes deben estudiar la teoría Marxista-leninista, pero se enseña por viejos manuales soviéticos que entran por un oído y salen por el otro. La falta de debate o diversidad de ideas hace que estas clases sean completamente aburridas para la mayoría de los estudiantes. Y creo que tu última pregunta lo dice todo.

Polonia, de donde provengo, tuvo muy mala experiencia con el Socialismo. El Partido Comunista fue ampliamente visto como un partido de burócratas y mentirosos, arrogantes y condescendientes cuando más y tiránicos y corruptos cuando menos. El efecto a largo plazo es que la mayoría de los polacos no tocarán nada que se parezca al socialismo en su forma o color, aunque el cambio al mercado libre capitalista no le hizo ningún bien al país. ¿Crees que sucederá lo mismo en Cuba, o los cubanos escogerían, hoy, al socialismo?

Permítame hacer una analogía con Nicaragua, que al igual que Cuba usó un sistema de racionamiento de productos básicos en su intento de moverse hacia el socialismo en los años 80, cuando también era bloqueada por los Estados Unidos. Las estadísticas muestran que la mayoría de los que tenían bajos ingresos recibían más comida básica del sistema racionamiento que la que pueden comprar ahora en el mercado libre, pero si le preguntas a las personas si quieren volver a la racionalización, la gran mayoría dirá que no.

Después de 20 años de tiempos especialmente difíciles, creo que la mayoría de los cubanos o bien están cansados de tantas penurias, aunque se culpe al bloqueo y a la agresión norteamericana, o ya no creen en la habilidad del sistema para resolver los serios problemas que tiene el país de alimentación, vivienda, transportación, salarios, etc.

La pregunta sobre qué sucedería si se realizara ahora un voto hipotético por el socialismo, prefiero no contestarla, porque primero tendría que haber una discusión amplia de qué es el socialismo en estos momentos y debería tenerse la participación de la población. El socialismo es mucho más vago, pues existen muy pocos ejemplos y quizás ninguno que se aplique a Cuba y a sus características. Por otro lado, muchos de los cubanos que conozco saben muy bien que no todos los países que acogieron el capitalismo después de la caída del Muro de Berlín están exactamente floreciendo.

Finalmente, ¿podría decirnos qué papel le gustaría que tuviera HT en la sociedad cubana y qué desarrollos en Cuba le gustaría apoyar con la publicación de su sitio?

Havana Times es un esfuerzo por presentar algunas de las diferentes facetas de la realidad cubana. Le damos voz a los que usualmente están excluidos de los medios existentes, y aquellos que quieren proporcionar propuestas para un cambio progresivo. También hay espacio para los que apoyan las políticas existentes.

Creo que Cuba, como un país que ha invertido mucho en el turismo, necesita de medios que puedan proporcionar la información que necesitan los visitantes, los posibles visitantes, personas que siguen el desarrollo del país, así como los locales. Estamos tratando de llenar una parte de ese vacío.

Los que escriben para HT también quieren que la publicación juegue un papel en el debate que se hace sobre la Isla y cómo el país puede salir del estado de estancamiento y “esclerosis institucional” en que vive.

Creo fuertemente que a través de los años, los cubanos han mostrado una gran habilidad para salir de las situaciones difíciles. Es una sociedad formada por una población generalmente preparada y queremos darle un espacio para de sus descripciones de la vida diaria y sus ideas constructivas para hacerlo cada día mejor.

Notas

1.         Entonces otra vez, Cuba se alzó entre otros países socialistas burocráticos por la riqueza y diversidad de sus artes visuales. Aunque los artistas cubanos no han sido enmarcados en una “camisa de fuerza estilística del realismo socialista”, su libertad tiene ciertas limitaciones: ” existe libertad para la creación artística siempre y cuando el contenido no esté en contra de la Revolución”, el quinto capítulo de la constitución de la Republica de Cuba dice: “Educación y cultura”.

2.         www.havanatimes.org

3.         www.havanatimes.org/?p=27884



4 comentarios sobre “Editor de HT entrevistado sobre Cuba

  • Felicidades al editor y a todos los que escriben en este sitio que escriben la verdad de lo que esta sucediendo en Cuba, las cosas negativas y las cosas positivas, este es mi sitio preferido y lo leo todos los dias hasta cuando llego tarde del trabajo y no veo la hora de dormir, asi que sigan asi que son fuertissssssssimos

    Respuesta
  • Por lo que me toca, pues muchas gracias jajajajj

    Respuesta
  • También yo te doy felicidades, Circles, como lo hace Lagiraldilla.
    Las preguntas y repuestas son agudas, reales.
    Cuando uno vive en Europa, donde estoy yo, o EEUU, uno piense–si uno piense–que capitalismo ha ganado y es tan fuerte (de armas, de brutalidad, de consumismo y de propaganda) que nadie puede ni quiere cambiarlo. Y eso a pesar de que capitalismo mata miles de personas todos los días de diferente formas y está matando hasta la planeta. Por que es así? Supongo que una razón clave es que la gente no piense que se pueden cambiarlo, y cuando oigan del “socialismo” que fue, o que existe en Cuba hoy en día, no es atractivo y no convencen casi nadie a luchar por eso. Entonces el pueblo cubano tiene que tomar el poder en sus manos y luchar politicamente para crear un socialism real.

    Respuesta
  • Sí, yo también felicito este espacio, con el que he tenido, grandes y graves…DESAGUISADOS, por decirlo de algún modo, pues no puede librarse de la coraza “estalinista”, de muchos de sus …como lo diré, foristas, y auspiciadores…pero a pesar de ello, …he podido, cuando me han dejado, porque no moderan, censura, decir, …lo que pienso…

    Es ASOMBROSO, que haya quien piense, que hay muchos cubanos que quieran “insistir”…, eso de “el pueblo cubano tiene que tomar el poder en sus manos y luchar políticamente para crear un socialismo real”…por favor Señor, de lo que estamos hartos, es precisamente, de socialismo, sean reales , ficticios o castristas, da igual…y bueno, me decepciona que después de la pesadilla vivida, todavía haya quien quiera insistir,…en ese entuerto, pero con la misma pluralidad, con que los que estamos en las antípodas, …respeto ese pueril, pensamiento, …ojo, pueril, y peligroso…

    Felicidades al espacio, porque lo leen en Cuba, no muchos, pero si algunos…y claro, aunque se que es un sitio vigilado (DSE), a pesar de eso, muchos no tenemos miedo, de decir lo que verdaderamente pensamos, y tampoco parece tener miedo CR, de publicarnos…FELICIDADES POR ESO, POR LOS MOMENTOS, AUNQUE SEAN POCOS, DE VERDADERA PLURALIDAD.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

La Montaña de Zlatibor, Serbia. Por Vida Nenadic (EUA). Cámera: LG Electronics phone

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]