Conversando con Nonardo Perea en su dormitorio

Por Vicente Morín Aguado

HAVANA TIMES – Nonardo Perea habla con propiedad desde una condición femenina que siente con absoluta naturalidad, y así la expresa. En Cuba padeció la doble represión del opositor político y el homosexual. Integra el Movimiento San Isidro de La Habana, afiliado al arte libre, fuera del control estatal, contra la censura y la discriminación humana.

Parafraseando uno de sus proyectos audiovisuales de mayor impacto, desde una nube blanca que solo el arte puede crear, si no estoy En la cama con Nonardo, al menos he entrado en su dormitorio:

HT: ¿Por qué vives en España? ¿Cuba no es apropiada para tu arte?

En mi país, para muchos era una loca de carroza, rechazada por abordar la homosexualidad, que sigue siendo un tema tabú, no solo a nivel social, sino también institucional. Allá mi desempeño como escritora y artista nunca alcanzó visibilidad. Hubo quien se encargó de entorpecer mi crecimiento. A pesar de varios premios literarios, me silenciaban al hablar de narrativa homoerótica en la Isla.

Nunca pensé abandonar mi Patria, había tenido la posibilidad de viajar varias veces y no lo hice hasta que no encontré otra opción. De haber regresado habría tenido que ceder a colaborar con la Seguridad del Estado como informante, que era lo que ellos me pedían. Comprendí que no iba a ser capaz de lidiar con eso, no podía traicionar a las personas que considero están luchando por una causa justa, la misma por la que yo igualmente lucho.

HT: Fresquecito en Madrid, te encontraste con un enemigo llamado Covid-19. ¿Ventajas o desventajas en tu caso?

El encierro no es difícil para mí, porque en Cuba sin haber pandemia tuve mi período de aislamiento, donde de manera voluntaria me alejé de todo, decidí encerrarme en mi casa para dedicarme a hacer lo que me gustaba, la escritura, la fotografía y el vídeo, solo salía a la calle a comprar alimentos y a visitar a mi madre.

En España he estado viviendo con personas de otros países, no hay cubanos conmigo. Me he dado cuenta de que nosotros podemos soportar mejor este tipo de situaciones, y es que ya estamos adaptados a pasar trabajo, a soportar lo que venga, no nos complicamos tanto la vida, y aquí al menos hay alimentos, hay internet libre, puedes pasar un mes encerrado y no pasa nada, ya en Cuba eso es otra historia, donde ahora mismo hay carencias de todo tipo.

HT: Puedes resumir tu visión de la homofobia que has sufrido

La homofobia que existe en la mayor de las Antillas es una problemática social, estatal, estructural, y de alguna manera forma parte de ese socialismo que se dice que existe allí, que no es más que una dictadura. El propio Fidel Castro en algún momento se encargó de promover la homofobia en aquel discurso en el que habló de fenómenos extraños y nos llamó seres extravagantes.

HT: Hablemos de tu arte, yo diría que desafías al mundo con tu propio cuerpo. ¿Estás enamorada de ti misma?

No se trata de estar enamorada de mí misma, simplemente tengo el control sobre mi cuerpo. Si me quiero desnudar, aunque me dé pena, me despojo de complejos y lo hago. Si quiero hacer una fotografía demasiado vulgar también la hago. Ni siquiera tengo que pedir permiso si me quiero hacer daño, no me pongo barreras, me arriesgo. Luego pienso, que digan lo que quieran, yo entiendo que estoy realizando un trabajo en el cual expreso mis problemáticas como ser humano.

HT: ¿Guarda relación con la censura que viviste?

En Cuba viví un gran tiempo en soledad, siempre percibí que la mayoría de las personas me subvaloraban. Proponerle a alguien que colaborase conmigo en fotografías eróticas sin recibir nada a cambio era complicado. Aunque en algún momento sí conté con el apoyo de tres fotógrafos: Bernardo Acosta, Abel Ernesto y Rody Enríquez. Ellos me ayudaron a realizar mis primeras sesiones fotográficas porque no tenía cámara. Y algunas amigas y amigos desinteresadamente también formaron parte de mis proyectos, pero casi siempre era yo el objeto.

HT: De momento te has librado de la dictadura, sin embargo, en las redes sociales has sido censurada

Facebook e Instagram son redes sociales mojigatas que se escandalizan y censuran un desnudo sin ver el lado artístico. Para ellos los órganos sexuales no forman parte del cuerpo humano. En cambio, diariamente permiten imágenes donde se puede apreciar la violencia descarnada entre seres humanos o abusos contra animales. Y por lo general esas imágenes deprimen y te hacen sentir mal.

HT: Pegada al erotismo, ¿Te preocupa la pornografía?

La pornografía existe desde la antigüedad. Millones de hombres y mujeres la consumen; hay que tener en cuenta que el sexo está presente en la vida de todos, y somos seres sexuales hasta el fin de nuestros días.

HT: ¿No estableces límites?

Intento no ponerme límites, y muestro lo que quiero, aunque a veces es mejor sugerir. Nadie me puede condenar por mostrar mis nalgas, porque son mías, como mío es todo mi cuerpo. Los que quieran ver que lo hagan, y los que no, pues tienen el derecho de escoger los contenidos que deseen consumir.

HT: ¿Está en tus planes escandalizar a los mojigatos?

Ahora mismo estoy trabajando en el guion de un medio metraje que considero es lo más fuerte que he realizado a nivel visual. Aquí soy un poco más explícita, y es que me gusta contar las cosas como son. Mostrarlo todo como es en la vida real, me gusta ser yo, mucho más cuando por lo general mis trabajos se basan en mi propia vida. No me permito mentir, aunque tampoco soy cien por ciento fiel a la realidad. Siempre estará presente la ficción, porque de algún modo me ayuda a enriquecer mis propuestas.

HT: ¿Algún referente artístico?

Siempre me identifiqué con la cantante Madonna, durante mucho tiempo en mi juventud soñé ser como ella. Su música y sus videos siempre me han servido como fuente de inspiración, aunque a mí me tocó trabajar sin recursos, hacerlo todo prácticamente sola.

HT: ¿Aspiraciones personales?

 Ahora mismo no me imagino ningún destino personal, al final de lo que no escaparemos nunca será de la muerte. Mientras no llegue, es bueno continuar el camino haciendo lo que una considera la hace sentir libre.

HT: A pesar de un remanso llamado España, ¿deseas regresar a Cuba?

Cuba es un país que se ha quedado estancado en una época, necesita abrirse al mundo y descubrir miles de cosas. En el transcurso de 61 años se ha perdido por haber estado en ese coma inducido por sus propios mandatarios falsos y corruptos.  El fin llegará, solo espero que la vida me permita estar viva, para poder disfrutar de ese momento. Y al final, poder regresar a mi Habana cuando yo quiera, y andar por sus calles sin miedo.

***

RESUMEN PERSONAL:

Nonardo Perea, La Habana, 1973. Narrador, artista visual y youtuber. Multipremiado en Cuba y el extranjero, en especial sus novelas Donde el diablo puso la mano (Ed. Montecallado, 2013) y Los amores ejemplares (Ed. Fra. Praga, 2018). Imágenes de sus obras han servido para cubiertas de libros de narrativa. Tercer premio de fotografía ¨La casa por la ventana 2014¨ festival Genderotica, con su proyecto Vulgarmente Clásica. Roma. Italia. 2018. Participación en la Bienal00 (independiente del Ministerio de Cultura de Cuba) con el proyecto: En la cama con Nonardo. 2018. Presentó su performance Vulgarmente clásica en el museo La Neomudejar, en Madrid 2019.

One thought on “Conversando con Nonardo Perea en su dormitorio

  • Me alegra mucho conocer de tus éxitos, tu escritura es muy especial, sobre todo tus cuentos. También tus videos, porque son tus experiencias personales. El verdadero artista se nutre de su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *