Con la bailarina cubana Yuliet Reina

Por Helson Hernandez

Yuliet Reina en Cascanueces.

HAVANA TIMES, 28 abril — Entrevista a Yuliet Reina, joven bailarina del Ballet cubano, quien a pesar de los problemas que ha tenido que enfrentar, nada frenaría sus deseos de convertirse en la mejor bailarina que su potencial ha podido dar.

HT: Cuando ingresas a Pro-Danza?

Yuliet Reina: Ingreso a Prodanza en octubre del año 2006, luego de graduarme de la ENB (Escuela Nacional de Ballet).

HT: Que imágenes llegan a su mente cuando hablamos de la etapa de formación, antes de graduarse de la Escuela Nacional de Ballet.

YR: Recuerdo un sinfín de cosas, de la escuela Elemental Alejo Carpentier siempre recuerdo lo fascinante que era cada día aprender algo nuevo, descubría entonces por primera vez al baile como una profesión y no solo como una expresión de mi sentir al escuchar alguna melodía que me motivaba a bailar.

Yuliet como La Sílfide.

Sin embargo de la Escuela Nacional de Ballet donde transcurren los tres últimos años de la carrera recuerdo momentos difíciles, cuando tuve casi que comenzar de cero al empezar el 6to año de ballet pues luego de los 5 años del nivel elemental tuve que operarme de ambas rodillas y pasar dos largos meses de verano en cama y con yesos en ambas piernas.  Pero yo estaba segura de que nada frenaría mis deseos de convertirme en la mejor bailarina que mi potencial podía dar, además de que tuve el apoyo incondicional y constante de mi madre quien nunca le puso techo a mis sueños.

HT: Nos pudiera definir, a partir de su experiencia personal, que relación hay entre las palabras sacrificio y ballet.

YR: Es muy conocido por casi todos que la carrera del bailarín de ballet comienza a muy temprana edad cuando se es aún muy niño.  A este mundo del ballet nos adentramos como en un casino donde podemos apostar por llegar a cumplir nuestro sueño y donde solo ocho largos  años de entrenamiento podrán confirmar si nos hemos convertido en buenos profesionales.  Así que cuando lo piensas es un salto al vacío, solo no visto como un sacrificio por aquellos que están irremediablemente enamorados del ballet, y que como a mí no nos importó cuanto podríamos estar poniendo en riesgo.  Para mí el ballet es la mejor manera que tengo de proyectar quien soy y como siento, mi mejor plataforma para comunicar a través del movimiento una idea, una historia, un sentimiento.

Yuliet como La Sílfide

HT: Pero ese sacrificio no solo compromete al bailarín, también suma al resto de la familia, especialmente aun mas a los padres?

YR: Yo tengo la dicha de contar con una familia muy grande que vale su peso en oro, pero mi madre y mi padre son por supuesto quienes más han estado dando su apoyo, y quienes siempre fueron a todas mis funciones desde muy pequeñita sin importar el rol que interpretara.

HT: Cuando asumes la condición de bailarina, que transformación siente que experimenta su persona, al convertirse en un ser sobre zapatillas de puntas o sencillamente un cuerpo que responde al movimiento?

YR: A través de las zapatillas de puntas y del ballet hallo la forma más sublime del movimiento, con las bellas líneas que se logran a través de los pasos técnicos del ballet y su combinación en una coreografía.  Al llegar al escenario me transformo en el personaje que voy a interpretar, no es un proceso que note, solo sucede y ya está.

HT: Con el Centro Pro-Danza y su compañía de Ballet Clásico, has participado en casi todas sus representaciones de obras completas y programas conciertos, recuérdanos cuales consideras han sido las actuaciones más interesantes para ti.

YR: Debo reconocer que todas en mayor o menor medida siempre me han resultado interesantes, aunque recientemente con La Sílfide tuve una de esas experiencias inolvidables al descubrir un personaje cuya fragilidad me cautivó, hasta convertirse, al menos por ahora, en mi favorito.

Yuliet como La Sílfide.

HT: Justamente el rol de La Sílfide, en el ballet del mismo nombre, tendrá una importancia en su trayectoria, pues la interpretación de este protagónico le permitió mostrar un gran dominio del estilo en este tipo de obras románticas, quizás por sus condiciones físicas y artísticas.

YR: Sobre mi trayectoria, no puedo asegurarlo porque solo tendré la certeza de ello luego de muchos años, pero asegurar que su importancia en mi corazón siempre será indiscutible, pues esta oportunidad que la gran Maître Laura Alonso me dio al interpretar este rol.

Fue por sobre todas las cosas una maravillosa experiencia, porque con sus ensayos no solo estuvimos centrados en el desenvolvimiento técnico si no en lo que yo considero aun más determinante, la proyección artística, solo lograda cuando se estudia bien a fondo un personaje hasta sentirlo como parte de nosotros y con el importante ingrediente de tener como ensayadora a una maestra como Laura, quien sabe como mostrarte el camino para que eso que estás sintiendo no se quede dentro de ti, si no que salga y llegue hasta el último rincón de la audiencia.

HT: Y en estos momentos que montajes ocupan su tiempo en la danza?

YR: En estos momentos me encuentro ensayando el Pas de Deux del tercer acto de la Bella Durmiente, será mi segundo pas de deux, cuenta con una gran exigencia técnica, pero tengo grandes expectativas con esta próxima función concierto que dará la compañía.

Yuliet - Amigas en Don Quijote

HT: Si dejara de hacer los clásicos, tendría otros intereses en su desarrollo como artista?

YR: Adoro cualquier expresión danzaría, y también disfruto mucho los neoclásicos, pero siempre quisiera poder hacer ambos.  Coreografías como Cruel World de James Kudelka y  The Leaves Are Fading de Antony Tudor serían sin dudas dos piezas que me encantaría interpretar.

HT: Autores de preferencia, música que le ayuda en los tiempos libres, otros gustos que van más allá del ballet en la vida de la joven Yuliet Reina.

YR: Hemingway, Isabel Allende, Michael Connelly, Danielle Steel, Mariam Keyes, Anne Rice, son muchos y cada obra me ha marcado, sus libros siempre me han llevado lejos.  De música tengo muy variados gustos mi favorito es Joan Manuel Serrat, pero escucho mucho también la música de John Mayer, Jack Johnson, Alanis Morissette, The Beatles, The Corrs, y de los clásicos Debussy es mi preferido.

HT: Y alguna aspiración o deseo especial en su proyección profesional que quisiera compartir con nosotros?

YR: Me encantaría actuar en el cine, con las funciones de ballet claro que siempre se actúa en la escena, pero adentrarme más en el mundo de la actuación sería un sueño que me gustaría cumplir.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *