Chilenas que buscaron la paz con hilos y agujas

Cuentos inspirados en “Las arpilleras

“Las arpilleras conmueven, son un extraordinario ejemplo del valor de las mujeres en medio de la adversidad. Tienen fuerza y denuncian sin temor”, expresa la autora.

Por Javiera Bruna (El Mostrador)

HAVANA TIMES – La escritora, narradora y divulgadora de literatura femenina latinoamericana, Marjorie Agosín, publicó el libro de cuentos infantiles “Las Arpilleras: una historia contada con hilo y aguja” (editorial Mis Raíces), selección de cuentos infantiles que relata la vida de mujeres chilenas que a través del arte de la manufactura lograron elaborar el duelo de la pérdida de sus familiares en la dictadura.

Abordando transversalmente los temas de género en su trabajo, Marjorie comienza esta entrevista con El Mostrador Braga expresando haber sido inspirada por la premio nobel de literatura Gabriela Mistral al enfrentar este proyecto, “sentí que la extraordinaria creatividad y dimensión humanística de Gabriela se minimizaba; se veía como una simple maestra rural que escribía poemas para niños, pero ella fue y sigue siendo una extraordinaria artista y activista por los derechos humanos”, comentó.

En este sentido, la publicación persigue el propósito de visibilizar la vida de mujeres que fueron acalladas y que sólo lograron expresar sus sentires y mundos internos a través de artes como las arpilleras, el bordado o el tejido, haciendo presente el legado de grandes mujeres de la mitología y la historia como Atenea, Penélope o Violeta Parra, pero también de otras cuyos nombres no fueron conocidos, y que en este texto son visibilizados.

“El bordar, tejer, zurcir y reparar han sido parte del legado de las mujeres a través de la historia. Todas estas metáforas constituyen en gran parte lo que es la escritura de las mujeres.  Escribimos también con fragmentos que nos ayudan a contar historias. Cada fragmento es un instante como lo es cada puntada y es correcto el decir que la interioridad de las mujeres, la paz que se encuentra en el bordar, son manifestaciones importantes dentro de nuestra subjetividad”, expresó la autora.

El arte de la arpillera, mujeres e invisibilización: una forma de sacar la voz

“Delfina Nahuenhual”, “Golpe militar”, “Un largo paseo” y “Regresando al cerro alegre”, son cuatro historias que nos acercan a la vivencia de arpilleristas chilenas, que en la década de los ’70, sacaron la voz en trozos de tela y se atrevieron a contar sus vivencias y a retratar escenas que marcaron la historia de nuestro país.

El principal catalizador de la creación de Agosín fue el silencio que caracterizó aquella época, sigilo que, para la escritora, también se relaciona directamente con el hecho de ser mujer. “Me he dedicado a divulgar obras de escritoras de Latinoamérica por medio de antologías. Siempre sentí que las mujeres que escriben son sólo invitadas al postre, el acceso a publicar les es muy difícil y me comprometí con el oficio de escribir y ocupar un puesto en la mesa”, expresó.

“Pienso que bordar es una forma de escribir, pensemos en Ariadne que por medio de una hebra puede salir del laberinto, también pensemos en la astucia y la lealtad de Penélope con su tejer y destejer”, ejemplificó para referirse a la labor que las artesanas cumplieron al denunciar ante el mundo entero las injusticias sociales que sucedían en Chile.

De esta forma, entre los textos seleccionados es posible encontrar relatos que invitan a reflexionar a niñas, niños, adolescentes y adultos sobre el presente y el pasado; la construcción de referentes femeninos y las artes manuales como forma de reconstrucción personal:

“Entendí también que recortar pedacitos de tela y luego unirlos nos enseñaba muchas cosas, como por ejemplo la posibilidad de restaurar, de recomponer en algo la dignidad de quienes habían sido devastados” (fragmento del texto).

Autobiografía, desapariciones, justicia y reparación

En este escenario y como ya comentamos la carrera e inspiración de Marjorie Agosín estuvo marcada por cuestiones asociadas a la condición femenina, desde personajes mitológicos a grandes mujeres de la historia de Chile; como fueron la folclorista, divulgadora y arpillerista Violeta Parra o la poeta y premio nobel Gabriela Mistral. Sin embargo, desde una vivencia más personal la autora comenta que su vida familiar también tuvo que ver en este proyecto, “mi familia siempre bordaba y mis abuelos y bisabuelos eran sastres”, confiesa Agosín. No obstante, sus motivaciones por construir un retrato literario de la vida de las vidas de estas arpilleristas chilenas va más allá de sus lazos sanguíneos. “Las arpilleras conmueven son un extraordinario ejemplo del valor de las mujeres en medio de la adversidad”, destacó.

En esta línea, los cuentos tocan de cerca la experiencia de cientos de mujeres que hasta hoy buscan a sus familiares desaparecidos en la dictadura cívico militar -tema que de alguna forma la conecta nuevamente con la historia de su familia- “yo no tuve desaparecidos en mi familia, pero soy judía y gran parte de los míos fueron asesinados en los campos de concentración. Esta experiencia ha definido mi vida en una forma muy profunda y de ahí nació la solidaridad hacia todos los seres perseguidos, entre ellas por supuesto las madres de los desaparecidos en América Latina”, comentó.

Finalmente, Marjorie se refiere a los colectivos de mujeres que se originaron a partir del núcleo de mujeres creadoras décadas atrás, tradición que se mantiene viva hasta hoy. “Las arpilleristas de la época de la dictadura han fallecido y no sé si encontraron en vida reparaciones, pero sí existe un extraordinario colectivo Memorarte que sigue este legado y que viaja por el mundo con unas arpilleras que protestan por las injusticias que atraviesan el país. Ellas hicieron propios trabajos de denuncia y son nuestro futuro”, cerró.

Los cuentos contenidos en “Las arpilleras: historias contadas con hilo y aguja” se encuentran en versión impresa para infantes, pero es posible ser leído por personas de todas las edades, puedes encontrarlas en editorial mis raíces o en Amazon, junto a todas las publicaciones de la autora.

Lea más desde Chile aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.