Cambios oportunos en Cuba

Entrevista por Osmel Almaguer

Miguel Paneque Roblejo

HAVANA TIMES, 15 nov.  — Miguel Paneque Roblejo (59 años) natural de Niquero (antigua provincia de Oriente) actual Granma.  Reside en la capital desde 1958.  Tiene una hija nacida de su primer matrimonio.  En 1990 contrajo nupcias con María de los Ángeles Delgado, su actual esposa.

Quince años de experiencia como profesor de matemáticas en la Enseñanza Media y veintiséis como inspector de Vivienda, le han creado una reputación, entre sus compañeros, de intolerancia ante lo mal hecho.  Ha tenido la gentileza de acercarse a Havana Times, para dialogar sobre el proceso de cambios en los que se encuentra enfrascado nuestro país actualmente.

HT: ¿Miguel qué beneficios crees poder obtener con las medidas previstas por el gobierno revolucionario para el próximo año?

Miguel Paneque Roblejo: Antes de referirme  a un hipotético beneficio personal, me gustaría decir que las mismas tienen como objetivo hacer más eficiente la economía del país, y por consiguiente la vida social, por eso, para mí, no pueden ser otra cosa que oportunas.

HT: ¿Oportunas por qué?

MPR: Porque en nuestro proyecto social, de transición al socialismo, es imprescindible que se aplique la premisa de exigir al trabajador que realice su trabajo con eficiencia y reciba el pago correspondiente por sus resultados.  En este proceso se han abierto nuevas perspectivas.  Se han creado licencias para más de cien actividades por cuenta propia.  Si lo considerase necesario, tendría muchas opciones para escoger.

Pero las reformas no se darán tan sólo en el campo del trabajo por cuenta propia, también en la vida institucional y en las empresas estatales se buscarán mayores índices de eficiencia y productividad, lo que debe redundar en mayores beneficios para los trabajadores.

HT: ¿Crees que aun así llegues a necesitar convertirte en un trabajador por cuenta propia?

MPR: No.  Además, mientras pueda conservar mi plaza, trataré de hacerlo.

HT: ¿Satisface tus necesidades materiales y espirituales tu actual status?

MPR: Me da un horario abierto.  Flexibilidad en mi tiempo para planificarme en mis actividades y resolver mis problemas.

HT: ¿Cómo visualizas tu realidad inmediata cuando sean puestos en práctica los nuevos sistemas de exigencia y remuneración?

MPR: La exigencia es muy positiva para ser eficientes.  En particular me gusta hacer bien mi trabajo.  Tengo muchos años de experiencia en los que me he dado a conocer como una persona recta.  Para el trabajo de la Vivienda sería beneficioso.

A veces, aunque uno quiera hacer bien su trabajo, si los otros eslabones de la cadena no funcionan bien, los resultados se ven perjudicados.  Esto, en realidad, me sucede muy a menudo.

Por otra parte, si el salario es más alto podría elevar un poco mi nivel de vida.  Calcula que actualmente, de los 345.00 pesos cubanos que me pagan, tengo un descuento por concepto de créditos de 153.00 pesos (casa, refrigerador, aire condicionado) por lo que me quedan solo 192.00 pesos para vivir, aparte del salario de mi esposa.

HT: ¿Y para el sector de la Vivienda a nivel nacional?

Se supone que se elimine un poco el proceso burocrático.  Que haya mayores índices de construcción de viviendas en relación a la mejoría general de la economía.  Se dice que se facilitará la venta de materiales de la construcción a precios razonables.  Estos se mantienen muy altos aún en relación a los salarios.  El saco de cemento, por ejemplo, vale seis CUC con sesenta centavos.  Algo más de 160 pesos en moneda nacional.

Las medidas deben beneficiar la vida social y económica del país.  Espero los primeros resultados para la segunda mitad del año próximo.  Hay un tema que mantiene preocupadas a una gran cantidad de personas, se trata de las más recientes manifestaciones de violencia y vandalismo llevadas a cabo en la capital.

HT: ¿Crees que guarden relación con los ajustes que en materia de recursos humanos está llevado a cabo la dirección del país?

MPR: Yo diría que los enemigos de la Revolución están intentando establecer una relación que no existe.  Es por todos conocido el hecho de que en Cuba existen grupos que reciben pagos por llevar a cabo este tipo de agresiones.  Están tratando de simular el rechazo del pueblo a unas medidas que considero imprescindibles para salvar nuestro sistema.

Para mí, quien tiene bajos instintos practicará la delincuencia en cualquier situación.  Los honrados buscarán opciones que les permitan sobrevivir con su trabajo, por muy adversas que sean las condiciones.

HT: ¿Cuál crees que sea la causa de que esta revolución económico-social no se haya realizado antes?

MPR: Todo depende del momento en el que se viva.  Las medidas que se aplican puede que hoy arrojen buenos resultados, pero tal vez en el pasado no lo hubieran logrado.  La situación económica del país exige en estos momentos una solución inmediata, ya que no estamos exentos de la crisis económica por la que atraviesa el mundo.

HT: ¿Y a lo largo de cincuenta años, nunca necesitamos esos cambios?

MPR: En los sesenta y los setenta eran otras las condiciones.  Se trataba de brindar a la gente todo lo que no había tenido.  Eran tiempos de ruptura, de desbordamiento, de poca racionalidad.  Los ochenta, aunque no estábamos maduros, hubiera sido una década oportuna si la URSS no hubiera comenzado a mantenernos prácticamente.

Nos acomodamos al buen vivir.  Con la barriga llena no hubo nadie que pensara en reformar nuestro sistema.  Luego despertamos del sueño, pero caímos tan abajo en los años noventa, que no teníamos fuerzas para reaccionar.

Era la lucha por la supervivencia, y las medidas que se tomaron estuvieron encaminadas a ese objetivo, que finalmente se cumplió.  Gracias a ellas estoy aquí, contestando a tus preguntas de la forma en que lo hago.  Es ahora el momento de subirse las mangas y tomar cartas en el asunto, y creo que tú y yo, con esta entrevista, ya hemos empezado bastante bien.


2 thoughts on “Cambios oportunos en Cuba

  • el 1 julio, 2011 a las 1:53 pm
    Permalink

    Jajajajaja, hablan de honradez con un Vivienda, es el colmo de la ingeniudad. Que vive con 192.00 y el salario de su esposa, mira. Solo hay que leer entre lineas: MPR: Me da un horario abierto. Flexibilidad en mi tiempo para planificarme en mis actividades y resolver mis problemas. Resolver mi problema es como le llaman en Cuba a robar, a inventar como tambien dicen. Por favor sean serios.

  • el 25 noviembre, 2010 a las 10:49 pm
    Permalink

    ESTOY PLENAMENTE DE ACUERDO CON SU OPINIÓN, CREO QUE YA ERA IMPOSTERGABLE TOMAR MEDIDAS QUE ANULEN EL PATERNALISMO Y LA FALTA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL ALA QUE NOS HEMOS ACOSTUMBRADO CASI HASTA LA ADICCIÓN.
    NO CREO QUE HAYA RECHAZO POPULAR, SINO UN POCO DE CONFUSIÓN Y ALGUNA MALA INTERPRETACIÓN, NO DEBE HABER MIEDO A LOS AJUSTES, SI SE HA SIDO CONSECUENTE, Y ADEMÁS EFICIENTE Y EFICÁZ EN SU PUESTO LABORAL, SECTOR PRIVADO EXISTE EN TODO EL MUNDO, PERO CON UN CONCEPTO MUY DIFERENTE DEL QUE HASTA HOY SE HA TENIDO EN NUESTRO MEDIO; NO SE PUEDE TENER GANANCIAS ROBANDO (AL ESTADO, QUE EN DEFINITIVA, SOMOS NOSOTROS).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *