Un secuestro fuera de serie en Venezuela

Por Caridad

HAVANA TIMES – Un millonario venezolano es apresado por secuestro. Ese sería un titular interesante para cualquier artículo noticioso. O la premisa para una película de acción.

Pero la historia tras el titular es demasiado poco imaginativa para malgastar ese encabezamiento en ella.

Aunque de historias poco imaginativas está repleto el cine de Hollywood, ¿no?

Hace poco más de 4 meses, a finales del año pasado, hubo una noticia que, no por habitual, dejó de ser tendencia en las redes sociales y hasta fue publicada en periódicos digitales: una joven había sido secuestrada en Barinas.

Los familiares enseguida publicaron fotos de la mujer, pidiendo a todos que compartieran para poder dar con su paradero.

No tengo muy claro cómo supieron que estaba secuestrada, pues según las notas en los periódicos no fue hasta marzo que los secuestradores pidieron la escalofriante suma de 750.000 dólares.

Pues sí, casi nada.

No fue hasta el mes de mayo que, al parecer, los familiares lograron reunir la pequeña suma y, según la información brindada por el CICPC (Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas), fue ese el momento en que lograron capturar a dos miembros de la “banda” que, supuestamente, se iban a encargar de recoger el dinero. Tras un breve lapso de coacción a estos individuos, estos terminaron confesando dónde tenían secuestrada a la joven Franyelis Guerrero.

Fue así como encontraron la casa, en una finca que al parecer era propiedad de un “millonario abogado ex miembro del CICPC”. Lo que puse entre comillas es porque así fue catalogado en muchos de los titulares noticiosos. Dicen que también había tenido cargos dentro del PSUV, pero no podría asegurarlo y a estas alturas da igual, porque el resto de sus “colegas” eran miembros de la Guardia Nacional Bolivariana.

Eso, aunque a muchos fuera de Venezuela pueda asombrarlos un poco, aquí es algo así como ¡Meh!, el pan nuestro de cada día.

Dentro de los implicados estaba también un tío de la joven.

Después del glorioso rescate de Franyelis, con fotos y videos para que todos pudiéramos observar la extraordinaria labor de este cuerpo penal, la película tuvo un final abrupto, justo cuando ya todos estábamos a punto de cambiar el canal, para la siguiente historia de crímenes, dramas y pasión.

Sucedió algo imprevisto luego de que el Ministerio Público ya hubiese anunciado en su página web, y en su Twitter, los resultados de la audiencia de presentación ante tribunales de los 4 implicados en el secuestro (y aquí dejo un fragmento):

“Por su parte, los representantes de la Fiscalía Nacional 46ª con competencia en Anti Extorsión y Secuestro y Fiscalía 14ª del estado Barinas, imputaron a los tres hombres y a la mujer por presuntamente incurrir en la comisión del delito de Secuestro, previsto en la Ley contra el Secuestro y la Extorsión. Una vez evaluados los elementos de convicción expuestos por la representación de la acción penal, el Tribunal 3° de Control dictó la medida de privativa de libertad en contra de los captores de Guerrero, quienes permanecerán recluidos en la Delegación del Cicpc en el estado Barinas.”

Y lo imprevisto fue que los medios informativos comenzaron a difundir una nota en la que las fuerzas policiales nos hacían saber que acababan de dar muerte, por intento de fuga, al “abogado millonario”, mientras lo trasladaban a Caracas para presentarse a la audiencia en los tribunales.

Aquí es donde quieres buscar el control de tu televisor para dar marcha atrás al video, porque o esta película tiene un guión muy malo, o el editor se dio unos tragos mientras hacía su trabajo.

¿Se presentó o no ante los tribunales en Caracas? ¿No fue en Barinas? ¿Por qué el Ministerio Público publicó la nota antes de que hubiese sucedido y luego borró el contenido de su página web y su twitter?

Pero cuando leemos la descripción de los hechos nos damos cuenta de que el editor no es el culpable, quizá solo un poco por no advertir al guionista que esa historia no está bien contada. Les dejo la descripción de los hechos, para que luego no vayan a creer que lo he inventado yo:

“Muere en presunto enfrentamiento cuando era trasladado a Caracas, Ernesto Javier Sierra Dávila, implicado en el secuestro de Franyeli Guerrero. Funcionarios del Cicpc lo trasladaban en una unidad oficial con destino a Caracas. En el km93 de la ARC, según información policial. Asimismo, el autor intelectual del secuestro de Franyeli Guerrero usó las esposas para ahorcar al conductor ocasionando que éste perdiera el control. Posteriormente al forcejeo en la unidad, la misma impacta con un camión y se detuvo a un costado en una zona boscosa. Antes de bajarse de la unidad, desarmó a otro funcionario y corrió hacia el monte. Es perseguido y se enfrenta con el arma de fuego y cae abatido. Un funcionario del Cicpc resultó herido en el hecho. Autoridades investigan el caso”.

De más está decir que la única foto que tenemos del “abogado millonario” aparece un poco sucio y apaleado, como si hubiese habido un gran forcejeo para apresarlo, con las manos a la espalda. O sea, con las manos esposadas tras la espalda. ¿Se imaginan a este sujeto haciendo todo eso que se describe en la nota, con las manos esposadas en la espalda?

Si yo fuese millonaria y tuviera una banda bajo mi mando, lo mínimo que esperaría de ella sería que acudiesen en mi ayuda justo antes (o después o antes, no lo tengo claro) de que me llevaran a los tribunales. Si tengo que batirme con unos cuantos oficiales yo sola mejor no les pago a esa partida de vagos, ¿no?

Pero, por supuesto, estoy bromeando porque todavía no entiendo por qué gastaron tanto presupuesto en una película tan mala.



Caridad

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.

Caridad has 191 posts and counting. See all posts by Caridad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.