Se viene el circo a todo Venezuela

o sea, las elecciones parlamentarias… o sea, el circo

Por Caridad

Caricatura: https://devilexcrement.com

HAVANA TIMES – En unos días, a pesar de la escasez de gasolina; a pesar del sueldo paupérrimo de menos de un dólar al mes para los que “ganan” salario mínimo; a pesar de los apagones constantes en la periferia de Caracas y el resto de los estados; a pesar del silencio del Gobierno sobre el modo genocida en que son tratados los que escapan de Venezuela por parte de la Justicia de Trinidad y Tobago; a pesar del hambre que sigue matando silenciosamente a ancianos y enfermos; a pesar de que vivimos en una ya constante cuarentena; a pesar de que todo el mundo sabe que es una farsa: el día 6 de diciembre habrá elecciones.

Por estos días se ha visto de todo respecto a la campaña electoral. Candidatos distribuyendo bombonas de gas en barrios de Caracas, mientras se hacen protestas que son sanguinariamente reprimidas por la ausencia de ese servicio básico.

Candidatos regalando mortadelas que son transportadas en carretillas o vagones de construcción, porque ya que no hay gasolina y es mejor demostrar que ellos no la gastan haciendo campaña electoral.

Candidatos regalando sardinas, ese es un pastor evangélico, así que cuenta como metafórico-teológico su modo de llamar al voto.

Candidatos regalando bidones de gasolina para que la gente lo venda y pueda comprar comida, a ese candidato le gusta jugar con fuego.

El candidato estrella ha sido Diosdado Cabello, por supuesto que no podía quedarse en una acción tan ridícula como cambiar votos por mortadela o por sardinas.

Diosdado es de los hombres con ideales arraigados, con pantalones bien puestos, de esos especímenes cromañones que abundan todavía. Así que no iba a rebajarse a pedir votos que no necesitan.

Si no necesita votos lo mejor es humillar, ¿no? Y eso hizo el gran camarada, en su tribuna en el estado de Carabobo, ante silenciosos seguidores que, amontonados bajo el sol, no tuvieron ánimo de reírle la “gracia”.

“El que no vota, no come. Para el que no vote, no hay comida. El que no vote, no come, se le aplica una cuarentena ahí sin comer”.

Ese párrafo lo inició refiriéndose a las mujeres, de las que está seguro que se encargarán de levantar con la diana a todo el mundo en la casa, para ir a votar este domingo.

Son las mujeres, en la generalidad de los hogares, las que se encargan de procurar los alimentos de la familia. Por lo tanto, es a las mujeres a las que se les puede atemorizar o coaccionar mejor con este asunto de la comida, tradúzcase la famosa caja del Clap.

Después de esto, ¿todavía quedará alguien que crea en las elecciones del 6 de diciembre en Venezuela?

Lea más del diario de Caridad aquí.

Caridad

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.

Caridad has 185 posts and counting. See all posts by Caridad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *