Otro tipo de fotos

Por Caridad

Frank y Caridad.

Hace más o menos dos meses Frank me propuso trabajar junto a él en una película para la televisión. No soy actriz ni nada parecido, la propuesta fue para hacer la Foto Fija.

Aunque jamás he hecho un trabajo así, no dudé en aceptar, cuando se tiene una cámara y deseos de aprender cosas nuevas lo mejor es aceptar cualquier trabajo que resulte interesante.

La mayoría de los filmes se ruedan en estudios, pero para colmo tuve la gran suerte de que “Los desastres de la guerra” se haya realizado totalmente en exteriores.

El director Tomás Piard y actores de "Los desastres de la guerra".

El primer día nos fuimos a una cantera muy alejada del centro de la ciudad. Si no han estado antes en una cantera podría explicar que es un grupito de montañas a las que se les abre las entrañas para sacarles su esencia: piedras que luego reducirán a polvo.

Las piedras desnudas suelen reflejar con mucha insistencia la luz del sol. Me compadecí de los actores que debían permanecer muchas veces de rodillas sobre las piedras y bajo esa luz asfixiante. Por mi parte anduve todo el tiempo bien disfrazada aunque eso implicara el doble de calor.

Ese primer día no tenía muy claro las cosas que podía o no podía hacer. Enseguida aprendí con la sonidista que no podía hacer click con mi cámara cuando hubiese algún diálogo en la escena que se rodaba. Más tarde Frank me advirtió que – muy por el contrario de las fotografías que acostumbro a hacer – la cámara se mantiene en posición horizontal, el cine no conoce la verticalidad ni siquiera en la Foto Fija.

Con el director de fotografía aprendí algunos truquitos de iluminación y el mejor modo para ensuciar una imagen. Eso de la iluminación fue sobre todo en la segunda etapa, cuando se rodó en una Papelera cercana a un río en el centro de la habana.

Por todos los sitios nos perseguían las piedras que, sin previo aviso, solían desprenderse del techo de la Papelera o de la pared de la montaña.

La mayoría nos contagiamos con una gripe que nos acompañó casi todo el mes de rodaje. El más pequeño de los actores demostró que, aunque no llegue a ser actor cuando crezca, lo que haga lo hará con amor y profesionalismo, pues no dejó de actuar ni con fiebre, ni con la otitis que lo acompañó los últimos días de filmación.

No sé cómo sería trabajar con otros directores, pero esta vez mi experiencia ha sido casi mágica con Tomás Piard. Conocerlo y compartir ideas y sentimientos con él es una de las cosas más bellas que me han sucedido en los últimos tiempos.

A mi amigo Frank – porque con todas las mañanas y madrugadas en las que estuvimos juntos ya puedo llamarle amigo – le agradezco el haber pensado en mí. Más allá del aprendizaje, fue como un baño en aguas limpias trabajar en algo alejado de la habitual manipulación del foto reporterismo.

Caridad

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.

Caridad has 185 posts and counting. See all posts by Caridad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *