Los Musulungos

Caridad

Es probable que lo que voy a contarles  no le interese a un montón de personas.  Quizá porque esto no tiene nada que ver con la política que es el tema preferido de la mayoría de la gente que recorre las páginas de Havana Times.

Si en este punto del texto hay alguien leyéndolo a pesar de estar advertido que no tiene nada que ver con la política, entonces puedo continuar escribiendo confiada en que van a querer llegar al final.  Sobre todo, tal vez, porque querrán saber qué cosa es un Musulungo – más allá del apellido de un pelotero o umpire famoso en los años 70 – .

Ni política ni pelota.

También yo tuve la misma curiosidad cuando la amiga de un compañero de trabajo me preguntó si estaba Musulunga.  Como no sé qué diablos quiere decir la palabrita y no podía contestar si estaba Musulunga o no, quise saber el significado que, al menos entre mi compañero y ella, aparentaban conocer muy bien.

No voy a mencionar en qué sector trabaja la amiga, porque quizá me desvíe totalmente del tema,  solo diré que trabaja en una oficina con varias personas más, todas con un nivel intelectual que se supone sea alto o, al menos, por encima de la media.  Una de las personas que trabaja junto a la amiga tenía un problema: su vecino alojaba muchos gatos en su apartamento.

No es que los gatos se pusieran a merodear ni robaran la comida de los vecinos, es que los gatos maullaban mucho.  Ese era el problema.  Al compañero de la amiga le molestaba el constante maullar de los felinos, le molestaba la voz del dueño hablando con los gatos.

Un día aprovechó la ausencia del vecino para lanzarles  comida con un alto contenido de amitriptilina.  Pensó que de ese modo pondría a dormir a los gatos el tiempo suficiente para descansar de sus maullidos.

Quien me hace el cuento lo hace, como decimos aquí, “muerta de la risa.” porque resultaba muy gracioso el modo lento en que se movían los gatos, (los que podían moverse), los maullidos fuera de revolución, la voz gangosa y angustiada del dueño, preguntando: musulungos, ¿qué le pasa a mis musulungos?.   Sí, para morirse de la risa, ¿no?

Su compañero de trabajo descansó no solo varios días del desesperante maullido de las mascotas de su vecino, sino que, además, se  desprendió de la presencia de varios de ellos que no soportaron la dosis excesiva del medicamento.  Desde entonces, en la oficina de estas personas inteligentes  – por cierto, comunicadores sociales -, cada vez que alguien se siente mal, o aparenta tener sueño, le preguntan en modo jocoso si está Musulungo.

Ya saben ahora qué cosa es un Musulungo.

Caridad

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.


6 thoughts on “Los Musulungos

  • el 5 septiembre, 2021 a las 11:01 am
    Permalink

    Yo oí en la Habana, cuando era niño, decir musulungo a alguien no organizado que se dejaba manipular por otros, se lo oí decir a gente que habían nacido en el siglo XIX.

  • el 27 octubre, 2018 a las 11:26 am
    Permalink

    Segun x lo que e averiguado mas x casualidad q x ir al sitio un amigo llegado de africa me cuenta una historia y casualmente dice la palabra y me quede pensando xq la palabra me lleva al umpire musulungo herrera yo inmediatamente le pregunto q significado tenia esa palabraen ese pais y lugar donde se encontraba y me dice q los africanos les llaman asi a las personas extranjeras de piel blanca y grandes

  • el 25 mayo, 2017 a las 7:22 am
    Permalink

    bueno, y cuando esta persona tenga hijos, si acaso no los tiene ya, otro vecino le molestará el ruido que hacen los niños, y cuando habla el dueño de los niños con los niños… entonces le lanzara grandes cantidades de droga y los niños se las comeran como dulces… despues algunos no sobreviviran a la drogadiccción y se cortaran las venas, otros se quedaran dormiditos y el papa no va a poder hablar más con los niños dormidos… la vida es así de injusta! pero el vecino estará feliz sin ruidos molestos

  • el 3 noviembre, 2015 a las 6:48 pm
    Permalink

    or favor hay algunos errores de mecanografia como cuabanos, por cubano, in por en, Cacique es Jefe indígena no es africano, emtas por semitas, referidos árabes y judíos,

  • el 3 noviembre, 2015 a las 6:41 pm
    Permalink

    Caridad tus definiciones son interesantes pero no exacya. Mi abuelita me decía Musulungo de forma cariñosa y no soy un gato drogado ni un negro fortachón. Soy una damisela encantadora, de piel blanca, de origen asiático, miope, gordita por mi sedentarismo. Siempre pensé que me .lo decía por compararme con un gatico perezoso.
    Em WP dice que significa negro grande y fuerte, por un pelotero cubano, , pero en realidad a el le decían Musulungo antes de ser pelotero. Este nombre para los cuabanos sugiere los felinos. Por el ejemplo . mi padre tenia in perro que le decía Minino, un nombre regularmente aplicado en Cuba a los gatos. Ese fue el primer perro que yo vi que se llamaba como un gato.
    Los apodos en Cuba generalmente se refieren al físico de la persona; Gordo, Flaca, Cabezón , Cabecita, Culón, Barriga de Leche, Cuatro Ojos, Cojo, Paton, por sus orígenes Oriental, Camagüeyano, Habanero, . y también actitudes como : Bobo de la Yuca, Tronco de Yuca, Cerna , Pájaro, Pato, Tortillera, Pan con Pan, Tizón, existen los cariñosos. Corazón de Melón, Chinita, Chinito, mi Prieta, mi Prieto, Yo os de carácter político como Manengue, Mayimbi, Cacique, de origen africano. En mi criterio, Musulungo, debe ser de origen africano. Recuerda que Cuba tienes dos raíces étnicas, filogenéticas básicas: hispanos y africanos , hay también asiáticos, en toda su gama, europeos y emitas per en cantidades mininas. Los antiguos aborígenes Tainos y Siboneyes fueron victimas y exterminados por el genocidio cometido por los esclavistas hispanos, otros indígenas, que no podían soportar los abusos de los esclavistas cometieron suicidios masivos igual que algunos africanos que pensaron volverían a rsucitar en sus tierras de origen. Espero esta información te sea uril pues esta verificada correctamente y seguro que la dominas.

  • el 4 diciembre, 2014 a las 2:27 pm
    Permalink

    tambien musulungo les dicen a los fortachones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *