En Venezuela también matan “indios”

Caridad

HAVANA TIMES — Y claro que no se llaman indios, que ese nunca fue su nombre, pero al final todos les siguen diciendo Indios, da igual el pueblo que sean, el idioma en el que se comuniquen, Indios…sobre todo si se trata de hablar despectivamente sobre ellos, lo que es una histórica costumbre también en Venezuela.

Este no es un tema para tratar en una sola cuartilla, pero no quiero quedarme en silencio ahora que tengo voz.

Hace unos años se creó en Venezuela el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas y el solo hecho de su existencia resultó un modo de visibilizar la presencia y derechos de los que, por más de 500 años, han sido sometidos a un indetenible exterminio físico y cultural.

El Ministerio ha tenido sus logros…y muy malas rachas también.

En las últimas semanas se vuelve a hablar de Sabino y los Yukpas a media voz, en ciertos círculos de Caracas; apenas aparece el tema en los medios de información a nivel nacional.

Supe del conflicto por pura casualidad y desde entonces he tratado de conocer más al respecto.

Ayer me avisaron sobre un conversatorio en el que estarían presentes 3 mujeres yukpas, una de ellas Zenaida Romero, hija del Cacique Rebelde Sabino Romero (¿recuerdan a Hatuey, Guamá, Guaicaipuro?). Sabino, como todos le dicen, es uno de los pocos caciques yukpas que lucha por los derechos de su pueblo en la Sierra de Perijá (en el estado de Zulia).

En este mes de octubre se cumple un año desde la demarcación y entrega de tierras a los yukpas, en títulos colectivos.

A los supuestos “dueños” de estas tierras se les entregaría algo conocido como Bienhechurías, para resarcirles por estas “pérdidas”…pero el dinero destinado a estos hacendados parece que se ha perdido en algún sitio…y parece que los yukpas se han cansado de esperar y tomaron una hacienda abandonada llamada Medellín.

Zenaida Romero viajó a Caracas a contar lo que los periódicos y la televisión apenas se atreven a informar.

Por un lado el presidente Chávez insiste en que ya está entregado el dinero para las Bienhechurías, por el otro los terratenientes – continúen o no sacando provecho de esas tierras – se niegan a permitir la entrada de los “nuevos propietarios”, utilizando la fuerza de los sicarios – sobre todo de la cercana Colombia – y no es esta la primera vez que disparan a los yukpas.

Son ellos los que se quedan en el medio, sin tierras y sin mucho derecho a protestar porque – supuestamente – ya les fueron entregadas.

Zenaida – y otras mujeres – recibieron disparos no solo de los sicarios, sino también de la confabulada Guardia Nacional de la zona de Machiques. En el periódico zuliano La Verdad publican una Orden de Captura contra el Cacique Sabino.

Como en los tiempos de la Conquista, indio bueno es aquel que calla y obedece, todo aquel que se rebela y lucha por sus derechos es un vándalo.

Así sucede que la Fiscalía General de la República y el Ministerio del Poder Popular de Interior y Justicia no han abierto aún proceso investigativo alguno sobre los asesinatos de al menos 6 yukpas en lo que va de año.

No son solo los intereses de ganaderos y agricultores los que están en juego en este asunto, la explotación minera – como en la mayoría de los conflictos de tierra en los que están implicados los hombres y mujeres de “pueblos originarios” (el nombre que les da la nueva modernidad) – es, quizá, es eslabón más importante y el verdadero motivo de que casi toda una nación se haga “de la vista gorda” para que alguna bala sicaria calle a Sabino y su pueblo.

Caridad

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.


4 thoughts on “En Venezuela también matan “indios”

  • el 7 noviembre, 2012 a las 8:08 pm
    Permalink

    Gracias a ti, Gladys, en estos momentos esperamos a 60 caciques yukpas que vienen hacia Caracas, debieron haber llegado hace muchas horas, pero se les ha detenido en varias ocasiones en el camino hacia la capital, ¿razones? las desconozco, espero poder conversar pronto con ellas y enterarnos. Digo espero no por mí, sino por la probabilidad de que no pudieran llegar. Seguiremos informando a través de este medio.

  • el 5 noviembre, 2012 a las 10:43 pm
    Permalink

    Gracias por divulgar… La gran mayoría del pueblo venezolano ignora esta situación silenciada por medios oficiales y tergiversada por los medios de la derecha, los cuales se encuentran en manos de los mismos terratenientes y ganaderos. Sin embargo, cada día más crecen los colectivos sociales que se adhieren a la causa de Sabino Romero, un cacique incorruptible, quien se ha negado a vender su dignidad y sus tierras por prebendas de las instituciones del Estado…. Por eso gritamos: ¡En Sabinos somos 520 años de resistencia!

  • el 2 noviembre, 2012 a las 12:45 pm
    Permalink

    Un excelente artículo sobre un problema y lucha social invisibilizados por los medios dominante de la oposición y el oficialismo…si alguien quiere más datos puede leer los informes publicados por la organización Homo et Natura y los análisis del luchador social Luisbi Portillo, disponibles en la web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *