El rey Midas de Venezuela

Caridad

HAVANA TIMES – No sé por qué, siempre que escucho o leo la historia del rey Midas, comienzo a tararear una canción cuyo estribillo dice A esconderse que ahí viene la basura.

En los últimos tiempos el presidente de Venezuela se ha unido a esa extraña asociación de ideas, y no precisamente porque él convierta en oro todo lo que toca. Si por casualidad paso frente a algún televisor y lo veo, con todo su cuerpo excedido en libras, mi instinto de conservación me dice corre, corre antes de que te toque y te convierta en mierda. El presidente se mueve pesadamente ante las cámaras, o se queda aplastado en su silla, moviendo sus largos brazos como un montón de basura parlante, pero no es basura, es el rey.

Al modo de los buenos soberanos, esos que solo logran ser reales en los cuentos infantiles, el presidente habla a sus buenos súbditos, esos que le aman, esos que le vitorean, esos que esperan, con las manos extendidas, las regalías que él quiere otorgar porque está feliz.

Todo el que haya tenido el tino, la paciencia, la suspicacia, la obediencia suficiente para inscribirse en el carné de la Patria, estará disfrutando de la benevolencia del Midas venezolano. La magnanimidad ahora tiene el nombre de “bonos de protección para el pueblo”. El buen rey ha creado bonos para las familias más desposeídas, según la encuesta realizada en el momento de hacerse el carné de la Patria.

El primer “bono de la Patria” ha sido otorgado a las embarazadas. Dejemos los pocos hospitales en ruinas, sin apenas insumos; no toquemos el diabólico mecanismo de los seguros médicos y las clínicas privadas; sigamos penalizando el aborto y no ofrezcamos ningún tipo de educación sexual ni para prevenir el embarazo adolescente. Tampoco investiguemos los casos de mala praxis, común en los hospitales públicos y clínicas privadas; no tomemos medidas para frenar la inflación.

Mejor tiremos al aire unas migajas de pan, lucirán muy bonitas cuando les pegue la luz de sol, brillarán; la gente se divertirá tratando de alcanzarlas. La diversión es muy importante para el estrés cotidiano. Así, como de casualidad, la gente olvidará el asesinato de una mujer embarazada en el mes de diciembre, por un Guardia Nacional, a plena luz del día, delante de muchas personas. Sí…parece que funciona.

Los bonos para las familias de menos recursos van desde los 150.000 bolívares hasta poco más de un millón. Sí, más o menos les alcanza – por este mes –  para medio cartón de huevos (a los que les regalen los 150.000), pero ese no es el caso. Porque está llegando la época de carnavales y, como ya dijimos, la diversión es muy importante. Así que ya está disponible, para casi todos los que tienen carné de la Patria – y votaron por los candidatos del PSUV en las pasadas elecciones – el bono por Carnavales.

Cerremos la boca, recordemos que hay basura cerca y pululan las moscas. Sí, no hemos entendido mal, ya comienza la entrega de casi medio millón para que los patriotas carnavaleen.

¿Por casualidad hay algún bono para los que están enfermos de cáncer? Ay no, eso es más o menos tan desagradable como los leprosos en la época de reyes y emperadores. La caridad con los enfermos luce mejor a los religiosos, los reyes deben encargarse de cosas más alegres y vistosas.

Para un millón de niños, de esos de los que apenas hacen una o dos comidas al día, también hubo un bono de reyes –  por el día de reyes, claro está, no por el cumpleaños del presidente.

Cada día que pasa hay menos producción en Venezuela, menos posibilidad para emprender, a no ser que se tenga algún turbio negocio con los alimentos que se venden a precio de oro; no hay disponibilidad de dinero en papel moneda.

Los servicios básicos continúan deteriorándose, la seguridad, la dignidad de las personas que intentan sobrevivir. Del otro lado están los viejos y los nuevos ricos, fingiendo diferencias políticas cuando su única diferencia es quién se queda con el poder.

Cuando las personas deben dedicar más de 24 horas a pensar cómo conseguir comida, cómo conseguir dinero en efectivo para pagar el transporte, cómo salir o entrar de sus casas sin ser asaltados es fácil que el rey les convenza de que es un buen mandatario porque les brinda un poco de oxígeno cada vez que están a punto de morir de asfixia.

La gente va olvidando cómo era respirar por sí mismos. Los que no lo olvidan intentan salir del país, pero ¿quieren escuchar un mal chiste? En cualquier momento el rey Midas va a crear un bono para los venezolanos que quieran emigrar. Al fin y al cabo tener productores de dólares fuera del país también es un buen negocio. La mejor parte del chiste es que esos mismos venezolanos que todavía recuerdan cómo respirar por sí mismos, que lucharán por salir del país para no ser tocados por las manos del rey Midas, aceptarán sin chistar el bono. Remedio no les queda.

Caridad

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.

Caridad has 184 posts and counting. See all posts by Caridad

One thought on “El rey Midas de Venezuela

  • “….Cuando las personas deben dedicar más de 24 horas a pensar cómo conseguir comida, cómo conseguir dinero en efectivo para pagar el transporte, cómo salir o entrar de sus casas sin ser asaltados es fácil que el rey les convenza de que es un buen mandatario porque les brinda un poco de oxígeno cada vez que están a punto de morir de asfixia…..”

    en este parrafo esta la clave de como se mantienen tanto tiempo en el poder, es la formula empleada por cuba desde 1959 y les ha funcionado de maravilla, si ese mismo principio lo hubiese empleado el “malvado” de Batista, todavia estaria el aventurero en jefe mirando a ver como hacia su roboilusion despues de lograr agarrar 4 papitas para cocinar por la noche a la luz de las velas en su casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *