El Black Mirror de Venezuela y los venezolanos millonarios

Caridad

HAVANA TIMES – No soy muy seguidora de las series televisivas, de Netflix o similares, pero una de las más interesantes que he visto en los últimos años es Black Mirror.

No sé si tiene muchas más temporadas que las 4 ó 5 que he visto, pero vale la pena que nos ponga a pensar en el viejo dilema de la ciencia ficción: humanidad versus tecnología. A estas alturas del desarrollo no puedo asegurar que la serie sea de ciencia ficción, lo que sí puedo asegurar es que en los últimos tiempos me siento como uno de los personajes de Black Mirror.

Y creo que muchos venezolanos en estos momentos sentirán lo mismo.

Los personajes de Black Mirror viven en una especie de absurdo al que los ha llevado el uso indiscriminado (a veces beneficioso) de la tecnología. 

No podría dar un número exacto, pero en estos momentos hay un buen porciento de venezolanos, sobre todo jóvenes, sobre-viviendo con trabajos de internet. Ironía, ganando millones de bolívares con pequeños trabajos en internet.

No hay modo de que el salario, de una persona común, alcance para comer una semana. La gente inventa, vuelve a aquellos pequeños negocios como arreglar zapatos o vender ropa usada o hecha en casa; pero ganar en dólares es lo que más ayuda.

Tener familia fuera de Venezuela, que envíe al menos 20 dólares mensuales; o trabajar en internet, son de las vías más comunes para acceder a los dólares. Teniendo en cuenta que un dólar se cambia hoy por más de 500.000 Bs, y que el salario base se redondea entre 2 ó 3 dólares, y que más de la mitad de ese salario puede gastarse solo en el transporte para ir y venir del trabajo, pues es mucho mejor quedarse en casa a esperar los dólares de la familia o trabajando en una computadora para hacer 2 ó 3 dólares semanales, a veces mucho más, a veces mucho menos, en dependencia del sitio.

Pero lo que no tiene discusión es q vale mucho más la pena esos centavos ganados desde la tranquilidad de la casa, que un par de millones de bolívares que se esfumarán de las manos con apenas dos o tres productos de primera necesidad.

Muchos son los que se han ido de Venezuela, jóvenes y menos jóvenes. Yo me quedo y ando husmeando también en la internet, y temiendo el momento en que el gobierno encuentre el modo de sacar algún beneficio de este incipiente modo de ganarse la vida; temiendo que este modo de trabajar termine por esclavizarnos tanto o más que los modos más tradicionales, de la misma manera en que tanta gente se ha esclavizado emocionalmente a las redes sociales.

Mientras tanto continúo en la absurda danza de unos millones que se devalúan a cada minuto.

Caridad

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Fin del Viaje, Santa Cruz del Norte, Cuba. Por Diurbys Ledesma Paulet (Mayabeque, Cuba). Cámera: Samsung J7

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]