El adolorido caso de la dolarización en Venezuela

Por Caridad

Foto: A. Cubillos / dpa-AP

HAVANA TIMES – Hasta hace un par de años, Venezuela se mantenía dividida en dos bandos: “chavistas” y “escuálidos”. Al menos eso parecía cuando abrías un periódico o mirabas la televisión.

Ahora, a pesar de que el Gobierno insiste en que se mantenga esa idea de división política, la realidad es que Venezuela ha vuelto a dividirse en dos grupos, pero no políticos, sino económicos: quienes cobran en dólares, y los que reciben sus salarios en bolívares.

Esos son los dos verdaderos bandos en este país en el que, hasta hace poco, se mantenía una política restrictiva en cuanto al uso de la moneda estadounidense.

La página de DólarToday ha sido la depositaria de toda clase de acusaciones y demonizaciones por parte del Gobierno venezolano y sus seguidores. Según ellos, ese sitio tiene el poder de controlar la economía y el precio del dólar en Venezuela.

Hasta que un día despertamos con la voz de Nicolás Maduro agradeciendo la dolarización y creando una especie de alter ego del CUC cubano: el petro. A estas alturas no vamos a encontrar a nadie que logre explicar qué cosa es. El Gobierno insiste en venderlo como una criptomoneda, pero de que no es una criptomoneda es de lo único que podemos estar seguros.

El dichoso petro ya está enlazado al dólar. A su vez, el precio de la unidad tributaria (impuestos y tarifas) se ha vinculado al petro, luego de que se aprobara el decreto presidencial N° 4.096, que oficializa “el cobro de los servicios y tasas en petros en entidades estatales”. 

Eso quiere decir que servicios que forman parte del derecho ciudadano de los venezolanos, como el SAIME (identificación, migración y extranjería), se están cobrando en correspondencia al fluctuante precio del petro, dígase dólar.

La relación entre el petro y el lavado de dinero me parece obvia. Este servirá también para recaudar dólares y es el caballito de troya creado por el Gobierno para dinamitar (aún más) al bolívar, sin admitir claramente la dolarización del país, porque eso le llevaría a tener que sincerar los salarios con relación al dólar.

¿Cómo se entiende que se cobren servicios en una moneda que no es en la que se recibe el salario?

El salario mínimo es de 250.000 bolívares, en petro equivale a 0.057 (un poco más de 3 dólares mensuales).  Ya Nicolás Maduro mintió, como es habitual, cuando hace más de un año prometió anclar el salario mínimo al petro.

Ahora es normal que el dólar sea la moneda que guía el precio de cualquier producto; pero no deja de ser azaroso su uso en lo cotidiano. Puedes encontrar comerciantes que te reciban con los brazos abiertos si vas a pagar con los billetes verdes; pero otros todavía no se acostumbran y encuentran mil pretextos para no recibirlos: que si está arrugado, que si tiene un pedacito roto, que si está escrito o es demasiado viejo o, simplemente, no tienen efectivo para entregar el vuelto.

En tanto, puedes encontrar casas en muy buenas condiciones en precios escandalosamente baratos: desde US $1000 en adelante. También autos o motos de $300 a $5000. Supuestamente baratos por su precio en dólares, pero en bolívares son prácticamente inalcanzables. Las razones son dos: quienes abandonan el país necesitan vender autos y casas para cubrir los gastos del viaje, no son muchos los compradores y sí hay bastante oferta; y la otra es que resulta más barato comprar un auto que cambiarle una pieza o mantenerlo en buenas condiciones.

Lo más triste es que, diez años atrás, con la venta de un auto o casa podías emprender un negocio, hacer muchas cosas o, sencillamente, mantenerte por un buen tiempo. Hoy el dinero será gastado en comida o medicina, en mucho menos tiempo que el que se invirtió para comprar originalmente ese auto.

Como no existe control de ninguna clase sobre los comerciantes (legales y no legales), cada cual cobra lo que se le ocurre por lo que está vendiendo. Así, en esta semana, un producto sale a la venta en 10 dólares, pero la semana entrante pueden cobrar 5 o 10 dólares más (o su equivalente en bolívares). Si hace un año atrás culpaban al dólar de subir los precios en bolívares, hoy, sencillamente, la inflación también se adueña del dólar.

Caridad

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.

Caridad has 185 posts and counting. See all posts by Caridad

One thought on “El adolorido caso de la dolarización en Venezuela

  • Ya Venezuela está igual o peor que Cuba. esos enredos de varias monedas y salario insuficiente que se trata de compensar con productos vinculados a la politiquería, es la misma fórmula empobrecedora, ineficaz y propiciadora de corrupción que impera aquí. Se jodió ese país, gracias a Cuba y sus doctrinas extremistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *