Programas que intentan refundar la crítica televisiva en Cuba

Yenisel Rodriguez

Hurón Azul y Clip Punto cu integran un selecto grupo de programas de divulgación y promoción cultural que lucha por reasentar la crítica sociocultural en el discurso televisivo cubano, caracterizado por una fuerte intención despolitizadora y sensacionalista.

Experiencias de este tipo han existido, aunque minoritarias, en la televisión estatal cubana.  Lo novedoso del caso responde a que sean precisamente programas de promoción cultura los que tomen la iniciativa de construir un discurso reflexivo sobre la función y el papel que juegan en la sociedad cubana actual los productos culturales que se promocionan.

Más interesente aún es que dicha reflexión busque interpelar a toda costa y con magistral sutileza, las mediaciones que el gobierno cubano haya podido instaurar, de una u otra forma, en las sendas que comunicaron y comunican aún hoy al arte con el pueblo.

La tarea política que se proponen estos espacios televisivos es ardua.  Permanentemente exige luchar por mantener el grado de criticidad logrado en emisiones anteriores.  No siempre lo logran.

Por ejemplo, hace algunas semanas Clip Punto cu dedicó uno de sus programas a revindicar explícitamente la influencia recíproca que existió y existe entre la obra musical de los Beatles y la música popular cubana.

Este es un hecho que se ha tratado hasta el cansancio en la televisión cubana.  Lo que incorporó Clip Punto cu al tema fue la visibilización de las mediaciones implementadas por el gobierno cubano para obturar por completo dicha retroalimentación sociocultural.

El programa logró exorcizar muchos prejuicios ocultos e ignorancias intencionales que enrarecen aún hoy la correspondencia entre la revolución cultural y sexual de los años sesenta en los Estados Unidos y la efervescencia revolucionaria de la juventud cubana en similar situación revolucionaria.

También pudiera mencionar uno de los tantísimo temas que Hurón Azul ha llevado a debate.  Uno de los más interesantes para mí, por el nivel de desconocimiento que sobre el mismo tenía, fue el que abordó la importancia de la Dirección de Arte en la realización del audiovisual, y como la subvaloración de este hecho compromete la calidad final del audiovisual cubano.

En consecuencia, quiero felicitar públicamente a los colectivos de trabajo de ambos programas por la contribución tan necesaria que hacen a la lucha por reconstruir la cultura política popular en Cuba.

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *