Politiquería en la narración deportiva cubana

Yenisel Rodriguez Pérez

HAVANA TIMES, 27 feb — Tienen algo de risibles y mucho de lastimoso esas trasmisiones televisivas de la Serie Nacional de béisbol donde los comentaristas deportivos centran la mayor atención en promocionar el incipiente desarrollo económico y social de las provincias no capitalinas.

En un inicio los cometarios de este tipo fueron espontáneos y circunstanciales. Esto les daba cierto atractivo, pues uno podía enterarse de cuestiones de interés nacional que hasta ese momento se mantenían ocultas en el más aislado provincianismo.

Pero con el pasar del tiempo pareciera que la iniciativa de los comentaristas despertó el interés de funcionarios y políticos.

No es secreto para nadie la gran audiencia que convocan las trasmisiones dela Serie Nacional de béisbol tanto a nivel nacional como internacional. Lo que salga por ahí llega a muchas personas y a muchos lugares.

Y en efecto, los comentarios sobre los acontecimientos provinciales han ido perdiendo su atractivo inicial desde que fueran secuestrados por los poderes mediáticos en Cuba.

Hoy son demasiados precisos y detallados como para despertar el interés de los amantes de la pelota.

Es difícil que después del oficializarse la iniciativa alguien se disponga sinceramente a prestarle atención a la retórica politiquera de los comentaristas deportivos.

No ha quedado otro remedio que cambiar de canal por unos minutos o aprovechar para ir al baño o comer alguna cosa cuando llega el comentario.

Mientras tanto el comentario politiquero en espacios deportivos gana en popularidad dentro del escenario de los gobiernos provinciales del país.

Quizás sea esta una de las razones que explique el inusitado interés gubernamental en el desarrollo deportivo de las selecciones provinciales de baseball.

Del lobo un pelo, dirían los peloteros al verse favorecidos de algún modo con las acciones de los políticos y funcionarios de sus provincias.

Así vemos al equipo de transmisión dela Serie Nacional de béisbol recorriendo todo el país, como lo hiciera un prestigioso fotógrafo de fiestas de quinces, buscando satisfacer las necesidades de promoción mediática de los gobiernos provinciales.

A modo de linterna china nos arrojan el spot de los “éxitos” económicos del Estado cubano. Todo sucede mientras esperamos expectantes la victoria de nuestro equipo de baseball.

Es el acecho del Estado total.

 

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.


2 thoughts on “Politiquería en la narración deportiva cubana

  • el 28 febrero, 2012 a las 6:43 am
    Permalink

    El deporte en Cuba responde a los intereses políticos. Lo admitimos hace años. Es mucho mejor no pensar en una buena narración, sino en repetir frases que ya no engañan a nadie. He visto narradores de otros países y nunca he visto un comentario político en medio de una narración. Por suerte quedan personas que el proceso de enajenación no les influye. Creo que este sitio debería hacer un periódico y repartirlo en Cuba.

  • el 27 febrero, 2012 a las 9:08 am
    Permalink

    …asimismo es mi amigo…cualquier dia nos paran el juego en el mismo 5to inning para leer un informe del partido o que los peloteros hagan un circulo politico, un strike si no sabes que dijo raul en el parrafo tres del discurso, jonron si lo recitas completo y triple play si no sabes de que va la perolata en cuestion. y despues se quejan de que la regla shearer va contra la esencia del baseball…ver para creer, como dicen…cualquier filon para hacer politica…y el baseball en cuba hace mucho rato que es lobby para los primeros secretarios dle partido en las provincias, con su saloncito de protocolo y servicio de cafecito y algo mas? en los estadios, puestecito guardado detras de la malla para que la pelota no le perfore un ojo y etc….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *