Más machistas que capitalistas

Yenisel Rodriguez

Teofilio Stevenson. Foto: wikimedia.commons

Los conductores del programa deportivo Al duro y sin guante, que se trasmite por el canal 6 de la televisión cubana, valoraron como excesivas las medidas de protección que existen en el boxeo amateur actual.

Opinan que las últimas modificaciones de los medios de protección, tales como el reforzamiento del acolchonamiento de los cascos y los guantes afecta el atractivo que posee el deporte a nivel mundial.

Es decir, la afición del boxeo (sea este profesional o amateur) busca ante todo presenciar un acto de violencia límite sobre el rostro de un ser humano: el conocido knockout.

Pero sucede que descifrar de este modo las valoraciones dadas por los presentadores de Al duro y sin guante puede generar una que otra mala interpretación.

Por ejemplo, evaluar como sadismo mediático esa preocupación de los comentaristas por la ausencia del knockout; o peor aún, que la preocupación de la AIBAF por la salud de sus peleadores sea valorada como una tonta escrupulosidad.

Nada de esto es realmente así; pero no podemos negar que detrás de la compleja cuestión de normar la violencia en los deportes de combate, se ocultan muchas miserias humanas, unas más concientes que otras.

En el fondo la preocupación es por el espectáculo.  Pero qué tipo de espectáculo es el que se quiere conservar.

Por mucho tiempo el discurso oficial cubano, del que son representantes los comentaristas referidos, ha criticado sistemáticamente la deshumanización de los deportes de combate a manos de los más egoístas intereses comerciales, los cuales gobiernan al deporte profesional actual: todo por vender un buen espectáculo– diría uno de nuestro funcionarios deportivos.

Sin embrago, desde el mismo discurso oficial se defiende la centralidad de los medios a la hora de consumir deporte en Cuba.  En este sentido se hacen grandes esfuerzo por asegurar el espectáculo mediático deportivo de alcance nacional.  Un espectáculo diferente al que promueve el deporte profesional.  Nuestro espectáculo promueve una diversión en función de la competitividad dignificadora.

Pero van llegando tiempos de cambios y de utopías traicionadas, y muchos comienzan a tomar nota de las nuevas verdades para no quedarse fuera del banquete, por lo menos para no perder el plato fuerte.

Y es que hoy el espectáculo deportivo cubano va incorporando patrones comerciales y éticos característicos del deporte profesional.  Es una incorporación muy sutil.  En estos momentos, por ejemplo, es una especie de nostalgia por aquellas escenas que presentaban a Stevenson estremeciendo de un fuerte golpe el rostro de un boxeador foráneo.  Éste caía inconciente al suelo: ¡Que días aquellos!- diría un de los comentaristas.

Pero el Mercado no produce a todos los demonios que nos acecha a los hombres y mujeres.  Hay demonios previos al Mercado y que tienen más que ver con otras caras del poder.  El caudillismo, el machismo y el totalitarismo son formas conocidas de esos otros rostros.

Más machistas que capitalistas, nuestros comentaristas promueven una cultura de la diversión violenta, al pedir un knockout como reafirmación del amor a la patria.

.

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

Yenisel Rodriguez has 166 posts and counting. See all posts by Yenisel Rodriguez

2 thoughts on “Más machistas que capitalistas

  • imaginate. ellos desde su comodo butacon de la television dicen un disparate tras otro … y nosotros del lado aca sin poderles ripostar … no queda mas que apagar la tv y sentarnos a ver las estrellas. al menos son mas sinceras.

  • Lo único que desean estos barbajanes es que Rigondeux, con los dólares que ya ha ganado, y se vista esos estrafalarios calzoncillos que ahora utiliza para subir a los cuadriláteros de florida, las vegas, texas y nuevo méxico; que regrese y si es posible traiga consigo a un par de promotores, mismos que traerán a “su establo de peleadores”, de paga también, para hacer las delicias de chicos y grandes en la Kid Chocolate. Por lo demás ellos están totalmente en contra del boxeo de paga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *