Kim ll Sung en La Habana

Yenisel Rodríguez Pérez

Kim-Il-Sung

HAVANA TIMES — He tenido ocasión de conocer otro ejemplo de excentricismo demagógico en mi país.

En el municipio Arroyo Naranjo se inauguró un centro escolar preuniversitario con el nombre de uno de los más terribles dictadores de la contemporaneidad: Kim Il Sung. El presidente eterno de norcorea.

El preuniversitario Kim Il Sung reside en un majestuoso edificio conocido popularmente como “El Castillo Aberof”. Este edificio perteneció al Partido Comunista de la antigua provincia de La Habana, hasta que las acciones descentralizadoras del gobierno nacional exigieron que éste se reestructurara y asumiera la administración política de las recién fundadas provincias de Mayabeque y Artemisa.

Esto propició que el “Castillo” fuera ocupado por el Ministerio de Educación en medio del proceso de ampliación de la infraestructura preuniversitaria urbana.

La nomenclatura partidista no se marchó sin antes dejar su impronta al Castillo Aberof. Lograría inocular en el imaginario identitario de los escolares preuniversitarios que ocuparían el edifico, el nombre de uno de los líderes más autoritarios del socialismo real.

-Sí, del Kim Il Sung
-Yo soy del Kim Il Sung
-EL Kim Il Sung es lo máximo

Así resuena el legado partidista en los alrededores del preuniversitario.

Hace unos días pregunté a un estudiante de este preuniversitario si conocía la reputación de ese personaje que daba nombre a su escuela. El muchacho parecía desconcertado con mi pregunta. Pensó que se trataba de algún mártir chino de la guerra independentista cubana del siglo XIX.

Grande fue su sorpresa cuando relacioné a dicho personaje con un documental sobre la Corea del Norte, que ronda por los hogares cubanos titulado: “Corea Del Norte, Acceso Al Terror”.

-Ah…, ese en el que salen unos norteamericanos (eran españoles) escondiéndose de unos “chinos” para fotografiar a mujeres trabajando en el campo- preguntó entusiasmado.

-Ese mismo- le respondí.

-¡Mentira!-

“¡Mentira!”, esa fue su respuesta. Y su reflexión sobre el hecho no fue más allá. Comenzó a hablar sobre reality show y deportes extremos.

De esta forma retoza la fonética del terror norcoreano en las risas de adolescentes cubanos.

Ni hablar de adoctrinamiento inconsciente en estos estudiantes, pero sí de uso descarnado de una demagogia radical por parte de aquellos desmoralizados funcionarios partidistas, y de sus lacayos del Ministerio de Educación.

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

Yenisel Rodriguez has 166 posts and counting. See all posts by Yenisel Rodriguez

79 thoughts on “Kim ll Sung en La Habana

  • Ok, la bronca es tuya. Gracias.

  • primero, disculpas a Yenisel por el bayú que arman los comentaristas que nada que ver con el post… en serio.

    y mire Isidro, mi amor fou era con Kurt, no con ud. Ou est Kurt?, que de pronto se ha ido de vacaciones… ya, a mi bobalicón favorito lo raptó la homofobia a una exquisita luna de miel entre pájaros cantores y flores lésbicas… pa´que vea…. tal vez ud., Isidro, ha perfeccionado el arte de las caretas superpuestas y yo no. debo admitir que se le da bien, mis congrats… pero escuche bien, pues ya me cansó este acusatorio titingó bobo e interminable: yo visito HT y comento cuándo y cómo me dé la gana y comento según me inspire la situación, que para eso puedo. si HT lo desea, que me censuren, aunque aquí aclaro que sólo lo han hecho cuando he utilizado “malaspalabras” o me he burlado chinchosamente del comunismo, de ahí mi acuse de mojigatería… y ése es su derecho, aunque yo no esté de acuerdo. y como no lo estoy, protesto y protestaré.

    ahora ud., desde mi punto de vista, es un cubano vivebien un chin hipócrita, que se la pasa defendiendo a medias, criticando a medias, manejando muy bien el carromato entre el sí y y el no. y no es que me gusten los extremos, porque del gris en el medio ha de surgir la nueva Cuba, espero, sans castros negros saña sans vivebiens blancos de culpa con suelas de sangre, porque este cubivaivén que han creado ya marea. medio siglo de mierda, mierditas, caquitas y mojoncillos es sofocante, Isidro, y ud. lo sabe, entre el trago largo de fideo y la devoración del arroz frito. así que el encarnado resulta ud., sermoneándome con regañitos tipo papaítodelapatria y de modo subliminal tirándome insultos que a mí, honestamente, me resbalan.

    ¿contrarrevolucionario yo? con orgullo, lo he sido desde el día que nací y moriré gritándolo. ¿anexionista? ¿miami mafia yo? ja, ja y já, Isidro, por favoooor. y proimperialista no soy, aunque a Estados Unidos, que es donde vivo y mi país de verdad, lo defiendo tanto como lo critico, sin que nadie me meta en la cárcel… puedo no estar de acuerdo cien-por-cien con su gobierno, pero sí a su gente, que viene de todas partes y hacia todas partes va… le guste a quien le disguste… así que entérese, que a mí ni fu ni fa que ud. sea izquierdista, maoísta, comunista, socialista, trotskysta o el ista del ismo que sea … escoja su difraz, que hy muchos… yo soy libertario, demócrata, un poco anarquista, pero sobre todo anticastrista… porque lo que no entiendo es cómo un cubano puede ser fidelista o castrista después de 54 años de fracasos de una dictatura impuesta que nos trajo, bajo un manto de mentiras… falta de libertad de expresión total, la degeneración física y moral absoluta de toda una nación durante más de tres generaciones, el desgaste de la familia cubana, un desastre económico del cuál no nos recuperaremos ni en otros 50 años… a ver, Isidro, dime… o vas a sacar a relucir las vacas sagradas… la educación, la salud y… ¿se pueden canjear esas dos cosas con la falta de libertad? no, lo siento.

    y si lo viera en persona, le daría un abrazo y le pediría unas galleticas chinas de la fortuna con mensajes optimistas sobre el futuro de Cuba, pero sin mentiritas, Isidro, sin mentiritas. cuídese y demos esta bobería por terminada. no se ofenda tanto, que total… como dice el bolero… si me hubieras querido, ya te hubiera olvidado.

  • De nuevo tomas el rábano por las hojas. A no se me ocurriría NUNCA decirte lo que debes opinar. Es tu opción. Y la respeto, como respeto la de todos los demás y quisiera que tu respetaras las mías. Podemos contraponer puntos de vista. Todos los que quieras, que para eso existe este sitio. Ahora, creo que dedicarse a acusar a los opinadores sin siquiera conocerlos deja mucho que desear, porque el hacerlo sólo contribuyes a enrarecer el ambiente, a impedir el flujo de apreciaciones entre distintos actores, colocando gorros sobre las cabezas que no corresponden y haciendo que la gente se engrife. Cuando haces eso ¿no entiendes que te pones a la misma altura del que entra aquí para decir que todos los que enarbolan una visión distinta, crítica y desprejuicida sobre la realidad cubana actual son vendepatrias, contrarrevolucionarios y vaya usted a saber cuántas joyas más? Sólo que tú lo haces desde el bando contrario. ¿Es ese tu concepto de democracia? Si alguien es socialista, fidelista, trotskysta, o lo que sea, también es su opción personal. Y entiendo que lo que deberías debatir son las ideas de esa persona, no emprenderla contra a la persona en sí, – a menos que ella te haya ofendido antes, claro- porque caes entonces en la mera diatriba personal, que, reitero, nunca ha sido la mejor táctica para tender puentes, o simplemente diferir.
    Si esto te suena a sermón, bueno, no tengo otra manera decírtelo, pero observa que no estoy más que exigiéndote que me trates como te trato yo a ti, en pie de igualdad, y como suelo tratar a todos los demás en este sitio. Nunca te he llamado anexionista, ni proimperialista, ni mafia anticubana. Nada que se le parezca. ¿Entonces por qué debo soportar que me califiques de “policía”, o que me vincules en una supuesta componenda con Kurt, a quién en mi vida he visto, ni conozco de nada, y con el cual puedo tanto concordar como diferir?
    Trata de pensar por un momento que estamos frente a frente, en cualquier lugar del mundo…¿Me saludarías con un par de bofetones? Cavila…

  • Isidro: todos tenemos derechos a nuestras respectivas batallitas de ideas, que desgraciadamente en el caso cubano quiere decir “intolerancia” en la mayoría de los casos, pero no en el mío, bien lo sabes si de verdad adivinas mi careta… yo aquí estoy armando lío, más tranvía descarrilado que troll, por aquello de when in Rome, do as Romans do… kurt es un bobalicón, suavizado para que no me censuren, ¿ves?… a eso me refiero… a él y sus tontaínas hay que hablarle a su nivel, no ponerse a explicar cosas complicadas que su mente enjaulada en el fanatismo no ve. tú por el contrario, has volado, aunque regreses como boomerang… a lo mismo, con los mismos… eso es lo que no entiendo, todo lo demás se puede conversar. HT es un sitio muy bueno, interesante y hasta entretenido, sobre todo en la sección comentarios. creo que es un buen puente para los dos extremos, supuestamente sin prejuicios, y ni tú ni nadie me va a decir qué puedo decir o no. y de que los socialistas-comunistas-castristas sois unos mojigatos de ampanga, sólo hay que releer la historia. en tus manos, atentamente, esta misiva. cuídense del presente, que por ahí viene el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *