Impuras y honradas de hoy

Yenisel Rodríguez Pérez

La TV cubana.

La televisión cubana está siendo tomada por la clase media aliada a los políticos.  Su imagen es la de bellas jóvenes blancas de buena dicción y escrupulosamente retocadas con un performático discurso crítico y revolucionario.  No obstante tan agraciada presencia proyecta cierta distancia frente a la estética campesina y proletaria.

Micrófono en mano, van por la ciudad buscando argumentos para convencer a la ciudadanía de que los problemas de la sociedad cubana responden a razones individuales o  grupales.  Nunca de sistema.

Muchos manifestamos enojo e irritación con esto, reconociendo que dicha imagen se establece como un perfil que encarnan la opresión, la mentira y el doble rasero.

Muchos reconocemos este malestar. Uno de ellos es mi amigo “Andie el poeta,” que hace pocos días me contaba esta anécdota:

Por el barrio buscando alimentos me encuentro con una joven amiga; veinte años a lo máximo, muchos collares al cuello, saya corta, un piercing y algo desarreglada…Nos saludamos:

¿Qué haces?, le pregunto,

“Aquí dando una vuelta,” me dice con acento sarcástico,

¿No estás trabajando?, vuelvo a preguntar,

“Na; porque yo soy una vaga antisocial,” vuelve a responder con sarcasmo y ríe.

…Compruebo su dolor, su falta de interés y de satisfacción ante este sinsentido en que vive la mayoría de la juventud cubana.

Tú eres la expresión de la verdadera cubana, eres una bella flor mutilada, enfaticé reivindicativamente, y poco después agregué:

Antisociales son todas esas falsas cubanas que cada día salen ante las cámaras de la televisión, con acento de CNN y cara de “aquí todo está bien,” prostituyendo su voz, imagen y alma por un buen sueldo y otras facilidades.  Portavoces de una élite en el poder que les ordena dar una versión de la realidad de Cuba que tienen poco o nada de real.  Ellas sí son antisociales, siéntete orgullosa y vive que ésta algún día va a cambiar.

Reímos los dos, nos despedimos.  Nos alejamos con cierta vacilación como cuando se dejan de decir cosas por falta de tiempo. Mi hijo esperaba en casa con algo de hambre.

Cuba se fractura en comunidades de intereses.  Desde la imagen se expresan los enfrentamientos.  Pero debemos distinguir enfrentamiento crítico de prejuicio político.  Evitar el odio banal a lo que no sea campesino o proletario.

He llegado a la conclusión de que para cambiar el sistema, debemos evitar que el enfado nos ciegue.  Todo autoritarismo posee altos niveles de prejuicios. Algo que no deben olvidar los que luchan por cambios democráticos.

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

Yenisel Rodriguez has 167 posts and counting. See all posts by Yenisel Rodriguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *