El Estado es el principal promotor de comida chatarra en Cuba

Yenisel Rodríguez Pérez

Foto: Elio Delgado Valdés
Foto: Elio Delgado Valdés

HAVANA TIMES – Semanas atrás Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud, visitó Cuba. En medio de los halagos que la funcionaria dirigía públicamente a la industria farmacéutica nacional y con la prudencia que exigía el caso, llamó a poner atención al tema de la alimentación segura y equilibrada.

Recordó a los políticos presentes que cualquier rentabilidad generada a corto plazo por la comida rápida es opacada por los elevados costos que conlleva el tratamiento de las enfermedades crónicas no trasmisibles asociadas al alto consumo de aquellas.

Era evidente que la funcionaria estaba informada del alto índice de morbilidad asociado a malos hábitos de alimentación en el país.

A pesar de la relevancia y la actualidad del tema abordado por la directora de la OMS, los medios de comunicación cubanos no hicieron referencia alguna del hecho, lo que a mi entender fue un olvido intencionado.

A pesar de ser un tema muy abordado por programas televisivos especializados en temas de salud, no recuerdo que se haya debatido públicamente sobre el rol que ha jugado la gastronomía estatal en el reforzamiento de los malos hábitos de alimentación de los cubanos, sobre todo en los último tiempos, en los que se ha avanzado en las ciencias de la nutrición.

En la actualidad la oferta de los establecimientos gastronómicos estatales no pasa de ser una letanía de embutidos supergrasosos, picadillos altamente condimentados, frituras cocinadas en aceites saturados de varios días, refrescos instantáneos, y panes mustios y ácidos.

De este modo la dirección comercial de la gastronomía estatal disminuye los costos de producción al mínimo, a la vez que eterniza una oferta reducida y alta en calorías vacías, perjudicando la salud del consumidor de bajos recursos, principal cliente de la gastronomía estatal y el mayor sector de consumo del país.

Esto evidencia la ausencia de voluntad política real para diseñar ofertas más saludables que den la posibilidad de elección al consumidor.

En un pasado cercano existieron intentos de incluir opciones saludables en la gastronomía estatal, pero como en el fondo no pasaron de ser estrategias demagógicas que buscaban ocultar la precarización del sector, perecieron ante los contratiempos y las absurdidades: un ejemplo célebre fueron los restaurantes vegetarianos.

En la actualidad algunas iniciativas aisladas, como la de vender jugos naturales, sólo han venido a intensificar el problema, pues la falta de infraestructura para almacenar y comercializar productos naturales hace que los jugos se fermenten en los dispensadores antes de ser vendidos, generando tantos problemas de salud como el más sintético de los refrescos.

Por supuesto, el Estado cubano está muy lejos de asumir una actitud responsable en este sentido, quedando a la saga de iniciativas regionales como el programa “Plato de buen comer” implementado por el gobierno mexicano que promociona hábitos alimenticios saludables; o los planes del gobierno ecuatoriano de elevar los impuestos a la comida chatarra para desmotivar el consumo excesivo de la misma.

Otro ejemplo de doble moral en nuestras autoridades, que luego de codearse con los movimientos ecológicos y alternativos del mundo, terminan por validar, desde su gestión social, la hegemonía del interés económico.

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.


20 thoughts on “El Estado es el principal promotor de comida chatarra en Cuba

  • el 14 septiembre, 2014 a las 1:13 pm
    Permalink

    Vamos por partes:

    1. Es posible que al gobierno actual no le preocupe un problema futuro que será de otro gobierno.

    2. Es falso que la comida chatarra sea más barata. En cualquier lugar del mundo es más barato ir al mercado y comprar carne, arroz, frijoles y vegetales que comer hamburguesas y papas fritas. Claro, si vas a un restaurant la cosa cambia. ahhhh otra cosa es Cuba. Pero ya saben que la versión cubana de la canción de “los 46”: We Are not The World.

    3. Hay algo que me da miedo y son: los productos “naturales”,”organicos”,”sanos” y “saludables”. Casi siempre demuestran una gran desconocimiento. jejeje ¿de verdad hay gente que es más sano comer azúcar prieta que blanca? y a todo eso se le suman los fundamentalistas en contra de los transgénicos. estar en contra eso solo demuestra una cosa: no tienen la más p. idea de lo que están hablando

    Conclusión:
    Comamos carnes y vegetales. Y de organismos transgénicos para que hagan menos daño al planeta. NOTA: si no entiende la última oración vaya a tomarse un vaso de agua azúcar prieta y coja un libro de genética molecular.

  • el 13 septiembre, 2014 a las 4:30 pm
    Permalink

    El estado cubano es el principal promotor de no comer.

  • el 12 septiembre, 2014 a las 3:40 pm
    Permalink

    Eduardo:

    Te los pongo del país que tú quieras, por eso no hay problemas

  • el 12 septiembre, 2014 a las 1:01 pm
    Permalink

    Y porque no te vas a vivir para Cuba EDUARDO?. Para que no tengas que comerte una fritanga, ya veo que tu eres de los cubanos de los que hablábamos el otro día. De los que muy revolucionariamente vive recondenados en el exilio, pero prefieres seguir comiendo fritangas en la saguesera con los Nicas antes de volver pa Cuba.

  • el 12 septiembre, 2014 a las 12:40 pm
    Permalink

    Ay Isidro, te suscribo totalmente en este comentario. Y oír a Decemer decir que su familia no se puede tomar ni un juguito por culpa del bloqueo, jajaaa!. Ya yo tambien te he dicho la pobreza de de mi madre alla en Poey, sin embargo Ella nos cuenta como pasaba el carretonero lleno de mangos, de naranjas, dice que las mejores piñas y toronjas venían por granel de Isla de Pinos, los cacharros de champolas que su abuela les hacía de merienda, y ahí cogían hasta los amiguitos. Es insólito que Cuba carezca de estas cosas.

  • el 12 septiembre, 2014 a las 12:18 pm
    Permalink

    Ya quisieran los cubanos poderse comer una hamburguesa de McDonalds o de BurgerKing, que es lo que aqui se considera chatarra, dicho sea de paso que la certificación del picadillo es con la menor cantidad de grasa posible, eso, para los comedores de carne, a nadie se le prohibe lo que quiere comer. Pero al que se cuide o este en dieta, ya todos los restaurantes de comida rápida (como se les llama aquí) tienen sus ensaladotas con su pedazo de pechuga de pollo o de pescado. Creo que estamos mejor atendidos en el capitalismo.

  • el 12 septiembre, 2014 a las 3:20 am
    Permalink

    Mi madre me contaba que cuando era una niña allá en Antilla, antiguo Oriente, en medio de la pobreza en que vivían, solían echarle los boniatos a los puercos. Pero una vez estatalizadas las tierras, a ella le costaba casi un día de su jubliación comprar una libra de boniatos en La Habana. ¡Y suerte si se empataba con ellos! Así que el problema es de concepto sobre cómo ecxplotar la agricultura. Es dificíl concebir que todo un plan de Acopio Nacional produzca menos que unos miles de guajiros aislados en el monte.

  • el 11 septiembre, 2014 a las 9:27 pm
    Permalink

    pedro…estoy de acuerdo contigo en la mayoria de las cosas…mi planteamiento es que primero produzcamos comida suficiente y despues podemos hablar de alimentos sanos….ojala la agricultura cubana pudiera librarse de las trabas y carencias que mencionas y producir lo sucifiente pero el futuro es bastante oscuro….imaginate una normalizacion del comercio con los usa….como podran competir los agricultores cubanos ???….

  • el 11 septiembre, 2014 a las 9:11 pm
    Permalink

    ….jorge alejandro…no te parece poco serio poner los precios de la comida y la leche en los usa como medida de comparacion???….no te parece ridiculo poner a walmart como referencia de precios para un mundo tan desigual y jodido como este???….mas seriedad por favor…

  • el 11 septiembre, 2014 a las 7:30 pm
    Permalink

    eduardo:

    Si tú crees que el precio de un galón de leche es inalcanzable para “la mayoría de la población mundial” , te puedo demostrar que no. Ya una vez te puse unos links de varios mercados. Si quieres repito para que veas los precios de la comida sana. Y no te cuento lo barata que se compra aquí la comida por libra.

  • el 11 septiembre, 2014 a las 7:24 pm
    Permalink

    De verdad que no he parado de reírme con tanta teoría y tanta disquisixión Parecería que están hablando de Suecia, o de España o de Chile. tengo que decir a la criolla : ¡Despierten que están hablando de Cuba! Están hablando del país donde la gente reciba media libra de pollo por persona, que no da para hacer una mala sopa. ¿Me van a hablar de “comida chatarra” en el país del fricandel, la pasta de oca, la masa carnica? ¿Del país que han dejado casi sin vacas y plagado de marabú los campos? realmente parece una burla. en este momkento el cubano, más que comer lo que quiera, se tiene que conformaar con comer lo que haya.

    Primero debían ocuparse de que haya comida y que los mercados se llenen como en cualquier país normal, para después discutir sobre la comida, sea chatarra o no. A final de cuentas uno come lo que le de la gana o lo que tenga ganas, que “para gustos se han hecho colores”, pero tiene que haber comida primero ¿No les parece?

  • el 11 septiembre, 2014 a las 7:08 pm
    Permalink

    Estimado Eduardo, en Cuba no tenemos alimentos en abundancia, en este país agrícola y tropical con 12 meses de sol año, porque el estado con su politia de centralización y concentración de tierras llevó a que la mitad de las tierras cultivables se llenaran de marabú. Ahora es que viene a despertar y empieza a repartir tierras, pero con un monton de condcionales que impiden un desarrollo verdadero de la agricultura. Quien está dispuesto a meter dinero en la tierra, en comprar equipos, regadios, meter construcciones, almacenes y hace potreros, cuando la tierra es en “üsusfructo” y no seguridad de que te la quiten un dia por “interes social”. Pero ademas obligan a la gente a meterse en una cooperativa de creditos y servicios que todo el mundo sabe que es la forma parar controlarle las siembras y los productos o una parte de ellos a precios bajos establecidos por ACOPIO. Todos los dias aparecen articulos en la propia prensa del pais informando de las informalidades de ACOPIO, que no recoge las cosechas, que no le paga a los campesinos. Por favor mi amgio acabemos de reconocer que el estatalismo asalariado no funciona, que las leyes monopolicas del estado tampoco y que es neceraio liberar las fuerzas productivas pero de verdad. Permitir a la gente que compra y venda libremente, recibir creditos, equipos, maquinarias, etc. Dónde están los tractores para que la gente lo compre? Dónde estan los creditos para comrpar tractores.\? Y para que vana comprar los tractores si despues no pueden guardarlo en un lugar seguro?. Yo te voy a decir una cosa, si el gobierno-partido no acaba de liberar todas las trabas a la agricultura, nunca vamos salir del estancamiento actual.

  • el 11 septiembre, 2014 a las 3:59 pm
    Permalink

    …normalmente todos los productos “naturales”,”organicos”,”sanos” y “saludables” no pueden competir con la comida chatarra por sus altos precios….igual ocurre con los materiales “reciclados”,”libres de productos nocivos”,”ecologicos” o “amigables con el medio ambiente”….sus precios los hacen inalcanzables para la gran mayoria de la poblacion mundial…asi que no queda de otra que “morir” en manos de las grandes productoras de comida chatarra….en casi todo el mundo,o en todo,el litro de refresco es mas barato que el litro de leche asi que no es nada raro que los niños crezcan a base de refresco y fritangas envasadas….es casi imposible que una economia tan pobre como la cubana pueda ofertar comida “sana” cuando con trabajo ofrece comida para toda su poblacion….seamos realistas ….

  • el 11 septiembre, 2014 a las 9:48 am
    Permalink

    Pedro:

    En este caso estamos básicamente de acuerdo. Ya mencioné alguna vez en este foro lo ocurrido a mi difunto ex suegro, que él sólo administraba en su pueblito de Pinar del Río una dulcería-panadería y una fonda para comidas a domicilio. Allí echó su juventud y con eso vivía decentemente, trabajando de sol a sol. Pero llegó la Ofensiva Revolucionaria en el 68, le confiscaron hasta el carrito que tenía de su propiedad y sin compensarlo a cambio, y lo pusieron a administrar sus antiguos negocios para el Estado, agregándole tres ayudantes. Aquellos negocios nunca más volvieron a levantar cabeza. Pero parece que llegaremos al siglo XXII preguntándomos el porqué de tanta improductividad.

  • el 11 septiembre, 2014 a las 7:36 am
    Permalink

    Ahí es donde reside gran parte del problema, todas esas politicas brutales monopolicas que impiden a los ciudadanos vender lo que producen. Todo el mundo sabe que los caminones de los guajiros no pueden entrar a la ciudad a vender sus productos, que los viajes interprovinciales en omnibus son regristrados como si estuvieran buscando cocaina, para decomizar quesos, pure de tomate, y otros productos que estan escasos en La Habana y que están a altos precios por las politicas restrictivas estatales. Si Isidro sí podemos arreglar nuestros problemas y no lo tomes persona, pero no necesitamos de ningún chino, de ningun gringo, de ningún ruso para resolverlos. Somos muchos los cubanos que hemos hecho propuestas concretas de cómo salir adelante pero el gobierno estataista y su burocracia se aferran a no perder las riendas del poder economico y darselas al pueblo porque en el fondo están en contra de la libertad y del poder de los trabajadores. Han preferido compartilo con el capital extranjero. Sí si podemos, si todos los que pensamos mas o menos parecido, incluida mucha ente buena en el gobierno, en los medios y en los centros de estudios, en los poderes populares, en el mismo Ejercito, entre los dirigentes sindicales y los trabajadores, nos podemos de acuerdo y empezamos a presionar en todas partes a favor de cosas concretas pequenas como: libertad total de comercio para todos los cubanos, libertad para el funcionamiento de las coperativas autónomas, libertad pra todo el trabajo or cuenta propia, entrega de las empresas estatales en autogestión a lsus trabajadores, eliminación de todos los monopolios estatales sobre el mercado, politicas crediticias y fiscales de apoyo al trabajo libre, asociado o individual. Di estas por mencionar unas pocas.

  • el 11 septiembre, 2014 a las 7:27 am
    Permalink

    Los estados, estimado Eduardo, sí pueden hacer mucho y sobre todo si se trata de un estado que tiene el monopolio del mercado como el cubano, que es el único que compra fuera y controla la red de “gastronomía popular” y no tan popular en divisas. ? Quien importa los cuadritos de “veneno”, los juguitos plásticos y produce enormes cantidades industriales de refrescos enlatados y embotellados? ?Quien aumento los impuestos de la productora de jugos naturales Rio Zaza, que los obligo a bajar la calidad? ?Porqué el estado no estimula la producción de frutas y jugos tropicales en un país que fue emporio frutal? ?porque es practicamente imposible tomarse un jugo de naranja en Cuba? Solo para mencionar algunas cosas concretas que pudiera hacer el estado cubanoa. Pero las empresas estatales lo unico que le importa como capitalistas al fin es ganar. No solo se trata de campanas, sino de politicas impositivas estimulantes o desestimulantes. Si un estado quiere promover la comida sana, puede bajar o eliminar los impuestos a los productores de alimentos ecológicos y favorecer a los restaurantes, cadenas y hoteles que ofrecen esas comidas sanas y viceversa.

  • el 10 septiembre, 2014 a las 10:20 pm
    Permalink

    Y mientras en las ciudades cubanas pululan todos estas comidas de “cartón”, se nos mueren los campos enardecidos de marabú, se le ponen mil trabas al productor de alimentos naturales y la policía se entretiene confiscando el café de la sierra, los ajos de la huerta, el queso de cabra o de vaca acabadito de hacer y los pescados y mariscos del puerto de Cortés….Nada, que ni mil Margaritas Chan arreglan el desaguisado…

  • el 10 septiembre, 2014 a las 10:14 pm
    Permalink

    ….todo este asunto de comer o no comer la comida chatarra es un asunto personal principalmente…el autor se espanta pero la situacion en cuba no es tan grave porque no han llegado los grandes monopolios de la comida chatarra como mcdonalds y etc,etc …los estados muy poco pueden hacer ante el poderio economico de esos grandes monopolios…solo hacer campañas educativas y de divulgacion y lo demas es decision personal de las familias y las personas….

  • el 10 septiembre, 2014 a las 4:31 pm
    Permalink

    Así es Yenisel. Toda un doble moral que esconde el ánimo de lucro del capitalismo monopolista de estado intronizado en Cuba en nobre del socialismo. La faceta explotadora de la burrrrrocracia cubana, oportunista e ignorante, se pone de manifiesto en esa gastronomía de panes con jamón y guachipupa química. Lo mismo obsrvamos con la venta millonaria de “cuadritos” saborizados para sopas y mejunjes que los pobres se toman como sopa en una olla de agua hervida. Todos esos productos cargados de saborizantes, colorantes y conservantes deberian ser prohibidos de la venta al público. El monopolio estatal del comercio en divisas, el que mas se beneficia de toda esa comida chatarra, podria considerar algunas de estas medidas, pero estoy seguro que quienes administran esoso monopolios y hacen esas compras no toman sopitas de cuadritos, ni toman jugos plásticos, ni comen pan con jamón en as esquinas.

  • el 10 septiembre, 2014 a las 7:21 am
    Permalink

    Parece que en esta visita no se le informó que muchos medicos cubanos en USA y en diferentes partes del mundo tratan de incorporarse a la sociedad y el estado cubano se los impide. Esta sra de viaje de visita en cuba mientras el virus de EBOLA en africa azota naciones enteras. Revisó esta señora el hecho de que en Cuba no se pagan las guardias medicas. Sabe esta sra como hay médicos cubanos imposibilitados de cumplir misiones. Yo considero que si esta bien informada y trato de cuidarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *