El culto cubano a la monogamia

Yenisel Rodríguez Pérez

De-puta-madre
Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — ¿Por qué los sexólogos cubanos le temen tanto a la poligamia? Le otorgan infinitas capacidades a las relaciones monogámicas, como si de hecho, pudiera realizarse el deseo sexual pleno dentro de los límites de la fidelidad conyugal tradicional.

Preguntas como esta me vienen a la mente cuando veo la sección de sexología del programa de TV Hola Habana.

Una carismática sexóloga permanece atascada en un moralismo tenue pero persistente. Valida toda diversidad sexual lícita, pero en el fondo no logra asumir un discurso incluyente y consecuente, por ejemplo, con aquellas experiencias que buscan una relación abierta a partir de acuerdos simultáneos entre varias personas.

Los consejos de la sexóloga parecen recetas médicas, o tratamientos para curarnos o para evitar alguna desviación poligámica profunda y duradera. Es como si nos asegurara que podremos disfrutar más del carnaval erótico si permanecemos entallados en el cinturón de castidad.

Así de aburrido y castrador puede ser hablar de sexualidad sin salirse del marco de los diagnósticos y la solución de conflictos.

Hasta el momento la academia cubana olvida las alternativas que pueden ofrecer las diferentes formas de poliamor (como la relación abierta) para enfrentar la pérdida del deseo sexual, la rutina conyugal, o para desconstruir actitudes posesivas.

Estas formas podrían enriquecer el panorama erótico nacional, oxigenar un imaginario tradicional agotado de tanto reutilizar y reciclar referentes monogámicos que a estas alturas poseen poco atractivo.

La monogamia nos mantiene obturados en un marco estrecho, el cual rebasamos en muchas ocasiones de manera egoísta.

Por otra parte, reconozco que el poliamor tiene muchos retos, como el de superar la lógica opresiva y castradora de la monogamia tradicional, evitando recrearse con actitudes superficiales y fetichistas que al final terminan por legitimar una sexualidad hipócrita y oportunista.

Y es en este punto, en lo más candente del debate sobre las relaciones sexuales contemporáneas, en el cual debería concentrarse la sexología cubana, o al menos incluirlo como un asunto importante de su agenda. Asumirlo libre de mediaciones, eufemismos y medias tintas.

Mientras tanto, yo opto por no hacerme falsas expectativas. En la instauración de este postautoritarismo de mercado que tanto disfraza el régimen, seguirán rigiendo por mucho tiempo gobiernos moralistas y nacionalistas, típicos de sociedades que padecieron el socialismo real.

La educación, incluyendo la sexual, seguirá girando sobre la ética católica más retrograda y paternalista.

El cuerpo enamorado y el deseo sexual tendrán que habitar por mucho tiempo en la disidencia y el anonimato.

Aun teniendo en cuenta las libertades sexuales que pudieran promover un futuro neoliberal y consumista, estas ya no funcionarían como realidades inaccesibles para la monogamia tradicional, ni la harían colapsar cada día, temporalmente, en un deseo conspirador y confidencial.

 

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.



31 comentarios sobre “El culto cubano a la monogamia

  • Pero en serio.. Yanisel, lo que tu escribes es por escribir nada mas?. ¿Tu me vas a decir que la sexualidad en Cuba “gira sobre la ética católica mas retrógrada y paternalista”?.

    Mira Yanisel, que cuando ese futuro liberal y consumista llegue a Cuba, ya los cubanos/as lo van a estar esperando con un “PhD-en Cama”, en las manos.

    Si en una cosa se ha enorgullecido Cuba en brindar, ha sido precisamente sexualidad-desinhibida-promiscua, en Cuba no ha habido medias tintas para que desde los 12años se prostituyan por poder entrar a una disco, o por poder entrar a un hotel, o que venga el de Guantamo a pararse en el malecón para acostarse con un viejo-extranjero, y con mucha normalidad dijo: que tenia que “mantener a su mujer y a su hijo”.

    Puedes irte al diario de IP, para que veas que “la monogamia tradicional” no ha castrado a muchos que ella conoce, de hacer más de cuatro cosas, ni de sentarse a esperar a que el neoliberalismo les traiga esa “revolución sexual” para poder tener 3maridos a la vez.

    Respuesta
  • “…como si de hecho pudiera realizarse el deseo sexual pleno dentro de los límites de la fidelidad conyugal tradicional”. La autora asume que la monogamia y el matrimonio son la muerte del placer sexual, me parece una opinión torpe y mediocre, quizás basada en su experiencia pero sin derecho a generalizarlo. Hoy en día cualquiera que critique el valor de lo tradicional piensa que está haciendo un aporte valioso. La sexualidad dentro de la monogamia y el matrimonio es una fuente de placer cuyos límites los pone la pareja, conocerse íntimamente, amarse y respetarse hacen del sexo una experiencia placentera que trasciende al animalismo y enriquece el alma. Claro hay que ser abierto para saber que tradicional no equivale a malo.

    Respuesta
  • Yenisel, es una broma esto que publicas? Porque te empeñas en poner como normal algo que no lo es, si bien es normal y cotidiano la traición, realmente la poligamia y las relaciones abiertas vendrían a ser el principio del fin de la familia, te imaginas si eso que esperas se hubiera instaurado hace años, que gran problema el identificar tu padre? O que contrariedad si tuvieras ganas de compartir con tu pareja y descubrieras que ella decidió irse esa noche con alguien más, la verdad me parece una perfecta receta para el caos, pero igual existirán mucho que les encantara tu idea, la verdad es que la pérdida del deseo sexual y la rutina conyugal no son causadas por serle exclusivo o no de tu pareja, muchos concuerdan en que el principal órgano sexual no son los genitales, sino el cerebro, así que si existen deficiencias podemos buscar donde solucionarlas, además, el andar saltando de cama en cama solo te da la impresión de satisfacción, es en realidad un espejismo solo que no todos se dan cuenta y otros no quieren hacerlo, creo que la idea de relaciones abiertas como planteas, lejos de oxigenar el agotado imaginario erótico nacional como lo llamas pues constituiría una especie de comunidad primitiva sexual, en la cual todo es de todos y todos se acuestan con todos, en fin el típico sueño de Caligula, esperemos que la cordura y el sentido común no sean opacados por la lujuria a ultranza.

    Respuesta
    • Pues si implica el fin de la familia, al menos como la conocemos ahora. Pero si es logico que seria una sociedad mucho mas honesta, un estudio de la Universidad de Rutgers de New Jersey muestra que el 34% de las mujeres que han tenido aventuras extramatrimoniales son felices o muy felices en sus matrimonios contra un 56% en el caso de los hombres.

      Respuesta
  • “…libertades sexuales que pudieran promover un futuro neoliberal y consumista…” Me pregunto que tiene que ver una cosa con la otra. Yenisel con solo tener un Internet libre ya tienes garantizadas las orgías sexuales que añoras.

    Creo que estas extrañando la libertad que tenias en Miami de formar tu gozadera.

    Respuesta
  • Este socio se esta convirtiendo en el sucesor de Elio. La liberta de opinion es una cosa y la libertad de decir disparates es otra. Creo que Havana Times si desea seguir siendo considerada un blog de linea seria debería evitar colaboraciones como esta.

    Respuesta
    • Havana Times es un espacio donde se puede debatir de cualquier tema siempre que se presenten argumentos como lo esta haciendo Yenisel en su texto. Solo con argumentos se pueden rebatir otros argumentos, es ademas el mejor metodo para no terminar insultandonos unos a otros y que todos puedan utilizar una oportunidad para expresarse

      Respuesta
      • Edu,

        Yo estoy de acuerdo con que algunas críticas son algo “alérgicas”, como respuestas reflejos. Pero no veo que Yenisel utiliza argumentos. Veamos: comienza con una afirmación bien fuerte “como si de hecho, pudiera realizarse el deseo sexual pleno dentro de los límites de la fidelidad conyugal tradicional”… y no explica siquiera por qué concluye esto.

        Luego dice algo interesante: “evitando recrearse con actitudes superficiales y fetichistas que al final terminan por legitimar una sexualidad hipócrita y oportunista.” ¿Pero qué sería hipócrita y oportunista desde el punto de vista de un ética poliamorosa? Yenisel ni siquiera lo insinúa.

        Es también interesante que el “poli” del “poliamor” que parece defender Yenisel solo apunta hacia una multiplicidad númerica de parejas…¿Y que de un “poli” en tanto a las fantasías que pudieran montarse con una pareja? Tal parece que cae en la trampa de moralizar y tachar de cuajo a lo que despectivamente llama una institución, la monogamia. Esto suele suceder mucho, cuando la actitud consecuente (pienso yo) es tratar a la elección de un unico partner como una modalidad del poliamor, no su negación.

        Abrazos.

        Respuesta
        • Ya salio el cubanofilo…. alemancito ponte a opinar de alemania y tu culta europa por favor… los unicos con derechos a opinar de cuba somos los cubanos, no importa de que generacion ni donde estemos, el problema de los cubanos es de cubanos…. HAsta el Edurado ese tiene derecho a expresar sus idioteces, es su punto de vista y sobre todo es Cubano… mire le doy un tema para que opine, las violaciones de las tropas de la URSS en alemania… opine de eso

          Respuesta
          • Oiga Rene, lea bien la manera en que escribe Marcus, eso de “arrancar de cuajo” es 100% cubano, ja ja

  • creo que esta” tesis”de esta señor carece de todo tipo de pricipios y vaores humanos,donde dejas el amor verdadero y el respeto a DIOS,POR FAVOR DEJAS MCHO QUE DESEAR!!!!!No vale la pena seguir escribiendo ante algo tan absurdo.

    Respuesta
  • Yenisel:
    No he conocido muchas personas con esta percepción del poliamor, pero las que he conocido con esas inquietudes, lamentablemente han caído en lo que planteas como desafío: “recrearse con actitudes superficiales y fetichistas que al final terminan por legitimar una sexualidad hipócrita y oportunista”. Y yo agregaría que lastiman a sus parejas.
    Ningún tema puede ser tabú para su discusión pública porque siempre hay personas afectadas por el silencio.

    Respuesta
    • De acuerdo con lo ultimo que afirmas, n° 7, y en desacuerdo con tu primer párrafo que en parte se contradice con el segundo, porque es preferible perjudicarse físicamente “entregándose ‘en cuerpo y alma’ a la perdición”, a que te lastimen la cabeza con la moral, la Iglesia y el miedo al pecado, al purgatorio y luego al infierno; instancias “supraterrenales”, unas más hipócritas que otras, no?

      Respuesta
  • El que pueda ver Showtimes miren una serie que se llama Poliamory.

    Respuesta
  • Las sociedades donde existe la poligamia son las mas machistas del mundo. La unica poligamia que puede ser justa y sincera solo puede partir de una sociedad controlada por las mujeres; desde la perspertiva del hombre, la poligamia solo puede ser un recurso de evadir responsabilidades o depredacion o discriminacion.

    Respuesta
  • a fornicaaaaaaaaaar como los animales

    Respuesta
  • Yenisel, como siempre, con aproximaciones profundas y supervaliosas, que por lo general poner a tambalear todos los preconceptos con que funcionamos (a veces como autómatas).
    Gracias por tan interesante reflexión, y por tan aguda mirada.

    Respuesta
  • La pegadera de tarro con consentimiento en Cuba siempre ha estado al día, el sexo con/entre/delante de niños, sexo con animales, sexo con viejos, sexo entre tres o cuatro, las pajas callejeras, los ABCGLTXYZ, todo normal. Vaya, si hay alguna riqueza nacional es justamente en el panorama erótico. Lo único que es muy artesanal, sin juguetes ni revistas ni peliculas ni lencería ni canales de TV ni clases de baile en tubo para señoras.

    Que post tan cheo, huele a queso.

    Respuesta
    • Los participantes debieran defender al autor del tema, cuando realmente lo merece! Id est, el post no lo hace solamente el autor, y el cheo viene ante todo de parte de algunos participantes. ¡Y lo del queso se asemeja furiosamente a un autoretrato!

      Respuesta
      • Lo único que explica la escogencia del tema es estar “fuera de fonda” en materia sexual en Cuba y pretender guiarse por las directivas del ICRT.

        La sexologa puede decir misa, y quizás la tomaran en cuenta los que no tengan resuelta su vida sexual.

        Respuesta
  • …”oxigenar un imaginario tradicional agotado de tanto reutilizar y reciclar referentes monogámicos que a estas alturas poseen poco atractivo…”

    Oiga, redactor, salga a la calle, para que vea cuánta gente hay empeñada en reciclar esos referentes, por cuenta propia y sin tener que esperar a que se lo “bajen” de “Hola, Habana”…¡Vaya cuento!

    Respuesta
    • Oye pero si lo único, por no decirle plenamente libre digamos que menos restringido en Cuba es el sexo. Hasta los exhibicionistas y los repelladores tienen open bar.

      Respuesta
  • Imagino que el sr Yenisel Rodríguez conoce la obra de autores como Alexandra Kollontai, o Augusto Bebel (“La Mujer: en el pasado, en el presente, en el porvenir”). También están los trabajos del aleman Wilhem Reich. Todas sus obras consagradas a la sexualidad, pero parten desde la condición femenina que es, como dice mas o menos la respuesta n° 9 (Luis), la mas adecuada. Pienso que todas las acciones y actividades humanas, entre ellas la producción y reproducción de la vida están llamadas a analizarse desde un punto de vista socio-economico o materialista. Y es de eso que adolece el trabajo de Rodriguez, y, al no partir de allí, entonces caben intervenciones como una que dice que “este es el post de los venados”; venados que solo tiene sentido en argot cubano cual significa “prostitutas”!

    Respuesta
    • Corrige…corrige…que en la jerga cubiche venado siempre ha sido sinónimo de “cornudo”, como lo es también en buena parte del Caribe hispano. Te dejo con este merenguito. Ponle música:

      Y que no me digan en la esquina
      El venao el venao
      Eso a mi me mortifica
      El venao el venao

      Respuesta
      • Isidro en mi pueblo había un tipo tan tarrú que le decían “la res” pero él no dejaba a la vieja porque era muy buena y lo mismo decía ella de él. Hasta hoy siguen juntos.

        Respuesta
        • Gusano 100%, ahi donde tu ves una oportunidad de burla, yo veo una profunda humanidad; la de dos que se unen para afrontar dificultades y amarguras, tolerantes uno con el otro.

          Respuesta
  • Cuota de entrega a HT cumplida. Me adhiero al lector pionerito cuya tesis se refuerza con la foto que acompanna al escrito.

    Respuesta
  • A mi me parece que el articulista no entiende la diferencia que hay entre el amor de un hombre y una mujer y la promiscuidad de los homosexuales, ahora llamada “poliamor”. A los que son viejos en el Foro, ¿no les recuerda este articulo a la famosa “teoría de los varios cerebros” de Irina Pino.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Odio el invierno, Ontario, Canadá. Por Janice Lally (Canadá). Cámera: Sony CyberShot

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]