El autoritarismo también es cultura popular

Yenisel Rodríguez Pérez

Calle 17 del Vedado.  Foto: Juan Suárez
Calle 17 del Vedado. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES – El autoritarismo abarca desde el hecho más cotidiano hasta la voluntad gubernamental más influyente. En la experiencia misma de la vida social en Cuba se respira esta saturación autoritaria de la que todos nos quejamos.

El régimen cubano activa su carácter opresivo desde la incomunicación familiar, el irrespeto al consumidor, el miedo a defender derechos legítimos, el individualismo, la violación sistemática de la privacidad, y un gran etcétera.

Por ejemplo, en los últimos 50 años los educadores cubanos no han tenido otro indicador con el cual orientar su proyección pedagógica que no sea el adoctrinamiento insulso y el estereotipado estatus de autoridad sagrada.

¿Y cómo han respondido los padres y madres de sus estudiantes?

Pues se han hecho cómplices de sus injusticias, dejando de lado las necesidades y opiniones de sus hijos y estableciendo una cercanía afectiva a los maestro autoritarios, que en el fondo valida las iniquidades que se viven diariamente en las aulas cubanas.

También está esa idea de “la lucha” que confunde laborar con esclavizarse al trabajo, ese huir de las experiencias contemplativas de la vida al confundirlas con la pereza, haciendo de la evasión al conocimiento personal una sobreestimada necesidad de sobrevivencia inaplazable.

O el ciclo inagotable del consumo: ese llenarse o ansiar llenarse de objetos (electrodomésticos fundamentalmente) con la esperanza de apagar una angustia que es parte consustancial a la existencia humana. Y de esta forma no solo terminamos viviendo en un régimen autoritario, sino que de igual forma terminamos siendo parte de él, su soporte más sólido.

Ser antiautoritario, ser un opositor o crítico del régimen cubano exige de antemano asumir un actuar cotidiano que esté fuera, o por lo menos trate de estarlo, del signo de la violencia, de la sutil complicidad política con el poder y del desconocimiento de uno mismo.

Lo contrario es burda hipocresía, doble moral y oportunismo popular.

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.


26 thoughts on “El autoritarismo también es cultura popular

  • el 13 diciembre, 2014 a las 1:16 pm
    Permalink

    Son unos ridículos, eso es lo que son. No les da la más mínima pena. Pero bueno acaso Fidel no se ha parado a decir que en Cuba “jamás se le ha violado un derecho a un cubano? Pues entonces esa cara de tabla es para coger palco y reirse, no hay de otra cada vez que sale un video de los golpes que le dan a la gente que no apoya al dictador, jajaaa, dejen que la gran mayoría del pueblo demuestre que de verdad lo apoya.

  • el 12 diciembre, 2014 a las 8:46 pm
    Permalink

    ¿De qué sirve?

    Para enseñarle a gente como tú cómo funciona una sociedad cuando hay transparencia, libertad y democracia; y, de paso, para que tengas algo de qué hablar.

    El día en que en Cuba se declare lo que se ha hecho, no va a ser bajo el gobierno que tú defiendes: Ninguno de tus dirigentes tiene la valentía, ni la verguenza, ni el amor por su pueblo suficientes como para hacerlo.

  • el 12 diciembre, 2014 a las 3:47 pm
    Permalink

    Cito a Armando Guerra: “En cuanto a a la tiranía en que vivimos en Cuba, al dictador, y los crímenes que acá se cometen, no entiendo como un tirano dictador puede tener el apoyo de la mayoría de un pueblo” Este Armandito hasta adivino es. Yo creo que el autor no hubiera ni tan siquiera escrito este articulo si eso que tu planteas estuviera demostrado a traves de unas elecciones multipartidistas y transparentes. No cees?

  • el 12 diciembre, 2014 a las 3:46 pm
    Permalink

    Armandito:

    Yo pensé por un momento que hablabas en serio, pero veo que tú realmente estás para el bonche y la jodedera; o necesirtas un psiquiatra de a viaje. Tú en Cuba no decides nada, sino que deciden por ti, y te asignan el papel de papagayo de úkases ajenos. Y ya van quedando tan, pero tan pocos argumentos para defender este desastre, que no haces más que repetir como una cotorra que a todo el que te canta esas verdades que no te han acostumbrado a oír, es porque les pagan.

    Por otra parte, resulta realmente patético oírte hablar de “antiéxito”, y seguramente resultaría el doble o el triple de patético y surrealista oírte tratando de explicar a qué tu llamas “tener éxito”, si del desastre que padece Cuba se trata. Todo lo cual me lleva a pensar que tú no puedes estar bien de la cabeza.

    En cuanto a lo de los asesinatos cometidos por el egocéntrico sediento de sangre que fue el che guevara, sobran los testimonios ; de los sobresaltos en que han tenido que vivir los padres cubanos; y de los antros en que se convirtieron las escuelas cubanas en el campo, se podría escribir una extensa biblioteca. Hay cientos de miles de testimonios.

    En cuanto a lo de Gadafi y Hussein, confieso que me hubiera gustado ver al primero frente a un tribunal explicando sus muchos crímenes. Tuve que conformarme co verlo en un hoyo, pidiendo clemencia como el cobarde que siempre fue, y llorando como una Magdalena mientras agitaba su grotesca pistolita de oro, con la cual no tuvo el valor de volarse los sesos. El segundo fue a un juicio justo y pagó lo suyo. se merecía la soga con creces, y fue encontrado escondiéndose como una alimaña en otro hoyo inmundo, con la barba llena de pulgas y durmiendo sobre un maletín con parte de la plata robada a su pueblo con la que intentó fugarse.

    Razón tienes en señalar las distancias morales que me separan de semejantes criminales, sin los cuales el mundo es hoy un poco mejor; y de las gentes como tú, cuya distancia moral con ellos es inexistente, pues entre ellos y la gente como tú, ni hay distancia; y lo que es moral, jamás la han tenido para nada, salvo para vivir del cuento, reprimir, y sentarse a llorar cuando la historia les pasa por encima.

  • el 12 diciembre, 2014 a las 12:08 pm
    Permalink

    Jorgealejando, No sabes la alegría con que leo tus comentarios, los tomo como expresión del antiexito y del odio visceral que te ciega la mente, de forma tal, que te conviertes en el mejor y mayor exponente de lo que nunca permitiremos que ocurra en nuestro país.
    No sé que edad tienes, pero esos “inocentes” que el asesino de (che) Guevara fusiló en La Cabaña, fueron fusilados cuando sus crímenes cometidos contra el pueblo durante la dictadura se demostraron en juicio público, donde testificaron sus víctimas y sus fotos aparecieron en la revista Bohemia de la época, hasta que se suspendió la publicacón por lo fuertes de las gráficas que mostraban.
    Y no se pudo hacer justicia revolucionaria con todos pues muchos hulleron a refugiarse tras las faldas de su mayor patrocinadora, la “democracia” norteamericana, que les bindó inmediata protección, claro, ¿cómo no hacerlo , si eran el producto de su propio vientre?
    Nuestro sistema educacional no es perfecto, como tampoco lo es ninguna obra humana, mucho menos la dirigida a formar la personalidad de las futuras generaciones de un país, pero te puedo asegurar que ningún cubano envía a sus hijos a la escuela con el sobresalto de que por la tarde recoja un cadáver baleado por su compañerito de pupitre, o que lo llamen de un hospital a recoger a su hijo muerto de una sobredosis.
    En cuanto a a la tiranía en que vivimos en Cuba, al dictador, y los crímenes que acá se cometen, no entiendo como un tirano dictador puede tener el apoyo de la mayoría de un pueblo, ¿o es que además de revolución nos inculcaron masoquismo?
    Es demasiado cinismo acusar al Che de asesino, cuando sus captores lo acribillaron en un aula rural, ebrios pues no tuvieron el valor de hacerlo sobrios, y tan ciegos de odio, que si lo hubieran dejado podrirse preso en una cárcel, no hubieran construído el ejemplo que hoy constituye.
    Sabemos de la “democracia” que los salvadores y redentores de la patria como tú nos recomiendan, la misma justicia que recibió Khadafi en Libia, o Hussein en Iraq, salvando, claro está, las distancias morales e ideológica que nos separan.
    Me alegra leer lo que escribes pues cuando educo a mis hijos en la convicción de que es preferible morir que volver a la barbarie de antes de 1959, en ocasiones no encuentro ejemplos, pero tú me los facilitas.
    Pero si tu espiritud de redentor de la humanidad y defensor de tanto derecho reprimido o injusticia cometida, te quita el sueño, no esperes a ese hipotético informe de los crímenes de la Revolución y empieza por exigir que se haga justicia con los 76 muertos del avión de Cubana, cuyo autor confeso puede ser que hasta se ha tomado alguna cervecita contigo.

  • el 12 diciembre, 2014 a las 10:17 am
    Permalink

    ….LIBERTAD,DEMOCRACIA Y TRANSPARENCIA….muchos informes y muchas disculpas da tu gobierno sobre las barbaridades que comete….se destapan las torturas,las acciones encubiertas,el apoyo a dictaduras y gobiernos terroristas,los negocios sucios,los crimenes de guerra y las miles de muertes como daño colateral y …de que sirve???….cuantos culpables van a la carcel???…cuantos torturadores y criminales de guerra son juzgados y condenados???…cuantos politicos y funcionarios son destituidos o castigados por ordenar y permitir tales barbaridades???….haz la cuenta y veras que son poquisimos comparados con el tamaño de las barbaridades cometidas….el dia que en cuba se declare lo que ha sucedido en todos estos años no sera muy diferente de lo que sucede ahora…ustedes siempre van a magnificar,ampliar o inventar lo que se hizo y lo que no se hizo como hacen ahora….

  • el 11 diciembre, 2014 a las 8:04 pm
    Permalink

    Eduardo:

    Cuando la tiranía asquerosa que tú adoras, airee sus trapos sucios como los airea esta país, entonces llénate la boca. con todos los defectos que este país tiene, respeta mucho más los derechos, y cuida y considera a sus ciudadanos más que tu gobierno. El ciudadano aquí se entera de cualquier barrabasada que se pueda cometer, a través de sus propios medios de comunicación; no como en Cuba, que la gente tuvo que sacar escondidas las fotos de los muertos de Mazorra, para quee tú pudieras enterarte.

    El día en que el gobierno cubano declare lo realmente sucedido en los fosos de la Cabaña cuando el asesino Guevara fusiló a todo el que le dio la gana, culpable o no, cuando lo que ha pasado en las prisiones políticas de Cuba, en las salas de plos psiquiátricos; y en los calabozos de Villa Marista; cuando tengan el civismo de hacer solo mla mitad de un informe como el que se acaba de hacer aquí con el de las torturas a los terroristas, entonces llénate la boca, porque habrás aprendido lo que es libertad, democracia y transparencia.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 9:18 pm
    Permalink

    Miranda:

    Comencemos con el mataburros:

    cerviz.
    (Del lat. cervix, -īcis).
    1. f. Parte dorsal del cuello, que en el hombre y en la mayoría de los mamíferos consta de siete vértebras, de varios músculos y de la piel.
    agachar, o bajar, o doblar, la ~.
    1. locs. verbs. Humillarse, deponiendo el orgullo y altivez.
    levantar la ~.
    1. loc. verb. Engreírse, ensoberbecerse.
    ser de dura ~.
    1. loc. verb. Ser indómito.

    cérvix:

    El cuello uterino o cérvix uterino es la porción fibromuscular inferior del útero que se proyecta dentro de la vagina, y es un componente anatómico exclusivo de la hembra en los mamíferos. Esta apertura o hueco deja que salga la sangre del útero durante la menstruación (período). También deja que entren los espermatozoides al útero y a las trompas de Falopio.

    Ya ves que son dos partes diferentes del cuerpo. Lo curioso es que “la” cerviz la tengamos hombre y mujeres, mientras que “el” cérvix es de uso exclusivo femenino.

    Sobre autoritarismo (también para Jorgealejandro):

    Desde luego que uno como padre está en todo derecho a cuestionar a la escuela. Verónica Vega puso ejemplos concretos acá de cómo lo hizo ella. Ahora, si tú lo aceptas pasivamente, por convicción o por conveniencia, ya eso es asunto de cada cual.

    Tampoco podemos ser ingenuos: una golondrina no hace verano, dice el refrán. Un padre en solitario no cambiará un sistema educativo. Sin embargo, y este es el punto sobre el que siempre me gusta hacer énfasis, la educación cívica – que supondría crear el andamiaje ético para andar por la vida – no depende (no tiene por qué depender) de la escuela ni de un maestro en particular. Esa debe ser tarea ante todo del seno familiar. Si uno es capaz de trasladar esos conceptos a sus hijos – que no tienen que coincidir con las visiones oficiales al uso -, estará generando un caldo de cultivo propicio para que ese niño sepa discriminar entre los varios caminos y opciones que se le presentan en la vida. Incluso, siendo uno parte del sistema, sintiéndose revolucionario en el más amplio sentido de la palabra, podrá discernir cuando y cómo debe actuar en consecuencia cuando va armado de esa capacidad.

    Ya sé que suena muy bien por escrito, como dice Jorgealejandro, pero no le veo otra salida de momento que poner el acento en la civilidad, que debe funcionar para todos, dentro o fuera del sistema, dentro o fuera del país, porque al margen de nuestras inclinaciones políticas, todos somos seres humanos.

    El hecho de que nosotros hayamos sido capaces de establecer un diálogo civilizado aquí -por encima de nuestra obvias diferencias – debería servir de pauta.

    Tengo una infinidad por decir, pero no quiero resultar cargoso. Seguimos en el debate, que tiene muuuuchas aristas.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 4:44 pm
    Permalink

    …..hablando de doble moral….el pais que trata de educar y ser ejemplo para el mundo es el lider mundial de consumo de drogas…lider mundial en consumo de pornografia infantil…el pais que vela y juzga al mundo en los derechos humanos es uno de sus maximos violadores que emplea la tortura sin ningun escrupulo….el pais que hace la lista de los paises terroristas es uno de sus principales patrocinadores que defiende y protege a varios de los mas grandes terroristas mundiales….eso si es doble moral …tambien es doble moral el llenarse los dedos de valentia y teclear aqui pestes contra la dictadura de los castro y que esos mismos dedos se congelen en la critica a un gobierno “democratico” que tiene una cola enorme que le pisen…..

  • el 10 diciembre, 2014 a las 3:05 pm
    Permalink

    Isidro, estoy de acuerdo contigo partiendo del punto en lo que siempre me dices:, algo así como que la “mayoría esta de acuerdo con el sistema”. Fíjate que mis razonamiento fueron a partir del que “no esté de acuerdo” en lo que el sistema le imponga. Tu bien sabes que imponer algo es cuando alguien te obliga hacer algo. Según tengo entendido de que si no bajas la cerviz, (o cervix?cual de las dos?), te marcan, te dejan sin trabajo y hasta te acosan, o ¿eso son mentiras?.

    Puse el ejemplo que siempre tu usas, porque es verdad que tienen que haber muchas golondrinas para que se haga un verano, esa es la razon por la que tantas han tenido que volar a tierras extrañas. Pero qué triste, que aún sabiéndose que son unas poquísimas en desacuerdo, no exista la posibilidad de que se les respete su criterio. Vaya, ya que son taan poquitas, resultarían inofensivas.

    Todos sabemos que no hay contradicción de que en Cuba, ningún padre puede decidirle a un maestro que No le Adoctrine a su hijo, y Ningún obrero puede negarse a ir a gritar a la Plaza, ni formar un sindicato para que los represente.

    Conclucion: creo que hay mas coherencia en poder decir que estamos bajo un total autoritarismo de estado y con consecuencias al que no obedezca, y como resultado todo el mundo teniendo que bajar la cabeza y claudicar por miedo. Hasta que no se pruebe lo contrario en unas elecciones libres, y multipartidistas, la opinión de Yenisel debe ser aceptada como tal.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 1:54 pm
    Permalink

    Isidro:

    Eso en el papel suena muy lindo, pero, si de verdad fuera así, no hubiera en Cuba la doble moral que hay.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 11:57 am
    Permalink

    Miranda:

    El tema es un poquitín más complicado que echar pestes contra un dictador. Lo que no me cuadra del post de Yenisel es que tal parece que los padres de esos alumnos, todos, bajan la cerviz, para permitir que adoctrinen a sus hijos a gusto de Estado, porque, en primer lugar, habría que preguntar a esos progenitores si coinciden o no con la línea de pensamiento del sistema educativo. Si la repuesta es positiva, entonces no hay contradicción, pues estas personas estarían actuando en consonancia con lo que creen, y te puedo asegurar, como ya te dije en anterior comentario, que hay muchos así en Cuba. La contradicción sí estaría dada en el momento en que el credo paterno difiere de lo que se imparte a esos niños. Y en al caso, los padres, con todo su derecho y prerrogativa, pueden y deben aleccionar a sus vástagos en otra dirección, además de advertir a los educadores. Y lo segundo, entiendo yo, es parte de la educación cívica que tanto necesitamos los cubanos.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 11:42 am
    Permalink

    jajaja, se confundió!, pero bueno, a los dos les sirve la “enjabonada” igual.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 11:34 am
    Permalink

    Bueno yo mas bien entiendo que Yenisel se refiere a la cultura del “servilismo”, lo que pasa es que empezando por El, no dice las cosas bien definidas.

    No es el que no se mande a sus hijos a la escuela, sino ir a la escuela y demandarles a los maestros a que ” no le adoctrinen” a sus hijos (como hizo Esopo) que nos contó que fue al colegio a “prohibirle” a los maestros a que llevasen a sus hijos a hacerle actos de repudios a Nadie, y como lo hizo mi madre en su momento para quitarle la autoridad a los maestros de obligar a que le pusieran una pañoleta a sus hijos. No estoy criticando al que No lo hizo, pero de eso se trata. La cultura de “cordero” se fue imponiendo, y eso es lo que tenemos ahora.

    Y en el trabajo, si te piden producción, tienes que producir. Lo que no te deben pedir es que tengas que ir, ni a la Plaza, ni a darle golpes a nadie, ni a chivatear a nadie, el aceptarlo y cumplir con lo que te “impongan” es dejarle claro al que te autoriza, que tiene derecho hacerlo. Claro, que como dice mi ago Isidro, “una golondrina…” , o ¿no es esa la razón por la que todos los que nos fuimos, nos fuimos?. Como eso es “asunto” de cada cual, cada cual hizo lo que tuvo que hacer. Pero el que se quedó ¿no tiene derecho de decir que se vive bajo un régimen autoritario?, aunque en realidad debió decir que lo que es Dictatorial, porque en sí, a las autoridades cuando existe un Estado de derecho, hay que respetarlas, pero esas autoridades también nos tienen que respetar a nosotros. O es que los que vivimos en el extranjero les permitimos a los maestros a que lleven a nuestros hijos a recoger naranjas aunque sea por unas horas, o a ponerse de rodillas y rezarle a un Dios ajeno a nuestras creencias, o que nos obliguen en el trabajo a producir y producir, sin que se nos remunere con un salario justo?. I don’t think so.

    Yo entendí muy bien lo que quiso decir Yenisel, lo que no entiendo es, cómo no acaban de entender que por mas que le den vueltas al asunto, nada cambiara mientras sigan bajo la bota de un Dictador.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 11:28 am
    Permalink

    Ojo: la respuesta fue para EDUARDO…

  • el 10 diciembre, 2014 a las 8:56 am
    Permalink

    jorgealejandro1 , Socio “MAGISTRAL” tu alegato en respuesta a Armando Guerrita,
    Bravo por ti…..

  • el 10 diciembre, 2014 a las 5:20 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo en que el gobierno cubano viola los derechos humanos.

    Pero bueno, y el que vive en Cuba qué va a hacer? No manda a los hijos a la escuela?

    Y si en el trabajo te exigen producción que haces? Dejas el trabajo?

    Ah, ya me acuerdo. Este niño es igual que Kadir que tiene que no necesita trabajar porque tiene quien lo mantenga.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 4:12 am
    Permalink

    Nota: Pido disculpas por acentos y signos de puntuación, estoy escribiendo con un teclado que tiene algún problema.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 4:08 am
    Permalink

    El antiimperialista:
    Este troll llamado “Armando Guerra” ya en su mismo nombre de ciberbatalla está definiendo su posición.
    Lo suyo es “intransigencia revolucionaria”, “verdad absoluta”, buena dosis de panfleteo “revolucionario” y confiar en la llegada de “el estímulo”.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 3:59 am
    Permalink

    Interesante su post. Me hace recordar la anécdota de un amigo mío que contaba de la vez en que se ganó dos cocotazos de su padre porque la directora de la escuela le mandó a llamar porque “el niño estaba diciendo que no quería ser como el señor ese (el Che), que el quería ser como su papá”. Dice mi amigo que con los años, cada vez que regresa a Cuba aver a su padre, este le da un beso en la cabeza y le dice “para sanar aquellos injustos cocotazos”.

  • el 10 diciembre, 2014 a las 12:30 am
    Permalink

    Jajajaaa!, Yanisel, espero que el kompañero Elio lea este post a ver si cree que tu también estás confundido.

  • el 9 diciembre, 2014 a las 10:41 pm
    Permalink

    Eduardo:

    Mira que te gusta defender lo indefendible.
    El gobierno cubano se ha caracterizado por irrespetar olímpicamente la patria potestad de los padres, no digamos ya la opinión de los hijos.. y eso se demuestra facilito con un solo ejemplo entre los muchos que pudieran citarse: Cuando obligaron a los alumnos de preuniversitario de Ciudad Habana a meterse en las becas, y cerraron los prteuniversitarios urbanos. ¿Contaron con los padres para eso? ¿les interesó saber la opinión de los muchachos para ambas preguntas la respuesta es la misma: NO; se los impusieron de a pepe. Yo me puedo llenar toda la boca para decirte, porque me consta, que, si hubieran tenido en cuenta esa opinión, jamás habrían podido hacerlo pues la inmensa mayoría estaba en contra de eso.

    Y, si vamos a hablar del irrespeto al maestro, empieza por tu gobierno que hizo que muchísimos maestros de experiencia y de verguenza, se fueran de educación, o los botaran, nada más que porque no se prestaron a los fraudes masivos que alentaba el gallego Fernández en la época del promocionismo. Em pieza por criticar cómo se rifa la carrera magisterial, y cómo hamn puesto hasta antisociales y lumpens a dar clase en las aulas. los resultados están ahí: analfabetismo funcional a manos llenas.

    En Cuba siempre hubo una cultura de respeto al maestro, que no empezó después del desastre, ni mucho menos, pues la tradición pedagógica cubana no la creó el castrismo, n, antes bien lo que ha logrado es hacerla añicos. y los resultados están a la vista. Lo primero que inspira respeto por un maestro es la excelencia de su clase y su ejemplo de ética pedagógica frente a su clase; pero cuando tú pones a gente como esos maestros emergentes (sacados en su inmensa mayoría, de lo peor del alumnado que, logicamente, no cogió carrera por malo) frente a aula, cuando tú pones a una maestra de primaria que pone a sus educandos a bailar el chupi chupi; cuando tú pones a gente que no es ejemplo de nada, claró que lo primero que sufre es el rerspeto y la imagen del docente. Un maestro no se improvisa, ni la carrera pedagógica se rifa entre analfabetos funcionales. No se respeta a un mal maestro. El respeto se gana, no se da a cucharadas.

    Frente a este desastre ¿Pudieron protestar los padres? ¿Pudieron protestar los aluimnos? De nuevo la respuesta es: NO

    Y el problema de no trabajar tiene su causa en que al gobierno cubano, con los salarios de miseria que paga, no vale la pena trabajarle. la gente no trabaja por gusto, sino para obtener algo a cambio de su sudor. ¿Por amor a la revolución? Sería un chiste malo. pero el primero que tiene que dejar de ser la sanguijuela, el parásito que es, es el gobierno cubano, que en medio siglo no ha sido capaz de garantizar, ni el triste vaso de leche, y vive colgado como un arete de cuantos idiotas les creen el cuento. ¡Con qué moral un gobierno parasitario y mendicante puede pararse a decir a su púeblo que no haga lo mismo.!

  • el 9 diciembre, 2014 a las 5:09 pm
    Permalink

    …yo no entendi nada….entonces los padres tienen que ponerse de parte de los hijos en contra de los maestros???….si el maestro trata de imponer su autoridad en las aulas y en la escuela…hay que protestar contra eso???….si no quieres trabajar y dedicarte a la experiencia contemplativa eso es asunto tuyo….el asunto seria buscarte alguien que te mantenga y ese seria tambien tu problema…toda este escrito para que es???…repito…no entendi nada….

  • el 9 diciembre, 2014 a las 1:55 pm
    Permalink

    Yenisel muy interesante e integral, la manera de ver el antiautoritarismo.
    Te felicito.

  • el 9 diciembre, 2014 a las 12:40 pm
    Permalink

    Yenisel esta escribiendo su realidad sobre Cuba desde Cuba, No tiene porque escribir sobre Estados Unidos. Favor decirnos desde que país escriba usted y cómo ve el tema del autoritarismo ahí, si es que existe.

  • el 9 diciembre, 2014 a las 11:50 am
    Permalink

    Estimado Yenisel!, No entiendo tu berborrea ecléctica; si tu mensaje es que hay que salir para las calles a tumbar a Fidel¿Por qué te escondes detrás de tanta palabrería barata y seudoverdades?
    Todo sistema social se defiende con las armas que tiene a su alcance y si no las crea, los que están en el poder tratan de perpetuarse en el mismo y los que lo sufren, tratan de cambiarlo.
    En los EEUU, donde todos los presidentes y el poder en general está en manos de las clases más adineradas, nunca se tomará una medida que los afecte y beneficie a los pobres, a lo sumo alguna que otra que beneficie a todos, y la mayoría de las veces aquellas leyes que solo benefician a los más adinerados. Ese sistema de defensa abarca todas las esferas de la vida espiritual y material de la sociedad y está dirigida por los que ostentan el poder con el objetivo de perpetuarse en el mismo.
    Las leyes que expresan la forma en que se producen esos procesos fueron descubiertas , para la mecánica por Newton (ley de la inercia) y para la sociedad por Marx y Engels (filosofía dialéctico-materialista) y existen independientemente de las personas y de las cosas.
    ¿Acaso eres tan ingenuo como para pensar que el sistema educacional de EEUU no adoctrina a los educandos en la preservación del capitalismo?¿Porqué si eres tan defensor de las verdades no defiendes el derecho de los estudiantes universitarios a conocer en filosofía esa ley tan importante y en economía a “El Capital” de Marx?¿Por qué no escribes como se escamotea la verdadera historia en las escuelas y dentro de poco no fue la URSS qui´n venció a la Alemania Fascista,sino EEUU en el Pacífico?
    ¿Por qué no escribes que el sistema judicial norteamericano condena a Snowden por traición en lugar de juzgar a la NSA por violar la privacidad de nacionales y extranjeros, a simples ciudadanos y a jefes de estados? ¿Por qué no dices nada sobre el hecho de que quieren extraditar a Julian Assange por poner al descubierto sus trapos sucios en política exterior en lugar de juzgar a los que ensuciaron los trapos, o extraditar a Posada Carriles?¿Por qué no escribes algo en favor de nuestos cinco hermanos encarcelados por dar seguimiento a los terroristas que han asesinado a más de tres mil cubanos, en lugar de encerrar a los autores confesos de tantas muertes?
    No somos cristianos que se dejaban comer vivos por los leones en Roma rogándole a la cruz , la vida nos enseñó a golpear al león con la cruz, con un palo, o con una libreta y un lápiz por la cabeza y bien duro, para que no se atreva a volverlo a hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *