Un jardín en un edificio de La Habana

Yanelys Nuñez Leyva

HAVANA TIMES — En el piso donde vivo hay un hermoso jardín. Desde hace un tiempo para acá muchos de los vecinos de este cuarto nivel, se han propuesto embellecer las áreas comunes.

De esta manera canteros, barandas, paredes, pasillos y vestíbulos rebosan de verdor y vitalidad.

Hay una verdadera preocupación porque las plantas reciban el tratamiento adecuado, por lo que a cada rato podemos ver algún vecino rociando hojitas con agua, eliminando láminas dañadas o marchitas, moviendo macetas a lugares donde llegue la luz del sol, etc.

Es interesante ver como todos se reúnen para plantar un nuevo ser orgánico, pareciera que dan la bienvenida a un familiar que ha estado alejado de casa por mucho tiempo.

Sin embargo, no existe el mismo ímpetu para arreglar las puertas de los balcones de las zonas comunes que hace años se desprendieron por el comején o la humedad.

Tampoco se ha prestado el mismo interés a la pintura que necesitan las paredes interiores de todo el edificio. Y mucho menos al problema estructural del propio inmueble que se ha detectado de un tiempo para acá.

No tengo ningún inconveniente conque haya un deleite generalizado por compartir nuestra cotidianidad con la madre naturaleza, pues eso alimenta el espíritu.

No obstante, de vez en cuando se debe echar una ojeada al resto del entorno, que desde su completo deterioro nos pide a gritos que actuemos en favor de él; o mejor dicho, en favor de nosotros mismos.

Una de las personas que más ha fomentado esta empresa de sembrar y cuidar plantas, me dijo que próximamente vendría un equipo de filmación del canal Habana, para observar los logros de esta comunidad que siente un profundo y sincero amor (pienso yo) por la naturaleza.

Quizás sea esta una buena oportunidad para sacar a la luz otras cuestiones que merecen más de un reportaje.

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.

Yanelys Nuñez has 158 posts and counting. See all posts by Yanelys Nuñez

3 thoughts on “Un jardín en un edificio de La Habana

  • Espero que las reformas que Castro está llevando a cabo permitan, con el tiempo, que todo el mundo pueda mejorar sus hogares. Me rompió el corazón ver tantos edificios colapsados que hubieran sido hermosos hace 50 años. La gente tiene que recuperar un sentido de orgullo en sus hogares.

  • Muy bello jardín interior, Yanelys. Y también me parece hermoso que los vecinos y vecinas se hayan decidido en ese empeño, que tanto gratifica a nuestros espíritus estresados a diario.
    Sobre la necesidad de ir más allá y hacer otroas reparaciones, pienso que podrías proponerlo en el consejo de vecinos, no como crítica, sino como suma a la labor que ya autónomamente han comenzado allí.
    Trata de buscar algo simple, verdaderamente realizable, y si resulta exitoso, entonces van a la siguiente tarea…
    Felicidades por este post, y por las lindas fotos.

  • Oportuno llamado, Yanelis. Un modo de concienciar a la comunidad. ¡Insiste, insiste!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *