Nuevas propuestas del Museo de la Disidencia en Cuba

Yanelys Núñez Leyva

HAVANA TIMES — El Museo de la Disidencia en Cuba ostenta por estos días un renovado diseño de su página web, donde se inicia la programación de su sala transitoria y su blog.

Para celebrar esto y realizar otras actividades vinculadas al proyecto, decidimos realizar un encuentro el pasado domingo 19 de febrero de 2017 nuevamente en la vía pública, en el Cerro.

Ese día, además de presentar la imagen del sitio desde distintas capturas fotográficas, se describió todo el contenido que se podía leer online.

Como parte del blog mostramos los textos: ¿Cómo aplicar detergente amoniacal?,  Política y literatura disidente en Cuba y Reportes de una construcción en el teatro cubano; firmados todos con seudónimos. En los que, el interés por dilucidar la figura del ser disidente y su – presumible – participación en el avance de los distintos campos de la cultura y la sociedad de una nación; pretende incentivar un debate sobre la identidad de estos individuos que la mayoría de las veces respiran y se mueven al margen de lo instituido oficialmente.

Dentro de la sala transitoria, una breve compilación de las ilustraciones que Carlos ha expuesto en Havana Times durante su corta trayectoria de colaboraciones, propone resaltar la lectura crítica de la realidad nacional que allí se hace.

Ancianos

Estos trabajos, aunque Carlos se resista a creérselo, lo ubican dentro del gremio artístico cubano, digamos que más preocupado por las pequeñas y contradictorias historias de la sociedad contemporánea.

En otra de las secciones que acoge dicha sala, una selección de poemas de Rafael Alcides aparecidos en Conversaciones con Dios, fechados la mayoría en 1992 y publicados por la Editorial Renacimiento, Sevilla en el 2014, procuran ignorar la profunda apatía de las instituciones nacionales hacia la obra de este importante escritor octogenario.

La tercera muestra, que llega de la mano del periodista independiente Waldo Fernández, revisa el libro Cartas del Presidio compilado por Luis Conte Agüero en 1959, en donde se puede hallar al Fidel Castro, antes del triunfo revolucionario.

Algunos de los amigos que se llegaron ese día, pudieron debatir con cierto vecino, que no se encontraba muy contento con lo que allí se exponía; pero desde el plano de las palabras y acompañados de caldosa, refrescos y cubalibres, la plática se observó bien lúcida.

Poco antes de la medianoche, como si un buldócer nos viniese a despedir, nos alejamos hacia un espacio más reservado para seguir celebrando.

 

 

[1] www.museodeladisidenciaencuba.org

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.


One thought on “Nuevas propuestas del Museo de la Disidencia en Cuba

  • el 28 febrero, 2017 a las 6:31 am
    Permalink

    Muy bien.
    Sigan así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *