Mis primeros pasos en la Universidad de La Habana

Yanelys Nuñez Leyva

Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 20 ene — Aún recuerdo el día en el que me otorgaron la carrera de Historia del Arte: nos reunieron en una escuela del Prado habanero y luego de esperar en una demorada fila nos daban el resultado.

Uno sabía cuando el otorgamiento había sido satisfactorio porque el rostro del estudiante salía iluminado de la reservada habitación.

Sin embargo, abundaron las fisonomías tristes, ya que las asignaciones de carreras por provincia eran pocas. Así que fui una de las siete privilegiadas del engorroso proceso.

Llegar hasta aquí fue recorrer un camino largo. En mi pre-universitario Sierra Maestra, cercano a la carretera de Güines, en la antigua provincia Habana (actual Mayabeque), el grado 12 se había dividido en tres grupos: letras, ciencias naturales y ciencias exactas.

Yo elegí el de letras, por eso en el segundo semestre solo tenía que estudiar Español e Historia para las pruebas de ingreso, pero ya había asegurado un buen puesto en el escalafón.

Entonces en 2007 comenzó mi historia dentro de la Facultad de Artes y Letras, una historia de la que no se desprenden grandes hazañas ni inolvidables gestas intelectuales sino, simplemente, una trayectoria compleja, beneficiosa y productiva.

Mi encuentro con las Artes se convirtió en el descubrimiento de un mundo completamente diferente del que yo provenía. Soy hija de padres obreros, graduados de nivel medio. El resto de mi familia cercana tampoco hizo estudios superiores.

Mi mayor aproximación a las Artes había sido a través de las variadas películas que proyectaban en la televisión cubana y la lectura de textos seleccionados sin ninguna referencia específica.

Aunque el principio no fue como esperaba, pues solo recibimos algunas conferencias abarcadoras de lo que iba a ser la carrera, cuando comenzaron las clases en el segundo semestre quedé sumamente impresionada con los vestigios prehistóricos y las concepciones estéticas de los egipcios, los griegos y los romanos.

El inicio de la universidad significó para mí, el comienzo de una nueva vida: constantes visitas a exposiciones de arte, incontables asistencias a los festivales de cine, apetito voraz por la buena literatura, en fin, todo un conjunto de experiencias que favorecieron mi desarrollo y cambiaron mi manera de entender el mundo.

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.


One thought on “Mis primeros pasos en la Universidad de La Habana

  • el 24 enero, 2012 a las 10:20 am
    Permalink

    Bienvenida Zanelys,…a un “equipo”,creo que “pensamos ” algo diferente,algo raro?,y que este sitio HT,nos da esa posibilidad…desde Berlin te envio un abrazo,y sigue con tu empeno!!…no se olvide,cuando usted “escribe” tambien es “un arte”,…un beso!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *