Los Marqueses de la Víbora: una rueda de casino de La Habana

Los Marqueses de la Víbora

Yanelys Nuñez Leyva

HAVANA TIMES — Bailar casino es un placer. Una energía poco usual brota de cualquier pareja de bailadores en pleno desempeño. Energía que algunas veces se duplica cuando observamos los coreográficos movimientos de una rueda de casino.

Por este y otros motivos, se pueden hallar en diferentes zonas de la capital cubana a muchos jóvenes apasionados por este baile tan popular.

La rueda de casino nombrada: Los Marqueses de la Víbora, es un importante ejemplo de ello.

Fundada hace alrededor de 3 años, cuenta con el apoyo de la Casa de Cultura de 10 de octubre, municipio al que pertenece la mayoría de sus integrantes.

Fruto de este apoyo institucional son las variadas actividades en las que logra presentar el talento de sus bailadores.

Algunas de ellas son patrocinadas por famosos centros nocturnos como el Club Las Cañitas del Hotel Habana Libre y el restaurante 1830.

Otras en cambio, responden a proyectos socioculturales menos conocidos como son el Cabildo Quisicuaba (ubicado en el barrio centrohabanero de Los sitios), y la peña de Teresita Segarra, titulada Casineando en Playa, que se desarrolla dos sábados al mes en el Círculo Social Abreu Fontán.

Dos veces a la semana, las cinco parejas que conforman la rueda  ―cuyas edades oscilan entre los 18 y los 30 años― se reúnen para ensayar luego de la jornada laboral de cada uno de ellos. Empeño que les ha valido reconocimientos como el 2do lugar alcanzado este año en la competencia de ruedas de casino a nivel provincial.

Amistades que residen en el exterior del país y que se han interesado en su propuesta cultural, le han facilitado pulóveres que funcionan como uniformes; y también le han subido un video a youtube.  

La mayor aspiración de estos bailadores es abrir un espacio donde se impartan clases de casino, y así compartir con otros aficionados, su pasión por este baile.

 

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.


2 thoughts on “Los Marqueses de la Víbora: una rueda de casino de La Habana

  • el 30 noviembre, 2012 a las 8:59 am
    Permalink

    Este es un baile que corre por la sangre de la mayoría de los cubanos.Incluso aquellos que no somos grandes bailadores no sentimos tentados a probar suerte.Me alegra saber que proyectos de este tipo tengan espacio en una nueva generación que consume productos culturales no todos de buena factura.
    Gracias por ayudar también a nuestra cultura con este trabajo

  • el 28 septiembre, 2012 a las 3:50 pm
    Permalink

    Como se ve en este articulo, no todo es regeton y vulgaridad. Una buena rueda de casino es divertida, agradable y se puede gozar a cualquier hora en que se baile. Regresemos a nuestra genuina musica cubana bailable, la del Beny, los Vanvan, La aragon, Celia Cruz . Demosle mas propaganda a estas actividades sanas y poco a poco el regeton cochambroso se ira arrinconando el solito, sin necesidad de prohibiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *