La vida de una pareja de viejos

Yanelys Núñez Leyva

Illustration by Onel
Illustration by Onel

HAVANA TIMES — Los volví a ver y parecía como si se hubiesen detenido en el tiempo. Con los rostros ceñidos por la nueva preocupación -un bisnieto enfermo- me saluda esta pareja de amigos ancianos.

Cuando los conocí, hace algunos años, me percaté de su extrema devoción por la familia que habían construido, hasta el punto de asumir la crianza completa de hijos, nietos y bisnietos.

De esta manera, en los recuerdos que guardo, ellos siempre están ocupados en labores domésticas o con un bebé en brazos, pues la descendencia se procreaba rápidamente.

Nunca hubo en mi presencia divertimentos desmesurados -solo el ron los podía enajenar un rato- pues la familia no daba chance a nada.

La pérdida de un hijo acrecentó este comportamiento, aunque con menos energía, ya que sus vidas habían sido castigadas sin ningún sentido.

Ahora que los vuelvo a ver me percato de que no han cambiado mucho; sin importarle sueños, metas o ilusiones personales, siguen volcados de forma excesiva en el cuidado de los suyos, aun cuando la mayoría ya se ha “marchado del nido”.

Cargando con el peso de varias generaciones en los hombros, que muestran muchas veces actitudes de menosprecio para con ellos, continúan por inercia el camino de la sobrevivencia.

Sus aspiraciones más profundas se reducen a ser útiles dentro del núcleo familiar.

No juzgo para nada la actitud que han asumido toda su vida, lo que sí me parece sumamente triste es el hecho de no ver en sus rostros, aunque sea un ápice de satisfacción.

Esto no es un comentario sobre la importancia del egoísmo ni sobre la necesidad de desmantelar la familia como institución, sino más bien un llamado a la realización personal del individuo, que siempre deviene en una buena irradiación de energía.

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.


3 thoughts on “La vida de una pareja de viejos

  • el 6 septiembre, 2015 a las 7:05 am
    Permalink

    Amén Gusana.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 7:03 pm
    Permalink

    Prioridad mis hijos. Todo lo demas está por debajo.

    ¿Realizacion personal? Para mi es poder criarlos y educarlos bien. Estudios, carreras, universidades, trabajo, dinero, ropa, viajes; son medios, no fin.

    Cuando pienso en metas y futuro todo se centra en poder estar para mis hijos hasta que ellos puedan valerse por sí solos. Y si hay un extra poder ayudarlos con sus hijos

    Me da envidia esos viejos que pueden cuidar al biznieto, ojalá yo llegue a eso.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 11:36 am
    Permalink

    Yanelys cuando tengas hijos vuelve a escribir otro post sobre el tema y verás que será totalmente diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *