Jornada Nacional de Performance e Intervenciones Puente Sur: algunas experiencias

Yanelys Nuñez Leyva

La casa Wifi.
Casa wifi de Luis Manuel Otero Alcántara colocada en el boulevard de San José

HAVANA TIMES — I. Cargamos con una casa hecha de cartón, de dos metros de alto; eran solo algunas cuadras antes de llegar a la Esquina de Tejas, donde nos recogería la guagua. Es el día de inauguración de la XVI Jornada Nacional de Performance e Intervenciones Puente Sur, por fin algo que rompe mi inercia diaria, y qué mejor que un evento de arte.

Le hacemos señas a la pequeñita Girón, pensando que la rudimentaria vivienda, propuesta de Luis Manuel Otero[1], no logrará subir al ómnibus; pero sí, Marcel, Yonlay, Alejandro y Larianni[2] me ayudan a colarla por la angosta entrada.

Para suerte, somos pocos en el vehículo, al parecer el resto se trasladará por sus propios medios.

Puente Sur, que cumple con esta edición 16 años, y que se ha movido por diferentes espacios de la actual provincia de Mayabeque, bajo la égida de la Asociación Hermanos Saíz, esta vez retoma a San José de las Lajas como sede.

Llegamos a la Casa del Joven Creador de San José, nos dan la bienvenida repartiéndonos credenciales y el programa del evento.

Desarmamos la casa que planeamos ubicar en el boulevard, donde está instalada la red Wi-Fi  -pues ella pretende ser un modelo de inmueble alternativo para conectarse en la calle con cierta privacidad-, pero aún le faltan algunos detalles. Decidimos dejar la intervención para el día siguiente.

Yoanny Aldaya durante su performance en el boulevard.
Yoanny Aldaya durante su performance en el boulevard.

Comenzamos a recorrer la ciudad.

Visitamos el cine, donde encontramos una muestra con lo más selecto de la plástica de Mayabeque, en la que abunda la representación pictórica.

Aluan Argüelles comienza a realizar su obra: persigue con su cámara fotográfica, a manera de espía, a distintos ciudadanos. A uno de ellos, en algún punto lo pierde, pues el tipo comienza a sospechar algo.  Se le esconde. En el transcurso de la jornada veremos cómo cierra.

Yulier P. pide permiso en una morada para realizar uno de sus grafitis, la dueña primero asiente; luego, cuando se da cuenta que lo que tendrá en su pared frontal son imágenes “demoniacas”, le pide que no lo haga, se escuda en su práctica católica. Pero en otra residencia tiene mejor suerte. Renacen, nuevamente, algunos de sus monstruos.

Yoanny Aldaya, fotógrafo de formación y vocación, transgrede los bordes de esa manifestación y realiza su primer performance. Un tanto nervioso come una hamburguesa mientras se azota con una bandera estadounidense en medio del Boulevard.

Las personas lo observan extrañadas, y algunos le preguntan el por qué cuando culmina la representación.

III.  El viernes ponemos la casa en su sitio, a los niños les encanta. Juegan dentro de ella. También algunas personas como yo, se conectan. ¡El prototipo funciona! La red inalámbrica entra sin problemas por las ventanas.

Ese mismo día por fin pudimos deleitarnos con algunos capítulos de El Recolector de datos ridículos, de Ranfis Suárez, en la pantalla grande del cine de San José. Fue genial. Buen audio, buena calidad de imagen. Solo faltaba un poco más de público, una experiencia que indudablemente debe repetirse.

vt01
Aluan Argüelles. Título. Visitante versión 00.02 San José de Las Lajas 2016.

Es ya sábado en la tarde y el curador general de Puente Sur, Yonlay Cabrera se une a Aluan Argüelles, para ultimar los detalles de la presentación de la obra de este último. Buscan el bicitaxi que con buen equipo de sonido reproducirá en un altavoz todo lo referido al proceso de “Visitante versión 00.02”.

Mientras circula el triciclo por toda la zona, se proyectan en uno de los edificios del parque algunas de las imágenes tomadas por Argüelles a tres personas distintas, desde el anonimato y la vigilia.

Este grupo de piezas son solo algunas de las que pude ser testigo y protagonista, permitiéndome conocer otro espacio de acción que no está relacionado con La Habana como centro cultural.

Es una gran pena que hayan intervenido solo unos pocos artistas, algo que se justifica por la pobre visibilidad que actualmente tiene este evento y los pocos recursos que alrededor de él se mueven. Pero quizás bajo la nueva tutela de un buen gestor como Yonlay, Puente Sur se oxigene.
——

[1] Luis Manuel no se encontraba presente pues había obtenido una beca en Madrid por esos días.

[2] Marcel Marquez y Yonlay Cabrera, ambos artistas visuales. Alejandro Hernández constructor de la casa Wi-fi. Larianni Otero, hermana del artista que ante su ausencia colaboraba con su traslado.

 

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.

Yanelys Nuñez has 158 posts and counting. See all posts by Yanelys Nuñez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *