El “Rápido de Monte”

Yanelys Nuñez Leyva

Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 14 mar — Un “Rápido” o “Rapidito”, como también se conoce, es un espacio al aire libre de carácter estatal que oferta servicios de comida y bebida ligeras.

Muchas veces cuentan con Kioscos adyacentes que ofertan productos variados tanto en cuc como en moneda nacional, salvando las distancias entre uno y otro.

Estos establecimientos han proliferado por toda la capital y aunque pueden variar en su diseño estructural, han logrado instaurarse dentro del imaginario sociocultural, por decirlo de alguna manera.

Cerca del edificio donde vivo, existe uno con características muy llamativas, que trataré de resumir desde la visión de una pura espectadora y no desde una asidua asistente.

En primer lugar decir que se encuentra ubicado en una céntrica esquina de La Habana Vieja, cerca del reconocido Parque de la Fraternidad.

Esto, unido al empobrecido  ambiente que se respira en la instalación, trae como consecuencia que sea un foco de atención para un público particular de la zona:

Borrachos, policías evidentemente corruptos, prostitutas, chulos, vagabundos, delincuentes solapados, recolectores de materia prima, en fin toda una gama de personajes que le dan vida a las noches del “Rápido”.

Lo más triste no es que exista este lugar donde se reúne lo más escabroso de este municipio capitalino sino, que no es el único.

Bares de la más baja categoría abundan en toda la ciudad, exhibiendo la miseria en la que está sumida la población.

Además de que por todos lados se puedan ver personas mendigando o embriagándose a cualquier hora del día.

La solución, por supuesto, no es cerrar estos establecimientos, sabemos que el problema es mucho más profundo y que sus raíces van a ser difíciles de arrancar.

Y si estos lugares se eliminan solo se sustituirán por otros con iguales características pero con  nombres diferentes. Como ha ocurrido.

El Rápido de Monte, es solo una prueba de que la Cuba que se vende al exterior es mucho más compleja y dolorosa de lo que se aparenta.

 

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.


3 thoughts on “El “Rápido de Monte”

  • el 15 marzo, 2012 a las 11:36 pm
    Permalink

    Yanelys, un poco más despacio con el “Rapidito”

    Dada tu juventud, no sé si te habrás percatado de que, al hacer columna de opinión, estás adquiriendo una pesada responsabilidad ante los ojos de, quizás, millones de personas. Te estás adentrando en el sinuoso, apabullante y muchas veces ingrato y hasta peligroso sendero del periodismo. Y una de sus reglas de oro, tal vez ya sepas, es no afirmar a pie juntillas algo de lo que no tengas plena certeza, o que no puedas demostrar fehacientemente si alguien te lo echa en cara. Afirmas: “policías evidentemente corruptos”. Y esto lo dices tras haber asegurado que te acercas al tema del Rapidito como “simple espectadora”. No estoy diciendo que no haya agentes del orden que resbalen con la cáscara de plátano del cohecho y otras prácticas similares (de que los hay, los hay), pero ¿basta con un adverbio (evidentemente) para hacer una acusación que los mete a todos en el mismo saco? Y quede claro, te lo digo con la mejor intención de que te superes y nos sigas entregando estampas de nuestra querida Isla.

  • el 14 marzo, 2012 a las 10:51 pm
    Permalink

    La verdad no se, no imagino como terminara esta historia, a la cual no le veo final, entre la emigracion, la baja natalidad y la degradacion de la poblacion en cuba, no se que quedara de mi pais, acaso nos convertiremos en el segundo haiti, ya hasta sin arboles. La verdad es dura y es nuestra verdad, hasta cuando. La culpa de todo esto es de la casta que nos oprime, esa que va ya por 53 eneros acabando el pais. Fidel, raul y el que logre agarrar atras, pues ese mango de sarten no lo quieren soltar y mientras cuba toca fondo.

  • el 14 marzo, 2012 a las 7:01 pm
    Permalink

    Yanelys este por ejemplo es un buen problema a resolver.

    “Borrachos, policías evidentemente corruptos, prostitutas, chulos, vagabundos, delincuentes solapados, recolectores de materia prima, en fin toda una gama de personajes que le dan vida a las noches del “Rápido”.”

    Como resolverlo?
    Para resolverlo creo que hay que encontrar la causa primaria de esto.
    La causa primaria no es “el rapidito” creo que en eso tienes toda la razón. Si fuera “el despacito” también tendrías la misma situación. Pues no es el rapidito quien genero ese ambiente social.
    Quien y como se genero ese ambiente?
    Mi hipótesis es que es el resultado de la degradación económica del pueblo cubano. La disminución creciente del poder adquisitivo del peso Cubano y el aumento creciente de personas con poca educación y nivel cultural.
    Me pregunto pasa lo mismo en Playa o en el vedado o en el nuevo vedado? Si pasa con menos frecuencia en estos otros lugares entonces vemos que existe una relación de proporcionalidad directa entre el poder adquisitivo de la persona y su comportamiento. Claro que la persona que es mas preparada y con mas educación y cultura no se manifiesta en ninguna de estas formas. Entonces quizás la solución este en eso. En darles una opcion a ellos de como salir del hueco en que están. En educarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *