El arribo a Cuba luego del Tratado de París

Yanelys Nuñez Leyva

Por el Centro Pompidou de Paris, Francia, donde Yanelis Nuñez y Luis Manuel Otero hicieron su presentación.

HAVANA TIMES – Preguntas de la Aduana (realmente Seguridad del Estado) cuando nos revisaron ayer a Luis Manuel Otero y a mí, blumers por blumers en el aeropuerto Internacional José Martí y hallaron folletos de las exposiciones que habíamos visitado en París, periódicos locales traídos como suvenires y libros que habíamos llevado para leer durante el viaje:

– ¿A que fueron a Francia?

– ¿Ustedes imprimieron estos catálogos que dicen Pompidou?

– ¿Por qué los traen a Cuba?

– ¿Qué organización los invitó a Francia?

– ¿Dónde durmieron?

– ¿En qué trabajan en Cuba?

Ahora viene una parte muy interesante. La pregunta la hacen mientras hojean el libro de Allen Ginsberg que yo he llevado para leer:

– ¿Qué significa Aullido?

– ¿Por qué dicen aquí [en el prólogo] que fue procesado?

Tratan de interpretar una y otra vez los folletos, y es un poco complicado porque están en francés.

Mas, luego de una visita apurada a la oficina, los aduaneros dictaminan que los catálogos de Hors Pistes [donde se reúnen los nombres de todos los artistas que participaron en el evento del Pompidou, incluidos nosotros] deben ser decomisados.

Luis se molesta y dice que no se irá sin ellos. Ellos (los uniformados de Aduana) no saben qué hacer y acuden a sus teléfonos, buscando calma.

Solo unos minutos…y ya los catálogos dejan de ser peligrosos.

– Pueden llevárselos pero…

Luis tiene que pagar un disco duro externo personal que no declaró al salir de Cuba y según la ley eso cuenta como importación. Trasiego de leyes que pedimos revisar. Son imparciales. No interesa que no sepas que un disco duro no cuenta dentro de los artículos personales que dictamina la aduana en sus leyes. Hay que pagar.

Dos horas de molestias ante la tímida mirada de jovencitas que revisan nuestras maletas sin saber por qué. Preguntando a sus asesores, casi de sus mismas edades, qué deben tocar y cómo redactar el informe final.

Dos horas en las que uno va imaginando los post que escribirá en facebook en dependencia de lo que requisen:

“Allen Ginsberg está prohibido en Cuba” [Aunque esto a muchas personas no le sorprendería]

“Catálogos de las exposiciones permanentes y de eventos transitorios del Centro Pompidou tienen prohibida la entrada a Cuba” [Tampoco tiene mucho gancho]

Sigo pensando mientras Luis debe pagar un disco duro que no ha importado. Simplemente porque quieren aplicar una (otra) ley absurda.

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.

Yanelys Nuñez has 158 posts and counting. See all posts by Yanelys Nuñez

9 thoughts on “El arribo a Cuba luego del Tratado de París

  • me gusta como escribes!!! tus ideas… y como te expresas en publico!!!

  • Normal que les suceda eso con todo el jaleo mediático, espero que todo haya salido bien. Acostúmbrense que eso es parte del show.

  • …osmel…considero que respeto a los que piensan diferente y jamas se me ocurriria desear la tortura ,detencion o vejacion de alguien por pensar diferente… creo que no podras negar que hay casos en que se hace de la disidencia,la oposicion o el pensamiento contrario un estilo y modo de vida para obtener vital ayuda del exterior,viajes,cursos ,premios o cualquier otro beneficio sin importar lo que se tenga que hacer para lograr ese objetivo…creo que tampoco me podras negar que desde hace algun tiempo mucha de la oposicion,la disidencia y los pensadores diferentes tienen un algo que los hace muy especiales…argumentan que viven en una dictadura tan terrible que los reprime y no los deja expresarse ni criticar,ni actuar libremente,donde su vida peligra y donde no existe ningun tipo de libertad ni derechos,donde no se puede vivir mientras viajan por todo el mundo mas a menudo que muchos millonarios con recursos de organizaciones serias y otras no tanto para contarle a quien quiera oirlos lo dificil,terrible y peligrosa que es la vida de un opositor cubano sin importar si sus historias sean ciertas o no…otros fijan residencia en los usa y viven de su historial de perseguido politico cuya vida peligraba lo que no les impide viajar de vez en cuando a la isla de vacaciones ,a visitar familiares o a tratar de buscar nuevas historias que le permitan mantener su historia de luchador por la democracia…eso no quiere decir que no haya verdaderos opositores y luchadores serios que crean sinceramente que hacen algo bueno por una cuba mejor pero en tan diverso panorama puede que a veces sea muy dificil diferenciar unos de otros…eso me pasa con este articulo y algunos otros que a veces leo por aqui y aunque de mi opinion contraria no quiere decir que no respete su pensamiento diferente …si pides que se respete la opinion diferente y la libertad de expresion…porque no haces tu lo mismo???…

  • Yanelis y esposo: bienvenidos a la Patria. Personas como Eduardo no entienden, ni pueden entender, lo que es pasar por ese momento con la aduana, cuando por ser disidente dejas de ser un ciudadano normal y te prestan más atención y te llevan contra la pared, siempre con el riesgo de ser detenido o vejado más aún. Gente como Eduardo cree que mereces hasta tortura por atreverte a expresarte libremente, tú y tu esposo, sobre su líder. Lo creen una afrenta imposible de pasar por alto. No saben que su gran error no es seguir a Fidel o a la Revolución, es creer que es necesario vejar y diezmar derechos de cubanos para defender lo que ellos creen mejor para Cuba, como si el fin justificara los medios; su error es creer que sus líderes son dioses y no respetar el derecho de otros cubanos a expresarse libremente incluso sobre ellos. No es irrespeto, es libertad de opinión, es criterio diferente. Para los “eduardos”, y lo menciono a él de ejemplo por sus aberrantes criterios en esta publicación, la educación y salud cubanas, aun con sus grandes flaquezas, merecen para ser supuestamente mantenidas la vejación de los derechos humanos de los que piensen diferente y se atrevan a disentir o a emigrar como él mismo hizo, aunque sean millones. Criterios como los de él, igualables al nazi-fascismo, ayudan a soportar las vejaciones y seguir en la pelea pacífica por una Cuba mejor. Así como ayuda mucho también el apoyo moral de los amigos: son muy valientes y merecen nuestro respeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *