Acción pacífica en el Capitolio Nacional contra el Decreto ley 349

Yanelys Nuñez Leyva

Foto de algunos de los participantes de la protesta pacífica.

HAVANA TIMES – La niña más pequeñita de Amaury Pacheco –solo 6 años- me pregunta: ¿cómo es una cárcel? y yo trato de explicarle a través de las dimensiones sin muchos detalles, esperando se desencante del tema:

“Es un espacio pequeño, como en el que estamos ahora mismo”.

Luego insiste:

“¿Y la prisión dónde está mi papá es bonita?”

Nunca he podido asociar la prisión a algo bonito. Así que no puedo responderle, solo sonreír por la tierna ingenuidad.

Pero, ¿y si se está preso por una creencia?

Algo de belleza debe haber en eso. 

Ante la apatía política, el abuso de poder, la incomprensión, la ignorancia y la intolerancia a veces solo queda como tribuna un sucio calabozo.

Pero las personas de las que les comentaré hoy – entre las que me incluyo – no tenían puesto el ojo en la prisión. Más bien en la acción que realizaríamos, aunque sí éramos conscientes de que nos podía costar desde una o dos horas de detención hasta una larga temporada de encierro.

El tema de la acción protesta: el Decreto 349 firmado el 10 de julio de 2018 por el Consejo de Ministros y que se pondrá en marcha en 150 días.

¿La molestia con el decreto? sencilla.

No solo es una negación a la cultura popular cubana, aquella que no salió de ninguna academia, ni estuvo patrocinada por institución oficial alguna. No me dejará mentir el gran Benny Moré, ni Sindo Garay, ni Chano Pozo. Es también una negación a cualquier posibilidad de progreso de la producción cultural contemporánea. Y esto ocurre, porque este decreto priva de LIBERTAD a la creación.

La ambigüedad atraviesa cada uno de sus artículos algo que irremediablemente será aprovechado por los censores contemporáneos del pensamiento. Este Decreto, del cual les dejo un link, https://www.gacetaoficial.gob.cu/ es solo una muestra de la indolencia de los dirigentes cubanos, dirigentes que pasan por encima del diálogo como premisa para su gestión como si de caminar sobre una acera se tratara. 

¡Mira que hemos pedido dialogar con las instituciones! y ningún momento parece oportuno.

Entonces ante la desesperación y la impotencia acudimos al único espacio que nos queda, el de nuestro cuerpo. El bueno de Ariel Urquiola lo sabe en carne propia.

Entonces cubrirse de mierda parece atractivo, oportuno para Luis Manuel Otero.  Los artistas cubanos siendo considerado una mierda. No hay otra metáfora en eso, fieles conceptualistas. Estamos siendo tratados como puro excremento defecado religiosamente durante una semana en un galón pequeño.

Pero Luis Manuel Otero, Amaury Pacheco, Iris Ruiz, Soandry del Río y la que narra un poco todo este asunto, no pueden saber, aunque tomen las más discretas estrategias de trabajo en grupo –nada de teléfonos, nada de conversaciones con terceros ajenos a la acción pues cualquier precaución es poca-  que la persecución de la Seguridad del Estado (SE) evitará la transformación de Luis y de Amaury en atracciones fétidas, y que las detenciones oportunas evitarán cualquier despliegue de información sobre la protesta pacífica en las redes sociales.

Desorden público

De eso acusaron a Iris, a Amaury, a Soandry y a Luis. El primer día fueron llevados a Zanja y Dragones. A las 4 horas de la detención colectiva, Iris fue liberada. Según la coronela Kenia, lo hacía por el bien de los 6 hijos que la esperan en casa.

“Pero Amaury, Soandry y Luis se van para el VIVAC!” -dice agitada la Coronela.

Y pasan las horas, y el domingo el Vivac se convierte en la celda antes del juicio (¿sumarísimo?) según informaciones que nos dan los oficiales de Seguridad de ese centro penitenciario.

Luego, sobre, las 5 de la tarde Amaury se aparece en la casa. Dice que han soltado a Soandry, pero que de Luis nada.  A lo mejor sí, a lo mejor no. (¿que significa eso? Pues que no sabemos qué pueda hacer la SE con él). 

Lunes 23 de julio

Me dicen del VIVAC que estará unos 5 o 6 días más en la cárcel. Creo que es para hacerlo reflexionar, que para la SE es sinónimo de ‘cambiar de idea’. (La pregunta es: ¿cambiar de idea sobre qué?)

Disculpen las divagaciones, solo algunas notas mientras pienso qué estará pasando por la cabeza de Luis, por la de los segurosos, por la de los que me vieron sustituyendo – por pura intuición y encabronamiento – a Luis en la acción.

La celda puede ser un lugar frío. Pero dentro de la cabeza de una niña puede llegar a ser bonito.

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.

Yanelys Nuñez has 158 posts and counting. See all posts by Yanelys Nuñez

2 thoughts on “Acción pacífica en el Capitolio Nacional contra el Decreto ley 349

  • Mis felicitaciones a este grupo de artistas comprometidos con Cuba. Yanelys estuvo inmensa al completar el perfomance “los artistas independientes somos mierda”. Yo le pondria el apellido “Decretro de mierda” que es una alusion mas directa todavia.

  • Acaban de soltar a Luis Manuel por Calabazar, lugar donde está ubicado el centro de detención Vivac; está camino a su casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *