Perder la mejor oportunidad

Verónica Vega  (ilustraciones: Yasser Castellanos)

Yasser-Serie-2015-(1)HAVANA TIMES — Ahora que se disipan los ecos del performance concebido por Tania Bruguera, planeado para un público que no se enteró o fue apresado en su intento de asistir, ahora que se acallan las voces y la confusión sede a la visión más objetiva, quedan demostrados a cabalidad los presupuestos de la artista: el pueblo cubano no está autorizado a opinar, ni siquiera ante una obra de arte.

El discurso oficial de apertura económica y libertad de expresión disparado hacia el mundo, ha sido burlado, también, íntegra y oficialmente, en un solo acto de paranoia y desesperación.

Recuerdo que de la primera tribuna pensada por Tania y realizada en el centro Wilfredo Lam en 2009, me enteré casualmente y demasiado tarde. No pude asistir.

Sobre esta segunda, otra vez lo supe cuando se divulgó (clandestinamente), la noticia de los detenidos. En ambas ocasiones me pregunté qué yo habría dicho de haber tenido la oportunidad de estar ante aquellos micrófonos, y me descubrí organizando mis ideas para expresarlas lo mejor posible en solo un minuto.

Y aunque la primera noticia que me llegó esta vez fue sobre los operativos de represión, vi muy claro el poder de la verdad y cuánta gente bullía en susurros de entusiasmo, de ganas decir, de hacer, de salir de esta abulia que tanto se reprocha a los cubanos.

Lo que sí me sorprendió fue que la vieja estrategia de histeria, intento de desacreditar a la artista y acusar el performance de “inoportuno”, fuera todavía efectiva. Hasta personas críticas con el Gobierno temían que la acción malograra su esperanza en las negociaciones con EE.UU.

Unas negociaciones tramadas en silencio, selladas en silencio, y pronunciadas como es usual, a espaldas de la población.

Para alivio mío, al machacado argumento de “no es el momento”, Tania respondió acertadamente en su renuncia a la Distinción por la Cultura Nacional y a la membresía de la UNEAC: “Muchas veces me autocensuré ante esas palabras que mágicamente culpabilizan una duda o una opinión.  Hoy sé que el momento adecuado para un artista es SIEMPRE, pero sobre todo cuando se ponen en suspensión las maneras de evaluar lo social y lo humano (…)”

Yasser-Serie-2015-(2)Es preciso que los cubanos despertemos de la aplastante inercia de las palabras vacías, que podamos distinguir entre realidad y mentira: nadie más que nosotros tiene derecho a opinar sobre nuestro futuro, nadie más que nosotros puede decidir cuándo es el momento oportuno.

Ningún momento es inadecuado para plantear una duda, para exigir una respuesta, para que ellos demuestren la supuesta unicidad entre lo que se grita a la prensa extranjera y lo que se repite en la prensa nacional y en el noticiero de televisión.

Es hora de poner de una vez las cosas en su sitio: cuando “el caso Padilla”, no era el momento, cuando se desató la inconformidad popular por medio de los asilados en la embajada del Perú tampoco; ni al presentarse la “Carta de los diez intelectuales”; ni cuando se recogieron miles de firmas para un proyecto amparado por la misma Constitución de la República, que solo pedía libertad para crear empresas, libertad de expresión y asociación.

Cuando Roberto Carcasés hizo su reclamo cantado en la tribuna antiimperialista, se le tildó, como ahora a Tania, taimadamente de “inoportuno”, o cínicamente, de “oportunista”.

Pero la repetición de estrategias y la falta de argumentos oficiales simplifican las cosas a nuestro favor.

No es que los cubanos hayamos perdido la oportunidad de hablar en esa tribuna improvisada, en esa plaza desalojada a toda prisa. Es que el Gobierno perdió la mejor oportunidad de demostrar, ante nosotros y al mundo entero, que no nos miente.

Pero a nosotros nos quedan todas las oportunidades. También la de realizar, como bien dijo Claudia Cadelo en esa tribuna de 2009, que un día la libertad de expresión en Cuba no sea un performance.

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.


30 thoughts on “Perder la mejor oportunidad

  • el 21 enero, 2015 a las 8:24 am
    Permalink

    Una pregunta: ¿y cuando tú coincides tanto con la oficialidad de línea dura en EE.UU. en el trato deparado al Gobierno cubano, es genuflexión, pura casualidad o declaración de principios?

    Además, si consideras que cada acción de rechazo a la oposición sólo parte de decisiones del Gobierno y no del sentir de al menos una parte de la población, estás condenando a los once millones ser borregos. En otras palabras, sólo los que están contra el Gobierno responden a su albedrío…¿O no?

  • el 20 enero, 2015 a las 8:27 am
    Permalink

    Tú haces lo mismo que criticas ISIDRO.
    ¿Dónde aparece en algunos de mis múltiples comentarios que yo piense en los ciudadanos cubanos como Borregos?

    Por mucho que busques no lo vas a encontrar.
    Tu problema central es que tú menosprecias el nivel de represión en Cuba y a partir de eso te quedas en las apariencias más superficiales.¿De qué vale que estuviste en “el maleconazo” si entendiste que el contingente Blas Roca Calderío era una respuesta del “pueblo”?
    ¿Por que te haces la pregunta infantil de ¿por qué no se rebelan “las masas”?
    1-Y entonces alegremente deduces de tu desconocimiento, que existe un apoyo mayoritario al gobierno.
    2-Que por la vestimenta y la ausencia de armas convencionales estamos en presencia de una respuesta “popular” contra la manifestación popular del maleconazo.
    3-Asumes el dictamen oficial de que el performance de Tania ” no era el momento” pero además “no era el lugar” y todo el tiempo te la pasas en la genuflexión al discurso oficial. Todo por desconocimiento o por oportunismo eso lo sabrás tú.
    En eso tres puntos te he resumido por qué eres infantil y superficial en tus argumentos, te dejo el chance de definir tú mismo si se trata de desconocimento y/o oportunismo político.

  • el 20 enero, 2015 a las 8:06 am
    Permalink

    Miranda, pues le tienen secuestrado el pasaporte y en espera de un fiscal que decida si la llevan a los tribunales por “disturbios públicos”. Es decir absolutamente indefensa frente al poder.

  • el 20 enero, 2015 a las 2:09 am
    Permalink

    Marlén:

    (Te noto muy afanada desde el 17 de diciembre, con un cambio espectacular en tu tono: Me pregunto si ello obedece al “anuncio”, o se trata de un mandato directo de San Lázaro. Yo no sé qué les pasa a ciertas personas, al menos en este foro, que de entonces para acá andan presas de cierto desespero.)

    Obviando la retahíla de descalificaciones y ofensas a la que te has abocado con notable ahínco desde esa fecha, voy a tratar de razonar contigo. Y trataré de ser breve.

    En primer lugar, pregunto: ¿en qué parte de mis comentarios he dicho que “El contingente Blas Roca Calderío es “representante del pueblo”? Si vas a ofender, al menos hazlo con cierta elegancia y precisión.

    No hay que dedicar tantas horas-nalga al tema, como afirmas haber hecho, para saber que el Gobierno, el Partido y la Seguridad organizan a personas que enfrentan situaciones como esa de la que fui testigo. ¿Satisfecha?

    Lo inadmisible es que quieras considerar a los once millones de cubanos como simples borregos, incapaces de pensar por sí mismos, que sólo atinan a actuar como autómatas ante las órdenes del Gobierno.

    Sí quise decir que se convocaron a esas personas precisamente para evitar recurrir a las tropas antimotines, o la policía especial, que haber entrado en acción, aquello no duraba ni lo que el consabido merengue a la puerta de la escuela. O sea, los cubanos de ambos bandos que se enfrentaron en la ocasión iban con igualdad de “armas”, por así decirlo.

    ¿Por qué se hizo eso? Bueno, yo no soy dirigente ni seguroso ni nada por estilo para saberlo, pero deduzco, desde mi mente infantil (me encanta cómo me mimas), que el Gobierno no deseaba que unas horas después anduvieran videos y fotos recorriendo el mundo, con testimonios de cómo las “fuerzas castristas” atacan a la “población inerme” con todos los hierros, algo que haría las delicias en Washington. ¿No crees?

    Y para ir cerrando, yo SI estuve alli, a diferencia tuya, y doy fe ante quien sea de que aquello no era una “manifestación popular”, como quieres hacer ver en engañosa y oportunista postura. Fue un estallido espontáneo entre una masa frustrada de ciudadanos que querían emigrar del país y no pudieron lograrlo, por lo cual descargaron su frustración contra policías, comercios, hoteles y unos cuantos lugareños que nada tenían que ver con la bronca. Eso en cualquier país se reprime. Pregúntale a tus mexicanos.

  • el 19 enero, 2015 a las 11:24 pm
    Permalink

    Este domingo 18 de enero despues del desfile se reunió con las Damas de Blanco en 5ta avenida para agradecerle la solidaridad. Fue vestida de negro.

  • el 19 enero, 2015 a las 10:24 am
    Permalink

    ISIDRO:

    En el mundo normal, para eso está la policía, cuya función está bien definida. Eso no tiene discusión de ningún tipo. Gente conozco yo que, con un carnet en el bolsillo, se negó a participar en cualquier canallada de esas, simplemente por decencia y verguenza ciudadana, y sin importarle las consecuencias.

    Esas porras no son espontáneas, son parte de esa hipocresía del gobierno cubano que pretende que el mundo se crea que ellos no reprimen, y que es el “pueblo enardecido” el que reprime al pueblo disidente. espectáculos bochornosos como este abundan, para desgracia de todos los cubanos, ya sea en el maleconazo, o frente a la casa de una familia indefensa y sin derecho a réplica. parta eso no hay otro nombre (Como mínimo) que el de “canallada”.

    Eso es un Ferguson a la cubana, así que ya lo contemplé. Y más de una vez lo he contemp’lado del 80 a la fecha.

  • el 19 enero, 2015 a las 8:29 am
    Permalink

    Ese análisis de café con leche, que tu dices es un análisis sociológico.Lamento mucho que tu cabeza no te de para ello.
    Entre tu infantilismo y tu ignorancia, no llegas a entender nada y casualmente explicas todas las razones del discurso oficial.
    Pero lo que me queda claro es que tus disparates de análisis superficiales e infantiles los seguiré respondiendo.

    El contingente Blas Roca Calderío es “representante del pueblo” porque no están vestidos de militares y no usan armas convencionales jajajajajajajaja. Chico, los de la seguridad del estado tampoco.No llevan uniformes militares y utilizan sólo las técnicas de lucha especiales aprendidas en su entrenamiento y tampoco utilizan armas convencionales.
    Ya entendí tu lógica: la seguridad del estado cubana es el representante del pueblo siendo el órgano máximo de represión en el país, porque el vestuario y el no uso de armas convencionales los convierte en representante del pueblo.Y esta información de dónde la sacaste, ¿del Granma?

    ¿De verdad Isidro?

  • el 19 enero, 2015 a las 8:14 am
    Permalink

    Eduardo no te voy a hacer la tarea de búsqueda de información por tí.
    Tú tienes el privilegio de Internet para buscarlo igual que yo.
    Archivo de Cuba tiene el listado de muertos y desaparecidos en todo el período de la Revolución cubana, aunque no han terminado y la lista es enorme.
    La Comisión de Derechos Humanos y reconciliación nacional, dirigida por Elizardo Sánchez Santa Cruz, tiene los informes anuales de las detenciones arbitrarias golpizas vandalismos y actos de repudio.Esta organización documentó casi 9000 en el 2014. Te vuelvo a preguntar ¿CUANTOS MUERTOS Y DESAPARECIDOS HACEN FALTA PARA DECLARAR UN RÉGIMEN COMO DICTATORIAL Y TOTALITARIO?
    Comparar el apoyo popular en Girón y el Escambray PRIMEROS AÑOS 60S a la fuerza paramilitar del contingente Blas Roca utilizada contra la manifestación popular del maleconazo en 1994 es el disparate mayor. Los CDRs la población mayoritariamente ha dicho de eliminarlos desde el 1990 en la discusión para el IV Congreso del PCC.
    ¿De qué país tú hablas?
    Vete a confundir a los ignorantes.
    Entre los informados no tienes cabida.
    Creo que este mes no te ganas la jabita.

  • el 19 enero, 2015 a las 6:38 am
    Permalink

    La libertad de expresión no se mendiga. Se ejerce.

    Por eso Tania hizo lo correcto: afirmar rotundamente su intención de dejar que los cubanos se expresasen. No debió de negociar con ningunas autoridades, porque esas cosas no se deben de negociar.

  • el 19 enero, 2015 a las 3:37 am
    Permalink

    Y los sermones son quinquenales.

  • el 18 enero, 2015 a las 9:49 pm
    Permalink

    Jorgelaejandro:

    Esos que tu llamas perros de presa, son unos cubanos como aún hay muchos, que hasta ese momento se ocupaban de construir carreteras, casas, consultorios y edificios en general. Cuando les pidieron enfrentar los disturbios, marcharon al lugar, en el entendido de que los causantes (que propinaron pateaduras y pedradas a varios policías, – uno de ellos tuvo que ser atendido de urgencia en el hospital- además de saquear y destruir propiedades estatales), estaban causando una alteración del orden a la que había que poner coto. También podían haberse negado.

    Por lo que afirmas aquí, imagino que el espectáculo que te hubiera encantado contemplar habría sido un Ferguson a la cubana, con cañones de agua a presión arrojados a la multitud, tropas antimotines armadas hasta los dientes, dando macetazos, soltando antilacrimógenos y mostaza, y azuzando mastines a los indefensos manifestantes y balas de goma de todos los colores. Por cierto, con esta segunda opción, la manifestación no hubiera durado ni media hora.

    Bueno, esa película le seguirás viendo en tu país adoptivo.

  • el 18 enero, 2015 a las 1:43 pm
    Permalink

    La idea del perfomance fue buena pero el mero hecho de quererlo hacer en la Plaza me dice que realmente no se quería hacer la obra artística (solo Tania sabe lo que realmente quería) Es como el que nunca ha ido a misa y quiere dar un sermón en el vaticano.

    Como bien dijo Verónica una vez mas se perdió la oportunidad de su minuto de libertad de expresión, que pudiera haber sido en otro lugar de La Habana. Pero igual Veronica expresa lo que sientes y sin censura en HT que muchos cubanos te leemos.

  • el 18 enero, 2015 a las 11:37 am
    Permalink

    La aplasta el gobierno, que es quien azuza a los que se prestan al triste papel de perros de presa: eso se llama una porra, y Batista también las utilizaba; las patronales y los sindicatos amarillos también, para re´rimir huelgas y protestaas obreras. Nada nuevo bajo el sol.

    Nada de “pueblo enardecido”, ni de espontaneidad: El gobierno es quien organiza, dirige y sobre todo, garantiza la total impunidad hagan lo que hagan.

    Una de las canalladas por las que un día tendrán que responder.

  • el 18 enero, 2015 a las 11:33 am
    Permalink

    O sea, Isidro, llevaron a una porra de perros de presa, para mantener la imagen de que el gobierno no reprime, y que es “el pueblo” el que se levanta en contra del pueblo que protesta. Valor para eso tiene cualquiera, como lo tienen los cobardes de los actos de repudio: tienen todo el aparato represivo apoyándolos y cuidándoles el trasero. El adversario solo tiene la indefensión total. Así valiente es cualquiera.

    Y en cuanto al “convencimiento”, permíteme que me ría, por menos se ha matado en este planeta.. los de “La noche de los cuchillos largos” también estaban convencidos.

    Creo que validar accones como esta; y tomarlas como ejemplos de acción cívica es, ante todo una falta de respeto a la inteligencia; y una muestra de desprecio soberano a la democracia.

    Si yo siguiera tu lógica, apoyaría como acto de acción cívica y de autodefensa, que el que un disidente le abriera la cabeza a uno de estos represores que lo agrediera, o que fuera un grupo a la casa de uno de ellos a carele a huevazos y a darle una pateadura. Y no es cuaestión de valor y convencimiento, porque , para aguantar lo que aguantan, hay que tener demasiado de ambas cosas.

  • el 18 enero, 2015 a las 10:34 am
    Permalink

    …..dime cifras y nombres de disidentes desaparecidos y asesinados por la “tirania cubana”….con tanto visor y escrutador internacional que vigila,censura y critica lo que pasa en cuba no debe ser dificil presentar una “extensa” lista de tales barbaridades….las cifras de 2014 de 9 mil arrestos arbitrarios…quien las dio???….posiblemente los disidentes activos no lleguen a esa cantidad asi que deben haber arrestado a varios bastantes veces….seria mas facil de contabilizar cuantos viajes de promocion y divulgacion dieron por el mundo,durante 2014,los principales y mas “perseguidos y reprimidos” lideres de la disidencia cubana….aqui la pregunta es y creo que para ti sera muy facil responderla….como una “dictadura” o “dictablanda” como la cubana ha podido mantenerse por mas de 55 años sin un apoyo mayoritario del pueblo a pesar de que se ha enfrentado al principal defensor de las libertades del mundo que con sus millones,sus mercenarios,sus planes secretos,sus bloqueos y etc,etc han hecho todo lo posible para derribarla???….parece que siempre los castro han tenido un as “misterioso” bajo la manga….los milicianos y el ejercito en giron y el escambray,los comite y la seguridad del estado contra infiltrados y mercenarios,los “blas roca” contra el maleconazo….el caso es que siempre hay alguien que salva a los castro….

  • el 18 enero, 2015 a las 10:03 am
    Permalink

    Jaja…Marlén, tú como siempre, empeñada en hacer avanzar tus tesis de café con leche…Déjame comenzar con una pregunta sencilla, vaya, infantil, para seguirte la rima:

    ¿Estuviste tú en la calle ese día, atestiguando los sucesos del Maleconazo como estuve yo, viendo los enfrentamientos a pocos metros de mí?

    Si la respuesta es negativa ya estás mal, porque este que subscribe sí vio todo el espectáculo. Nada de opiniones de terceros.

    Observa que más que llegar a conclusiones, lo que le ofrezco a Jorgealejandro es un testimonio vivo, que al parecer él tampoco experimentó de primera mano. Al menos ten la modestia de callar ante una situación que sólo te ha llegado por comentarios, o informes aderezados a trasmano. Lo que hice fue ante todo un recuento resumido, desprejuiciado, naturalista.

    Lo que estoy afirmando es que NO hubo necesidad de usar ni las armas, ni las tropas antimotines, ni la policía de refuerzo que se acantonó en el Parque Maceo. No hizo falta.

    Yo vi llegar el primer camión de constructores del Blas Roca (que NO llegaron de mañana, sino pasadas las tres de la tarde). Traía unos 30 constructores que se bajaron al pie del Hotel Nacional y fueron caminando en grupo en dirección a Galiano. Sí llevaban cabillas. Nada de pistolas, cuchillos, ni cosa semejante (¿sabes si los paramilitares colombianos, ya que generalizas, llevan lo mismo en ristre?) – y casi todos iban sin camisa. En todo caso iban en igualdad de condiciones que los líderes de la protesta, porque, repito, no estaban secundados por militares.

    Yo no sé si hay que pensar que los llevaron drogados (ya sólo te falta afirmar eso). Tú puede decir lo que te plazca de esos constructores, pero creo que para involucrarse en una bronca de esos quilates, además de valor personal, hay que estar convencido de lo que se hace.

    Entiende que yo no estoy desmenuzando aquí ningún mecanismo de los que se puede valer la Seguridad del Estado u otra entidad del Estado cubano para convencer a la gente. Esto no es un análisis. Es apenas una observación a ojo de buen cubero. No soy científico. Eso te lo dejo a ti, que has hecho de las investigaciones sobre la naturaleza macabra del Estado cubano el centro de tu vida.

    Yo tengo otras cositas más placenteras en que entretenerme, incluido el placer de llevarte la contraria con mi carga de Variedades Infantiles…hasta más ver.

  • el 18 enero, 2015 a las 9:38 am
    Permalink

    En un grupo o sociedad donde ha ocurrido una pérdida de valores, cuando las personas llegan a la conclusión de que no es posible lograr soluciones a nivel colectivo, se impone el instinto de conservación del individuo sobre el instinto de conservación social. Es el predominio del “sálvese el que pueda” sobre el “salvémonos todos”. El caso cubano es un ejemplo de lo dicho, donde la mayoría de las personas se dedica prioritariamente a tratar de resolver sus acuciantes problema individuales, y en lo demás esperan pasivamente a que suceda algo que mejore la situación. El deterioro del tejido social en Cuba necesitará mucho tiempo para ser reparado, mucho más que la restauración económica del país.

  • el 18 enero, 2015 a las 8:43 am
    Permalink

    Isidro pero qué hacía el contingente de constructores Blas Roca Calderío una mañana en el malecón.
    ¿De verdad que nos tomas por tontos?
    ¿Cuán poco conoces la política cubana?
    El contingente fue utilizado, trasladado, orientado y hasta iban armados con lo que podían, como una fuerza paramilitar tan usual en otros países.
    El objetivo político del gobierno era hacer aparecer ante la opinión pública internacional y nacional que era “el pueblo enardecido” quién respondía a la manifestación popular.
    ¿por qué un contingente de constructores se presta para reprimir a sus propios compatriotas, enviados en transporte gubernamental y orientados a reprimir a los manifestantes? ¿por qué se permiten ser utilizados de esta manera? ahí empieza el análisis del tipo de régimen en el cual se encuentra Cuba( cuáles premios? cuáles castigos?)
    Por otra parte, ¿un contingente trasladado, orientado y secundado con las tropas del gobierno son la representación del “pueblo”, ¿una fuerza paramilitar es la ciudadanía pacífica?
    Si sigues con este nivel de ficción tu lectura es que los grupos paramilitares son los representantes del pueblo cubano. Sean civiles o militares cumplen la misma función represora, porque los civiles se han convertido gracias a los mecanismos represivos del gobierno que los orienta los traslada y los organiza( todo con recursos del erario público) en una fuerza paramilitar.
    ¿Te quedan dudas?

  • el 18 enero, 2015 a las 7:10 am
    Permalink

    Isidro a mí me da mucha risa tu análisis, pareces el Manual desglosado del discurso oficial cubano.
    ¿Si es una dictadura porqué no se rebelan?
    Realmente estás en la pregunta infantil de la primaria. Como Eduardo se quedó en la pantalla de la dictadura de Batista, algo que aprendió muy bien la dictadura “revolucionaria”: no dejar los muertos a la vista y dejar de contabilizar todos los desaparecidos en el estrecho de la Florida resultado de sus políticas todas.
    Como nunca te has detenido a analizar las estructuras del sistema, y la copia fiel que hizo el gobierno cubano del totalitarismo soviético y este europeo, pues te preguntas algo como si fuese Cuba el primer país que sufre un gobierno totalitario dictatorial. Jorge Alejandro te responde la mayoría de las razones por las cuales no se hacen manifestaciones masivas en la calle.
    Pero necesitas Isidro estudiar más historia, porque los procesos de cambio en la ex unión soviética y en Europa del Este, bajo la bota rusa, no ocurrieron por manifestaciones masivas en las calles. Si obvias ese conocimiento te tienes que preguntar como pregunta infantil de primaria ¿ porque no hay manifestaciones en las calles cubanas y de manera masiva?
    Y en cuanto a tu genuflexión al discurso oficial cubano sobre que “no era el momento” para hacer una acción plástica o para hacer una manifestación cívica-política, perdóname pero la sociedad civil cubana no tiene que esperar por una manifestación masiva en la calle para poder convocarse y hacerse. Haz establecido de nuevo una relación que no tiene nada que ver y que coincidentemente es la misma que hace el discurso oficial: la mayoría ciudadana apoya el gobierno cubano jajajajaja. Tontería. El primer responsable de la supuesta apatía ciudadana que no es tal, es el gobierno cubano. La posición oportunista de doble moral e incluso de los voceros que atacan a los rebeldes y los lapidan moralmente, son el resultado de los órganos represivos cubanos desde la élite política hasta la seguridad del estado.
    De verdad que me quedo asombrada de la superficialidad de tu análisis siendo cubano.

  • el 18 enero, 2015 a las 6:42 am
    Permalink

    Eduardo te respondo a todas tus interrogantes:
    Tu análisis nos da la razón a todos los que pensamos que el gobierno es un régimen totalitario y una dictadura.
    Y la cuestión de muertos y desaparecidos no creo que te debas sentir tan satisfecho porque en definitiva no lo conoces. En estos momentos se están inventariando todos los que el gobierno no ha hecho más que ocultar.
    Pero las cifras que sí se tienen hoy por ejemplo es que hubo en el 2014 más de 9 mil arrestos arbitrarios con golpizas actos vandálicos contra las casas de los disidentes, “actos de repudio” orquestadas por la seguridad del estado.
    Si eso para tí es dictablanda, no es más que el resultado de tu mentalidad de represor.
    Esas consignas que les dan a ustedes, la seguridad del estado, son tan viejas y ni siquiera maquilladas que parecen más de las oficinas de Joseph Goebbels.
    La pregunta es: ¿ cuántos muertos y desaparecidos tiene que tener un régimen para ser catalogado de dictadura y totalitarismo?. ¿O es que el asunto son las libertades ciudadanas y los derechos humanos conculcados los que pueden definir de cuál sociedad hablamos? Los derechos civiles y políticos en Cuba son inexistentes ese es el primer rasgo de todo gobierno dictatorial. Pero los económicos tampoco existen, y por ello los sociales tampoco se pueden reivindicar en el estado miserable en que están.
    Por lo tanto ¿de qué hablas?
    El número de muertos y de desaparecidos los tendrás muy pronto pero mientras ¿qué nos propones?

  • el 18 enero, 2015 a las 4:18 am
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Has tocado un buen punto, al decir: “porque la aplastan”,,,pero el tema sería conocer quién o quiénes la aplastan.

    Déjame retomar el Maleconazo 94, ya que estuve allí casi desde el principio de los hechos.

    Hubo un momento en que la multitud que se concentró en los alrededores del Malecón, sobre todo en la calle Galiano, puso en jaque a los policías. Sencillamente, los gendarmes no daban abasto para contener aquel mar de gente desaforada, algunos de los cuales comenzaron a romper vidrieras, como fue el caso de la peletería Miami´. En resumen, pasó casi una hora durante la cual las fuerzas del orden se vieron literalmente arrinconadas y hasta recibieron sus golpes. Y ni hablar de Brigadas de Respuesta Rápida ni cuento que se le parezca. No aparecieron por ninguna parte.

    Pasado ese lapso de tiempo, comenzaron a llegar refuerzos de policias, que se acantonaron en un principio en el Parque Maceo, llevando incluso jeeps con ametralladoras pesadas, y camiones ZIL cargados de tropas antimotines, con sus equipos completos, dos de los cuales se ubicaron al lado del Hotel Deauville, sin que se bajaran los efectivos que transportaban.

    Sin embargo, ni los antimotines, ni la mayor parte de la policía armada se enfrentó a los manifestantes. De eso se encargaron los constructores de la Brigada Blas Roca, y a esas alturas algunos grupos de choque que sí parecían Brigadas de Respuesta Rápida. En resumen, civiles en su mayoría.

    Con todo este cuento lo que te quiero exponer es que en última instancia hay una considerable parte de la población que se toma muy en serio la defensa del sistema.

    Contrasta ese panorama con lo que ocurría en las manifestaciones en la calle antes del 59. Pura policía de Batista enfrentada a los manifestantes. Nada de civiles metidos en la bronca contra los descontentos.

    Hoy el panorama es bien distjnto..

  • el 17 enero, 2015 a las 8:50 pm
    Permalink

    ….”cuba no es el unico pais donde ha habido una tirania”….tienes razon…pero es la unica “tirania” donde es dificil contestar estas preguntas….cuantos disidentes han aparecido muertos o desaparecido???…cuantos “periodistas” han sido asesinados o desaparecidos???…cuantos de los disidentes o contrarios al gobierno que han sido condenados a muerte o a prision no han sido juzgados y encontrados culpables de algun crimen o delito segun las leyes cubanas???…cuando batista si aparecian los muertos regados por las calles y a pesar de eso los cubanos se alzaron contra la tirania….porque no lo hacen ahora???…sera porque todavia los que defienden y apoyan a la “tirania” actual son mayoria???….

  • el 17 enero, 2015 a las 6:15 pm
    Permalink

    Cuantos salieron a la calle contra la dictadura de Batista en 1958?..Cuantos siguiron a Fidel antes de su triunfo. Pienso que hay cierta validez en el punto de vista de Isidro. Mi opinión es que después del periodo mambí, La enorme mayoría queremos resolver nuestros problemas como individuo y muy pocos sacrificarse por el bien de la nacion, por eso admiro a la disidencia.

  • el 17 enero, 2015 a las 5:40 pm
    Permalink

    Veronica:

    Tenemos que respetar la libertad de expresion de todas las personas que quieren esa misma libertad de expresion para Cuba y no son ni de la ideología de Bruguera, ni de su forma de hacer politica. Se puede disentir, ¿No?
    Hay que tener cuidado en no caer en la misma posicion del gobierno. Este considera que cualquier critica es “darle armas al enemigo”. Esta actitud frente a la critica, son iguales de represivas. No importa quien la tenga.

  • el 17 enero, 2015 a las 9:53 am
    Permalink

    “¿No sería mejor preguntarnos por qué la gente no sale a la calle a exigir?”

    Porque la aplastan; y la gente lo sabe, porque prefieren irse; porque prefieren que otro sea el que les resuelva el problema; porque es más fácil tratar de capear el temporal viviendo de las remesas; por no convertirse en muertos vivos y quedar desamparados y totalmente indefensos ante lo que les vendría encima; porque nadie quiere poner el muerto; porque no hay cultura cívica.

    Que la gente se haya tirado para la calle así porque no podía largarse, tiene que decirte algo.

    Es una combinación de factores. Cuba no es el único país donde ha habido una tiranía y eso sucede

  • el 17 enero, 2015 a las 5:04 am
    Permalink

    Muy bueno, pero los ecos del performance no se disipan Verónica (está en tus manos y la de todos los cubanos que no se disipen). No sé si conoces pero hay una iniciativa de grabar el minuto en vídeo y subirlo a youtube (#Undiaparacuba, #Usatuminuto y #Yotambienexijo), hay que apoyar todas estas iniciativas de libertad de expresión, ya sé que es muy restringido el acceso a la red en cuba (soy cubano), pero los vídeos se pueden pasar en “el paquete”, regar la voz.

  • el 17 enero, 2015 a las 3:17 am
    Permalink

    Vero:

    “El momento adecuado” no ha sido nunca y ha sido siempre. Todo según el lente del analista y en dependencia de a qué se aspire a la hora de hacer cada cual su demanda. Te pregunto: Cuando diste la batalla por Kabir ante las autoridades ¿te detuviste a pensar si era o no el momento adecuado de hacerlo? ¿Tuviste que esperar que alguien llegara de muy lejos para decirte que mediante una “performance” debías defender lo que entendiste que eran prerrogativas del fruto de tus entrañas? Presupongo que no. ¿Entonces? ¿No sería mejor preguntarnos por qué la gente no sale a la calle a exigir?¿Es por puro miedo a la Seguridad o a otros mecanismos de represión? ¿A que los boten del trabajo? ¿O es que al fin y al cabo lo que no hay es quórum?

    Lanzo todas estas interrogantes porque en todos mis años de vida, que casi coinciden con los de la Revolución, la única protesta masiva que he atestiguado en primera persona fue el Maleconazo del 94. Y ¿sabes lo que más llamó mi atención? Dos cosas: primero, la indiferencia generalizada hacia la protesta de la muy nutrida población de la zona, que es la más poblada de La Habana, con más de 200 mil habitantes, y en su gran mayoria gente de pueblo, ya fuera para sumarse o para rechazarla. Lo otro fue que el detonante de la manifestación no se encaminó a echar abajo el Gobierno, ni siquiera a exigir demandas ciudadanas, sino a conseguir los medios para marcharse de Cuba y no haberlo logrado.

    ¿Alguien puede desmentir esto?

    Bueno, y ahora que me llamen “genuflexo”?

  • el 16 enero, 2015 a las 1:55 pm
    Permalink

    Los gendarmes verde olivo no permiten el performance de Tania Bruguera y no lo pueden permitir por una razon muy simple, no pueden permitir cuestionamientos de clase alguna. Si se comienza pidiendo libertad de expresion es el paso previo a cuestionarles como han gerenciado el pais por mas de medio siglo, cuestionar las alianzas militares y economicas que han hecho, y ademas, la reconversion de la elite verde olivo a la nueva burguesia, con el control de los cuerpos armados y de casi toda la economia. Se discutiria por ejemplo la Resolucion 548 del Ministerio de Finanzas y Precios que establece el cobro de $400 pesos mensuales en los Hogares de Ancianos(asilos) y $180 pesos mensuales en las Casas de los Abuelos. Se han preguntado los cubanos lo que esto significa?. Otra medida que ellos calificaron de neoliberal y que hoy aplican sin misericordia alguna. A corto plazo, quien tenga un trabajo en moneda cubana tendra que dejarlo para cuidar su familiar, pues quien gane el salario medio($475 pesos) podra trabajar por solo $75, en el primer caso, y en el Segundo, por $295.

  • el 16 enero, 2015 a las 12:33 pm
    Permalink

    Y así como los locos… que ha pasado con la Bruguera?. Alguien nos puede informar?

  • el 16 enero, 2015 a las 12:29 pm
    Permalink

    Excelente tu análisis Verónica, te felicito.
    Con eso de que “no es el momento” nos tienen mareados desde 1959 como muy bien señalas.
    Lo lamentable es que incluso varios comentaristas en este mismo espacio, repitan como papagayos que “no era el momento” en una genuflexión frente a los dictados del gobierno propia de súbditos y no de ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *