Ni derecho ni privilegio

Verónica Vega

Exilio.  Illustración por Yasser Castellanos
Exilio. Illustración por Yasser Castellanos

HAVANA TIMES — Quisiera agradecer a los lectores que comentaron en mi post A la 3ra no va la vencida, y aclarar algunos puntos que pueden parecer confusos, pues me limité a narrar hechos y expresar sentimientos que no constituyen un juicio definido.

Entiendo que todo estado se atribuya el derecho de controlar quién entra a su país, pero es indiscutible que las personas que intentan viajar a EE.UU. por invitación familiar, como quienes tramitan una salida definitiva, una visa parole o viajan por motivos culturales o de trabajo, merecen un trato respetable.

No entiendo por qué se hace pasar a una multitud al “salón de entrevistas”, y se les obliga permanecer en ese hacinamiento, sin espacio ni para cambiar de postura, cuando podrían esperar afuera, en la misma rampa donde se inicia la cola, y pasar en grupos pequeños, según el número de ventanillos que estén atendiendo.

Tampoco comprendo por qué la “entrevista” que por momentos toma visos de interrogatorio, sea escuchada por todos, cuando se inquieren detalles simplemente personales, y menos aun que sea obligatorio pagar una solicitud sin haber sido concedida la visa, y si lo que se paga es la entrevista, me pregunto cuántas embajadas del mundo se atribuyen el derecho de cobrar 160 dólares solo por valorar si se le otorga o no, un permiso de entrada a su país, a un ciudadano extranjero.

A esto agreguémosle el detalle de que los solicitantes en Cuba, para abonar ese pago dependen del familiar que invita, y de cuánto representa ese dinero para el cubano de a pie.

Tampoco tiene justificación alguna que a quien invita desde EE.UU., la embajada de la Habana le dé una información que no se corresponda con la realidad. Mi madrastra, que es abogada, se documentó ampliamente al iniciar los trámites, pagó a una agencia de envíos para que me llegara a tiempo una carta de invitación oficial, una relación de su estado financiero y hasta la recomendación directa y firmada de un congresista, solo porque le aseguraron por teléfono que únicamente aceptaban documentos originales (no escaneados), y que el funcionario que me atendiera iba a validar la información presentada por mí.

Ahora, discrepo con el lector que afirma: “Una visa no es un derecho sino un privilegio”. Polarizar cualquier aspecto de la realidad solo nos aleja de una comprensión más completa. Desde ese enfoque, los pobladores del mundo cuya ciudadanía les exime de solicitar una visa, son más dignos que quienes vivimos en países cuya situación económica nos convierte, querámoslo o no, en potenciales inmigrantes.

En esos términos, es un derecho para un primermundista entrar a Cuba, mientras que un cubano, si recibe un visado al país de esa persona, debe considerarse privilegiado. Más argumentos para las diferencias de clases, la discriminación y la xenofobia. Y si se esgrime la prosperidad como valor para insistir en una diferencia, hay que acotar también que los países más desarrollados se enriquecieron colonizando y saqueando en el pasado a los hoy tercermundistas.

En mi opinión, una visa no es derecho ni privilegio, sino un requisito dispuesto por circunstancias específicas, con fines específicos que no me incumbe siquiera cuestionar. Pero toda persona puede, debe ser, y sentirse honorable, y la embajada de cualquier país puede y debe tratar a todo ciudadano, nativo o extranjero (siempre que este se comporte dignamente), con honorabilidad.

 

 

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.

Veronica Vega has 193 posts and counting. See all posts by Veronica Vega

15 thoughts on “Ni derecho ni privilegio

  • Veronica, la felicito, usted escribió de una manera clara lo que hay que decir, lo que el pueblo debe saber y no tiene porqué conformarse con ese trato discriminatorio y atropellante, hay muchas formas de hacer las cosas bien y respeta la dignidad e las personas, es cita para entrevista, conozco países que se establecen previamente, entonces no hay aglomeración ni molestia para las personas, suficiente es que halla que pagar nada mas ni nada menos que 160.00 dolares, para que no sea potestad de cada consulado la forma de organizar su servicio, facultad es que lo presten o no lo preste, que no den visas o que la den, pero violar los derechos de las personas y someterlos a un trato degradante y humillatorio, como puede ser que la entrevista sea pública, hay que dejar de ser tercermundista cuando tratamos con la arrogancia del imperio, es lamentable que en eso existan defensores de oficio, si tal desmanes los hace el gobierno cubano se llenaría la boca de ofensas incluso.
    Finalmente felicitó a su medio por publicaciones como esta, no es lo mismo que cuando se denigra y ofende a personas sin elementos probatorios o por lo menos fundamentados y corroborados debidamente antes de publicarse con fines meramente políticos e ideológicos, esto es una muestra del buen uso de la libertad de prensa. Saludos a usted y a Circles Robinson

  • De que pais eres Joaquin?

  • Pues seré el único que, sin haber leído antes a Verónica, ni ser cubano, le dé toda la razón. Todas las personas tienen el derecho a ser tratadas con honorabilidad y respeto. Con respecto a la tasa por entrevista, me imagino que consiste más en una medida disuasoria para limitar el número de aplicaciones, que otra cosa.

  • Estimada Veronica, de verdad me da pesar que no puedas viajar a ver a tu papá.

    Lo que no entiendo es que si ya tienes como constancia de que has viajado a París, y no te has quedado, de que la esposa de tu papá sea una abogada (asumo que sacar a relucir su status, es porque sea una abogada que ejerce o haya ejercido en éste país), que significa un affidavit of support que demuestra recursos económicos suficientes que aseguran que en caso de que te quedes no vas a ser carga pública, de además tener una recomendación directa y hasta firmada por un congresista, cuando sobradamente se han visto los casos que cuando los congresistas apelan a situaciones humanitarias se les concede la visa.

    Honestamente no entiendo “el inside” de tu caso para que te nieguen la visa, mi sobrina tiene 15años en este país y su sueldo esta súper lejos del de una abogada, y su mamá tiene visa de 5años y ya ha venido tres veces, igual veo que con las medidas de Obama la cifra de cubanos yendo y viniendo con visas de 5años es bastante alta, como no s había visto antes. No sé si será el factor suerte porque de otra manera no veo la explicación.

    Te deseo toda la suerte del mundo para que sea pronta la reunificación con tu papá.

  • Uy, 160 dólares por entrevista; cómo les hace falta esa plata a losgringos, los pobres…….

    ¿Qué decir entonces de cobrar 430 dólares por un pasaporte que, fuera de Cuba es solo un papelucho, amén de una cruz más que otra cosa; 220 dólares por la prórroga de algo que vale menos que un cartucho de bodega; y por si fuera poco el robo y la extorsión descarada, exigírselo (Nada más que por rapiñar el fula) a aquellos que, según la propia Constitución, no lo necesitan, puesto que ya no son ciudadanos cubanos.

    No se puede pretender mirar pajas en el ojo ajeno cuando se tiene un mástil de barco en el propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *