Matadores de fe

Verónica Vega

Foto: www.pol13demarzo.sld.cu
Foto: www.pol13demarzo.sld.cu

HAVANA TIMES — Una terrible crisis de la cervical me demostró la doble vulnerabilidad de los pacientes que exponen al criterio médico además del cuerpo, una extensión de su alma: la voluntad.

El doctor que me atendió en el policlínico 13 de Marzo, de Alamar, afirmó que para mis males: tensión y dolor en la región cervical (aparentemente por compresión), mareo, pérdida del equilibrio, náuseas, fatiga, falta de aire…, no hay más futuro que el empeoramiento. Para una artrosis por desgaste la única solución definitiva, aseguró es: “Nacer de nuevo”.

Como no recordar que mi madre recibió criterios igualmente lapidarios y que mi rebeldía y mi esperanza siempre resultaron menos impactantes que el criterio médico. Conozco a tanta gente que ha perdido las ganas de luchar por una mayor calidad de vida, gracias a predicciones similares.

No es de extrañar la densidad respirable en los hospitales, el pesimismo de los que ya no son jóvenes y el total derrotismo de los ancianos, que ostentan y enumeran sus patologías casi como medallas. A pesar del sálvese quien pueda imperante, aún apuestan más por la piedad que por la autonomía.

Lo más sorprendente es que estas afirmaciones se den sin preguntar en qué trabaja el paciente, sin apelar a exámenes previos. Entre mis amigos y familiares varios tienen síntomas similares, y la frecuencia con que veo en la calle gente portando minervas (collarines ortopédicos), denota que la artrosis es un mal muy común en nuestro país.

Siendo yo mucho más terca que la mayoría, me he dado a la nada fácil tarea de desafiar la sentencia que me imponen, pero no dejo de preguntarme ¿cuántos acatan la semi-invalidez como irrefutable? ¿Cuántos se resisten? ¿De qué opciones de indagación disponemos, tan aislados y sin acceso a internet?

Tengo la suerte de que gente buena y dispuesta ha reaccionado recomendándome a especialistas, otros me han enviado información, me comparten experiencias, se ofrecen a enviarme medicamentos. Ahora sé que hay posibilidades de mejoría con ejercicios, y opciones como la acupuntura, la homeopatía, la quiropráctica, la medicina naturista.

Hoy me acordé de una historia que alguien me contó, sobre un devoto que trabajaba en lo alto de una construcción y resbaló. Al abalanzarse al vacío exclamó “¡Dios!”, y en ese mismo instante la caída se ralentizó, y como una hoja arrancada por el viento descendió dulcemente hasta el suelo. No sufrió ningún daño físico.

Como no soy atea, no dudo de la indulgencia del universo, pero me asombra que con los ejemplos de prodigio que ha dado la misma voluntad humana, tantos médicos la descarten como principio básico de un mejoramiento, no ya de una de cura.

Si la iglesia ha declarado que la consistencia, verdad y bondad son inherentes al orden natural de la creación, también ha dicho que “la investigación metódica en todos los campos del saber, si está realizada de una forma auténticamente científica, nunca será en realidad contraria a la fe, porque ambas tienen a Dios como origen”. (Concilio Vaticano II)

La ciencia experimenta, aplica, re-investiga, rectifica: sus postulados no son estáticos. El saldo de sus errores ha sido altísimo, por sólo poner un ejemplo, en el terreno de la psiquiatría.

Conocí a una persona que tuvo el impulso de dejar de fumar y el médico le dijo que era inútil, pues ya su organismo estaba irremediablemente dañado. Sin embargo, hay indicios de regeneración casi inmediatas cuando se suspende este horrible hábito, y la simple lógica nos dice que hacer algo bueno, nunca será baldío.

¿Qué pasa por la cabeza de estos profesionales de la salud cuando con tanta facilidad aniquilan una esperanza? ¿Acaso no saben que la inmensa mayoría de esos pacientes necesitarán mucha fuerza moral para sumar una limitación física a la imparable demanda de la supervivencia?

¿No es también la voluntad lo que se entrena en los deportistas sobre los que se deponen luego las expectativas de un estado, un país entero? ¿No es a la voluntad a que se apela cuando se habla de soberanía y ante las crisis económicas, de resistencia?

Cuando camino por las calles de la Habana, percibo una decadencia que es mucho más que física. Es ausencia de fe. Esa cualidad individual sobre la que nada, ni nadie tiene real poder, a no ser que uno, voluntariamente, decida entregarla.



Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.

Veronica Vega has 194 posts and counting. See all posts by Veronica Vega

14 thoughts on “Matadores de fe

  • Es pesimismo metido hasta los huesos.

    Los médicos son muy atrevidos cuando dan ese tipo de pronósticos fatales, porque inducen al paciente a dejar de luchar. Por médicos así la gente con síndrome de Down todavía viviría amarrada y escondida en el fondo de la casa. A cuantos le han pronosticado un mes de vida y luego han vivido diez años. A cuantas mujeres le han dicho que el feto tenía problemas y luego resulto ser sano.

    Media humanidad sufre de dolores de espalda, sobretodo los que trabajan sentados. En mi experiencia de muchos dolores de espalda, hombros y cuello lo mejor es hacer ejercicios con pesitas para fortalecer toda la musculatura, cuando menos te lo esperes se te olvida que alguna vez te dolió la espalda. Es mentira que te vas a inflar como Arnold.

  • Verónica, es cierto lo que dice [email protected] Ejercicios y también estiramientos. Muchos médicos recomiendan los ejercicios de Pilates, pero no sé si en Cuba se practicarán en algún lugar. Lo principal es fortalecer la musculatura de la espalda y aunque no tengas pesitas, estirar cuello, brazos y espalda te vendrá bien. Esa sobrecarga en las cervicales es causada fundamentalmente por estrés. La gente cuando está en tensión suele estar más contraída. También si trabajas mucho tiempo sentada o en mala postura frente a un ordenador, por ejemplo. Suerte y que te mejores!

  • Veronica, nuestra fisiologia dice que debemos dormir, pero si nuestra conciencia quiere, no dormimos, por instinto tenemos relaciones sexuales , pero si nuestra conciencia quiere, tampoco tenemos, lo mismo pasa con comer e incluso si queremos nos suicidamos, no me extranaria que nos ayude a curarnos. En alguna medida controla nuestro organismo mas alla de lo que esta documentado cientificamente.

  • Julio tiene razón con los estiramientos.

    Si no hay pesitas, se pueden hacer con una botellita de agua rellena de arena. (Fuera de Cuba también se inventa)

  • lo mismo que le dijeron a ella en cuba me lo dijeron a mi en estados unidos la unica diferencia es que yo pague al medico y ella no. Muchos de estos tratamientos alternativos son una estafa.

  • Vero:

    Si necesitas algo de la farmacopea oriental, ya sabes a que puerta tocar…Tu texto, como siempre, exquisito y demoledor.

  • La verdad yo nunca he probado tratamiento los alternativos pero sí sufrí mucho por dolor de espalda y cuando empece a hacer ejercicios con pesas, simplemente desapareció el dolor.

  • Hola Vero, ojalá mejores cuanto antes y recuperes el buen ánimo.

    Respecto a tu penúltima oración:
    “Cuando camino por las calles de la Habana, percibo una decadencia que es mucho más que física. Es ausencia de fe.”
    Quisiera preguntarte. ¿También ves ausencia de fe entre quienes practican cultos afrocubanos? ¿Te parecen sin fe los que creen en la ciencia, la técnica, el desarrollo, el capitalismo o la guía del PCC para salir adelante? ¿Te parecen sin fe los que están convencidos de que la realidad es? Te lo pregunto porque yo, a diferencia de ti, lo que veo a mi alrededor es sobreabundancia de fe.

  • Ay Verónica niña, por tu vida intenta todo lo que te parezca bueno. Da lo mismo si es hacer ejercicios o rezar. Pero niégate metódicamente a aceptar que el dolor y el sufrimiento hay que aguantarlos porque sí.

  • Veronica tiene razon, como es posible que le hagan un diagnostico a su padecimiento sin ningun tipo de examenes. Recuerdo que a mi difunto padre le dijeron algo similar por un fuerte dolor en la cadera y las rodillas que no le dejaba caminar. Todos los medicos de atencion primaria le mandaban remedios y hasta acupuntura que estaba de moda en aquellos años en las famosas clinicas del dolor. Al final despues de meses que no mejoraba lo llevamos al hospital ortopedico y en la primera radiografia que le hicieron, el medico nos dijo de una que era cancer en los huesos. Mi padre tenia 80 años.

    Con eso no quiero asustarte pero insiste que te hagan un diagnostico lo mas profesional que se pueda, para que recibas el tratamiento mas correcto. Una simple radiografia puede decir mas que mil consejos de Internet.

  • Verónica, las alternativas para curarse varían, solo hay saber buscarlas. Explotar métodos de todo tipo, incluyendo nuestro cerebro, no utilizado completamente. Todo debe comenzar desde la niñez, la alimentación sobre todo. Siempre he sabido que hay médicos que te salvan y otros que te matan. La fe, la voluntad no se compran en el mercado, hay que adquirirlas según la experiencia de cada cual. Un beso para ti.

  • Verónica: Una de las principales misiones de un profesional de la salud, sobre todo los médicos, es infundir esperanzas a sus pacientes y contribuir a la cura o alivio de sus dolencias. Los problemas de cervical en ocasiones no tienen una solución definitiva, pero si existen los medios para aliviarlos y salir de las crisis. Mi consejo es el siguiente: realizar ejercicios físicos con moderación, sin exponer el área afectada (la cervical) a sobrecargas; consultar a otro médico, en este caso especialista en ortopedia para que te indique tratamiento análgesico y antinflamatorio (no tomar medicinas por la libre). en el caso de los ejercicios me atrevería a recomendarte los ejercios orientales (taishi, qigong), en La Habana existen diversos sitios donde se practican, no te dejes llevar por la impresión de que sosn ejercicios para ancianos, están concebidos para personas de cualquier edad. En Cuba las personas siguen los ejercicios Pilates (los consiguen a través de los vendedores de discos DVD, en memorias USB, etc), no te los recomiendo de momento porque si tienes compresión en las vertebras te puedes lastimar. Te deseo una pronta recuperación. Saludos.

  • Realmente no tengo consejo que dar porque no soy médico y pienso que ese mal es demasiado delicado como para estar opinando de lo que no sé. Lo que si quiero es dejar patentizada mi opinión sobre lo feliz que me hace apreciar las buenas intenciones y muestra de cariño para con alguien que sufre por parte de todos los que han opinado. Yo creo que ya con ese lindo apoyo espiritual, Veróncia ya puede sentir la disminiución de su dolor en un 30%. Una palabra amable y de solidaridad ante quien sufre un fuerte malestar es un bálsamo de amor. !Gracias! a todas y todos por tan hermosa actitud.

  • Tiene Ud. razón. Lo primero que salta a la vista es la falta de ética del médico. A ningun paciente se le puede decir que no tiene remedio. Eso es -en otros lugares- motivo para que le quiten la licencia. Una notificación de ese tipo siempre hay que hacerla antes a los familiares. Pero, DESPUÉS de agotar todas las pruebas, análisis y las medicinas necesarias. Acá se han unido dos cosas: la falta de ética (la indiferencia al dolor de los otros) y la ausencia casi total de medios para hacer análisis y medicinas para recetar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.