Los riesgos de humanizar a un heroe

Verónica Vega

Foto: Narinder Sandher

HAVANA TIMES – Siempre he dicho que para empezar a honrar verdaderamente a José Martí, un buen inicio sería demoler todos los bustos de yeso que hay no solo en las escuelas, sino en parques, empresas, ¡panaderías!, y a lo largo del país.

Seudoesculturas donde el rostro del patriota es, a veces, irreconocible, y germinan dondequiera que a alguien se le ocurrió levantar un pedestal al “autor intelectual del Moncada”.

El hombre auténtico, el poeta excelso, el político angustiado por la causa de Cuba, que no actuaba para impresionar, y de estar ahora entre nosotros tendría, sin duda, graves problemas políticos.

La vigente polémica que ha desatado el filme Quiero hacer una película, de Yimit Ramírez, censurado en la XVII Muestra de Cine Joven de La Habana, demuestra que el alma del poeta no aguanta más la presión del mármol, del yeso, de la manipulación.

El argumento de los organizadores del evento para justificar la censura fue que, en la cinta, “un personaje se expresa de forma inaceptable sobre José Martí”.

Como no he visto la película, todo lo que sé se limita a lo leído en medios no oficiales. Parece que hay una escena donde los dos protagonistas discuten sobre Martí y uno de ellos lo califica de “mojón” y “maricón”.

Ante tamaño atrevimiento, la respuesta institucional fue:

“Un insulto a Martí, sea el que sea y en el contexto que sea, es un asunto que no solo concierne al Icaic, sino a toda nuestra sociedad y a todos los que en el mundo comparten sus valores. No es algo que pueda admitirse simplemente como expresión de la libertad de creación”. El comunicado, leído por Roberto Smith en el acto que reemplazó a la exhibición del largometraje, también rechazó “cualquier expresión de irrespeto a los símbolos patrios y a las principales figuras de nuestra historia”.

Foto: Mia Marinkovic

El director, cuya prohibición, por supuesto, ha desatado la curiosidad y las expectativas del público, aclaró en su perfil de Facebook que descubrió a Martí fuera de “los libros de la escuela, muros y noticieros”, “en las cartas en que Máximo Gómez y Antonio Maceo lo criticaban y tildaban de ‘afeminado'”, “un Martí persona que cagaba y gustaba del hachís”. (…) Y también que, “cuando decidí dejar la escena en la película, sentía que atacarlo era, dadas las circunstancias, el mejor cariño…”

Y agregó: “¡Qué bella sería Cuba! ¡Qué bello sería un contexto en el que todos podamos decir y reaccionar espontáneamente, sin simulaciones y simulaciones de simulaciones…! (…) ¿Por qué razón Martí les tiene que gustar obligatoriamente a todos?, ¿por qué el tocororo, la palma, el escudo, el himno? ¿Por qué tanta irrealidad, rigidez, inocencia?”.

No sé si porque pertenezco a una generación más vieja, yo hubiera prefirido bajar del pedestal al héroe sin recurrir al insulto, pero entiendo que en el vaivén del péndulo todo lo tabú se dispara al extremo opuesto.

¿Y por qué no? Por qué los jóvenes, niños, viejos de Cuba, no pueden expresarse libremente de un hombre que decía de sí mismo: “¡Yo soy caballo sin silla, de nadie recibo ley y a nadie intento imponerla!

Por qué, si la edición y distorsión (muy permitidas) de las palabras e ideales martianos, y la plaga de bustos donde se ha lapidado la humanidad del héroe, son el peor insulto.

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.



4 comentarios sobre “Los riesgos de humanizar a un heroe

  • Tampoco creo que se deba recurrir al insulto, los demás es perfectamente legítimo: discutir, disentir e incluso aceptarlo como paradigma o no, es sencillamente una cuestión personal. Por cierto no solo a José Martí se le acuso de afeminado en su tiempo puede que mucha gente se sonroje si listamos los supermachos que en algún momento fueron tildados como tal. Ojo no he visto la película pero tenemos personajes por acá que se leen 3 cartas y piensan que ya hicieron una investigación. Otro tanto sucede cuando tenemos una cámara y un micrófono y nos creemos cineastas. Jamás apoyare la censura, salvo que alguien llame abiertamente a la restitución del III Reich, pero igual existen mil maneras de reflexionar sobre la sacralización de los prohombres de la historia y otras tantas para llamar la atención…para blasonar de transgresores y osados. No confundir valentía con mediocridad.

    Respuesta
  • Si leen los cuentos eróticos de ficción sobre Martí creo que les da un infarto a los del ICAIC. Sería interesante conocer a un Martí feminista, delicado, pro-Gay y más humano.

    Respuesta
  • Mi criterio, como martiano, es el siguiente: no debe haber exactamente censura legal estricta, ni pena alguna por crear artísticamente algo que ofenda a una personalidad como Martí. Martí es oficialmente el héroe nacional del país, es un tema delicado. No creo que el director o quien sea, haya cometido un crimen por eso, pero corría sus riesgos al difundir o colocar su obra y creo que debía saberlo. El que produce por ejemplo pornografía o cine de adultos en otros países sabe de antemano que sus materiales no serán comprados por escuelas, o televisión normal, solo será aceptado por un público determinado o por medios y eventos determinados. Sin embargo no se cuarta el derecho a crear su obra. Pienso que lo malo es la reacción, si fuese menos virulenta explicando que no la pueden aceptar pero reconocen su derecho a crear una obra así y difundirla por medios no oficiales o no apoyado oficialmente, estaría mejor. Particularmente me desagrada cualquier cosa que ofenda al Maestro, porque lo considero mi maestro, no un dios ni nada. No pretendo que todos piensen así ni actúen así, es personal. Él fue muy ofendido y criticado en su tiempo por sus detractores, fue un hombre normal. Cometió errores, claro que sí. Y no le conozco esa faceta gay que mencionan pero me importa poco porque mi admiración por él es por su obra, por sus ideas, por su ética, no por su orientación sexual, que es a mi juicio irrelevante. Hasta ahora lo pintaban mujeriego, de momento afeminado, tal vez fue las dos cosas y me da igual. Quien crea que eso influye, hoy es homofóbico o tiene prejuicios. Así como veo irrelevante muchos actos sexuales en películas cubanas, que no aportan nada sino que se vuelve un relleno atrayente banal, veo irrelevante a Martí niño masturbándose, excitado por ver dos chipojos copulando (en una película también), o esto de ahora que ni he visto, solo la reacción. Jamás he visto a un cubano, ni adolescentes, expresarse feo de Martí, solo jocosamente como que dijo que el sol de la patria no quema “debajo de una mata de mango” o que le gustaba la ginebra y creen que fue medio alcohólico, y cosas así, pero no ofensas. Pero es mi opinión, tal vez exponer cubanos haciéndolo tenga su impacto positivo en otras personas o un determinado valor artístico que desconozco.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

El Malecón, La Habana, Cuba. Por Brian Okiec (EUA). Cámera: Olympus E-M10MarkII

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]