Los héroes que elegiríamos

Verónica Vega

Contra la oscuridad y el frio. Ilustración por Yasser Castellanos
Contra la oscuridad y el frio. Ilustración por Yasser Castellanos

HAVANA TIMES — En este mes tradicionalmente vinculado a honrar la figura materna, he recordado cómo nos enseñaban en la escuela a admirar a Mariana Grajales. Aquella extraordinaria mujer que luchaba por la independencia de Cuba, y era símbolo del máximo sacrificio al arrojar a sus propios hijos a la guerra.

Como la mayoría de los niños, leía esas anécdotas sin involucrarme plenamente y muchas veces, sin entenderlas. Los héroes de los libros de texto no me resultaban diferentes a los bustos de yeso y no imaginaba el horror de un campo de batalla, ni la paradoja de que justo el ser destinado a proteger, asumiera como un deber exhortar a sus vástagos a morir por un disparo o bayonetazo, mientras se defendían sólo con un machete.

Ahora, que me he formado mi propia visión del mundo absorbiendo y desechando, de lo que me han impuesto y de lo que he ido descubriendo, me he preguntado muchas veces si no habría sido más justo que Mariana dejara a sus hijos escoger su propio destino, y me alegro infinitamente de que, quienes hoy intentan cambios políticos en nuestro país, no contemplen la violencia como una alternativa.

Y pienso en mujeres como Yoani Sánchez, Larisa Diversent y Tania Bruguera, que han mostrado otra cara del valor, pero de quienes ningún estudiante en nuestro país recibirá en materia de educación cívica o historia, la más mínima pista.

La primera, admirable por decidir escribir su particular visión de la realidad cubana sin someterse a ninguna censura; la segunda, por compartir su conocimiento jurídico y ayudar al cubano de a pie a defenderse con las propias leyes de su país; la tercera, por defender su derecho a expresarse a través del arte, el derecho de su público a asistir a su obra, el derecho de entrar y salir libremente de su patria.

Y pienso además en los muchos seres de cuya vida podríamos aprender, y que ignoramos por deficiencias de información, por estar ellos en el anonimato, o porque se nos omiten.

Ya he mencionado que cuando a los 25 años vi el filme “Gandhi”, de Richard Attenborough, lamenté que ese héroe no haya estado entre tantos de los que nos hicieron memorizar citas y biografías. Me acuerdo de aquella frase de Reina María Rodríguez, sobre los “amores muertos de los anaqueles”, (los autores que uno adopta como salvaguarda) y entiendo la justa reacción de los adolescentes que reemplazan los mártires impuestos por estrellas de cine, de música, de deporte, o hasta de pornografía.

Hace tiempo y bajo un cristal sobre mi escritorio, tengo fotos de mis amores muertos, entre los que están Van Gogh, Isadora Duncan, Antoine de Saint Exupéry y Ernesto Sábato.

Durante un ejercicio que propuse una vez en un taller de narrativa, consistente en escribir sobre un autor muy querido, un tallerista lo hizo sobre Mark Twain, y describiendo el momento en que veía a sus hijos saludar la bandera y decir “Seremos como el Ché”, él añadía: “Y como Tom Sawyer”.

Sin ahondar en detalles como el adoctrinamiento y la violación a los derechos básicos del niño, entendí que esta persona había encontrado una conciliación, incluyendo mentalmente al personaje que había elegido.

Como pionera, también fui obligada a participar de este rito, sin ninguna conciencia de su significado, y muchos años después me pregunté:

-¿Por qué no podía elegir cómo quién quería ser?

-¿Por qué, si nos imponían un modelo a imitar, éste era un extranjero violento y radical y por qué no a Martí, al que se vanaglorian en llamar “el mejor de los cubanos”?

La contrapartida es que los rituales no cumplen ninguna función cuando se les ejecuta insinceramente, o cuando se heredan ya vacíos. No es un secreto que a las nuevas generaciones estos héroes, de los que sólo nos dan a conocer sus supuestas virtudes, le son cada vez más ajenos. Además de que la información oficial es cada vez más quebradiza, pues muchos niños y adolescentes estudian por fuentes alternativas como la Wikipedia.

Pero, mientras no se haga un cambio necesario y profundo en los programas de estudio y los métodos pedagógicos, al menos se podrían incluir ejemplos pacíficos, como Irena Sendler, o la Madre Teresa. Y puesto que se ha despenalizado la creencia religiosa, por qué no expandir la lista a místicos ejemplares, como San Francisco de Asís, ya que hasta la televisión admite la crisis de valores y urge activar el sentido de la compasión en estas descendencias marcadas por la confusión, la intolerancia y la insolidaridad.

Y no creo imposible que los maestros puedan ir proponiendo ejercicios donde los alumnos tengan la libertad de exponer, desde una información menos maniatada y rígida, quiénes son sus héroes y heroínas.

 

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.



14 comentarios sobre “Los héroes que elegiríamos

  • Muy bueno tu artículo Verónica! Como bien dices el problema esta en la falta de libertad en elegir. Yo hubiera dicho
    Seremos como Einstein o Mara Curie o Carlos J Finlay
    Pero no como el Che pues no lo escogí yo. Siempre esa actitud de la élite de ordenar y organizar la sociedad a lo que ellos creen que los demás deban ser en lugar de permitir la auto organización por que esta claro que aquellos que se creyeron con todas las respuestas mucho tiempo después nos confesaron que no sabían cómo construir socialismo !
    Necesitamos recobrar el sentido de independencia de no ser soldado y de comenzar a ser ciudadano con voz y luz propia. Los escritos de todos Uds están iluminando el camino.
    Me da una alegría tremenda el gran papel que varias mujeres cubanas como las que mencionas están llevando en esta batalla contra el totalitarismo. Todos Uds están poniendo un granito de arena con cada palabra y cada acto que se acumulan y un día quizás pronto podremos ver una cuba como la que verdaderamente Martí quería. Donde la primera ley sea la dignidad plena del hombre ! No puede existir dignidad sin libertad.

    Respuesta
  • Mi roll model desde niño siempre fue mi padre, y creo que ese deberia ser el roll model de todos los niños, su propio padre.

    Respuesta
  • Verónica excelente tus palabras sobre Yoani Sánchez, Laritza Diversent y Tania Brugueras. Tres mujeres cubanas actuales que son heroínas en la lucha por nuestros derechos fundamentales.
    Gracias.

    Respuesta
  • Excelente, doña Veronica, todo un tratado de civismo. La felicito.

    Respuesta
  • Vero:

    Entiendo y apoyo tu reclamo, en tanto que revalida la autonomía del individuo. Sólo que también hay convenciones, como pueden ser los llamados símbolos patrios en todas partes, que no suelen ser confeccionados en elecciones o partiendo del resultado de encuestas de popularidad. Lo digo porque no he visto a los franceses tratando de cambiar aquello de “Allons enfants de la Patrie, le jour de gloire est arrivé !” o a los norteamericanos dedicados a poner otra lírica cuando resaltan los valores de “the land of the free and the home of the brave…”. Es que estas simbologías ganan sus espacios en el imaginario popular a tenor de movimientos políticos y/o sociales, en los países donde en algún momento se ha producido un estallido de esa índole, que son casi todos los del orbe.

    Respuesta
  • isidro:

    ¿Y el Che es un “simbolo patrio”?

    Hay comparaciones que no se hacen. Ni la Marsellesa, ni el “Star -Spangled Banner Banner fueron impuestos como consigna por ningún gobierno.

    Respuesta
    • Jorgealejandro:

      Un buen tema para debatir…La Marsellesa está reconocida como himno nacional francés por la Constitución desde 1958…El presidente Woodrow Wilson decretó el Star Spangled Banner como himno nacional desde 1916…entiendo que en ambos casos “the powers that be” han metido la mano… Sin embargo, aunque el Che no aparece en los documentos oficiales cubanos como objeto de culto o símbolo nacional, no me negarás que es icono del socialismo cubano…

      Respuesta
  • ¿Qué “socialismo cubano”, Isidro? No me hagas reír. Será, cuando más, algo así como el Ratón Mickey de la izquierda platanera de por estos lares; y de dos o tres bitongos diz que de izquierda que todavía creen en la “revolución mundial”

    Respuesta
    • Jorgealejandro:

      De acuerdo, llámale “socialcosadesa”, que en definitiva en el mundo actual lo de menos son los nombres. Y eso te lo digo desde el “capitalismo rojo”.

      Pero te cuento que el Che, para bien o para mal, es un icono universal, y ya no sólo de Cuba o América Latina.

      Si vienes alguna ves a Pekín verás a más de un joven con las camisetas que portan la imagen del Che. Cuando les he preguntado por qué la llevan algunos se encogen de hombros, pues ni saben a ciencia cierta quién fue; otros dicen que es “moda”; algunos más que fue un inconforme con lo establecido y para ellos es una forma de hacer un “statement” ante la sociedad china sin tener que hablar. Otros más politizados vinculan al Che con Lei Feng (es.wikipedia.org/wiki/Lei_Feng), y no es raro ver que ambas camisetas se vendan juntas en algunos comercios, aunque estoy seguro que Guevara no se hubiera resignado a la complacencia ante la superioridad del joven soldado chino. En fin, de todo como en botica…

      Respuesta
      • “si vienes alguna VEZ…” jajaja, este corrector automático me va a dejar sin trabajo…

        Respuesta
      • Yo no le llamaría icono, más bien un brand, al que le están sacando un buen dinero y en Cuba mucho más. En Egipto en un kiosko de regalos, vi una camiseta con la foto del Che y al lado una botella de Habana Club, le pregunto al vendedor ¿sabes quién es él? y me dice, supongo que el dueño de la fábrica de Habana Club.

        Respuesta
        • Jaja, una barrabasada igual diria Mike Tyson si le preguntaran por su tatuaje del Che.

          Respuesta
  • !Seremos como Tom Sawyer!
    El personaje de Mark Twain era simpatiquisimo, noble y buen ejemplo para servir como referencia y querer imitar. Che Guevara era un sujeto arrogante que solo admitia como amigo suyo el que pensara igual que el en politica, que le daba muy poco valor a la amistad, a los hijos, mujeres y a la familia. pues se creia en el maximo escalon de la dignidad humana, En su viaje en motocicleta se burla de los quilates de amor que le profesaba a una chica, a la que le tumba una pulsera de oro.

    Respuesta
  • Coincido con Luis(2)Mi modelo es mi madre.No he conocido a nadie mejor y de los demas solo se lo que otros me cuentan de ellos y muchas veces de manera contradictoria..Por que habria de buscar un heroe en otro lado si tenia uno en mi casa?Pienso que cuando los cubanos y los latinoamericanos en general sigan ideas y no hombres se acabaran los dictadores y sus aprendices en el continente

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Alegres en La Habana, Cuba. Por Francisco Santiago Día (México). Cámara: Canon Eos 30D

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]